April 29, 2015

LA LÍNEA DEL METRO DE INTERSECCIÓN EN GREGORIO MARAÑÓN

Los Apalaches son la espina dorsal del relieve del este de Canadá y Estados Unidos, el apareamiento y apaciguamiento de mi otro sexo, y el torero Julio Aparicio mezclaba la sobriedad castellana con el temperamento andaluz.

Se dice que las Galaxias se repelen pero la de Andrómeda se acerca a la nuestra a una velocidad de 300 km por segundo.

En la mujer la producción excesiva de andrógenos puede originar masculinización como esas funcionarias-guardias de seguridad-motoristas y clientas de la Caja Única de la Seguridad Social con la pancarta blanca del Ser Invisible, me aparté lo que más pude de la gente y me fui al extremo del andén, de repente se pusieron todas guapas en la calle, las tarántulas se subían por la techumbre del museo de Ciencias Naturales, mi madre fue la primera mujer bella que conocí en Madrid, están los funcionarios contentos porque a día veintinueve les han ingresado la nómina cosa que no ocurre con sus vigilantes de seguridad por eso quizás la algarabía comience mañana en el metro, tantos turbantes y velos lo único que atraen es desgracias y terremotos, la gente que corre por las escaleras del metro cómo sabe que el tren está ahí, y se guardan los contactos que nos llevaron al noviazgo.

Tener que trabajar para cosas cuyos fines no son honestos, la teoría científico marxista podría haber decidido que objetos entrarían en nuestras casas, tal es la sociedad de bodrio que se mueve por el metro caído el muro de Berlín como por los pasillos mortuorios-carcelarios de la red de Madrid y la espuma en superficie de El Corte Inglés, algunos ven en el sexo el valor de los ciudadanos ni siquiera lo valoran en el dinero/ y la mujer es la que incita a la familia/ porque la burguesía es tonta, los que tienen el tiempo de hacer lo que les venga en gana hasta que la enfermedad y los impuestos se meten con ellos dejando de pasear como columnatas de la indiferencia para postrarse ante el dolor como el resto de los mortales, los aullidos de la noche madrileña en esos bares de copas de amores malditos y desangelados, se trata de seguir con nuestras vidas definidas, apagando la luz y sin ganas de ver a Dios.

LA LUZ SEGUÍA LLEGANDO
porque puedo leer
porque puedo pasear
y componer poemas
y porque puedo contarlo
que todo se volvió locura

En la Noche de San Bartolomé miles de protestantes franceses fueron asesinados por eso persiguen a los homosexuales en Chueca pero no a los ricos en La Moraleja porque una cosa es La Colilla y otra La Calderilla.

La negra con un cesto de serpientes en la cabeza como la octava mujer de Barbazul pegaba a su hijo por manifestarse en Baltimore para que a ella no le diera una colecistitis y para que él pudiera llegar a ser Nat King Cole y los arácnidos me muestran siempre que debo ser prudente con los poderosos como Dios.

Ese negro con la cazadora rinoceronte con los manchotes de la selva, y la menopáusica es distinguida porque prepara mucho el bolso para salir del vagón y subir en ascensor a la calle.

Soy claro como el agua, construyeron los ladrillos uno a uno, cayeron los valores.

Hacia Ventas iba el pardillo con la bandera de España en el cinturón negro, orgullo-fuerza-independencia es el lema de la cerveza Brabante, esa chica con cara de perro que daba asco en SinglesMadrid,/ con ella se dio el perrea perrea.

La gente es muy dura e inmisericorde/ que no perdona nada.
Cómo apartarme/ deste mundo/ dónde encontraré gente dulce/ sino en Portugal.
Donde si yo resbalo/ me entenderán./ Y si me hago malo/ solo se apartarán.

Las putas moscas/ de los putos bancos.
Un paso más/ y sé que llegaré.

Lo que me gusta de la gente es la humildad y la generosidad/ los literatos son muy presumidos,/ descubren las riquezas del lenguaje de Dios,/ se creen con el designio de elegidos para contarlo en sus labios.

April 28, 2015

LA GENTE POSITIVA ANTE LA CRISIS

¿Te suele ocurrir que te despiertas con energía y muchas ganas por comenzar tu día pero a medida que pasan las horas te cruzas con una o varias personas que interfieren en tu estado de ánimo?
¿Estás cansado de escuchar quejas a menudo? ¿Tus amigos se lamentan por todo? ¿Tus compañeros están siempre enojados por cualquier cosa que les ocurre?¿Estás cansado de que los demás consigan alterar tu buen humor?
Recuerda que atraes a tu vida todo aquello a lo que dedicas tu atención, energía y foco; y si te sientes mal, triste, enojado, frustrado o malhumorado solo puedes atraer más de lo mismo.

La Ley de Atracción y los demás: su estado de ánimo te limita


Cada vez que alguien te cuenta sus problemas, o se queja por todo mientras tú escuchas, te cuenta lo mal que le fue el día (o lo mal que según él le está yendo la vida!), te explica historias negativas o te critica (juzga, hiere sin motivo, ataca…) tu humor cambia.
Concretamente, tu estado de ánimo disminuye. Por tanto, tus emociones se vuelven negativas y como consecuencia (y aunque no te des cuenta al instante) dejas de tener esa energía con la que iniciaste el día.
Por eso es importante que sepas que cuando las demás personas logran alterar tu humor, tú dejas de atraer lo que quieres.

Y como ves, un simple comentario de los demás que logre alterar tu humor (si se repite a menudo esta situación) puede terminar causando que no tengas éxito con la Ley de Atracción.
Supongo que pensarás que no es justo, y en realidad tienes razón: ¡no lo es!
Antes de compartirte las siete claves para mantener el buen humor pese a los demás, deberías saber que de media todos tenemos a nuestro alrededor una persona que continuamente se queja, se lamenta, cuenta historias tristes y desagradables, se centra en todo lo malo de la vida y convierte todo en negativo.

Si hay un tipo de gente de la que deberías mantenerte lo más lejos posible, especialmente a nivel profesional, es la gente negativa. Este tipo de personas acaban con tu energía, te minan la moral y hacen que termines cuestionándote esos objetivos que tanto te costó tener claros. Pero mantenerse al margen no es sencillo.

Si se trata de amigos, puede costarte más o menos alejarte, pero al fin y al cabo tú eres quien elige de quién rodearse, lo complicado es alejarse en el trabajo. A menos que seas tú quien contrata, lo más probable es que siempre tengas al negativo de turno en la oficina. Por esta razón, te damos tres sencillas claves que te ayudarán a lidiar con estas personas en tu día a día. 

Trata de desviar la conversación 
Si alguien negativo comienza a soltar toda su retahíla dramática, trata de reconducir la situación y cambiar de tema sin entrar en valoraciones sobre lo que él comenta. Eso sí, sé disimulado, a nadie le gusta que le corten. Intenta volver a una conversación normal y con menor carga negativa. Si tienes que hablar del tiempo que hace, hazlo, todo sea por conservar tu integridad psicológica a salvo. 

Deja de ser compasivo 
Todo el mundo necesita desahogarse, pero no tienes la obligación de ser siempre el que escuche. Si sufres todos los días las quejas y lamentos de la misma persona, es posible que te acabes siendo igual. Trata de ponerle remedio cuanto antes a esos ataques de negatividad que aguantas continuamente, que no te dé pena. Piensa que la misma pena que te da la persona negativa en cuestión es la que le darás tú a otra persona cuando te vuelvas exactamente igual. 

No gastes energía en defender una postura positiva 
Alguien negativo puede ser un desastre trabajando, pero con su negatividad será la persona más perseverante del mundo. No trates de convencerle de que no todo es tan malo como él piensa, perderás el tiempo. Para las personas negativas, nadie como ellos sabe lo malo que es algo. Asiente y desconecta, cambia de tema o directamente
¡huye!

 Desconecta. Si estás con una persona que continuamente te cuenta cosas malas, tristes y negativas solamente a ti con el único fin de alterarte, o si intenta atacarte con comentarios innecesarios… haz como si no le prestaras atención.
Si la otra persona ve que lo que dice no causa ningún efecto en ti, es probable que deje de comportarte contigo como lo hace.
Actúa como un espejo. Haz que los demás se vean reflejados en ti. Si no te gusta su comportamiento y si su mal humor hace que pierdas parte de tu energía, haz ver a los demás que su actitud no las lleva a ninguna parte.
Actúa como un espejo que les permita ver que sus actitudes y comentarios no le están ayudando.
Cree en ti. Para que otros no consigan alterar tu optimismo, es fundamental que creas en ti.
No permitas que otros intenten hacerte cambiar de opinión con sus comentarios y actitudes negativas, y permítete el lujo de hacer lo que todos deberíamos: creer en uno mismo.

A parte de eso, muéstrate feliz, alegre, optimista. Es una manera ideal para parar los pies a la gente que siempre está enojada o triste.
Además, ¿sabes cuál es a mejor defensa para un ataque? Usar la sonrisa como escudo. Y si estás feliz ante la vida, es eso lo que transmitirás a los demás.
Sigue a diario con tu rutina de atracción, con tus acciones y técnicas de atracción, y sigue pensando siempre en positivo… Porque esa es la mejor actitud que puedes tener.


Esta es una de las razones por las que todo ser humano debe aspirar a rodearse de gente positiva con el objetivo de aprender de virtudes tan importantes como la generosidad, la ausencia de envidia, la gratitud existencial, el desapego hacia lo material, la práctica del diálogo interior amable, la tolerancia y el respeto.

El optimismo es salud

La gente positiva no solo potencia su propio bienestar sino que también crea una huella agradable para los demás. La gente positiva es un ejemplo a seguir y conviene puntualizar que no existe nada tan pedagógico como el ejemplo porque el verdadero aprendizaje en la vida no es tanto teórico sino práctico. Las personas positivas no solo piensan en positivo sino que además, también actúan con optimismo. Y tienen una clara coherencia entre pensamiento, sentimiento y acción.
La gente positiva utiliza más palabras amables que negativas en su discurso cotidiano. Refuerzan a los demás en sus virtudes a través del elogio.


Las personas positivas no confunden renunciar con dejar ir
En lugar de aferrarse a las ideas, creencias, e incluso personas que ya no son saludables para ellos, confían en su juicio para dejar de lado las fuerzas negativas en sus vidas. Sobre todo en términos de relaciones que se suscriban a la siguiente oración: Me voy a conceder la capacidad de confiar en las personas sanas en mi vida…Para establecer los límites con, o dejar de lado, las negativas…Y de tener la sabiduría para reconocer la diferencia!
Las personas positivas no sólo tienen un buen día – hacen que sea un buen día
Esperar, esperanza y deseo rara vez tienen un lugar en el vocabulario de los individuos positivos. Por el contrario, usan palabras fuertes que son pro-activas y no reactivas. La pasividad conduce a una falta de participación, mientras que las personas positivas están muy involucradas en la construcción de sus vidas. Ellos trabajan para hacer cambios para sentirse mejor en los momentos difíciles y no piden que sus sentimientos se vayan.
Para la persona positiva, el pasado se queda en el pasado
Los buenos y malos recuerdos quedan donde están – en el pasado en el que ocurrieron. No pasan mucho tiempo suspirando por los viejos buenos días, porque están demasiado ocupados haciendo nuevos recuerdos ahora. La negatividad del pasado no se utiliza para la auto-flagelación o pena improductiva, pero sí en utilizar las lecciones aprendidas como trampolín hacia un futuro mejor.
Muéstrame una persona positiva y te puedo mostrar a una persona agradecida
Las personas más positivas son las personas más agradecidas. Ellos no se centran en los baches de su vida. Se centran en la olla de oro que les espera cada día, con nuevos olores, visiones, sentimientos y experiencias. Ellos ven la vida como un cofre del tesoro lleno de maravillas.
En lugar de estar atrapado en sus limitaciones, las personas positivas son energizadas por sus posibilidades
Las personas optimistas se centran en lo que pueden hacer, no lo que no pueden. Ellos no se dejan engañar pensando que hay una solución perfecta para cada problema, y están seguros de que hay muchas soluciones y posibilidades. Ellos no tienen miedo de intentar nuevas soluciones a viejos problemas, en lugar esperar a que las cosas sean diferentes “esta vez”.
Las personas positivas no dejan que sus temores interfieran con sus vidas
La gente positiva ha observado como aquellos que se definen y son llevados por sus miedos nunca viven verdaderamente una vida plena. Mientras proceden con la debida precaución, no dejan que el miedo les impida probar cosas nuevas. Se dan cuenta de que incluso los fracasos son pasos necesarios para una vida exitosa. Tienen confianza de que pueden volver a subir cuando sean derribados por los acontecimientos de la vida o de sus propios errores, debido a una fuerte creencia en su capacidad de recuperación personal.
Las personas positivas sonríen mucho
Cuando usted se te sientes positivo en el interior, sonríes inevitablemente y esas sonrisas son contagiosas. Ellos ven la claridad en la vida, y tienen sentido del humor, incluso cuando se trata de ellos mismos. Las personas positivas tienen un alto grado de respeto de sí mismo, pero se niegan a tomarse demasiado en serio.
Las personas positivas son grandes comunicadores
Se dan cuenta de que la comunicación asertiva y segura es la única manera de conectarse con otros en la vida cotidiana. Evitan los enjuiciamientos, intercambios de enojos y no dejan que los desastres de otros les de una razón para reaccionar en la misma forma. Por el contrario, se expresan con tacto y delicadeza. También se niegan a no ser asertivos y a dejar que la gente los trate a empujones. Se niegan a hacer propios, los problemas que pertenecen a otra persona.
Las personas positivas se dan cuenta que si vives lo suficiente, hay momentos de gran dolor y tristeza
Una de las percepciones erróneas más comunes acerca de las personas positivas, es que ser positivo, implica que siempre hay que estar feliz. Esto no puede estar más lejos de la verdad. Cualquier persona que tenga cualquier tipo de profundidad espiritual, ciertamente no es feliz todo el tiempo. Estar triste, enojado, decepcionado, todas las emociones son esenciales en la vida. ¿Cómo más se puede llegar a desarrollar empatía por los demás si vives una vida de negación y emociones poco profundas? La gente positiva no se arranca de las emociones, y aceptan que parte del proceso de curación es permitirse experimentar todo tipo de sentimientos, no sólo los felices. Una persona positiva siempre tiene la esperanza de que haya luz al final de la oscuridad.
Las personas positivas se niegan a culpar a otros y no son víctimas de la vida
Las personas positivas buscan la ayuda y el apoyo de personas que son soporte y seguridad. Limitan las interacciones con los que son tóxicos en cualquier forma. Han identificado sus propios derechos humanos básicos, y ellos mismos se respetan demasiado para interpretar el papel de una víctima. No hay lugar para la celebración de rencores con una mentalidad positiva. El perdón ayuda a las personas positivas a ser mejores.
Son personas que tienen claro lo que quieren.
La principal causa por la que la gente no consigue lo que quiere es que no sabe lo que quiere. Muchas personas funcionan por inercia, dejándose llevar, en piloto automático; y como decía Séneca: “No hay buen viento para quien no sabe a dónde va”. Cuanto más concretas, detalladas y específicas son nuestras metas, más fáciles de conseguir, porque entonces se pueden alinear todos los recursos, concentrar todas las energías y diseñar todas las acciones hacia ese fin.

Son personas de Acción
Si decides hacer algo y no actúas en realidad no has decidido nada. La acción es la verdadera medida de la inteligencia. Son personas que no esperan a que se den las circunstancias perfectas, a contar con todos los medios a su alcance, o a ver todo el camino por delante. Son personas que se ponen en movimiento y sobre la marcha van descubriendo las soluciones. Cuando uno se pone a caminar está provocando que ocurran cosas. Lo peor es el inmovilismo, quedarse quieto, parado. El secreto de avanzar es siempre comenzar.

Son personas disciplinadas
La disciplina es hacer lo que se tiene que hacer aunque no apetezca. Lo difícil no es saber lo que hay que hacer, es hacerlo. Si uno quiere adelgazar se va a un especialista en nutrición, le dice la dieta que tiene que seguir, pero luego la gente se la salta. Si uno quiere tener un cuerpo diez, se va a un especialista en preparación física, y le dice los ejercicios a realizar, pero luego la gente deja de ir al gimnasio. La Pereza es el mayor enemigo de la disciplina. Mucha gente no consigue resultados porque prefiere hacer lo cómodo a lo necesario. Lo decía Víctor Hugo: “A nadie le faltan fuerzas, lo que a muchos les falta es voluntad”. Para conseguir resultados extraordinarios no hay que hacer cosas extraordinarias, pero sí ciertas cosas repetidas a lo largo del tiempo.

Son personas que no pierden el Foco
Son personas que han decidido dedicarse intensamente a algo. La dispersión es uno de los grandes enemigos en la consecución de objetivos. Steve Jobs decía en una ocasión: "Cuando te dedicas a construir algo tan grande como Apple tienes que dejar de vivir otras vidas que podrías estar viviendo". Vivir es elegir y elegir es descartar. Son gente que sabe decir no a muchas cosas, y no se centran en lo que pierden con las alternativas descartadas sino que se centran en lo que ganan con la elegida.

Son personas que tienen paciencia
Casi todo lo bueno de la vida se cuece a fuego lento. Tarda tiempo en llegar. No se siembra hoy y se recoge mañana. Para mí la Paciencia es, quizás, la virtud más difícil de encontrar en el Desarrollo Personal, porque hablar de Paciencia es hablar de futuro; y el futuro no nos lo puede garantizar nadie. Por eso hablar de Paciencia es hablar de FE, y qué significa FE, confiar en lo que no se ve; que si uno trabaja y tiene capacidad de esperar, los resultados llegan, pero nadie nos lo puede garantizar. El problema de la mayoría de la gente es que al no ver resultados desiste. 
No existen metas no realistas, sólo tiempos no realistas. Todo es posible si uno se da el tiempo suficiente. El problema es que las personas no buscamos “soluciones” sino “milagros”: sea bilingüe en diez días, aprende a negociar con nuestro curso on line o sea líder con nuestro programa de fin de semana… Y no funciona así la cosa.



Son personas que ponen la responsabilidad en ellos mismos
La autorresponsabilidad es el primer requisito del autoliderazgo. Son gente que no espera a que nadie les resuelva la vida, porque saben que si se hace, puede pasar el tiempo y seguir igual. No se centran en el qué va a pasar sino que ponen el foco el qué voy a hacer. Sí, es cierto, hay injusticias, trabas burocráticas y muchos obstáculos… pero no dedican un minuto a quejarse y lamentarse sino que ponen su atención en cómo bordearlos.
Quejarse puede hacernos sentir mejor, pero no soluciona nada.

Son personas que tienen una fuerte Determinación
Y Determinación significa decidir por adelantado que pase lo que pase uno va a seguir adelante. A pesar de los obstáculos, de las injusticias, de las críticas, de los fracasos… no se para. Eso es Determinación, algo por lo que uno está dispuesto a apostarlo todo. En la vida no hay que preguntar a la gente qué quiere conseguir sino qué está dispuesta a perder, porque eso indica el grado de compromiso que tiene con la causa, con sus metas.

Son personas mentalmente sana
Son gente que tiene diálogos internos constructivos. No se flagelan. El mayor enemigo: los pensamientos negativos, esos monstruos mentales que nos torturan, nos sabotean, nos arrinconan y nos hacen sentir pequeños: no soy bueno, no soy capaz, no me lo merezco, no va a salir bien… 
La mente es el arma más poderosa con la que contamos las personas, pero la mente o la controlas tú a ella o te controla ella a ti. Cambiar la forma de pensar, cambia la forma de actuar.

Son personas que se mueven en entornos adecuados
Hay entornos tóxicos y entornos estimulantes; entornos que sacan lo mejor de uno y entornos que reprimen el potencial que hay dentro de cada personas; entornos con gente que te carga de energía y entornos con gente que te chupa energía; entornos que potencian la confianza y entornos que alimentan el miedo.
Los límites no están en las personas, están en los entornos. ¿Y qué son entornos? La tierra en la que se cultiva: si la semilla es buena pero el terreno no es fértil no saldrá nada. Por el contrario, si a una persona se la pone en buena tierra y se la riega, crece sin parar; porque estamos hechos para eso para CRECER, MEJORAR, EVOLUCIONAR.

Son personas que tienen una actitud de mejora continua
Nuestra vida es un reflejo de nuestro desarrollo personal por eso no hay mejor inversión que la que se hace en uno mismo. 
La gente que no se desarrolla se deprecia porque se desprecia. 
Son gente+ que siempre piensan cómo mejorar; no dejan de leer, estudiar, acudir a conferencias y seminarios, relacionarse con gente. 
Y en este tema del desarrollo personal hay una cuestión que conviene destacar. Hay gente que dice: “Es que yo soy así”. Tu siempre puedes cambiar y tú siempre mejorar porque tú siempre puedes aprender. El activo económico más valioso que tiene una persona es su capacidad de aprender.

Dentro de cada persona hay un gran poder interior, y la cuestión es si ese poder está activado o no. La gente que consigue resultados es gente que ha activado, consciente o inconscientemente, ese poder.
La principal debilidad humana es que nos infravaloramos, que creemos que no somos lo suficientemente buenos.
A menudo vamos por la vida con el freno de mano echado.
Nuestra vida es un reflejo de nuestra autoestima que no es otra cosa que la reputación que tenemos de nosotros mismos; si esa reputación no es elevada es difícil que ocurran cosas grandes.
Por ello lo primero y más importante que hay que aprender es aprender a creer en uno mismo.
Cada persona es mucho más que lo que ella piensa de sí misma.
Cuando conseguimos liberarnos de todas creencias, límites y miedos que nos atan, a partir de ahí cualquier meta está a nuestro alcance. Y ojo, que diga que cualquier meta esté a nuestro alcance no quiere decir que sea fácil. Como hemos visto: hay que tener claro lo que se quiere, pasar a la acción, ser disciplinado, no perder el foco, tener paciencia, poner la responsabilidad en uno mismo, tener una fuerte determinación por la que queremos, cultivar hábitos mentales sanos, moverse en los entornos adecuados y finalmente tener una actitud de mejora continua.

No critiques a alguien que no está presente

Las críticas se centran en aquello negativo que ves en los demás, comentado a espaldas de los demás. Algunas personas usan la crítica a diario. Incluso llegan a entretenerse con ella. Pero sabes que la crítica fomenta las malas relaciones. Cuando escuchas a alguien criticar a otra persona a sus espaldas, te genera la certeza de que también te critica a ti a las tuyas. Así, la crítica es un modo de discurso que fomenta la desconfianza y alimenta los pensamientos negativos sobre los demás.

Además, ya sabrás que cuando criticas a alguien, por imitación y cohesión social, otras personas tienden a sumarse a la crítica que haces. Fomentas con ello una cadena de negatividad, que no te lleva a ningún sitio porque no lo haces con intención de ayudar a esa persona de la que habláis. Incluso logras que otras te hablen a ti mal de terceras personas, porque das a entender que te gustan ese tipo de conversaciones. Tampoco permitas esto. Distínguete en tu grupo como una persona que no critica a terceros a sus espaldas, ni escucha, ni fomenta las críticas de otros.

Si algún día llegas a criticar, que sea si, y solo si, esa persona de la que hablas sabe ya concretamente lo que piensas de ella.

No te quejes
Quizá nadie te lo haya dicho todavía, pero tiene que llegar un momento en tu vida en el que descubras que el mundo es neutro por naturaleza. Las situaciones por las que pasas no son buenas o malas, positivas o negativas, sino que es el pensamiento de cada uno el que coge una situación y le pone una etiqueta para definirla. Y tú eliges las etiquetas que le pones a las situaciones con las que te encuentras. 

La queja no contribuye en nada a fomentar tu pensamiento positivo. Al contrario. Siembra la simiente para que al ser regada con más queja florezcan emociones negativas, malestar, irritación, e incluso, estoy seguro: la queja continuada crea enfermedades físicas.
Hay quejas muy sutiles que pasan casi desapercibidas. Por ejemplo, la queja sobre el tiempo, o sobre alguna condición de un local en el que estás. Hay otras quejas más profundas, las quejas sobre tu situación vital, las quejas sobre el comportamiento de otra persona…
Mi consejo aquí es que erradiques ya no solo las más intensas, sino también aquellas más sutiles que se meten casi sin percatarte en tus conversaciones del día a día. Si tienes que seleccionar poner etiquetas a una situación, mejor que escojas las positivas, o al menos que te quedes como el campesino en decir: “¿Mala suerte? ¿Buena suerte? ¿Quién sabe?».


Corrige los pensamientos negativos
La mente funciona por hábitos y costumbres. Tu forma de pensar de hoy predice cómo será tu forma de pensar de mañana, así que trabaja con tu forma de pensar de hoy para garantizar un mañana más positivo.
Suelo comparar la mente como una colina llena de hierba alta. Si quisieses llegar a la cima, caminarías sobre la hierba hasta alcanzarla. El segundo día que quieras llegar a la cima, probablemente elijas el camino de hierbas un tanto aplastadas que has tomado el día anterior. Al tercer día, notarás que es más fácil seguir por ese mismo camino, y al cabo de varias semanas habrás trazado un sendero bien definido hasta llegar arriba de todo, que será el que elijas de forma natural.

Con el pensamiento pasa lo mismo. Cuando llega un pensamiento a tu mente puede elegir trazar un camino. Si elige un camino de pensamiento negativo, se facilitan unas conexiones neuronales que recorren un camino en tu cerebro. Esto fomenta esa ruta neuronal, haciendo más rápidas las conexiones por ahí que por otros sitios. Al día siguiente ese pensamiento será más probable que otro. Así pues, si te permites tener pensamientos negativos, estás favoreciendo que esas rutas se produzcan una y otra vez. Por eso, hay gente que cada vez que abre la boca parece que está diciendo algo negativo de la vida. Y hay personas que parecen felices por naturaleza.
Muchas veces no puedes elegir que tu mente escoja espontáneamente este sendero neuronal, pero ahora que ya sabes que el camino que pisas predice por dónde pasarás mañana, cada vez que detectes que estás teniendo un pensamiento negativo, corrígete a ti mismo generando un pensamiento positivo sustitutorio. Eso hará que un nuevo camino se cree. Este será positivo, y hará más fácil que sea positivos también los que tengan que venir mañana. Para lograrlo, el experto en Psicología Positiva Eduardo Jáuregui aconseja una técnica conocida como "Afortunadamente", que consiste en que, cada vez que detectes un pensamiento negativo, pon a continuación la frase "afortunadamente, porque..." y tratar de crear una solución positiva a esa misma situación.

Por ejemplo: Llueve y no voy a poder salir con los amigos.
Técnica: Afortunadamente, porque eso me permitirá tener tiempo para editar el vídeo de mi último viaje, que no logro sacar tiempo para hacerlo.

Defínete en positivo
Cuando la gente te pregunte cómo te va, di que francamente bien. No te avergüences. Porque parece que en la actualidad decir que te vaya bien es como presumir. Es como si la sociedad te obligase a no destacar y a unirte al duelo colectivo de la gente que camina arrastrando los pies por la vida. De vez en cuando este tipo de gente se me acerca y me pregunta:
- Ey, ¿cómo te va? ¿Mal, verdad?

Hemos llegado a un punto en donde una situación de crisis se ha convertido en un tema comodín, al igual que el tiempo. Y el peluquero, mientras te corta el pelo, cubre el silencio incómodo diciendo: ¿Cómo está todo, eh? ¿Qué tal el trabajo, mal verdad?
Ante estas situaciones, lo que parece más socialmente aceptable es seguirle la corriente y escoger varios temas que apoyen la afirmación de nuestro interlocutor, en una conversación que parece un compadecimiento mutuo.
- Sí, ufff... qué mal el trabajo - Sí, ufff.. como están los bancos . - Sï, ufff... cómo está la política.
Que te vaya bien también es una respuesta posible, así que ha de ser aceptada, y yo añado: promovida. Di que te va bien, independientemente de cuál sea tu situación. Porque todo depende de dónde quieras poner en ese momento tu foco de atención. Puede que estés en el paro, sí, pero puede también que tengas una niña que ha aprendido a decir "papá" / "mamá" y eso te haga realmente feliz. Por dónde continúas la conversación? ¿Por tu situación de desempleo, o por las primeras palabras de tu hija? Tú decides en qué te centras. 
Si tienes que hacer predicciones de futuro, define tu vida de este modo "Tengo la sensación de que va a ir bien". Cualquier cosa puede pasar en un futuro. Estamos muy programados para pensar que las cosas van a fallar, o a fracasar. Es el motivo por el que no intentamos muchas cosas que nos harían realmente felices. A partir de ahora, cuando pienses en el futuro, mueve tu mente hacia pensamientos positivos. 


Sé más consciente de cuándo sonríes
La sonrisa es el comportamiento que más favorece el estado de ánimo positivo. Todos tenemos una enorme capacidad para sonreír, pero la gente no suele ser consciente de cuándo sonríe. Por ejemplo, si te preguntase cuándo sonreíste ayer, ¿serías capaz de recordarlo? ¿Estás seguro de que sonreíste? 
Hay algunos juegos que pueden facilitar tus sonrisas. Por ejemplo, por las mañanas voy al trabajo en moto. Junto a su cuentakilómetros hay un pequeño reloj digital. Hay veces en las que durante ese recorrido pienso o veo algo que me hace sonreír. Luego miro la hora y me digo: está bien que la primera sonrisa venga tan pronto por la mañana. Otros días, es ya media tarde y mirando el mismo reloj me doy cuenta de que todavía no he sonreído ni una sola vez. A partir de una de estas situaciones comencé un juego que consistía en ver a qué hora me venía la primera sonrisa de la mañana, y sentirme feliz cuando venía pronto, e ir a buscarla cuando llegaba mediodía y todavía no la había encontrado.

La sonrisa es una expresión que manifiesta una emoción positiva. Y has de saber que las emociones son muy contagiosas. Mucho más que la gripe. En serio. Si tienes al lado a una persona con gripe, puede que se te peque, o puede que no. Pero si tienes al lado a una persona riéndose con ganas, con muchas ganas, es seguro que te va a entrar la risa. Del mismo modo, si miras a una persona que esté cerca llorando desconsoladamente, es fácil que te entren ganas de llorar. Si fomentas tu sonrisa, estás facilitando que las personas que tienes a tu alrededor se rían más, y con ello te contagien a su vez de sus emociones positivas, generando así un círculo vicioso de positividad.

Esfuérzate porque digan de ti que eres una persona positiva
En mi consulta de psicología veo que los pacientes que acuden experimentan cambios importantes en sus vidas. A lo largo de las sesiones les voy preguntando cómo se sienten, y van encontrando mejoras en sus vidas que les hacen sentirse bien.

Pero la propia percepción no es lo que a mí me da más señales de que el paciente está avanzando realmente, sino más bien la percepción que tienen los demás de él: sus familiares directos, sus amigos, y la gente más cercana.

Normalmente uno nota primero sus propios cambios, y poco a poco los va percibiendo su entorno. Por ello, la visión que tienen estas personas de uno mismo es un claro indicador de que el cambio es profundo y sostenible. Yo pregunto a mi paciente si quienes le rodean le ven mejor. Es un indicador más claro del avance.

Cuando estés con gente, no sólo te has de sentir positivo, sino también has de tratar de desprender positividad, y que lo noten.
Para lograrlo, te ofrezco algunas ayudas que conseguirán que lo alcances:

- Camina como una persona positiva y habla de forma positiva. Quizá hayas escuchado alguna vez ese dicho que afirma que "si anda como un pato, nada como un pato y grazna como un pato, seguramente sea un pato". Empieza analizando cómo caminas, como te expresas y cómo hablas. ¿Todo ello desprende realmente positividad?

- ¿Cómo es tu forma de vestir? ¿La gente diría que eres una persona positiva? Asegúrate que nunca vas totalmente de negro, o gris. Si te gusta este color, al menos encuentra algún pequeño complemento de un color cálido.
- Si tienes dos opciones, y una de las dos es quedarte en casa sin hacer nada interesante, elige la otra opción. La gente que hace actividades es más positiva que la huraña. 

Rodéate de cosas que te hagan sentir bien.
Tú eliges qué hay sobre la mesa de tu escritorio, en tu oficina, en el mueble de la entrada, en las paredes de tu dormitorio y en el salón.
Desde el preso que pone una flor en su celda, al dueño del taller de coches que cuelga un calendario de chicas con poca ropa, están buscando hacer su entorno agradable. Elige qué cosas te gustan en tu vida, y busca que esas cosas estén a tu alrededor durante el día. Tu mente solo las procesará de forma consciente el día que las pongas, pero durante todos los días siguientes permanecerán presentes y tu mente de forma inconsciente seguirá generando un efecto positivo constante.


Céntrate en la solución, no en el problema
Ante situaciones de conflicto hay personas que toman más bien una opción y otras personas toman una segunda opción. Veamos:
La primera de ellas consiste en hablar del problema. Para estas personas es importante buscar un culpable, y analizar los motivos que intuyen que le ha llevado hasta el problema. Estas personas pasan tiempo describiendo cómo se ha originado, la afectación actual y pronosticando males mayores de cara al futuro. Se centran en los resultados negativos del problema, así como en las emociones negativas que les hace sentir tener ese problema. Quieren hacer una descripción lo más detallada posible del problema y sus implicaciones.
Si el problema no tuviese solución, se encargan de que la persona que ha creado el problema experimente sensaciones como de culpa, arrepentimiento, malestar y frustración.

La segunda de ellas consiste en hablar de la solución. El problema se identifica de inmediato, partiendo rápidamente a la fase de "si esto es lo que ha pasado, vamos a ver qué solución tiene". La conversación se centra más bien en acciones de cara al futuro.
La identificación del culpable solo resulta útil si se hace con un enfoque centrado en prevenir errores futuros, por lo tanto la conversación se basa en la formación y desarrollo de esa persona, en lugar de en buscar su malestar y arrepentimiento.
Si el problema no tuviese solución, se encargan de prevenir que en un futuro vuelva a aparecer una situación similar, y a partir de ahí lo dejan estar en el pasado.


No veas informativos ni leas periódicos
Ambas son costumbres muy arraigadas, y generalmente asociadas con buenos hábitos, por lo cual te costará mucho librarte de ellas. Parece que estar informado es algo sano. Y sí lo es, si quien te ofrece la información fuese neutral. Y no lo es. No me refiero a que esté viciado por ideologías políticas (que también), sino que las noticias siguen una tendencia sensacionalista que buscan generar impacto en quien las ve, porque captar la atención fomenta tener más seguidores, que redunda en más ingresos en publicidad. Pero si las noticias fuesen neutrales, como mínimo tendría que haber un equilibrio entre las buenas noticias y las malas noticias (¿Ambas son noticias, no es así?). Cuando pones un informativo, podría ser que te hablasen de una guerra o un atentado, y luego, la misma duración, que te hablen de los últimos avances científicos contra enfermedades mortales. Pero esto último no impacta tanto y en la selección de noticias se descarta esta información. ¿Con qué te estás quedando entonces? Pues con una sobremesa llena de cadáveres, violadores de niños, accidentes, corrupción, y atentados sangrientos con bombas.
Además, es posible que te hayas fijado alguna vez en que los enunciados de los informativos televisivos están concienzudamente pensados para controlar y guiar tu atención hacia la pantalla. Puede que estés con tu familia comiendo, teniendo una agradable conversación, y la tele suelta: "Y no se pierdan estas impactantes imágenes que van a ver a continuación". Inmediatamente, se hace el silencio y la vista de todos se va a los cadáveres que hay sobre la carretera, junto a un autobús en llamas. 

Puede que pienses que es de necios negarse a estar informados, pero te garantizo, porque yo sí lo he convertido ya en una costumbre, que puedes tener una vida normal sin conocer el 95% de las noticias que echan habitualmente e un informativo o periódico. Y del otro 5% ten la seguridad de que te vas a enterar sí o sí, quieras o no quieras, aunque no emplees nunca estos medios de información.


Si renuncias a ver informativos y periódicos, te llamará muchísimo la atención cuando 3 meses después enciendas la tele y pongas un informativo, fijándote en lo que dicen, cómo lo dicen y en las imágenes que ponen.
Lo primero que pensarás es ¿cómo es posible que yo haya estado viendo esto? Y serás consciente del enorme poder que tiene para forjar un pensamiento profundamente negativo centrado en la catástrofe. Suma una dosis de informativos diarios durante un período de más de 10 años y tendrás la justificación de una buena parte de la negatividad que te encuentras en tu entorno social en el día a día.


Júntate con gente positiva
Hay muchos refranes en español que recuerdan que tiendes a ir y a parecerte a gente similar a ti.
"Dime con quien andas y te diré quién eres"
"Dios los hace, y ellos se juntan"
El ver lo positivo de la vida y no lo negativo es una cuestión de actitud. La actitud se define como la posición evaluatoria que tiene una persona ante las situaciones, cosas o personas que enfrenta y predispone su accionar. Una actitud positiva te ayudará a generar sentimientos agradables, es decir sentimientos que te llevarán a actuar bien, como la pasión, la alegría, la paz, el amor…
Mientras que una actitud negativa te llevará a sentimientos desagradables como la envidia, el enojo, la ira, y ello si te gobierna te llevará a actuar mal.

Acá podríamos citar una frase de Einstein:

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”

La gente positiva sonríe mucho: una visión clara, limpia y optimista de la vida dibuja una sonrisa sobre la cara de esta gente. También se ven influenciados por sus sonrisas las personas que están a su alrededor, son contagiosas, y toman con humor las bromas sobre sus personas siempre que se hagan con respeto.

Aceptan que hay momentos tristes en la vida: comprenden que los sentimientos de tristeza, enojo o decepción son parte del juego y nada tienen que ver con estar o no feliz. Son simplemente componentes de la vida y la gente positiva siempre ve el vaso medio lleno así como también sabe muy bien que son momentos temporarios.

Una frase que podríamos relacionar aquí:
“El dolor es temporal, el orgullo para siempre”


April 23, 2015

ABRIÉNDOME PASO ABAJO POR LA CASTELLANA VISCOSA, RESBALADIZA Y ANGUI(LU)LOSA

I

Durkheim en El suicida culpa de la anomia a la cultura de masas y a la estructura social que desvía la motivación del grupo de ciertas aspiraciones unitarias.
De la soledad sonora de Antonio Gala y de Mujeres Solas de Carmen Alborch.

No es mujer la que no ovula.
Entonces es ángel o diosa.

La andropausia se caracteriza por calvicie frontal, cataratas y dificultades en la erección.

Lo anónimo no tiene nombre o se ignora por oculto o por no sabido de ahí la necesidad de relaciones sociales de los singles.

La angustia es la manera de salvarse de la nada que amenaza con aniquilar al hombre.
La angustia es la conciencia de nuestra libertad.


II

Se ven caras satisfechas de compras por la Gran Vía, menudo es el espectáculo que ya no entro en las iglesias donde hay mendigos en la puerta, ella mueve los tacones detrás como el reloj de tu muerte, por qué las virtudes transigen con los vicios me dice el padre Julián de Doctor Fleming, en los videos musicales juegan a ser dioses, el intelectual en la sociedad dice lo que es verdadero y falso, ante tanto barbadito por Madrid cuando salió el anuncio de ese joven de Emidio Tucci empecé a ir afeitado y sin patillas, menudos bocados pegan las mujeres a los hombres, cuándo se busca el buen vivir y se alcanza la edad para dejar de ser amadas.

Tú mírame a los ojos y dime que puedo hacer daño a alguien, tu ella va a la Clínica Madrid y lleva cristales de Swarovski, los toledanos nos marcan el tipo, el ser o no ser de los singles, no hay nada que hacer porque los españoles son como chanchos-chancorro-moros, la bicha de mi ex se tiró desde el edificio Ocaso, la Aristocrazy iba al SMAC a presentar sus papeletas de conciliación para no quedarse sin paro, se cagan en los pantalones en los servicios de Hacienda e Inspección de Trabajo, un estúpido ejecutivo a mi lado en el vagón con una carpeta naranja de Financial Thinking, las esplendorosas mozas que huelen a desodorante Dove se mueven por el metro sobre la hora del yantar, y en la calle Luis Piernas conocí a mi mejor amigo del colegio San Agustín.

Esas mujeres cuyas manos huelen a lejía,/ manos que se pasan por las tetas y la cara.
Ella tenía la piel de gato de Angora/ y un coño como un ánfora panatenaica.

Parece que bajas la Castellana como el caudillo cartaginés Aníbal al asalto de Sagunto, con los árboles anillados en tres-seis-ochos-y doces a ambos lados, el chamán opera en el alma en los momentos angustiosos de la enfermedad y de la muerte del hombre madrileño mientras ellas se toman un pipermín, el gato Fritz saliendo de la Embajada de los Estados Unidos-marino Popeye de cócteles por Serrano-Roger Rabbit con el coche dibu saltándose el semáforo en Colón.

Las criadas gallegas van infladas y abandeloradas (neologismo que quiere decir "abanderadas como loras-cotorras") por el metro, después de limpiarla su casa la pedí favores sexuales, así es como que hay por la vida como esas dos inglesas que aparecieron como ninfas en el vagón y que te invitaban a ir sin malas intenciones por la vida,/ dos bellezas nunca vistas en el metro con ese culito y esas piernas,/ y no esas españolas petardas y pedorras,/ rancias que te encuentras en todas partes,/ adónde hay que ir y adónde hay que firmar para encontrarse con esas féminas de verdadera beldad,/ y se ve una cantidad de zarrapastrosos por el metro que dan ganas de desaparecer del mundo.

Yendo abajo de la Puerta del Sol bajo el peso del ápex y del ágora del Instituto Cervantes acupuntando la Alcalá con el Banco de España discurriendo en el oficio de Cibeles con el súpito espacio del Retiro dejando atrás a los aqueménidas en las azoteas de este desfile extraño de peón frío.








April 20, 2015

ISAAC ALBÉNIZ

Camprodón, Girona-1860
Cambo-les-Bains, Francia-1909

Pianista y compositor español.

Fue un niño prodigio obligado por su padre y su hermana.
A los 4 años dio su primer concierto de piano en Barcelona.
Con 6 años viajó a París y a su vuelta ofreció por ciudades españolas conciertos organizados por su padre.
Entretanto se interesaba por las novelas de aventuras de Julio Verne lo que avivó su deseo de viajar.
Se escapó de casa dos veces. Durante la segunda escapada para conseguir dinero se dedicó a dar conciertos de piano de ciudad en ciudad, por cafés y lugares públicos. Después embarcó como polizón en un buque con destino a América del Sur, y luego pasó a Estados Unidos.
Tras reunir el dinero suficiente trabajando como concertista de piano, regresó a Europa para perfeccionar su formación musical y estudió en Londres y Leipzig.

Volvió a España y conoció en Madrid al conde Morphy secretario de Alfonso XII que le consiguió una beca real para estudiar en Bruselas.
Allí fue alumno de Brassini y se encontró con el que sería violnista y director de orquesta Enrique Fernández Arbós con quien realizó años después giras de conciertos.
En 1877 obtuvo el primer premio en el Conservatorio de Bruselas.
A continuación se trasladó a Viena y luego a Budapest donde estudió con Liszt.

Tras una gira de dos años por el continente americano regresó a España donde fue nombrado pianista titular de la corte. Siguió dando conciertos por el país y obtuvo diversas distinciones como Caballero de la orden de Carlos III y el nombramiento de Comendador de la orden de Isabel la Católica.

En Barcelona fue alumno de Felipe Pedrell que le apoyó en su dedicación a la composición.
A lo largo de sus numerosos viajes a Londres y a París tuvo contacto con autores tan importantes como Dukas, Debussy y Fauré.
En París donde trabajó como profesor suplente en la Schola Cantorum conoció a Joaquín Turina al que ayudó y aconsejó en su carrera.
Y en Londres escribió una serie de óperas de cierto éxito, primero The Magic Opal (1893) traducida al español como La sortija con libreto de Arthur Law, y luego las patrocinadas por el banquero y mecenas Francis Money-Coutts, el mismo autor de los textos: Henry Clifford (1895), Merlín (escrita en 1903 y estrenada episódicamente en Barcelona en una función de aficionados en 1950), inicio de una inconclusa trilogía artúrica, y la anterior y más significativa Pepita Jiménez sobre la novela de Valera (1895).

Isaac Albéniz destaca sobre todo por su extensa obra pianística.
Su estilo es puramente español inspirado en el flamenco andaluz a pesar de que sus primeras obras como Recuerdos de viaje, Catalonia o Rapsodia española muestran la influencia de sus maestros españoles y europeos. 
Su obra maestra para piano la Suite Iberia (1906-1909) tiene por el contrario un estilo propio: consta de 12 piezas distribuidas en cuatro cuadernos cada una de las cuales refleja una impresión y una imagen de Andalucía. El primer cuaderno comienza con la pieza Evocación donde se unen el fandanguillo y la copla; en la siguiente El puerto tres danzas reflejan un ambiente de fiesta por bulerías y seguidillas; el aire festivo se interrumpe por el paso de una procesión con la interpretación de una saeta, se trata de Corpus Christi en Sevilla. El segundo cuaderno empieza con Triana donde todo lo andaluz cobra vida; Almería tiene un cierto aire popular, más soñador, y en Rondeña hace gala de todos los arabescos musicales imaginables intercalando un fandango con una malagueña. El cuaderno tercero evoca el Albaicín con un canto por bulerías y guitarras españolas; la alegría que caracteriza toda la obra se rompe con el lamento gitano de El Polo aunque se recupera con la danza animada y de difícil ejecución del tema madrileño Lavapiés. El cuaderno cuarto comienza con la pieza Málaga, más sencilla que las anteriores; sigue con el cante jomdo de Jerez y termina con Eritaña, recuerdo de una alegre taberna andaluza, donde se incluyen panderetas y sevillanas.

Otras obras importantes para piano son Navarra, que Albéniz pretendía incluir en su Suite Iberia pero que quedó sin terminar -al igual que Azulejos- debido al mal estado de su salud. Suite española nº 1 y nº 2 (1886), Cantos de España, Danzas españolas, Caprichos andaluces... Escribió también la zarzuela San Antonio de la Florida.

DOMINGO BADÍA Y LEBLICH

Barcelona-1767
Damasco-h.1822

Aventurero español que viajó por Marruecos bajo las órdenes de Godoy haciéndose pasar por un príncipe abasí llamado Alí Bey.
Badía recibió un apoyo parcial de Godoy quien financió sus viajes por razones estrictamente políticas.

En 1803 inició su periplo en Tánger donde entabló amistad con el sultán Mulay Sulayman.
En este período visitó las principales ciudades de la región: Fez, Marrakech, Rabat y Casablanca e intentó encabezar un alzamiento a los dos años en la región oriental del país.
Posteriormente se desplazó hasta Trípoli, Chipre, Grecia y Egipto.
En 1807 realizó la peregrinación a La Meca a pesar de estar prohibida a todos los no musulmanes, y a continuación se dirigió a Jerusalén, Damasco y Constantinopla.

A su regreso a España, José Bonaparte le nombró intendente de Segovia y gobernador de Córdoba y Valencia.
Tras la salida de los franceses Badía estrechó sus lazos con el país vecino y fue nombrado general.
Adoptó el nombre de Ali Uzman en un nuevo viaje que tenía como propósito establecer relaciones comerciales entre Francia y el Oriente pero murió cerca de Damasco en 1822.

Como viajero recopiló numerosos datos útiles sobre las costumbres de la época, la mineralogía, la astronomía o la física y escribió una relación de sus periplos bajo el título de Viajes de Alí Bey por Asia y África (1814) que contenía diversos mapas.

JOSÉ BERGAMÍN

Escritor español miembro atípico de la Generación del 27.
Poeta, ensayista, dramaturgo, su obra está recorrida por un pensamiento católico de izquierda fuertemente influido por la literatura barroca.

Hizo sus primeros estudios con los jesuitas y los superiores en la Universidad de San Bernardo de Madrid donde se licenció en derecho en 1922.
En 1928 se casó con Rosario Arniches hija del comediógrafo.

Entre 1933 y 1936 dirigió la revista Cruz y Raya.
Apoyó la República durante la Guerra Civil a cuyo fin se exilió en varios países latinoamericanos y finalmente en París hasta su regreso definitivo a España en 1970.
En las elecciones de 1979 se presentó para senador por la coalición de Izquierda Republicana.

Su obra reúne por lo común en buena armonía, la actitud progresista de la literatura de los años veinte y treinta y un inequívoco aire tradicional.
Fue católico y al mismo tiempo republicano, calderoniano y progresista.
Estas características lo sitúan de manera paradójica en su tiempo algo que en realidad lo define y de lo que hizo un estilo: la paradoja.

Bergamín fue un apasionado lector y buscó autores en los que encontró esta tensión a un tiempo religiosa e intelectual: Spinoza, Pascal, Nietzsche.
En 1921 comenzó a publicar sus primeros artículos en la revista Índice dirigida por Juan Ramón Jiménez.
Y en 1923 apareció su primer libro El cohete y la estrella un volumen de aforismos, género que cultivó con acierto.
Dos años más tarde publicó una singular pieza dramática Tres escenas en ángulo recto y en 1927 Enemigo que huye obras ambas que el propio autor calificó de teatro aforístico para leer.

En 1927 participó con los poetas más importantes de la Generación del 27 en el homenaje a Góngora en la misma fecha en que apareció su primer poema.

Su afición al toreo le inspiró varios libros de valor. El arte del birlibirloque (1930) donde ensaya su visión de la fiesta taurina como una mezcla de estética y metafísica idea que redondeó en La música callada del toreo (1981).

Durante su exilió en México fue director de la editorial Séneca que publicó bajo su cuidado la antología de la poesía hispanoamericana Laurel (1940).

Su obra poética se recogió tardíamente: Rimas y sonetos rezagados (1962), La claridad desierta (1973), Esperando la mano de nieve (1980) y Hora última (1984) entre otros libros.
De su vasta obra ensayística cabe citar La decadencia del analfabetismo (1931), El pensamiento perdido (1976, que aúna dos obras de 1941 con diferente título), Fronteras infernales de la poesía (1959) y La importancia del demonio y otras cosas sin importancia (1974).

Por su labor crítica y su originalidad estética Bergamín ocupa un lugar especial e importante en la literatura de su época.


GONZALO DE BERCEO

Berceo, La Rioja
Finales s.XII-1252

Poeta español, destacado representante del mester de clerecía.
Es el primer autor de la literatura española que deja constancia de su nombre y de su vida en sus obras.

Sabemos que se educó en el monasterio de San Millán de Suso y que llegada la madurez fue clérigo y notario del mismo.
Todas sus obras son religiosas y tienen una función didáctica evidente.

Atendiendo al tema se clasifican en tres grupos: poemas hagiográficos (vidas de santos), poemas dedicados a la Virgen y obras doctrinales.
Los cuatro poemas hagiográficos llevan por título: Vida de Santo Domingo de Silos, Vida de San Millán de la Cogolla, La vida de Santa Oria y El martirio de San Lorenzo. Los dos primeros tienen una estructura tripartita. Tras recoger los hechos biográficos más destacables del santo, el autor expone los milagros que realizó en vida y finalmente, los que se llevaron a cabo por su intercesión una vez muerto. La vida de Santa Oria se centra en las visiones que tuvo esta santa riojana sobre la vida ultraterrena. El martirio, obra incompleta, es un breve recorrido por la vida de san Lorenzo.

Los poemas de tema mariano son Los Loores de Nuestra Señora, Duelo de la Virgen el día de la Pasión de su hijo y Milagros de Nuestra Señora.
Sin lugar a dudas, Los Milagros es la más representativa de las obras de Berceo y donde el poeta muestra su capacidad creativa. El poema consta de veinticinco relatos precedidos de una introducción alegórica. Parte Berceo de que el Paraíso es un prado lleno de florecillas -los nombres de María-, lleno de aves -alegoría de los santos- y en donde manan cuatro fuentes -los evangelios-. Todas estas imágenes clásicas del jardín erótico (locus amoenus) Berceo las transforma en imágenes a lo divino. El relato muestra el gran poder de María que favorece siempre a sus devotos, aunque sea empedernidos pecadores. La finalidad de los Milagros es fomentar e intensificar la devoción a la Virgen. Por último dos obras doctrinales también de carácter didáctico cierran la producción del poeta: El sacrificio de la misa y De los signos que aparecerán antes del juicio, pintura del juicio final.

Ninguna de las obras que escribió Berceo es original.
Todas ellas están inspiradas en modelos latinos que él enriqueció con las costumbres y el lenguaje coloquial de la tierra en que vivió.
Esta particular adaptación produce una sensación de naturalidad, ingenuidad y sencillez, que está en consonancia con el público iletrado al que iban dirigidas las obras. Algunos críticos juzgan esta sencillez junto con la autoproclamación que hace de su ignorancia recursos de falsa modestia como una especial habilidad del poeta para defender los intereses económicos del monasterio donde vivía. Y como muestra exonen la falsificación de documentos llevada a cabo en su obra San Millán de la Cogolla con el fin de recaudar más tributos para su convento. El poeta hace creer que Fernán González ha ordenado a los castellanos tributar al convento de San Millán por haber intercedido el santo en un combate feroz contra los musulmanes. 
Esta destreza del poeta para atraer a su público se muestra repetidas veces a lo largo de su obra. Empleó una y otra vez recursos típicos de los sermonarios para mantener la atención de su auditorio. Por este motivo utilizó fábulas, cuentos breces, anécdotas reales o imaginarias, para ejemplificar lo que decía y divertir a sus oyentes. Para ganar el favor del público Berceo empleó también técnicas y temas puramente juglarescos: expresiones propias de los cantares de gesta, temas épicos o imágenes que reflejan la realidad rural y popular. Sus obras están escritas con la métrica propia del mester de clerecía. la cuaderna vía o tetrástrofo monorrimo, una estrofa de cuatro versos de catorce sílabas (versos alejandrinos) y con una única rima consonante en cada estrofa.

La memoria de Berceo se perdió durante el Renacimiento y el Barroco hasta que en 1780 Tomás Antonio Sánchez editó sus obras.
Menéndez Pelayo destacó la importancia de este autor medieval que desde entonces no ha dejado de ser estudiado con creciente interés.

GUSTAVO ADOLFO BÉCQUER

Sevilla-1836
Madrid-1870

Poeta español, el más genuino representante del Romanticismo.

Fue hijo del pintor sevillano José Domínguez Bécquer y de Joaquina Bastida Vargas.
Su padre murió cuando tenía cinco años y su madre seis años después.
Fue recogido por un tío suyo junto con su hermano Valeriano con el tiempo un notable pintor y siempre un punto de referencia importante en su vida.
En esta época ejerció una gran influencia en su formación su madrina Manuela Monnehay, poseedora de una gran biblioteca de autores españoles y franceses, que el futuro poeta frecuentó.
Estudió algunos años para ingresar en la Escuela Náutica pero al no conseguirlo Gustavo Adolfo se entregó apasionadamente a la lectura.

Tuvo una vocación literaria muy temprana a los 12 años compuso una Oda a la muerte de don Alberto Lista.
Desde sus inicios usó el apellido Bécquer el segundo de su padre por parecerle más adecuado para sus aspiraciones artísticas.

En 1854 se trasladó a Madrid y ejerció como periodista en El Mundo, El Porvenir y en revistas como La España Musical y Literaria.
Participó de la bohemia madrileña en la medida que su frágil salud se lo permitía.
Vivió intensos amores y penalidades económicas.
En 1858 enfermó gravemente. Es el año en que inició las Rimas, inspiradas algunas de ellas en su pasión por Julia Espín, al tiempo que se ganaba la vida haciendo versiones de obras teatrales francesas.
En 1860 conoció a la que sería su mujer Casta Esteban con quien se casó un año después al parecer sin amarla. La pareja tuvo tres hijos y se separó hacia 1869 un año antes de su muerte.

De 1861 a 1865 Bécquer escribió la mayor parte de las leyendas, algunas rimas, las Cartas literarias a una mujer y numerosas crónicas periodísticas y gacetillas.
También por estas fechas pasó temporadas en Soria y sus alrededores, y escribió las Cartas desde mi celda.
Entre 1864 y 1865 dirigió el periódico El Contemporáneo que contaba con colaboraciones de Valera, Castelar y Pérez Galdós. Tras su cierre fue nombrado censor de novelas por el ministro González Bravo que admiraba su obra.
Tras los sucesos revolucionarios de 1868 pasó una temporada en la casa de su hermano Valeriano en Toledo.
Una pulmonía con secuelas hepáticas acabó con su vida a los 34 años.

Bécquer no es solo el autor de las Rimas y las Leyendas sino de una copiosa y dispersa obra periodística en la que en cierto modo continúa la estela de Larra.
Escribió también la primera parte de una Historia de los templos de España, uno de sus primeros proyectos literarios, que no pudo llevar acabo. Influido por El genio del cristianismo de Chateaubriand quiso hacer hacer en ese libro un gran poema de la cristiandad mezclando datos documentales con exaltación lírica.
En 1858 durante una convalecencia publicó su primera leyenda El caudillo de las manos rojas. Las demás entre ellas títulos como Los ojos verdes, Maese Pérez el organista, El rayo de luna, La cueva de la mora o La corza blanca continuaron apareciendo en prensa hasta 1864. Póstumamente se publicaron juntas en un volumen un año después de su muerte.
Con las Leyendas toma cuerpo en la literatura española la idea de llevar la poesía a la prosa, de escribir poemas en prosa.
Un fondo tradicional, estrictamente español o del folclore europeo, alienta en todos estos relatos salvo en los de carácter ideal que no obstante tienen que ver con la fantasía popular. El más allá se confunde con la vida mundana, lo ideal se mezcla con lo real, las imágenes soñadas con las vividas en la vigilia.En las mejores de ellas Bécquer consigue aunar de manera magistral el temblor y la belleza.
Las Cartas literarias a una mujer fueron publicadas en la prensa en 1860-61 y son un documento precioso para conocer la poética del autor de las Rimas. Fueron incluidas en la segunda edición de sus obras en 1877.
Entre mayo y octubre de 1864 publicó en El contemporáneo nueve cartas tituladas Desde mi celda enviadas desde el monasterio de Veruela. Pertenecen a un género ambiguo: crónica, confesión y reflexión sobre la vida y el arte. Algunos críticos las consideran uno de los más depurados modelos de prosa decimonónica.

En cuanto a la obra poética Bécquer había reunido sus versos en un manuscrito que no vio la imprenta y que sin duda se perdió.
La primera edición fue la que prepararan sus amigos Rodríguez Correa, Augusto Ferrán y Narciso Campillo para la publicación póstuma de 1871.
Los límites de su creación pueden fijarse entre los años 1859 y 1868.
La escritura de esta poesía no es coetánea del Romanticismo que por estas fechas era ya un movimiento desdeñado.
Pero junto con la obra de Rosalía de Castro las Rimas son las que mejor encarnan el espíritu romántico en la literatura española. En ellas no solo consigue sortear los excesos de la falsa retórica y el amaneramiento de tantos autores precedentes sino que con un estilo directo de sencilla apariencia y de gran intensidad (estética del sentimiento) logra alcanzar muchas veces la profundidad del mayor Romanticismo alemán y francés.
Algunas de las Rimas son quizá los poemas cultos más populares de la literatura española.
La poesía de Bécquer tuvo una honda repercusión en varios poetas de la generación del 98, especialmente en los hermanos Machado, y sin duda en Alberti, Lorca, Cernuda, Guillén y Aleixandre, que lo consideraron uno de los principales puntos de partida de la poesía del siglo XX.