mayo 31, 2010

LA CONQUISTA DE HISPANIA POR ROMA: Texto no incluso LXXXXVIII

CONQUISTA DE HISPANIA: CAUSAS

Enemistad Cartago – Roma
Intereses comerciales

La península Ibérica era rica en minerales, guerreros, y materias primas, lo que hizo que los cartagineses desde Gadir (Cádiz) acabaran dominando el sur y sudeste peninsular, fundando Cartago Nova (Cartagena).

Cartago dominará la Hispania urbana y surgirá en los romanos el temor ante el engrandecimiento de los cartagineses.


CONQUISTA DE LA PENÍNSULA: ETAPAS

PRIMERA ETAPA-Primeras operaciones militares (220-202 a.C.)

Aníbal fue nombrado general y preparó un ataque sobre Roma partiendo de la Península Ibérica, atravesando los Pirineos y los Alpes. En su avance hacia el norte atacó la ciudad de Sagunto aliada de Roma, cuyos habitantes fueron exterminados.

El Senado romano había decidido llevar la guerra a Hispania para aislar a Aníbal de cualquier posible suministro de ayuda o tropas que pudiesen serle enviadas desde su retaguardia en Hispania.

Cneo Escipión desembarcó en el 218 a.C. y su hermano Publio Cornelio Escipión (más tarde “El Africano”) llegó en el 217 a. C. y logró los objetivos propuestos: debilitar la capacidad de presión de Aníbal, derrotando a los ejércitos cartagineses en BAECULA (Baeza ) y ILIPA (cerca de Sevilla) sometiendo la parte suroriental de la Península y expulsando a los cartagineses.
En el 197 a.C. los romanos deciden dividir administrativamente Hispania en dos provincias: Hispania Citerior (al norte de Cartago Nova) e Hispania Ulterior (al sur de Cartago Nova) Durante estos primeros años de conquista los romanos asientan su dominio sobre gran parte del territorio de la actual Cataluña y Andalucía y la mayoría de la costa levantina.
Se inicia el proceso de asentamiento romano: la romanización.


SEGUNDA ETAPA-Guerra lusitana y celtíbera (154-133 a.C.)

Los Lusitanos se sublevan e invaden la Ulterior derrotando a Galba. Roma, a partir de entonces empleó una estrategia sumamente brutal y arbitraria, masacrando a las tribus que se les resistieran: vacceos o a los lusitanos que tras concluir con ellos un tratado de paz, fueron traicionados, masacrados y vendidos como esclavos los supervivientes.

Viriato estaba entre los supervivientes de la masacre y fue quien sublevó toda la parte occidental de Hispania. Durante este tiempo encarnó el espíritu de la libertad y el nacionalismo indígena. Finalmente, murió asesinado por tres de sus amigos que habían sido comprados por los romanos. Muerto Viriato, la victoria sobre los lusitanos (139 a.C.) no revistió tanta dificultad y consolidó el dominio romano en la zona.

Numancia:

La guerra de Numancia fue el último episodio de esta larga guerra. Publio Cornelio Escipión (“El africano” desde que derrotó en Zama a Anibal), quien cercó a Numancia y tras quince meses de asedio, sucumbió al hambre y las epidemias en el 133 a.C. La mayor parte de sus jefes mataron a sus familias, quitándose después la vida. Los supervivientes fueron vendidos como esclavos y la ciudad fue totalmente destruida.


TERCERA ETAPA - conquista definitiva tras las guerras cántabras (29 a.C.-19 a.C.)


Tras la conquista de Numancia la principal preocupación de los romanos en Hispania era la búsqueda de metales y productos agrícolas con los que abastecer a Roma, y el reparto de tierras y esclavos entre los veteranos de los ejércitos romanos. Durante más de ocho décadas los diferentes pueblos celtíberos habían sufrido en mayor o menor medida un proceso de romanización que hacía que la situación de Roma en Hispania pareciera bajo control.

Pero un pueblo continuaba sin ser dominado por Roma, eran los astur-cántabros, quienes desde el 50 a.C. eran de facto un pueblo independiente de la influencia de Roma (el único en toda Hispania) Desde el año 29 a.C. hasta el 19 a.C. se sucedió una guerra costosísima para Roma en la que participó en persona el propio Emperador Augusto. Tras la victoria definitiva de Roma se sucedió un período de más de dos siglos de paz.

Romanización:

Por Romanización se entiende el proceso de imposición y/o adaptación por parte de los pueblos hispánicos de las estructuras económicas, sociales, políticas y culturales del Imperio romano. Este proceso de romanización fue rápido y profundo en las zonas costeras mediterráneas (donde desde el neolítico habían confluido diferentes culturas exteriores), menos profundo y más lento en la Meseta y escaso e incluso nulo en algunas zonas del norte cantábrico.
En primer lugar implica una vinculación económica con Roma que debe sustentarse a través de una amplia red de calzadas y puertos que permitan el correcto comercio.
Otro elemento vital en el proceso de romanización es la asimilación de la lengua romana, el latín, por parte de las poblaciones celtíberas. Séneca y Marcial son dos destacados escritores nacidos en Hispania. También nacieron en Hispania los emperadores Trajano y Adriano.

(Andrés Domínguez, 15 años)

No hay comentarios:

Publicar un comentario