septiembre 26, 2011

LOS SÍNTOMAS DE DIOS II

El gaditano Pedro Muñoz Seca fue un autor teatral español creador del astracán o género teatral cómico y costumbrista derivado del sainete. Entre sus trescientas obras en colaboración destaca una parodia de los dramas románticos La venganza de don Mendo. Se declaró antirrepublicano por lo que fue asesinado en 1936.

El respetable noruego Henrik Ibsen atacó todo lo que se movía falsa e inmoralmente, el capitalismo burgués, la ignorancia política, la situación de la mujer y se valió de todas las tendencias literarias, religiosas, metafísicas y artísticas para mostrar sau teatro moderno. El pueblo hermosea la fachada de sus casas con flores, las casas se caen en Lorca y los esquinados socialistas vigilan para que no les quitemos su voto.

El pintor noruego visionario Edward Munch mostró el espíritu torturado de las gentes a través de colores y trazos violentos como El grito y Mujer tocándose el pelo. El pintor realista norteamericano Edward Hopper reflejó la luz junto con la soledad y la angustia en Habitación de hotel y Grupo de gente al sol. En la calle y en la casa por la noche y por el día la crisis nos paraliza. El Dios de la Cruz quiera estar a nuestro lado y hacer compañía.

El poeta latino Horacio tenía un tono urbano y un poco irónico con una capacidad de observación epicúrea en la moral con su carpe diem, carpe horam-aprovecha el día, aprovecha la hora y una búsqueda del término medio. Fray Luis de León se equivocó en años, en días o en unas cuantas horas cuando con un espíritu muy horaciano y literario dijo Decíamos ayer haciendo frente a sus caros curiacios.

El poeta inglés Gerard Manley Hopkins quemó sus escritos pero fueron recuperados por los envíos que hizo a sus amigos. Tenía un profundo sentido del arte por el arte y de la música verbal poniendo especial acento en la noción de individualidad de Duns Scoto. Tras varios años sin escribir volvió a hacerlo a partir de 1874. Se convirtió al catolicismo, se hizo jesuita y murió en Dublín.

Bernard Mandeville en la Fábula de las abejas de 1704 explica que la naturaleza humana desde que nació no para de pecar, el ser orgulloso y la malicia y el afán de la discordia, si la sociedad fuese completamente perfecta cesaría y vendría la disolución, los lujos y las pretensiones del amor propio y presumido son los vicios privados que mueve en comercio y sin este barullo que llega a la corte no se harían las virtudes públicas o impuestos.

SOCIEDAD Y CIUDADANOS IX

Las malas maneras del grupo de los acampados pro rom pom pón, el por qué diluirse en ellas, que se alcanza con ello el sentirse bien, y no hay nada más fructífero como el trabajo bien hecho, la familia iniciada y la oración con Dios y para todo ello empezaste arruinando el cuerpo que no pudo protestar con las drogas y se las prometía muy felices.

Si no hay dinero no te voy a dar más vida, yo no te perdono la vida, el susto que te vas a llevar va a ser tremendo, un profundo tajo te daré en el cuello de tu deuda y de tu gasto, serás eliminado de entre los ciudadanos de regla loca y se te desposeerá de la familia, para que Dios quiera amparte y encuentres la solución y los muchos gestos de amor lo consigan.

La única recompensa que tenemos es el sexo, porque comer es un acto de disciplina, y andar es un acto de virtud para moverse y mover al cuerpo, y leer y tener una conversación amena no se estila en un verano de estampida donde nos hacemos hornillos con los coches y las camas, y el viento de la sequedad recorre todos nuestros ámbitos.

La antropóloga Teresa San Román escribió ensayos sobre la aculturación y etnicidad de los gitanos de Madrid y Barcelona y terminó escribiendo sobre los muros que separan la alterofobia de la filantropía que ya sabíamos lo que iba a suceder cuando llegaran más inmigrantes pero todo es posible incluso la aclimatación balear de los chuetas o xuetas.

El gitano se revuelve al alba de su negro y mugriento sino como si quisiera desperazarse de su miseria y maldición y al amanecer logra llevarla con dignidad si a Ana Torroja se la puede llamar hija de la luna como la tonadillera.

En el discurso de las letras y las armas de Cervantes, se da a entender a Quevedo cuando dice que los cristianos pierden las almas cuando no tienen el Espíritu Santo y andan como tibios, idos y perdidos por los cerros como demonios que solo quieren pegar un tiro en el ala derecha de la fe de la paloma o que les peguen un tiro los cazadores de espíritus incautos y renegados...o dar una pedrada a la santa religión de España cuyas iglesias y conventos son preciosos en el paisaje de Castilla la Mancha con los Molinos de don Quijote que pregonan la hispanidad.

Las generaciones genéticas van mejorando y prosperando, de una familia Ruiz no se puede esperar que la ruleta del destino no salga a su favor, dondequiera que vayan todo se les abrirá paso y en todo contribuirán a la mejora de la especie, en el libro de los destacables los podemos ver desde una familia de banqueros castellanos instalada en Medina del Campo en la época del imperio, pasando por un gallardo y digno político madrileño, hasta un defensor del pueblo que escribió El concilio del siglo XXI.

Que a un vasco no le guste el jamón serrano, que a un murciano no le gusten los ciruelos, que a un andaluz no le gusten las casas encaladas, que a un riojano no le guste el vino, que a un corso no le gusten los veleros, y que a un madrileño no le guste la arena de la playa, y a un saxón no le guste la cerveza, y que a un abulense no le guste ir a misa.

El que corre con el coche se cree que es un Alonso y que no puede avanzar y por eso se dedica a torpedear a los demás y se entrecruza con su chasis provocando y tentando al percance con resultado de la carta de Muerte que es como dar en el pleno para el conductor de esta suerte de la pasta conque está hecho.

septiembre 23, 2011

UN PAPA EN ALEMANIA

El alemán que vive en las suaves colinas del río Saale también disfruta de los valles profundos con sus pintorescos castillos aunque llevaran al murciano Diego de Saavedra Fajardo a escribir Locuras de Europa para acabar los acuerdos de la guerra de los Treinta Años en Münster de 1645.

En el año 1000 el Sacro Imperio Germánico a pesar del feudalismo y de la vigencia del Imperio Bizantino quiso supeditar la silla de Pedro a su imperio para universalizarse con la romanización, lo que llevó a la lucha italiana entre güelfos y gibelinos, pero la Reforma de Lutero y los nacionalismos de Napoleón y las locuras de Hitler hicieron que Carlos V fuera el último emperador alemán y rey de las Españas coronado por un Papa.

El alemán es de cuidado porque con su lenguaje y acciones provoca la aparición de Mefistófeles a quien no pone en su sitio y tienta a que aparezca también la muerte y por otra parte está acostumbrado a ser abandonado como con una orfandad instintiva que compensa con un caminar de los fuertes pero algo está cambiando y espero que llegue a buen fin.

El pueblo alemán como el egipcio con sus silogismos y jeroglíficos están hechos para que el pueblo judío brille en él con su magicidad. Las cabezas cuadradas no pueden pretender ser más que los locos de Dios o yuródivis rusos.

Tanto Schopenhauer como Rilke que estudió filosofía y letras en Praga, padecen de la misma depresión de Nietzsch ante la inminente existencia del dolor último de la muerte y se interrogan sobre el significado del amor y de la vida ante esta ruptura, que para un japonés como Mishima le llevaría al suicidio y al alemán le lleva a una ilustración metafísica sobre el tiempo y la verdad. Sin embargo, los malditos y visionarios franceses como Rimbaud y Verlaine optarían por el descontrol de todos los sentidos.

Hay cosas que no se pueden explicar/ como son las Peggy/ que te dan con la pala de la ropa en la boca/ lo más valioso que tiene una persona en la vida/ es la palabra,/ la socialista de Hamburgo/ ha mosqueado a nuestro popular pepino,/ ha puesto sus labios en la imprenta alemana,/ divulgando su impronta potra de pata/ de que le importa un rábano/ y no se disculpa de la pupa/ que es llaga en el agricultor español.

El Caín alemán mató al Abel español por celos, porque Dios prefería sus ofrendas a las del hermano malo y porque Abel Le ofrecía lo mejor y lo más trabajoso de su existencia como hijo fecundo que se consideraba hijo de Dios y que ofrecía por tanto lo más noble y hermoso para que lo viera su Padre.

El que esté libre de pecado que tire la primera piedra, Jesús no tenía pecado y fue como hombre probado en todo menos en el pecado, por eso cómo vamos a ser iguales a él sin ser verdaderamente muy buenos y santos por la parte que nos toca para ejemplo y eso le pasa a cada Papa.

Dios es todo lo bueno que hay, Dios nunca miente en lo bueno, pero quienes le abandonan mienten en lo malo, el Papa con flores y corazones representa a Dios, porque este camino de la fe cristiana es el camino de la verdad y los que no permanecieron en la verdad se cayeron de él, y Dios les reclamará su bastón por el que anda por el desierto de la ausencia de la humanidad.

No quieren ver a Jesús porque no quieren salir de la cárcel, él espera todo en nosotros, sabe que no puede hacernos daño y que todo el daño se lo hará para él, entonces es cuando Dios lo recoge y ante toda extrañeza le da el reposo pero Jesús no parará hasta vencer y lo mismo le pasa al Papa con el pueblo alemán oriental que fue el más calvinista y el más comunista.

Supón/ que el Papa/ es mucho suponer/ se queda mudo/ porque en saberes/ ya debemos saber/ lo de Cristo/ y lo de la fe/ y callamos/ y cerramos los oídos/ para qué hablar/ que venga el Fin del Mundo.

Escribo como Bach con las mismas notas melódicas que son el amor, la vida nueva, Dios, el bien, la humanidad, los hijos, y todo lo de siempre de Europa, y me quedo mudo sin los dedos alemanes.

Para un viaje tan largo necesitas de mucha oración de mucha comunión, mucho Espíritu Santo, y de mucha vida contra muerte, y no se te ocurra probar la cicuta de Sócrates si tu verdad no es verdad y eso no lo sabrás hasta el final.

Hay un refrán religioso salmantino sacado del Tormes que dice que la filosofía que no lo dice no lo ganará el que sustenta el pan del campo y que si putas te non habere tribulationem nondum coepisti ese christianus.

La libre libertad de tu demonio/ me hiere y hace daño/ Hitler versus Stalin/ no te das cuenta/ cómo llega el demonio/ a atacar de una manera bárbara,/ Jesús solo puede actuar en la forma eucarística/ y dentro de nosotros/ como motores inmóviles de los aconteceres/ que pasan cuando vamos de casa al mercado/ tras pasar por la iglesia y ver al sacerdote irlandés.

Hay que hacer algo para trabajar aunque sea nefasto para la sociedad. Así de simple pero yo no lo entiendo. Con quién vivo y quiénes son los que me rodean. Los trabajadores que ya no esperan a Godot sino a la mordida aunque sea la de las ratas madrileñas.

Nunca me va a gustar el aprender alemán por lo que hicieron los nazis, nunca me va a gustar el aprender vasco por lo que hicieron los etarras, cómo me gritaron para que corriera como perro sarnoso a coger el tren de la muerte, Eta puntualmente se carga a alguien a bombazos y a tiros, me interesa que en un país exista una lengua de zíngaros como en Rumanía y se les envíe trabajadores sociales en vez de soldados y policías y se siga hablando el rumano.

Trabajo o muere,/ muere trabajando,/ alemán de Merkel,/ cómo atornillas la mente/ hasta rayar la placa teutónica,/ pero nosotros trabajamos/ la madera de Jesús,/ y un exceso de crueldad y silencio ante el sufrimiento/ produce las astillas/ que luego os claváis/ al pasar la mano/ por el INRI de Italia.

Tú me dijiste esa tontería de querer ser ateo,/ y yo te dije jugando a los barquitos/ con mis oraciones hundiré entre letras y números todos tus barcos,/ y ya te puedes ir vacío a la manifestación/ a llenarte de humo diablesco y de carnaval temporero/ que yo me iré a la iglesia por la tarde/ a perfumarme de incienso, de viandas eucarísticas y de agua bendita.

Nietzsche tiene el instinto filosófico de un caníbal afortunadamente a este Monstruo Oscuro de las Ideas Anticristianas se lo comieron primero a él, luego a los alemanes y luego a la gente del siglo XX y para maestrías del siglo XXI queremos a los nuevos evangelistas de la Iglesia Luminosa del actual Abundio.

Porque no crees en Dios,/ Dios también te despreciará a ti,/ y cargado de bienes pasará de largo/ y tocará dos veces en otra puerta,/ y no te coloques detrás de la puerta porque cuando la abra te golpeará,/ y si te colocaste al lado solo verás salir al hombre feliz,/ y si te colocaste dentro y comunicado con la Casa de Dios/ tú mismo sentirás la invitación a estar con Él.

Lo humano es llamar la atención del otro y molestarle y que se tome la molestia de atenderme y por eso qué he hecho yo para que no me quieras parece decirnos Jesús a los contumaces apedreadores de la verdad digna y molesta que se defiende a través de la sociedad colaborativa de la consciente y coherente red social y ven no apartes de mí los ojos Papa para que se cumpla en nosotros el plan de tu verdad.

No comprendo que jamás alemán alguno haya sido capaz de sentir de una manera cristiana y cuando el alemán se hace bueno cesa de ser alemán eso se decía asimismo Nietzsche, pero ahora ya tenemos a Benedicto XVI, y qué esperamos del pueblo alemán en el final de los tiempos.

EL ROSTRO DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

A veces estamos tan condenados y encerrados en nuestras tinieblas que solo la santa locura podría salvarnos.

El ciego/ pide un milagro atisbando a Jesús en la Cruz y a la Virgen en la iglesia/ y como no os veo/ haced que vea.

Quieres perfumarte de la iglesia/ quédate después de misa un rato.

En la memoria histórica de España/ solo hay un dilema/ no me puedo mirar al espejo/ y decir que ese ser que está ahí/ tiene mucho Espíritu Santo/ y no le va a mover nadie/ ni se va a hacer musulmán/ ni republicano.

Es locura pura la cara de pillo que pones en el perfil de la puerta y de la ventana, saben que guardas secretos de niño Jesús, tus caminos no son los de tus padres, y al llegar la calma se recrea en ti Dios y todo permanece en santo silencio.

Saca el Cristo que llevas dentro a pasear por la calle, recibe todos los escupitajos de la gente, abre los ojos a la lectura de la luz, lucha reciamente con los demonios, el mundo cae para abajo, métete dentro del hormigueo de los pecados, entrega la sangre, sean tus rizos sagrados, tu mentón un copón de tu cuerpo y que nadie te traicione en la espalda porque resucitarás.

Por los gestos y aspecto ya sabes cómo es una persona, por las pintas ya sabes cómo te van a tratar, es una suerte que en el rostro de un político quedara impresa el alma como en un espejo, que Dios nos concediera esta facultad para adivinar las simpatías y las enemistades previas que luego en sentimiento activo nos hacen bien o mal, pero esto requiere la experiencia de un ciudadano cincuentón.

No quiero emprender este camino contigo. Cómo me voy a enamorar de ti y meterme contigo en una casa comunista. Sin religión y criar a los niños sin la creencia en un Dios bueno y en la esperanza de que nos va a ayudar.

Sebastiâo Salgado destacó como fotógrafo de la miseria de las zonas más desfavorecidas del mundo como en sus reportajes sobre los mineros del azufre en Indonesia, el desastre de Ruanda, los indígenas amazónicos y la población de Latinoamérica y ahora solo tengo fotografías de los políticos subiendo al estrado en sus actos electorales con un comentario feliz y un millón de euros en sus cuentas porque hay que hacer acto de posesión y hay que tener propiedades y hay que saber tomar las cosas.

La Pasión de Jesucristo fue en un día de mucha luminosidad como en el Estuario del Tajo y la muerte de Jesús fue como en un atardecer en Porto y Lisboa y este aire claro y limpio le hicieron respirar y le mantuvieron cercano a Dios y aunque dudó y se angustió llegó a su sino después de mucho caminar con pies de corcel.

Jesús llevaba escrito en su rostro lo bueno que iba a hacer, el rostro es la cara del alma buena, bella, y hermosa, y pacífica y furiosa, buena cara tienes, buenos hechos harás... y mis ojos del alma saltan cuando te ven.

Como cada fraile ofrece su hábito, así en la historia de España las oraciones y la fe inquebrantable de su pueblo influyeron en los acontecimientos sociales.

Y si perdonas pecados es para que la persona viva y el cura cura a todos como Jesús curó a todos, y tú mismo sé el excipiente y la gracia del perdón a todo el orbe y que la imagen del Planeta Tierra no quede manchada en el Espacio porque está en calma y no se remueven las penas porque todas fueron lanzadas al mar.

Todos los años que viviste arrastrándote por los largos inviernos y los calurosos veranos y que lo aguantó todo tu cuerpo durante cuarenta y sesenta años y ahora que me das pena que tengas que seguir con esa condición sin librarte del dolor y sin conjeturas sobre el sentido de la vida.

Algún día nos dirán que se han acabado las estaciones, que se mueren los árboles y los animales... y así nos prepararemos para otro planeta.

Como si no quisiéramos curar a los enfermos, lejos de ello los comprendemos, y entendemos que no quieran creer, y aun sufran en su dolor y sus pocas luces, y aun la vida les castigue más fuertemente sin poder moverse ni hacer cosas ni tener ganas de ver a nadie, pero queremos decirles que Dios no les abandona nunca y sanará por tres las penas en la visita de las tres personas de la Santísima Trinidad que no aparcan en un mercedes plata sino en el borriquito de Jesús.

No reconozco tu voz porque siempre anda el demonio tras de ti porque yo te quiero a ti pero yo no quiero a mis enemigos y los doy por imposibles y trato de apartarme de ellos cosa que a veces es casi imposible y los demonios los impulsan sus cuerpos contra mí para agredir y quién me trae la paz y si dejas a estos libertarios florecer pronto caerán los nuestros.

Los espíritus están alborotados por eso el PP no puede ganar muchos votos porque entre sus filas está el desorden pero Dios quiere ahora la carne de los populares para manifestarse y esperamos un milagro reciente.

Cuando alguien se cura de sus demonios y se pone bien es más deseable para hacer sexo y más dulces sorpresas dan los hijos que salen porque estaban llenos de Espíritu Santo y esto lo sabe bien el Opus Dei.

Qué clase de Hijo de Dios eres tú que no tienes conciencia de la realidad cuando los demás mucho menos la tienen y se supone que tú estás ahí para algo pues Dios está presente en todas las cosas hasta en el moquillo de los canes de Obama.

septiembre 22, 2011

LOS SANCHOS Y EL CID

Los Sanchos que lidiaron con Almanzor en el siglo X luego lidiaron con el Cid en el siglo XI.

SANCHO I RAMÍREZ DE ARAGÓN-Y SANCHO V DE NAVARRA (1043-Huesca, 1094)

Participa en la guerra de los Tres Sanchos apoyando a su primo Sancho IV Garcés de Navarra frente a Sancho II el Fuerte de Castilla. Su primo será asesinado por sus hermanos por lo que él será reconocido rey de Navarra en 1076 pero Alfonso VI de Castilla que pretendía el trono se apoderó de la Rioja.

Hijo de Ramiro I de Aragón y Ermesinda.

Accede al trono aragonés en 1063 al morir su padre en la batalla de Graus contra el rey taifa de Zaragoza al Muqtadir.

El papa Alejandro II dictó una cruzada contra los musulmanes aragoneses que se saldó con la reconquista de Graus y la toma de Barbastro que se perdió dos años después.

En 1082 luchó contra el Cid que apoyaba al rey musulmán de Zaragoza.

Hizo una intensa labor de reconquista en la que tomó Bolea, Ayerbe, Secastilla y Monzón y un asedio fallido a Zaragoza y de repoblación con el fuero especial para Jaca y de las poblaciones de Estella y Luna y edificó la fortificación de Alquézar y el monasterio de Montearagón.

A partir de 1090 recibió tributo del rey de Huesca. Y murió cuando sitiaba Huesca.

Fue el padre de los futuros Pedro I (primer matrimonio), Ramiro II y Alfonso I.

EXCURSIONES DE SÁBADO XXIV

EXCURSIÓN 51 MADRID-Plataforma de Gredos-BARCO DE ÁVILA

A 5 Badajoz y desvío a Ávila.
Pasado Arenas de San Pedro y el Parador Nacional de Navarredonda de Gredos veremos un cartel claro de desvío a la izquierda con raqueta a la Plataforma de Gredos.
Seguimos con el coche hasta el río donde están los merenderos de piedra donde los niños abulenses cogen ranas y donde podemos hacer senderismo suave entre árboles y por un prado de vacas e incluso tienen una pequeña piscina natural con césped.

BARCO DE ÁVILA- Atravesamos el Arco de la muralla y llegamos abajo hasta el puente románico del s. XIV sobre el río Tormes con aparcamiento en el paseo de Yecla. Cruzamos andando el puente y en el otro extremo está la Ermita del Santuario del Cristo de (los Tres) Caños del s. XVII. Plaza del Ayuntamiento, Iglesia de la Asunción s. XII-XIV, Casa Natal de San Pedro del Barco, Castillo de Valdecorneja sobre un Castro Vetón, en la Plaza de España venden en sus tiendas las famosas judías del Barco y en el Café Español El Casino de 1917 podemos tomar café y una copa de helado.

Regreso a 200 km dirección Avila y A 6 Peaje Madrid.



EXCURSIÓN 52 MADRID-Cueva de los Enebralejos de PRÁDENA-El Chorro de Navafría-LOZOYA

A 1 pasado el puerto de Somosierra desvío a Segovia.
Al pasar por el pueblo de Siguero veremos una hermosa iglesia románica de San Martín de Tours al lado de la carretera y también tiene puente y ermita de la Varga.

PRÁDENA- Cueva de los Enebralejos (Entrada 5,5 € adultos y 4,5 € infantil, tiene forma de canal de parto y se utilizaba para los enterramientos, temperatura 11 º, con sensación de humedad, fuera tiene merendero, se oyen las gotas de las estalactitas y de las estalagmitas, duración 45 minutos con guía, con pinturas negras y de caza y en el deshielo abril-mayo corre un río por debajo).

Dirección Navafría y desvío a Lozoya y pasado el cuartel de la Guardia Civil dejando el pueblo a la derecha cartel desvío a El Chorro (Entrada al recinto 4 €/ coche, 2 €/ moto..), con barbacoas y piscinas naturales y Parque de Pontonería Pino a Pino con arneses y tirolinas (1 hora y media: adultos 19 €, infantil 13 €). Senderismo de subida de 20 mn a la Cascada.
Puerto peliagudo de Navafría y llegada a LOZOYA para tomar café en sus terrazas al borde de la carretera.

LOZOYA-Plaza del Ayuntamiento con Oficina de Turismo, Fuente de los Cuatro Caños y la Iglesia de Salvador del siglo XVI destruida en nuestra Guerra Civil y Ermita de Ntra. Sra. de la Fuensanta.

LOS MILAGROS

Los milagros de Jesús no eran una representación mágica. Él estaba lleno del poder del amor salvífico de Dios. Por medio de los milagros, Jesús muestra que es el Mesías y que el reino de Dios comienza en él. De este modo se podía experimentar el inicio del nuevo mundo: liberaba del hambre (Jn 6,5-15), de la injusticia (Lc 19,8), de la enfermedad y la muerte (Mt 11,5). Mediante la expulsión de demonios comenzó su victoria contra el "príncipe de este mundo" (Jn 12,31; se refiere a Satanás). Sin embargo, Jesús no suprimió toda desgracia y todo mal de este mundo. Se fijó especialmente en la liberación del hombre de la esclavitud del pecado. Le importaba ante todo la fe que suscitaba a través de los milagros.


(YOUCAT JMJ, Catecismo Joven de la Iglesia Católica)

LA CONFIRMACIÓN

Confirmarse quiere decir hacer un "contrato" con Dios. El confirmando dice: Sí, Dios mío, creo en ti. Dame el Espíritu Santo para pertenecerte totalmente, para no separarme nunca de ti y para dar testimonio de ti toda mi vida en cuerpo y alma, con hechos y palabras, en los días buenos y en los días malos. Y Dios dice: Sí, hijo mío, yo también creo en ti, y te concederé mi Espíritu, me doy yo mismo. Te perteneceré totalmente. No me separaré de ti nunca, ni en esta vida ni en la eterna. Estaré en tu cuerpo y en tu alma, en tus hechos y palabras. Incluso cuando tú me olvides, yo estaré ahí, tanto en los días buenos como en los malos.

Todo cristiano católico que ha recibido el Sacramento del Bautismo y que está en "estado de gracia" puede ser admitido a la Confirmación.

Estar en "estado de gracia" quiere decir no haber cometido ningún pecado grave. Por un pecado mortal el cristiano se separa de Dios y sólo puede ser reconciliado de nuevo con él mediante la Confesión. Un joven cristiano que se prepara para recibir la Confirmación se encuentra en una de las fases más importantes de su vida. Por ello hará todo lo posible para comprender la fe con su corazón y con su inteligencia; pedirá el Espíritu Santo a solas y con otros; se reconciliará de varios modos consigo mismo, con las personas de su entorno y con Dios; aquí tiene su sentido la Confesión, que acerca también más a Dios aun cuando no haya cometido ningún pecado grave.

Pongo delante
de ti la vida y la
muerte, la bendición y la
maldición. Elige la vida,
para que viváis tú
y tu descendencia.

Dt 30,19


Oh Dios, crea en
mí un corazón
puro, renuévame por
dentro con espíritu
firme.

Sal 51,12


Acercaos a Dios
y él se acercará
a vosotros.

Sant 4,8


El Espíritu del
Señor, Dios,
está sobre mí, porque
el Señor me ha ungido.
Me ha enviado para dar
la buena noticia a los
pobres, para curar los
corazones desgarrados,
proclamar la amnistía
a los cautivos, y a los
prisioneros la libertad.

Is 61,1


Digo que
importa mucho, y
el todo, una grande
y muy determinada
determinación de no
parar hasta llegar, venga
lo que viniere, suceda lo
que sucediere.

SANTA TERESA DE JESÚS


(YOUCAT JMJ, Catecismo Joven de la Iglesia Católica)

septiembre 20, 2011

LOS ÁNGELES






Dios en un intenso rayo de luz al amanecer saborea con la mirada la naturaleza y ciertamente nuestros pecados saben muy mal y huelen pestilentemente y entonces su mirada lo romperá todo como el árbol hendido por el rayo pero ese Dios con otra doble luz al atardecer tiernamente perdonándonos con la misma luz por segunda vez.

En la cápsula del
tiempo/ metemos cosas para
que se vean en el futuro/ como
a Dios/ que es cosa valiosa/ pero
ni eso/ pero qué manual de
astronautas/ para pisar las
estrellas/ por eso no despegamos
como ángeles.

Dios te puede dar el cielo
pero no puede evitar que mueras
pero sus ángeles que musiquean
sí pueden evitarlo
atacan los demonios
muere tu ángel en defenderte
viene otro de un muerto amigo
que en el último deseo te lo regala
y que se adiestró con él
y así los ángeles nos rodean
para protegernos.

Los ángeles aguardan
pacientemente y ayudan
a que mejoremos
si les escandalizamos
se alejan

con el bautismo recibes doce ángeles
y con cada sacramento un ángel
los niños que entran en casa
traen más ángeles

si no me matan los demonios
me puede matar mi ángel
si no estoy a la altura
de lo que él ve y prevee en mí

pero son ángeles de luz
y a oscuras no están
al cerrar los ojos
entran dentro de nosotros
tratando de que pensemos
tratando de que oremos
tratando de que soñemos

un ángel puede instalarse
de DUENDECILLO INTERIOR NEGRO
en nuestro tercer ojo
al final de la glándula pineal
del entendimiento

y qué es de Dios
y qué es del ángel
si nosotros somos como ángeles
sombras de nuestra gracia
como buenos apóstoles
como buenos misioneros
santos en el tiempo del Espíritu Santo
entonces somos hermanos de Jesús
y somos hijos de la Virgen
y somos hijos de Dios
y estamos con todos
y estamos con toda la Iglesia
y mortales en la Tierra
pero inmortales en el Espacio.

y entonces no nos da miedo a morir
porque es muerte justa

Dime te crees que morir es bello
Que morir es lo más glorioso
Que dejar morir a alguien es justo
Dime cómo escoges morir
sin enterarte y cargado de riquezas,
sin dolor y en paz,
crucificado y enclavado en el madero
existiendo sin morir
muriendo sin haber existido
en todo momento en el tiempo de Jesús
da igual si en cuerpo, en alma y en espíritu
cómo quieres morir
solo, solo y solo
abandonado por todos y de Dios
cómo puedes mantenerte en pie
como un semidiós
encontrándote en todas partes
ya estás por aquí
sonríe
bienvenido seas
seas perfume
seas herencia

un ángel libró batalla contigo
un ángel dejas

septiembre 19, 2011

LA LITURGIA

Para las cosas de Dios siempre debe haber tiempo.


¿POR QUÉ SE REPITE LA LITURGIA CADA AÑO?

Al igual que celebramos anualmente el cumpleaños o el aniversario de boda, así también la LITURGIA celebra en el ritmo del año los principales acontecimientos cristianos de la salvación. No obstante, con una diferencia decisiva: todo el tiempo es tiempo de Dios. Los "recuerdos" del mensaje y de la vida de Jesús son al mismo tiempo encuentros con el Dios vivo.

La eternidad
de Dios no es sin más
ausencia de tiempo,
negación del tiempo,
sino señorío sobre el
tiempo, que se realiza en
el estar con y dentro del
tiempo.

Benedicto XVI


El filósofo danés Sören Kierkegaard dijo en una ocasión: "O somos contemporáneos de Jesús o podemos dejarlo estar". El acompañamiento creyente del año litúrgico nos convierte verdaderamente en contemporáneos de Jesús. No porque nosotros nos imaginemos estar o podamos vivir exactamente en su tiempo y en su vida, sino porque él, si le hacemos espacio de este modo, entra en mi tiempo y en mi vida, con su presencia que sana y perdona, con la potencia de su Resurrección.


El año litúrgico,
que hace presente y
expone siempre de un
modo nuevo la vida de
Cristo, es la mayor obra
de arte de los hombres.
Y Dios se ha declarado
a su favor y nos lo
concede año tras año,
nos lo regala en una luz
siempre nueva como si
uno se lo encontrara por
primera vez.

Jochen Klepper
(1903-1942, escritor
alemán)


¿QUÉ ES EL AÑO LITÚRGICO?

El año litúrgico o año cristiano es la superposición del transcurso normal del año con los misterios de la vida de Cristo: desde la Encarnación hasta su retorno en gloria. El año litúrgico comienza con el Adviento, el tiempo de la espera del Señor, tiene su primer punto culminante en el ciclo festivo de la Navidad y el segundo, aún mayor, en la celebración de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo en la Pascua. El tiempo pascual termina con la fiesta de Pentecostés, el descenso del Espíritu Santo sobre la Iglesia. Las fiestas de la Virgen María y de los santos jalonan el año litúrgico; en ellas la Iglesia alaba la gracia de Dios, que ha conducido a los hombres a la salvación.


¿Cuál es la importancia del domingo?

El domingo es el centro del tiempo cristiano, porque en el domingo celebramos la Resurrección de Jesucristo y cada domingo es una fiesta de Pascua en pequeño.

En el cielo se da EL DOMINGO SIN FIN.


(YOUCAT JMJ, Catecismo Joven de la Iglesia Católica)

septiembre 16, 2011

EL ACOSO MORAL: MARIE-FRANCE HIRIGOYEN

ME RESULTÓ MUY CURIOSO COMPROBAR LA CANTIDAD DE PACIENTES QUE SE SENTÍAN DESTRUIDOS POR ALGUIEN. UNO DE SUS PRIMEROS PACIENTES, ACOSADO DE FORMA PERVERSA EN EL TRABAJO, TERMINÓ SUICIDÁNDOSE. INSOMNIO, MIGRAÑAS Y DOLORES DE ESTÓMAGO SON LOS PRIMEROS SÍNTOMAS DE LAS VÍCTIMAS DEL ACOSO MORAL. ALGUNOS COMIENZAN A BEBER Y A ABUSAR DE LOS TRANQUILIZANTES. LUEGO LLEGAN LAS DEPRESIONES PROFUNDAS.
RESULTA SORPRENDENTE QUE MUCHAS EMPRESAS NO LLEGUEN A COMPRENDER ALGO TAN ELEMENTAL Y SIGAN MANTENIENDO EN PUESTOS CLAVE A ESTA GENTE COMPLETAMENTE DESTRUCTORA.


I

La posibilidad de destruir a alguien sólo con palabras, miradas o insinuaciones es lo que se llama “violencia perversa” o “acoso moral”.
Estas insidiosas agresiones proceden de la voluntad de desembarazarse de alguien sin mancharse las manos. Porque avanzar enmascarado es lo propio del perverso. Ésta es la impostura que hay que desvelar para que la víctima pueda volver a encontrar sus puntos de referencia y sustraerse a la influencia de su agresor. Lo que es: un verdadero “asesinato psíquico”.



II



Cuando un individuo perverso entra en un grupo, tiende a reunir a su alrededor a sus miembros más dóciles con la idea de seducirlos. Si un individuo se niega a alistarse, el grupo lo rechaza y lo convierte en chivo expiatorio. De este modo, entre los miembros del grupo, se crea una relación social en torno a la crítica común de la persona aislada, y en torno a los cotilleos y los chismes. En este punto, el grupo ya se halla bajo la influencia del perverso e imita su cinismo y su falta de respeto.
El objetivo de un individuo perverso es acceder al poder o mantenerse en él -para lo cual utiliza cualquier medio-, o bien ocultar su propia incompetencia. Para ello, necesita desembarazarse de todo aquel que pueda significar un obstáculo para su ascensión, y de todo aquel que pueda ver con demasiada lucidez sus modos de obrar. No se contenta con atacar a alguien frágil, como ocurre en el caso del abuso de poder, sino que crea la misma fragilidad a fin de impedir que el otro pueda defenderse.
El miedo genera conductas de obediencia, cuando no de sumisión, en la persona atacada, pero también en los compañeros que dejan hacer y que no quieren fijarse en lo que ocurre a su alrededor. Es el reino del individualismo y del “allá se las componga cada cual”. Los compañeros temen que, al mostrarse solidarios, se los estigmatice.


III


La técnica es siempre idéntica: se utiliza la debilidad del otro y se lo conduce a dudar de sí mismo con el fin de anular sus defensas. Mediante un proceso insidioso de descalificación, la víctima pierde progresivamente su confianza en sí misma y, a veces, está tan confundida que le puede dar la razón a su agresor:”¡Soy una nulidad, no llego, no estoy a la altura!”. Por lo tanto, la destrucción se lleva a cabo de un modo extremadamente sutil, hasta que la víctima comete errores ella sola.
Algunos patrones tratan a sus empleados como si fuesen niños; otros los consideran como sus “cosas” y piensan que los pueden utilizar a su antojo. Todas las innovaciones e iniciativas que podría aportar el empleado quedan de este modo anuladas. Sin embargo, cuando el empleado es útil o indispensable, para lograr que no se marche, hay que paralizarlo e impedir que piense; no debe sentirse capaz de trabajar en otra parte. Es necesario hacerle creer que no merece más de lo que ya tiene en la empresa. Si se resiste, hay que aislarlo. No se le saluda, no se le mira, se ignoran sus sugerencias y se rechaza cualquier contacto con él. Luego vienen las observaciones hirientes y descorteses, y si con ello no basta, se da paso a la violencia.



IV



De los casos clínicos descritos, podemos concluir que la relación de acoso se desarrolla en dos fases: una, de seducción perversa; y otra, de violencia manifiesta. La primera fase se puede prolongar durante varios años.”Quitar el seso”. Se instaura gradualmente durante los primeros tiempos de la relación, a través de un proceso de seducción. En esta fase de preparación, se desestabiliza a la víctima, que pierde progresivamente confianza en sí misma. Primero, hay que seducirla y, luego, lograr que se deje influir para, finalmente, dominarla, con lo que se la priva de toda parcela de libertad posible. La seducción consiste en atraer irresistiblemente, pero también, en un sentido más jurídico, en corromper y sobornar. El seductor falsea la realidad y opera por sorpresa y secretamente. No ataca nunca frontalmente, sino de modo indirecto a fin de captar el deseo del otro, de ese otro que lo admira y que le devuelve una buena imagen de sí mismo. Es una seducción narcisista.


V


La conducta perversa no incluye únicamente una persecución del poder, sino también y sobre todo una utilización del otro como si fuese un objeto, o una marioneta, algo que al perverso le produce un gran placer.



VI



Le parece legítimo rebajar a quien haga falta con tal de adquirir una fuerte autoestima. No tiene ningún respeto por los demás. Resulta asombrosa su ilimitada animadversión, que suele provenir de motivos fútiles, y no tiene ninguna compasión de las personas que se encuentran acorraladas en situaciones insoportables. Quien inflige violencia a otro individuo considera que éste se la merece y que no tiene derecho a quejarse. Para el agresor, la víctima no es más que un objeto que molesta. Niega su identidad y su derecho a tener sentimientos o emociones.
La víctima, ante esta agresión que no comprende, se siente sola, ya que, en todas las situaciones perversas, los que las presencian se muestran cobardes e indulgentes. Temen convertirse, a su vez, en blanco de las agresiones, pero, en ocasiones, también gozan sádicamente con el espectáculo de la destrucción.
Por contra, un manipulador perverso no soporta la más mínima oposición a su poder y transformará cualquier relación conflictiva en odio, hasta el punto de querer destruir a su oponente.



VII



La comunicación se deforma con objeto de utilizar al otro. Para que siga sin comprender nada del proceso que se ha iniciado y para confundirlo todavía más, hay que manipularlo verbalmente. Arrojar confusión sobre las informaciones reales es esencial cuando hay que lograr que la víctima se vuelva impotente.
La violencia, aun cuando se oculte, se ahogue y no llegue a ser verbal, transpira a través de las insinuaciones, las reticencias y lo que se silencia. Por eso se puede convertir en un generador de angustia.
El perverso no practica la comunicación directa porque “con los objetos no se habla”.
Cuando a un perverso se le pregunta algo directamente, elude la comunicación. Como no habla, impone una imagen de grandeza o de sabiduría. Penetramos así en un mundo en el que la comunicación verbal es escasa.







VIII


El discurso paradójico se compone de un mensaje explícito y de un mensaje sobreentendido. El agresor niega la existencia del segundo. Ésta es una manera muy eficaz de desestabilizar al otro.
Una de las formas del mensaje paradójico se basa en sembrar la duda sobre algún hecho más o menos anodino de la vida cotidiana. La víctima termina desquiciada y ya no sabe quién está en lo cierto y quién no.
Queda un rastro de duda:”¿Ha querido decir lo que decía, o lo estoy interpretando todo al revés?”. Si la víctima intenta aclarar sus dudas, acaban calificándola de paranoica y acusándola de que todo lo entiende al revés.
Muy a menudo, la paradoja se debe a la distancia que separa lo que se dice del tono en que se dice. Esta distancia hace que los testigos confundan completamente el contenido del diálogo.
El discurso paradójico asume al otro en la perplejidad.
Los mensajes paradójicos no son fáciles de identificar. Su objetivo consiste en sumir al otro en la confusión para desestabilizarlo. De este modo, el agresor mantiene el control de la situación y enreda a su víctima con sentimientos contradictorios. La mantiene en falso y se asegura la posibilidad de hacerla caer en un error. La finalidad de todo ello, como hemos visto, es la de recuperar una posición dominante, y pasa por controlar los sentimientos y los comportamientos del otro, y por procurar incluso que éste termine por aprobarlo todo, al tiempo que se descalifica a sí mismo.



IX


La mentira también puede agarrarse a los detalles.
Dígase lo que se diga, los perversos siempre encuentran la manera de tener razón, y esto les resulta más fácil cuando ya han logrado desestabilizar a su víctima y ésta, contrariamente a su agresor, ya no disfruta con la polémica. El trastorno que se provoca en la víctima es una consecuencia de la confusión permanente entre la verdad y la mentira.
Como podremos comprobar en el próximo capítulo, la mentira de los perversos narcisistas sólo se vuelve directa durante la fase de destrucción.
A los perversos les importa muy poco qué cosas son verdad y cuáles son mentira: lo único verdadero es lo que dicen en el instante presente. A veces, sus falsificaciones de la verdad están muy cerca de las construcciones delirantes. El interlocutor no debería tener en cuenta ningún mensaje que no se formule explícitamente, por mucho que se trasluzca. Puesto que no hay un rastro objetivo, el mensaje no existe. La mentira del perverso responde simplemente a una necesidad de ignorar lo que va en contra de su interés narcisista.
Ésta es la razón de que los perversos envuelvan su historia con un gran halo de misterio; no hace falta que digan nada para producir una creencia en sus interlocutores: se trata de “ocultar para mostrar sin decir”.



X


También es característico el desplazamiento de la culpabilidad. Mediante un fenómeno de transferencia, el agresor consigue que la culpabilidad recaiga completamente en la víctima.
La descalificación consiste en privar a alguien de todas sus cualidades. Hay que decirle y repetirle que no vale nada hasta que se lo crea. Al principio, y ya lo hemos visto, esto se hace de un modo soterrado, en el registro de la comunicación no verbal: miradas despreciativas, suspiros exagerados, insinuaciones, alusiones desestabilizadoras o malévolas, observaciones desagradables, críticas indirectas que se ocultan detrás de una broma, y burlas.
En la medida en que estas agresiones son indirectas, es difícil considerarlas claramente como tales, con lo cual también resulta difícil defenderse. Por poco que estas palabras le sirvan de espejo a una identidad ya frágil, o a una falta de confianza ya existente, o que se dirijan a un niño, la víctima las incorpora y las acepta como verdaderas.”No eres más que un cero a la izquierda”.”Eres tan inepto (o feo) que nadie, aparte de mí, querrá saber nada de ti;¡sin mí, te quedarías completamente solo!”. El perverso arrastra consigo al otro y le impone su visión falsificada de la realidad.
Es más, la víctima termina por convertirse en un verdadero desastre.
La descalificación se extiende desde la víctima elegida hasta su círculo de relaciones, que incluye a su familia, sus amigos y sus conocidos:”¡Sólo conoce a idiotas!”
El perverso destina todas estas estrategias a hundir al otro y, con ello, se revaloriza a sí mismo.



XI


A diferencia de lo que ocurre en los conflictos normales, con un perverso narcisista no se produce un verdadero combate, por lo que tampoco resulta posible la reconciliación. No levanta nunca la voz y manifiesta únicamente una hostilidad fría. Si alguien se la señala, la niega. Una vez que su compañero se exaspera o grita, resulta fácil burlarse de su ira y ridiculizarlo.
Todo el mundo puede utilizar estas técnicas de desestabilización, pero el perverso las utiliza de una manera sistemática, sin compensaciones ni excusas posteriores.
La víctima se agota buscando soluciones, las cuales son de todas formas inadecuadas y, sea cual fuere su resistencia, es incapaz de evitar la emergencia de la angustia o de la depresión.
En otras situaciones, la víctima no tiene otra opción que la de sufrir.
A veces, la comunicación perversa está formulada por mensajes sutiles que no se perciben inmediatamente como agresivos o destructores porque otros mensajes que se emiten simultáneamente los ocultan. Las más de las veces, estos mensajes ocultos no se pueden descifrar hasta que su destinatario no se libra del dominio.”Hasta que no se las volvió a encontrar en la edad adulta, no se dio cuenta de la ambigüedad de las postales que su padrastro le enviaba cuando ella era todavía una adolescente. Eran mujeres desnudas en la playa. Detrás, su padrastro escribía: Pienso mucho en ti”
En ambos casos, se utiliza al otro como si fuera un objeto.



XII


El arte en el que el perverso narcisista destaca por excelencia es el de enfrentar a unas personas con otras, el de provocar rivalidades y celos. Esto lo puede conseguir mediante alusiones que siembran la duda:”¿No crees que los Fulano son así o asá”; o mediante la revelación de lo que una persona ha dicho de su interlocutor:”Tu hermano me ha dicho que consideraba que te habías portado mal”; o mediante mentiras que colocan a las personas en posiciones enfrentadas.
Para un perverso, el placer supremo consiste en conseguir la destrucción de un individuo por parte de otro y en presenciar ese combate del que ambos saldrán debilitados y que, por lo tanto, reforzará su omnipotencia personal.
En una empresa, esto se traduce en cotilleos, insinuaciones, privilegios que se otorgan a un empleado y no a otro, y preferencias que también varían de un empleado a otro. Se trata también de hacer correr rumores que, de una manera imperceptible, herirán a la víctima sin que ésta pueda identificar su origen.
En un monólogo de Otelo, Yago declara que le gusta hacer el mal por amor al mal. Más tarde, confiesa que tanto la virtud, la nobleza y la “belleza cotidiana” de un hombre honrado como Casio como la pureza de Desdémona le sorprenden y le incitan a destruir esa virtud y esa belleza. Hay en él una voluptuosidad de la bajeza, el deseo de urdir hábiles maquinaciones que su inteligencia hará triunfar

DE LOS MANIPULADORES: GLORIA HUSSMANN Y GRACIELA CHIALE

I

Para Paca y Ramón.



Queremos marcar la diferencia entre una estructura de personalidad manipuladora y las manipulaciones realizadas ocasionalmente, de la misma manera que existe una gran diferencia entre un mentiroso patológico y una persona que miente ocasionalmente.



ALGUNAS CARACTERÍSTICAS GENERALES

1 El manipulador es un especialista en camuflajes. Se oculta bajo disfraces diferentes e intercambiables. En esto precisamente radica la dificultad para detectarlos.

2 Estos tipos de disfraces que describimos no son excluyentes, es decir, que el manipulador puede intercambiarlos según su necesidad.

3 Algunos manipuladores son fácilmente irritables, reaccionan desmesuradamente ante cualquier circunstancia que les moleste. Pueden llegar incluso a ser violentos.

4 Algunos se muestran amables o seductores socialmente y en la intimidad con su víctima se comportan de manera opuesta.

5 Son generalmente impredecibles. Nunca se sabe qué es lo que los enoja y cómo actuarán en consecuencia.

6 Se desentienden de sus propias responsabilidades, logran transferirlas a los demás y los cuestionan cuando los resultados no son los que ellos esperaban.

7 Son muy eficaces para lograr sus fines a costa de otras personas.

8 Inducen a los otros a hacer cosas que no harían a partir de sus propias convicciones.

9 Sus demandas son imperativas, incluso pueden recurrir a “forzar” razones lógicas para lograr sus propósitos.

10 Utilizan pseudoverdades universales aprovechando los principios morales de los demás para satisfacer sus necesidades (la caridad, la tolerancia, el perdón...).

11 Carecen de empatía aunque proclamen lo contrario.

12 Desprecian los sentimientos, demandas, deseos y puntos de vista de los demás.

13 Pueden llegar a la amenaza o el chantaje de forma abierta o encubierta.

14 No se expresan claramente y pretenden que los demás adivinen lo que ellos quieren o necesitan y responden generalmente de forma confusa y se enojan cuando se les solicita que aclaren o amplíen la información.

15 Comunican sus mensajes de manera indirecta, especialmente cuando deciden no enfrentar una situación que les resulta incómoda y utilizan a otras personas para que transmitan sus mensajes o lo hacen a través del teléfono o de una nota escrita.

16 Tienen gran versatilidad para cambiar de tema de acuerdo con sus necesidades. Utilizan ardides para focalizar la conversación en un punto que resulte más conveniente para ellos.

17 Piensan que los demás deben saberlo todo y responder inmediatamente a sus preguntas sin otorgar el tiempo necesario para que las otras personas piensen la respuesta.

18 A pesar de ser ellos muy cambiantes (opiniones, comportamientos, sentimientos...), no admiten que los otros lo sean e incluso les hacen creer que no deben cambiar nunca de opinión.

19 Las reglas están para que las cumplan los otros. Son muy permisivos consigo mismo y muy intolerantes con los demás.

20 Disimulan y jamás reconocen sus errores aunque sean evidentes y no admiten críticas de ningún tipo.

21 Se creen puros y los demás impuros y con pecados. No toleran los errores de los otros. Critican constantemente a todos y a todo. Hacen creer a los demás que deben ser perfectos y desvalorizan acusan y juzgan y condenan a las personas vulnerables de sus defectos o errores.

22 Lo distinto los asusta porque los desplaza de sus patrones de acoso y control.

23 Se creen superiores y poseedores de un don especial que los hace infalibles y sabios, suponen que los demás son ignorantes y ellos se hacen notar.

24 Son egocéntricos, consideran que el mundo gira a su alrededor y engrosan su círculo personal absorbiendo a los demás.

25 Culpabilizan a los demás y les echan la culpa aprovechando el vínculo familiar, la amistad, el amor, la ética profesional...

26 No escuchan con respeto al otro ni con el tiempo suficiente a no ser que tengan algo para ganar.

27 Suelen sembrar cizaña y dividir para levantar sospechas y desestabilizar a sus oponentes.

28 Hacen interpretaciones deformantes de la realidad.

29 Pueden ser muy celosos.

30 Pueden ser muy seductores.

31 Juegan con el tiempo de los demás y esperan al último momento para hacer un pedido o dar una orden.

32 Entrampan a sus víctimas produciéndoles una sensación de malestar y de asfixia por falta de libertad.

33 Si lo consideran necesario se victimizan (utilizando una imagen de soledad, de enfermedad o de pobreza exageradas) para que se los compadezca.

34 Tienen gran habilidad para descubrir a sus víctimas, a los inmaduros, así como a sus puntos débiles.

35 ¿Dos manipuladores juntos? Un manipulador sólo es anulado o superado por otro manipulador.



II

Mienten y matan como diablos.

septiembre 15, 2011

DESCRIPCIÓN DE MOLDAVIA: DIMITRIE CANTEMIR








Dimitrie Cantemir (1673-1723) filósofo, historiador, compositor, musicólogo, lingüista, etnógrafo, geógrafo y, en dos ocasiones, príncipe de Moldavia, es una de las figuras más fascinantes de la historia rumana. A los 14 años vivió un exilio forzado en Estambul (donde aprendió turco y estudió la historia del Imperio Otomano), ciudad en la que posteriormente sería representante diplomático. Sucedió a su padre como príncipe de Moldavia y se unió a Pedro I de Rusia en su campaña contra los turcos, situando a Moldavia bajo la soberanía rusa. Tras ser derrotado por el Imperio Otomano en la batalla de Stânilesti (1711) D. Cantemir (acompañado de su numerosa familia y de un nutrido séquito de boyardos del que no faltaba el cronista Ioan Neculce), se refugió en Rusia, donde Pedro I lo nombró Príncipe del Imperio. Murió en 1723 en su hacienda de Dmitrievsk. En 1935, sus restos mortales fueron trasladados a Iasi (Rumanía).


Biografía selectiva:
.
El diván o la disputa del sabio con el mundo, o el juicio del alma con el cuerpo 1698.
Historia jeroglífica, primera novela en rumano 1705.
Crónica de la antigüedad de los romano-moldo-valacos 1719-1722.


Autor de una obra voluminosa, diversa y original (no exenta de especulaciones e imprecisiones), la reconocida pericia, sagacidad y capacidad de investigación de Dimitrie Cantemir (que llegó a manejar once lenguas) le hicieron valedor del título de miembro de la Academia de Berlín. Hasta la mitad del siglo XIX su obra Historia del auge y declive del Imperio Otomano, impresa inicialmente en Londres y traducida inmediatamente al francés y al alemán, fue la obra más importante sobre el imperio otomano (un libro de referencia para Edgard Gibbon y su Historia del declive y de la caída del Imperio Romano). Suya es también la primera descripción geográfica, etnográfica y económica de Moldavia (Descriptio Moldaviae, 1714) que posteriormente plasmó en forma de un mapa que, por la información geográfica y administrativa que brindaba, fue tomado como modelo por todos los cartógrafos de su tiempo.



____________________________



“Había una vez un hombre pobre que vivía en una cabaña de un bosquecillo. Más de diez gallinas, un par de gallos, dos corderos y un mastín no poseía. Y aunque el perro era un excelente guardián y un muy buen centinela de la hacienda, bastaba con que se moviera una hoja para que se abalanzara sobre el sonido. Y es que no hay mejor guardián que un mastín bien listo, mucho más que un centinela soñoliento o embriagado por los efluvios del vino. El susodicho mastín se pasaba el día delante de la casa, las gallinas se acostaban en lo alto de la cabaña, los corderos pasaban la noche delante de la puerta, en el zaguán, y el hombre, fatigado y exhausto si venía de sus labores, se sentaba en la cabaña para reposar un instante. Y, por lo que a mí respecta, no dejó, como dice el refrán, que se moviera ni una piedra, porque ni siquiera pude acercarme a la empalizada sin sentir la enemistad del perro, así que ni hablar de subir al desván donde las gallinas o de si quiera acercarme, sólo por temor a no oír su voz, así que lo cierto es que ni pude detenerme ni descansar. Y así, con todos los oficios que he tenido y con las ganas con las que he degustado la dulce carne de gallina, ni siquiera el apetito ni el afán se adueñaron de mí. Porque es tan adversa la suerte que se mofa de los mortales, que en más de una vez no le deja a uno ni siquiera oler lo que con los ojos devoraría. Y una vez me ocurrió juntarme con el Lobo, al que le relaté la historia de aquel hombre y la enemistad del mastín y cómo muchas veces, desvelado y con las tripas vacías, me había jugado la vida merodeando en vano alrededor de su cabaña, al acecho de sus gallinas. Además de esto, le menté que tenía también dos corderos. Pues en cuanto éste se enteró, se levantó de repente y me animó a ir lo antes posible a la cabaña de los corderitos, a lo que dije que, lo que es ir, iríamos, pero antes de que anocheciera, porque buena gana de poner en peligro nuestras vidas por miedo al mastín. Le dije, pues, que tuviera la paciencia de acudir mientras brillara el sol, porque sólo así yo lo acompañaría. Con gran dificultad pude convencerlo y es que la codicia, que ya de por sí es insaciable en su saciedad, tanto más arrecia cuando uno tiene hambre. Y tan bien lo conocía yo, que temía que la dulce y blanda carne del cordero lo turbara más todavía y que, en sus fantasías, el hambre de la codicia y, en su estómago, que azuzaba más si cabe la codicia del hambre, no le hiciera ver lana en mi piel y carne de cordero en mi carne. Porque los filósofos están acostumbrados a hacer aire del agua y agua del aire, aunque la cosa no se ajuste del todo a la razón. Así que, al llegar aquella noche tan anhelada y esperada –yo por miedo y el Lobo por hambre– nos pusimos en camino y, al acercarnos al lugar, le enseñé, desde lejos, apuntando con el dedo, la casa del hombre. En ese momento el Lobo tomó la delantera, husmeando con aires de filósofo y con porte ceremonioso. Y el mastín no reparó ni en las embusteras lisonjas ni en las maneras serviles, y de golpe el bosque se inundó de ladridos y balidos, así que no solamente se oyó el alarido de los bosques, sino que el hombre despertó de su profundo sueño, y el estruendo despertó y asustó también a los niños pequeños, envueltos en sus pañales. Así que el hombre, luego de oír aquellos ladridos, entendió que había acudido alguna bestia indeseable al reclamo de sus corderos. Y saliendo a toda prisa de la cabaña, azuzó al mastín de tal manera, que el Lobo decidió tomar las de Villadiego”.

EL ZARATUSTRA DE FRIEDRICH NIETZSCHE

LA MUERTE DE DIOS

¡Que se mueran de una vez! En otros tiempos ofender a Dios era el mayor delito, pero Dios ha muerto y con él han muerto también esos delincuentes. ¡Ahora lo más terrible es cometer un delito contra la tierra y valorar más las entrañas de lo inescrutable que el sentido de ésta! En otros tiempos el alma despreciaba el cuerpo, y se tenía en gran estima ese desprecio. El alma prefería el cuerpo flaco, feo y famélico. De esta forma pensaba escabullirse del cuerpo y de la tierra. Pero esa alma era a su vez flaca, fea y famélica, y su mayor placer era obrar con crueldad. Ahora, hermanos, respondedme: ¿Qué os dice vuestra alma de vuestro cuerpo?¿Acaso no es vuestra alma miseria, suciedad y un bienestar lamentable? En realidad, el hombre es un río sucio. Hay que ser un mar para poder recibir un río sucio sin ensuciarse al mismo tiempo. Yo os muestro al superhombre: él es ese mar, en él puede desembocar vuestro gran desprecio.



EL HOMBRE

Y es que, para el que tiene conocimiento, el hombre no es más que un animal de mejillas sonrosadas. ¿Por qué es así?¿No será que ha tenido que avergonzarse muchas veces? El que tiene conocimiento, amigos, dice: “La historia del hombre es vergüenza, vergüenza, vergüenza”. Por esta razón la persona noble suele imponerse la norma de no avergonzar a nadie y de avergonzarse ante todos los que sufren. En verdad os digo que no aguanto a los compasivos, que se alegran en su compasión; les falta vergüenza. Si tengo que ser compasivo, no quiero, sin embargo, que me tengan por tal; y, cuando lo soy, prefiero serlo a distancia. Me gustaría taparme la cara y salir de allí corriendo antes de que me reconozcan. Así me gustaría que obraseis vosotros, amigos. ¡Ojalá el destino ponga siempre en mi camino hombres como vosotros, que no sufran, con los que pueda compartir mi esperanza, mi comida y mi miel. Es verdad que he hecho cosas a favor de gente que sufría, pero siempre me parecía que obraba mejor cuando aprendía a alegrarme. Desde que existe el hombre, ¡qué poco se ha alegrado! Ese es, hermanos, nuestro pecado original; pues, si aprendemos a estar alegres, nos olvidaremos con más facilidad de hacer daño a los demás y de imaginar nuevas formas para perjudicar a los otros. Por eso yo me lavo la mano que ha ayudado al que sufría y me limpio incluso el alma. Es que me dio vergüenza ver cómo se avergonzaba el hombre que sufría, y cómo ultrajaba yo su orgullo al intentar ayudarlo. Los grandes favores no suscitan gratitud, sino deseo de venganza y, si no somos capaces de olvidarnos del pequeño favor que nos han hecho, este termina convirtiéndose en un gusano que nos roe. “¡Sed reacios a aceptar favores!¡Honrad a quien os hace un favor aceptando su ayuda! Siempre aconsejo esto a quien no tiene nada que dar. Yo soy de los que dan; me gusta regalar a mis amigos, como amigo. Respecto a los que no conozco y a los pobres, prefiero que cojan ellos mismos los frutos de mi árbol, pues de esta forma sentirán menos vergüenza. En cuanto a los mendigos, lo mejor sería suprimirlos, pues molesta tanto darles como no hacerlo. Lo mismo se puede decir de los pecadores y de los que tienen mala conciencia.



EL SUPERHOMBRE

Zaratustra miró a la gente y se quedó sorprendido. Luego siguió hablando:
- El hombre es una cuerda tendida entre el animal y el superhombre, una cuerda tendida sobre un abismo. Es peligroso cruzar de un lado a otro, es peligroso temblar y es peligroso pararse. La grandeza del hombre está en ser un puente y no una meta; lo que hay en él digno de ser amado es que es un tránsito y no un ocaso. Yo amo a los que no saben vivir de otro modo que hundiéndose en su ocaso, pues ellos son los que cruzan al otro lado. O amo a los que desprecian mucho, pues ellos son los que veneran mucho; ellos son las flechas del deseo lanzadas a la otra orilla. Yo amo a los que no buscan detrás de las estrellas una razón para hundirse en su ocaso y sacrificarse, sino que se sacrifican en aras de la tierra para que surja de ella el superhombre. Yo amo a aquel que vive para conocer, y quiere conocer para que alguna vez aparezca el superhombre; y, de esta forma, quiere su propio ocaso. Yo amo al que trabaja y crea para construirle la casa al superhombre, al que prepara para él la tierra, el animal y la planta; pues, de esta forma, quiere su propio ocaso. Yo amo a la flecha del deseo. Yo amo a quien no se queda ni con una gota de espíritu, sino que quiere ser íntegramente el espíritu de su virtud; y, de esta forma, cruza el puente bajo la forma de espíritu. Yo amo a quien convierte su virtud en su inclinación y en su destino fatal; y, de esta forma, quiere seguir y no seguir viviendo por amor a su virtud. Yo amo a quien no pretende tener muchas virtudes, pues una virtud es más virtud que dos, ya que es nudo más fuerte al que queda sujeto el destino fatal. Yo amo a aquel cuya alma se entrega completamente, y no pretende que se lo agradezcan ni que le devuelvan nada, pues se entrega siempre y no quiere conservarse a sí mismo. Yo amo a quien, cuando le favorece la suerte en el juego de los dados, se pregunta avergonzado: “¿Estaré haciendo trampas?”, pues este quiere perecer. Yo amo a quien, antes de hacer algo, lanza palabras de oro y cumple más de lo que promete; pues ese quiere su ocaso. Yo amo a quien justifica a las generaciones futuras y redime a las del pasado; pues ese quiere perecer por la generación del presente. Yo amo a quien castiga a su dios, porque lo ama; pues la cólera de su dios terminará haciéndole perecer. Yo amo a quien tiene un alma profunda hasta cuando le hieren, y que puede perecer ante cualquier exigencia insignificante; pues ese cruza el puente de buen grado (DESTRUCTIVO). Yo amo a quien tiene un tan llena que se olvida de sí, y lo tiende todo dentro de él; pues, de esta forma, transforma todas las cosas en su ocaso. Yo amo a quien tiene un espíritu y un corazón libres; pues su mente no es más que las entrañas de su corazón, y su corazón le empuja al ocaso. Yo amo a todos los que son como gotas pesadas que van cayendo una a una del nubarrón suspendido encima de los hombres; pues estos anuncian el rayo que viene y perecen por anunciarlo. Yo anuncio el rayo y soy como una pesada gota que cae del nubarrón. ¡Ese rayo se llama superhombre!




EL ÚLTIMO HOMBRE

Y Zaratustra se dirigió a la multitud:
- Ha llegado la hora de que el hombre fije su propia meta. Ha llegado la hora de que el hombre plante la semilla de su más alta esperanza. Su tierra es aún bastante fértil para ello. Pero un día esa tierra será pobre y floja, y ya no podrá brotar en ella ningún árbol elevado. ¡Ay, llegará un día en que el hombre ya no lanzará más allá de sí mismo la flecha de su anhelo; un día en que ya no sabrá vibrar la cuerda de su arco! Yo os digo que hay que seguir teniendo un caos dentro de uno para poder dar a luz una estrella rutilante. Y yo os digo que vosotros tenéis todavía un caos en vuestro interior. Pero, ¡ay!, llegará un día en que el hombre ya no podrá dar a luz ninguna estrella. Llegará, ¡ay!, el día del hombre más despreciable: el hombre que ya no es capaz de despreciarse a sí mismo, ¡Mirad! Yo os muestro el último hombre. “¿Qué es amor?¿Qué es creación?¿Qué es anhelo?¿Qué es estrella? –se pregunta, guiñando el ojo, el último hombre. En ese momento la tierra se ha empequeñecido, y sobre ella se mueve a saltos el último hombre, que todo lo empequeñece. Su especie es tan indestructible como la del pulgón; el último hombre es el que vive más tiempo. “Hemos encontrado la felicidad”, dicen los últimos hombres, guiñándose el ojo. Han abandonado las comarcas donde la vida era más dura, pues necesitan calor. Siguen amando al prójimo y se frotan entre sí, pues necesitan calor. Consideran que es un pecado enfermar y desconfiar. Andan con mucho cuidado. Solo un tonto puede seguir tropezando con las piedras y con la gente. Un poco de veneno de vez en cuando les produce sueños agradables, y una buena dosis de veneno al final, para que la muerte no sea un trance amargo. Siguen trabajando incluso por puro entretenimiento, pero procuran que el entretenimiento no sea muy cansado. No son ya ni pobres ni ricos, porque las dos cosas son demasiado molestas. ¿Quién va a querer aún gobernar?¿Y quién va a querer obedecer? Las dos cosas son demasiado molestas. Hay un solo rebaño sin ningún pastor. Todos quieren lo mismo, todos son iguales: quien disiente del sentir general se recluye voluntariamente en un manicomio. Los más perspicaces señalan, guiñándose el ojo: “En otros tiempos todos estaban locos”. Hoy la gente es inteligente y está al tanto de cuanto sucede; por eso no para de burlarse. Se sigue discutiendo, pero pronto se llega a la reconciliación; lo contrario, hace daño al estómago. La gente tiene su pequeño placer para cada día y su pequeño placer para cada noche: rinde culto a la salud. “Nosotros hemos encontrado la felicidad”, dicen los últimos hombres, guiñándose el ojo.

Al llegar a este punto, Zaratustra dio por terminado el primer discurso o preliminar, pues el griterío y el regocijo de la multitud lo interrumpió.
- ¡Danos ese último hombre, Zaratustra! –gritaban–; ¡conviértenos en ese último hombre!¡Te puedes quedar con el superhombre!







EL HOMBRE-RELOJ


A otros parece que les agarran desde abajo: sus demonios los arrastran, y cuanto más se hunden más brillan sus ojos y tanto más codician a su dios. También habrán llegado a vuestros oídos los gritos de los que exclaman: “Todo lo que no soy yo, ¡eso, eso es para mí Dios y la virtud!” Hay otros que llevan tanto peso que rechinan como carros que marchan cuesta abajo cargados de piedras: hablan mucho de dignidad y de virtud, pero llaman virtud a sus frenos. Otros son como relojes a los que se debe dar cuerda a diario; producen su tic-tac mecánicamente, y pretenden que se llame virtud a ese tic-tac. Estos me divierten: cuando me encuentre con uno de esos relojes, le daré cuerda con mis burlas, y se pondrá a ronronear. Otros están orgullosos de tener la justicia en el puño, y en su nombre cometen crímenes contra todo lo que les rodea, de tal manera que el mundo se ahoga en su injusticia. Me dan náuseas cuando les oigo hablar de virtud, y cuando dicen: “Yo soy justo”, pues suena: “¡Estoy vengado!” Con su virtud quieren sacar los ojos a sus enemigos; y se ensalzan solo para humillar a los demás. Hay otros que se sientan en su charca y se ponen a hablar desde el cañaveral: “La virtud consiste en que cada uno se siente en silencio en su charca. Nosotros no mordemos a nadie, huimos de los que muerden, y en todo tenemos la opinión que se nos dicta”. Los hay amantes de los gestos, que piensan que la virtud es una especie de gesto. Sus rodillas están siempre dispuestas a hincarse en el suelo y sus manos a juntarse para alabar la virtud, pero ¡qué lejos de todo eso está su corazón! Hay algunos que consideran que es una virtud decir: “¡Qué necesaria es la virtud!”, pero piensan que lo único necesario es la policía. Y no son pocos los que, desconociendo lo que hay de elevado en los hombres, llaman virtud a ver de cerca lo mezquinos que somos, y por eso consideran virtuosa su malvada mirada. Algunos llaman virtud a su deseo de ser ensalzados y glorificados; otros reservan este nombre para su deseo de verse abatidos. En resumen, de una manera u otra, casi todos creen que participan de la virtud; y cada uno cree que, por lo menos, sabe lo que es el bien y lo que es el mal.

septiembre 14, 2011

UN SACERDOTE SANTO Y CASTO: SAN JUAN DE ÁVILA

EL APÓSTO DE ANDALUCÍA Y DEL CONCILIO DE TRENTO.

San Juan de Ávila es un ejemplo de un sacerdote santo y ejemplo para la nueva evangelización, configurado con Cristo Sacerdote y Pastor, pobre y desprendido, casto, obediente y servidor con vida de oración y honda experiencia de Dios, enamorado de la Eucaristía, fiel devoto de la Virgen, y en formación permanente integral, padre y maestro en el sacramento de la penitencia, guía y consejero de espíritus, discernidor de carismas y preocupado por la educación de los niños y de los jóvenes.

Él encarnó en su vida la pobreza y el amor a los pobres. Cuando celebró su Primera Misa en Almodóvar del Campo (Ciudad Real) repartió todos sus bienes entre los pobres. Se hospedaba y vivía en casas pobres, como la que todavía se puede visitar en Montilla. Como criterio de discernimiento en los candidatos al sacerdocio señala el espíritu de pobreza, y de los sacerdotes dice que son "padres de los pobres". Llama la atención de los gobernantes para que se preocupen de los pobres, eviten gastos superfluos y proporcionen trabajo para todos.

Pone como ejemplo a las cofradías o hermandades que tienen un hospital, como el fundado por su discípulo San Juan de Dios. Las mismas escuelas que él fundó iban destinadas preferentemente a niños pobres, consciente de que no basta una caridad asistencial sino que se necesita también la promocional.

Particularmente a los sacerdotes aconseja una celebración fervorosa de la Santa Misa, lo cual exige recogimiento y santidad de vida. Él se pasaba horas ante el sagrario, donde Cristo "se quedó por el gran amor que nos tiene".

Y junto a la Eucaristía, el sacramento de la penitencia, al que dedicó muchas horas como confesor, sabiendo que es el lugar donde se restablece la amistad con Dios, y al que exhortaba continuamente en sus sermones.

Vivía de oración, en la que gastó la mayor parte de su vida. Ordinariamente oraba dos horas por la mañana y dos por la tarde. La define como "una secreta e interior habla con que el ánima se comunica con Dios". Continuamente exhorta a tener experiencia de oración, que no es tanto cuestión de métodos, sino de actitud filial y de humildad y simplicidad de niños.

Como él escribía "los que no cuidan de tener oración, con sola una mano nadan, con sola una mano pelean y con un solo pie andan".


Mensaje de la Conferencia Episcopal Española
al Pueblo de Dios en el V Centenario
del Nacimiento de San Juan de Ávila
noviembre del 1999

septiembre 13, 2011

COMENTARIOS AL TALLER DE FILOSOFÍA

DE CAFEFILOMANÍA
(CONFESOR Y CONSOLADOR)

Entrenamiento corporal y mental en la virtud
un "deber ser" kantiano
unos hábitos de educación y cortesía
ética por la paz

libre albedrío limitado por las circunstancias
enemigos convivir y no puedes apartarte de ellos
por el mero hecho de nacer tienes un enemigo
"el problema del mal", los enemigos son los otros
con los que te rozas para conseguir pedazos tarta
la guerra o responsabilidad por la paz,
libre albedrío más allá del bien y del mal pero con el bien

responsabilidad con el bien
cuando hablas cuando haces
responsables ante la sociedad

libre pensamiento
búsqueda de verdad leer y escribir
normas y leyes consensuadas

maquiavelo
discurso ganador usa medios malos para ese fin y siempre gana
discurso ético

fundamento de las leyes Montesquieu
naturaleza humana
sentido común

normas

el Islam feminista- sharia
RESPONSABILIDAD DE HACERSE CARGO
PROPIA VIDA Y LA DE LOS DEMÁS
EJEMPLARIDAD CUANDO LOS OTROS NO SON RESPONSABLES

EDUCACIÓN (Los Padres, Los Maestros, Los Sacerdotes, Los Amigos, La Novia, Los Políticos, Los Libros)

FIN HISTORIA FUKUYAMA
SOCIEDAD MERCADO
Y LEYES DEMOCRÁTICAS

naturaleza humana = cuando ya aprendemos a caminar nos morimos
sordos de oído
ciegos de vista
fácil corromperse (egoísmo, no alteridad)
dañino a la sociedad

CONVIVENCIA Y EDUCACIÓN Y CONOCIMIENTOS Y
RELACION(ES) Y PROVIDENCIA

ERRAR ES HUMANO

TIEMPO
30-40
40-50
70-60

FALTA DE AUTOESTIMA (CULPABILIDAD)
HIJOS DE DIOS
DIOS PERDONA SIEMPRE

RESPONSABILIDAD DE TENER FE
RESPONSABILIDAD ANTE EL AMOR Y LA DISCORDIA
RESPONSABILIDAD CON LOS QUE SUFREN
EL HOMBRE NO ES UN ANIMAL SOCIAL

RESPONSABILIDAD DE NO MATARME DAS MAL EJEMPLO
PERO SE PUEDE ENTENDER CULPA HORROROSA JUDAS.
DOLOR HORROROSO CABEZA
CONOCEMOS AL MAL PORQUE ALTERA LAS NEURONAS

MEDICAMENTOS BUENOS
BUENA ALIMENTACIÓN
SALUD Y BELLEZA CORPORAL
BUENO (AMABILIDAD, CORTESÍA, DULZURA, SUAVIDAD) Y
, BELLO (SALUD, GASTRONOMÍA, ALIMENTACIÓN BIEN, EJERCICIO) Y
VERDADERO (NO MENTIRA, NI FALSO, NI HIPOCRESÍA)
Y AYUDA A LA UNIÓN (NO AISLADOS, COMUNIÓN, SOMOS MÁS)

VALORES CLÁSICOS

RESPONSABILIDAD DE AL FINAL DE TU VIDA
SER FELIZ

TENER TODOS INSTINTO DE PATERNIDAD

JÓVENES DE LA MARCHA Y LA DROGA
GENERACIÓN DE LA TRANSICIÓN
RESPONSABLES DE LA LUJURIA Y DE LA GULA

LE EDUCO EN LA FAMILIA A SER HONESTO
Y EL COLEGIO QUE LO FORME

ÁRBOL BUENO
ÁRBOL MALO
(DEL ARTE DE LA PRUDENCIA)

LA CASA
LO QUE METO EN CASA
LA PESCA Y QUÉ COSAS TRAES A CASA
LO QUE ELIJAS
TU DESTINO SE DECIDE EN LA CAMA Y A
QUIEN METAS EN ELLA

LA REALIDAD HA ENTRADO EN CASA
CENA CON NOTICIAS TVE
COMENTADAS POR LOS PADRES

LAS PASIONES YA TODO ES AZAR Y NO CONTROLAS
LOS DESEOS FRENTE A LA RAZÓN
ANIMALES APETITIVOS CARNALES
PONER BRIDAS COMO AL CABALLO

FORTALEZA

ESTOY EN CONTRA DEL INCONSCIENTE DE FREUD,
DE LAS IMÁGENES DE LA PUBLICIDAD
la caridad con el inconsciente de Freud es la locura

Por qué se hace el mal
LA IGNORANCIA
LA ENFERMEDAD

EL ATENUANTE DE
LAS CIRCUNSTANCIAS QUE CONDICIONAN

TE PUEDES CREAR LAS CIRCUNSTANCIAS

CÓMO HACER LA CIUDAD IDEAL
CIUDADANOS SANOS
QUE DUERMAN BIEN

EL YO NO ES LO IMPORTANTE (PRINCIPIO DE HUMILDAD)
LO IMPORTANTE ES LA FUNCIÓN
ERROR VARGAS LLOSAS ADQUIRIR CIERTA INMORTALIDAD
EL ESCRIBIR
Y LO QUE NO TIENE FUNCIÓN SE MUERE

PROFESORES MORALEJA
ESTUDIANTES ACABAN
FINALIDAD EGOCÉNTRICA (MÁS YO INDIVIDUO FRENTE AL COLECTIVO,
EL MODELO PAPÁ DIVA),
Y FUNCIÓN SOCIAL (VOCACIÓN MÉDICO)

DE LA QUIEBRA SOCIEDAD LOS DIRIGENTES CULPABLES
DECLARACIÓN RENTA IRPF MI RESPONSABILIDAD

RESPONSABLE DE LO QUE
ENTRA Y SALE EN MI MENTE
ENTRA Y SALE EN MI ESTÓMAGO

DE LA BASURA QUE GENERO

septiembre 11, 2011

LA METAESPERA DE LOS EXILIADOS II

Cuando Jesús no está todo ocurre al revés vienen las tempestades y se muere la gente porque son los demonios los que precipitan a las personas, animales y cosas al abismo y sin embargo Jesucristo cura y da vida y quien le toca se ve en paz y libre de todos los males de la vida y basta tener fe en él para librarse también del miedo de la muerte y siguiendo su ejemplo se llega a alcanzar el cielo.

No puedo seguir adelante porque estoy pegado a mi estupidez, encharcado en las babas de mis palabras, porque pido ya que actúe Dios porque el mundo no tiene las letras suficientes ni el tiempo debido para cambiar de rumbo y pido que no sea demasiado lo que tengamos que dejar atrás sino que la vida permanezca y la amistad y el amor entre las personas y así dulcemente cese toda guerra y toda hambre y toda ideología pestilente y confusa y sin sentido y que no se abandonen los faros de los Padres de la Iglesia ni toda la luz generada por la Iglesia que pedimos ahora y la nueva realidad nos urge que no puede esperar ni quedar en vana materia alézica.

Retrés és rendir-se, deixar de combatre i donar-se a l´enemic. Es diu que una persona es retrata quan diu o fa una cosa que demostra com és y què pensa. Mas, quan una persona important es retira del seus cárrecs, se li ret un homenatge.

Esta sociedad está muy perdida en valores y aunque les pongan el papel de la salvación evangélica en la cara no lo firman y si lo escucharon y encima lo vieron en la persona de Jesús doble es la condenación de sus vidas sin sal, tristes e inertes.

La reforma de la Constitución suena como el teléfono en la última habitación y podríamos aprovechar para hacer el pasillo más largo, la habitación más profunda y la mesilla más pequeña lo que nos obligaría a correr perdiendo unn zapato, a darnos de bruces contra el marco de la puerta y a escuchar de pie pero no pasa nada porque en la vida puede ocurrir de todo.

Habrá que hacer un esfuerzo que supere nuestras fuerzas, ya no te achacaré tu incapacidad sino que me haré comprensivo con ella, no te regañaré ni amonestaré, espero que vayas reaccionando y haciéndolo mejor, y que te superes y que no caigas en el error, de dejar las cosas caer por sí solas, sino que mantengas el tipo y la fuerza, y de un manotazo arregles este caso del Ministerio del Interior y el otro del Ministerio de Economía y el otro del Ministerio de Trabajo y el...

El mosqueado no ve el alimento y piensa que todos los alimentos son veneno, el mosqueado se cree que una de las patas de su silla es bastante corta, el mosqueado cree que lloverá y saldrá el sol al mismo tiempo, el mosqueado come a ratos y poco, el mosqueado acaba tumbado en la cama y sin poder dormir como Dios manda, el mosqueado tuvo tantos enemigos que no puede confiar en nada ni en nadie, tiene que dormir y dejar pasar el tiempo y levantarse de nuevo, el mosqueado es Pedro Castro.

Yo los libros religiosos no los quiero porque lo hago todo al revés y los tiro al suelo de la Puerta del Sol en vez de elevarlos al cielo dijo el joven incendiario de los indignados del 15-M porque os habéis gastado millones en adorar al Papa cuando yo paso hambre y no tengo vacaciones porque no trabajo y lo poco que tengo lo gasto en birras con los amigos y en pasquines para la movida de los sociatas por las calles madrileñas y lo que quiero es cambiar de guija metálica que orienta mi vida porque a mí ese mensaje de Jesús no me pone los puntos sobre mi cornamenta bobalicona.

Tu silencio me inquieta decía Unamuno y tus gritos violentos de muerte me sublevan pero mi corazón no puede con ello y si me falta Dios voy y me muero en la nochevieja, por eso antes de que esto ocurra pondré mi alma inmortal en preparación, para que esto no ocurra, para no ser asaltada por el fiero enemigo que viene en silencio El Diablo, y sea mi seguridad una fe más fuerte que su tridente pestífero.

El pueblo barcelonés de la Diagonal es muy listo y se escabulle por todas las calles tirando piedras y perdiendo las chanclas y las camisetas si con eso consiguen el pan con tomaca para la merienda y un duro en el bolsillo para el almuerzo del próximo día. Es para ellos el porvenir porque no tienen hijos que atender ni un trabajo en el que tengan que fichar y en el fondo lo que quieren es colarse en las vacaciones de alguien con toda la pesadez de su movimiento de indignaos para tomar un respiro de sus empellones y oye eso me dijo mi abuela que tampoco creía en los independentistas de la Ciudad Condal y que el pueblo catalán no es independentista sino español.

Yo no sufro por vosotros, a mí me da igual si vais cuesta abajo en el hundimiento, las margaritas no están hechas para los cerdos, al tiempo los ateos son eliminados por Dios porque saturan la organización vital, vosotros os perdéis las delicias del jardín de los que creen en las maravillas de Dios, y porque sois cizaña enredada los ángeles esperan que crezcáis para ser segados en la hora inesperada y de alivio para los que os sufrieron como comunistas.

Mirant de reüll Zapatero y los suyos podem veure dissimuladament què fa Rubalcaba y los suyos que tenim al costat. Reús! Rea rea, Zancajo condémnada per una malifeta de retruc. La restrospectiva es refereix a coses del passat y que informa d´aquestes coses. Una política socialista és retrògrada si va contra el progrés y si només està d´acord amb les coses republicanas del passat de 1932.

Que todo se acaba y que todo es finito, mi vida y mi testimonio, que no sé a ciencia cierta si alguien recordará lo que he sido y si sacará provecho de ello, que no sé a ciencia cierta adonde iré a parar con mis huesos y que eso sí la muerte se lo llevará todo incluso mi recuerdo porque no era más que una mota de polvo.

LA METAESPERA DE LOS EXILIADOS

Hay ropa que está gafada que da tan mal plante la tarde que te la has puesto que pronto la tendrás que desechar de tu fondo de armario porque te dejó en mal lugar y te trae malos recuerdos en que te rebajaste al hado funesto y ha otra que dura tanto como buen fario por dondequiera que anduvo y quizás debido a unas buenas vacaciones y un buen enamoramiento y un buen trabajo con ella.

Refunfuñas como un niño/ cuando Dios no da una señal/ este es el signo de tu nacimiento/ y esto a Él le hace gracia y le gusta ver/ y para dejarte tranquilo y bien/ por tu mucha fe te la da/ tú mismo fuiste señalado por los demás/ en tu cruz de amor y esperanza/ tú mismo recorriste el mundo/ y empuñaron el arma/ y empuñaron la injusticia/ tú mismo fuiste crucificado/ y surgió el símbolo del llanto y del dolor/ y surgió la maldición de la muerte/ y esta es la señal/ que resucitó/ y nos dará la vida eterna.

No permitas que te insulten y te agredan por el mal ambiente que dejas en el lugar, así aunque te hieran y tú no hieras, dile a los ojos del descarado que no te hace mal pero díselo mostrándole en tu perpleja mirada lo pobre que es y que tú le has sentido pero no le has escuchado, es él quien se escucha a sí mismo el insulto y le rebota en sus sienes porque al no hacerle aprecio se lo tiene que llevar a casa y no sabe dónde colocarlo y probablemente debajo de la almohada de la cama de su casa.

Tú pides el perdón, y exiges el perdón de todas las cosas, eres el mismo perdón de todo lo que existe, pero mi dolor de cabeza no puede quitarme el dolor de la afrenta y el acoso que no cesa de la humanidad, solo puedo perdonar estando junto al Perdón del que me lo ha perdonado todo y me alcanza a vivir y morir en paz porque todo enemigo que no perdona y no hace las paces es eliminado de la Creación y no veas cómo.

No quiero tener en la cabeza los problemas de nadie,/ tengo los míos y son muy pocos,/ eso es que hago las cosas bien y Dios quiere que sea así,/ necesité poco y he consumido por necesidad,/ soy de centro cristiano ni burgués ni comunista,/ no me he dormido no he parado de luchar y hacer cosas,/ la Iglesia hizo mi clase media y me mantuve en ella a pesar de los socialistas,/ no tengo dependencias de nadie,/ no con quien naces sino con quien paces/ y dime con quién andas y te diré quién eres.

Las cosas se hacen bien y los partidos se presentan para ser elegidos y la gente participa de las elecciones de sus representantes. Hay una diferencia entre tenerlo todo claro y pensar que no hay nada claro. Si nos equivocamos en nuestras verdades podemos rectificar y reparar la injusticia pero si dudamos de todo tampoco movemos un dedo.

El divorcio es correcto,/ porque esa persona puede hacernos un marcaje implacable,/ puede decirnos lo que tenemos que hacer y lo que no,/ bombardearnos para que no lo hagamos así,/ no dejarnos en paz,/ envenenarnos los oídos,/ agobiarnos con sus tonterías y vanidad,/ puede asustarnos y que persigamos a todo el mundo,/ por último puede meternos una gota de la regla en la comida.

Dios bendice a los tontos de derecha a izquierda y de arriba a abajo se carga a sus enemigos y de los chanchos hace embutidos para su pueblo.

Qué escribiría hoy de los rojos un prosista del Cancionero general del siglo XV como Diego de San Pedro que fue alcaide de Peñafiel y estuvo al servicio del maestre de Calatrava pues escribiría seguro con un gran éxito Tratado de amores con la República y Cárcel de amor de los rojos.

Todos los antirreligiosos y anticatólicos y en fe(defi)nitiva anticristos parece mentira que alguna vez en su vida sintieran la gracia y recuerden si luego pisoteada no fueron a parar al estercolero y si viven de las migajas de una leve conmiseración a su estupidez presumida, altanera y vocera de la nada increencia que no les llevara a ningún lugar seguro y como lo saben apenas se mueven porque Uno Diablo ya les ha ganado el alma y los otros ángeles les van a dar un espanto.

No deberíamos de ver tantas imágenes y concentrarnos tanto en la televisión porque debiéramos disfrutar como en el cine de las impresiones que en los paisajes que conocemos nos da Dios a modo de fotografías o esencias pensativas que llevan en sus estelas todo un tesoro de significados de la vida a desenterrar de la caverna cerebral y a descubrir en el rastro de la memoria la sublime prestancia republicana que nos da.

septiembre 07, 2011

EXCURSIONES DE SÁBADO XXIII

EXCURSIÓN 50 MADRID-ALCÁZAR DE SAN JUAN

A-4 Córdoba-desvío a la altura Madridejos-todo autovía.

A ver si tenemos la suerte recorridos 2/3 a la ida de parar en el Área de Servicio del santuario de San Cristóbal de los Caminantes.

ALCÁZAR DE SAN JUAN- Al llegar en la primera rotonda a la izquierda y penúltima sálida están a 12 km la Laguna de Villafranca, Laguna de las Yeguas y Laguna de la Veguilla donde podemos tener una comida campestre en un complejo humedal de aves. También podemos comer en el extenso Parque Alces que empieza a la izquierda pasada esa rotonda hasta la Plaza de Toros con merenderos y parques infantiles como en la Casa de Campo.

Si nos adentramos por la calle principal llegamos a la Oficina de Turismo y a la Plaza del Ayuntamiento con Escudo de la Inquisición bajo cuya casa está el antiguo Mercado de Abastos, Fuente Gotera, estatuas de don Quijote de la Mancha y Sancho Panza y tabernas de tapas como Viña E.

En este pueblo está la Iglesia de Santa María La Mayor donde se guarda la partida bautismal de Cervantes y en su plaza estaba la casa donde nació. Tenemos restos de la antigua muralla Cubillo, Torreón almohade de don Juan José de Austria del siglo XIII, Capilla del conjunto palacial Gran Prior, Convento de San José con Museo de la Alfarería, Museo Municipal, Casa del Hidalgo, Iglesia Universidad de San Francisco, Iglesia de Santa Quiteria, Iglesia de la Santísima Trinidad.

Después de comer podemos ir a tomar café a un lugar tranquilo como el Hotel Convento de Santa Clara.

Salimos dirección Tomelloso a 2,5 km está el Cerro de los Molinos San Antón donde se puede visitar con Cuatro Molinos y donde se puede contemplar la extensa llanura manchega. Este pueblo llegó a tener 19 molinos de viento y 2 de agua.

septiembre 06, 2011

LA ARAÑA DE LA URSS: MANUEL VÁZQUEZ MONTALBÁN

Gide viaja por la URSS y a su vuelta publica Retour de l´URSS, que escandaliza a la izquierda y le obliga a contestar a los ataques con un Retouches a mon “Retour de l´URSS”, libros ausentes de la cultura española hasta la edición de Mushnik Editores de 1982.

¿Qué cuenta Gide a su regreso de la URSS para provocar tanto escándalo? Estamos en 1936, ya han empezado las purgas derivadas del asesinato de Kirov, pero en el resto del mundo o se contemplan como un “ajuste de cuentas entre bandidos bolcheviques” o se interpretan como un inevitable proceso de depuración revolucionaria dura, pero magistralmente conducido por Stalin.

Han sido médicos, ingenieros los ejecutados
Muerte a los que ponen en peligro las conquistas de Octubre.
Muerte a los saboteadores del plan quinquenal.
A vosotros, Juventudes Comunistas,
Barred el detritus humano donde se refugia
La araña encantadora del signo de la cruz.

Louis Aragon firmaba este poema en 1931 tras el conocimiento de las depuraciones del llamado “partido industrial” y, cuando matan a Kirov, Aragon le llora de tal manera que con sus lágrimas poéticas contribuye a regar la planta de la represión. Veinte años después, tras las revelaciones del XX Congreso, Aragon poetizaba la amargura que le causaban sus palabras corresponsables con el stalinismo: “Es como si las palabras pensadas y pronunciadas/ ejercieran para siempre un poder de chantaje”. Gide no ha necesitado esperar tanto tiempo para ver con sus dos ojos de “burgués individualista”. Escribiría Gide en 1936: “La URSS está “en construcción”, es importante repetirlo constantemente. De ahí nace el interés excepcional de una estancia en esa inmensa tierra en gestación: pareciera que uno contempla allí el alumbramiento del mundo. Lo bueno y lo malo se mezclan en este país; debería decir: lo excelente y lo peor. Lo excelente se consigue a menudo al precio de un esfuerzo inmenso. No siempre ni en todas partes ha conseguido este esfuerzo aquello que pretendía: aún no. A veces lo peor acompaña y se adelanta, a lo mejor; casi diríase que es su consecuencia. Se pasa así de la luz más intensa a la sombra más oscura con una brusquedad desconcertante. Suele ocurrir que el viajero, siguiendo convicciones preestablecidas, se muestre sensible únicamente a una u otra cosa. Ocurre demasiadas veces que los amigos de la URSS se nieguen a ver lo malo, o cuando menos a reconocerlo, de ahí que, con excesiva frecuencia, la verdad sobre la URSS se diga con odio y la mentira con amor”.

Se cura así en salud para empezar el relato del viaje. Se entusiasma ante el fervor constructivo de los trabajadores, se emociona ante el esfuerzo del estado por educar a las nuevas generaciones, valora las construcciones, aunque no puede ocultar su disgusto por la nueva arquitectura de Moscú, definitivamente dirigida por el gusto staliniano. Es consciente de que “lo pasean” ante las mejores realizaciones, a la manera del “potemkinismo” tradicional, pero cuando entra en contacto directo con la juventud revolucionaria, capta su entusiasmo y una desmedida confianza en el potencial soviético, unida a un menosprecio hacia lo exterior casi tan grande como el desconocimiento. “Al volver de Leningrado resulta más impresionante todavía el desgaire de Moscú. Ejerce también su acción oprimente y deprimente sobre el espíritu. Los edificios, salvo raras excepciones, son feos (no sólo los más modernos) y no mantienen congruencia alguna los unos con los otros... Aun así Moscú sigue siendo, pese a su fealdad, de lo más entrañable. Vive poderosamente. Dejemos de mirar las cosas. Lo que me interesa aquí es la gente”. La gente hace colas. Gide trata de comprar algunos regalos y todo lo encuentra horrible, pero espera que de la cantidad nacerá la calidad. Lo que le parece más grave es la abulia general, en contradicción con el entusiasmo productivo del stajanovismo. “El stajanovismo resultaría inútil en un país donde los obreros trabajaran”. Le molesta que se tienda a tener sólo una opinión sobre cualquier cosa y que “estar en línea”, no disentir, signifique estar de acuerdo con lo que dicta Pravda. “¿Es ésta la gente que hizo la revolución? No, es la que se beneficia de ella. Cada mañana Pravda los alecciona sobre lo que es necesario saber, pensar y creer”. Sobre la prepotencia del “saber revolucionario” aporta distintos ejemplos, pero ninguno como el razonamiento que le ofrece un joven estudiante para desdeñar todo el saber extrasoviético: “Unos años atrás, Alemania y los Estados Unidos podían todavía enseñarnos algo. Pero hoy en día ya no nos queda nada por aprender de los extranjeros. ¿De qué sirve entonces hablar su idioma?”


(Del libro Moscú de la Revolución)

JARMILA: ERNST WEISS

Cuando hace un año, en otoño, quise viajar de París a Praga, me di cuenta en el coche, cerca de la estación, de que me había olvidado el reloj en casa, debajo de la almohada. Detuve el automóvil y busqué una relojería con la intención de comprarme un reloj barato de níquel. Por allí solo había una tienda grande de precio único. En ella se exponían relojes muy vistosos que no costaban más de treinta y cinco francos. Compré uno de aquellos aparatos y durante el viaje, considerablemente largo, observé su marcha. Al principio el chisme, en un lapso de once horas, atrasó un cuarto de hora, pero luego galopó hasta adelantar media hora en las trece horas siguientes. Sin embargo, tan pronto como llegué a Praga, al comparar el mío con el gran reloj de la estación, vi que, a pesar de todo, marcaba casi la hora exacta. Me fui a un hotel. Tenía tiempo. Bajé a dar un paseo, por los muelles del Moldava. Los puentes que cruzan el río tranquilo, de color pizarra, surcado tan solo por unos pocos barcos pequeños de pescadores pintados de un marrón cenagoso, son de una belleza indescriptible, tanto los viejos como los nuevos.

Habría podido tirar mi reloj desde el puente y estuve tentado de hacerlo. Pero no solo lo conservé, sino que, haciéndome entender con gestos, lo confié al dueño de una pequeña relojería en la orilla izquierda del río. Me lo arregló en pocas horas por treinta y nueve coronas... Bueno, arreglado de tal manera que a partir de entonces, completamente a su antojo, aquella máquina andaba a trompicones hacia delante y se obstinaba maliciosamente en atrasar, igual que una criatura testaruda que, durante un paseo, se deja arrastrar por sus pacientes padres, pero de vez en cuando les tira de la mano hasta soltarse para correr detrás de otros niños o de un perro o para precipitarse hacia el escaparate de una juguetería. Y así como me encantan, me fascinan y me pueden tomar el pelo los niños de cualquier edad y los perros de cualquier raza, así también me divertía el reloj, esa maravilla de la técnica moderna, producto de una eficiente industria de la producción en serie.

Lo cierto es que debí guiarme por él. Naturalmente me defraudó y por su culpa llegué tarde a una importante entrevista que había concertado telefónicamente desde París con un corresponsal en un café de la plaza Wenceslao. Me proponía comprarle a este agente treinta toneladas de manzanas de Bohemia de calidad mediana, y contaba ya con la comisión para pagar una deuda urgente en París.

Ya muy avanzada la tarde estaba sentado ante la tercera taza de café en la terraza de la cafetería que ocupaba el primer piso de un suntuoso edificio. El sol relucía aún con bastante fuerza sobre el monumento de San Wenceslao, frente al museo, donde el santo héroe está rodeado por una serie de magníficos caballos armados y otros tantos caballeros de bronce. Ahora los rayos oblicuos del atardecer se proyectaban sobre las ancas tersas de uno de los caballos del monumento erguido en su inmóvil magnificencia y con los ojos dirigidos hacia la plaza que, repleta de gente, ascendía en suave inclinación.

Al borde de la calle atestada de gente, de tranvías y automóviles (la plaza de San Wenceslao) no es en realidad sino una ancha y magnífica avenida que no tiene igual en Europa), se apretujaban los vendedores callejeros con la mercancía extendida delante de ellos, sobre el adoquinado o amontonada sobre pequeños tablones en las entradas de las casas. Había vendedores ambulantes con magníficas manzanas de todas las clases (no de calidad mediana), pero también había quien ofrecía espejos sin marco, delgados peines de hojalata, quesos de montaña eslovacos, rojos por fuera y de color miel por dentro, corbatas bien cosidas y a bajo precio, naranjas, plátanos, labores de encaje, bordados multicolores al estilo campesino y toda suerte de mercancías baratas. Como es lógico, eran los niños quienes más se detenían y querían convencer a sus padres para que les compraran algo y desde mi terraza vi incluso a niños muy bien vestidos, con guantes blancos, tirar de la mano de sus madres o institutrices.

En el portal de una casa, justo frente a mí, vi a un vendedor callejero todavía joven, de rostro hermosamente tallado, aunque algo ceñudo. Tenía ante sí, en el suelo, una tabla de madera pulida sobre la que se movían, entremezclándose, un montón de pajarillos artificiales que correteaban y picoteaban impulsados por un mecanismo interno, con los movimientos bruscos característicos de las gallinas. Eran sin duda de madera, pero ese material desaparecía bajo el plumaje artificial, un fino plumón encolado, blanco, amarillo chillón y negro. La mayor parte del tiempo el vendedor andaba perdido en sus pensamientos, y cuando algún niño se le acercaba, dejaba, benévolo, que examinara el juguete, porque los niños quieren saber con exactitud lo que ocurre en el interior de sus juguetes. Y él les sonreía incluso cuando se alejaban con gesto tímido sin haber comprado.

De vez en cuando enderezaba uno de los pajarillos que se había caído sin apartar nunca su mirada de la calle. Probablemente tenía miedo de que algún policía lo detuviera por venta ilegal. A veces ponía la mano debajo del pecho de uno de los pajaritos y hacía girar algún pequeño resorte oculto. El animal se movía de nuevo, daba vueltas correteando con sus movimientos angulosos y picoteando el suelo con su pico amarillo encolado, como si estuviese buscando algo. El sol se estaba poniendo. Hacía rato que el resplandor se había trasladado de la opulenta grupa del caballo de San Wenceslao al cuello curvado como el de un cisne. No tenía sentido continuar esperando a mi corresponsal. Mi reloj nuevo marcaba una hora disparatada.

Cuando volví a mirar la calle, la mayoría de los pajarillos ya habían sido vendidos. Solo cinco o seis seguían con su juego. Pero ahora, de pronto, el hombre los recogió, los envolvió en un paño donde continuaron con sus sacudidas, se puso la tabla de madera bajo el brazo y echó a andar. Pero yo no vi a ningún policía que lo obligase a huir, y los demás vendedores ilegales continuaron trabajando con toda tranquilidad.

¿De quién había huido el vendedor de pájaros?¿No sería de ese hombre gordo, de espalda abombada, ya canoso, con su abrigo de color de rata y su digno sombrero de bombín negro en la cabeza, que se aproximaba caminando entre un hermoso chiquillo de unos diez años y una mujer de cabello leonado que miraba ante sí con expresión algo huraña, tocada con un sombrero de antes de la guerra? Estos tres personajes caminaban plaza Venceslao arriba sin hablarse y, por lo que a mí me pareció, sin tener una idea precisa del efecto ahuyentador que producían. Desaparecieron en el parque, detrás del museo.

Se encendieron los faroles: una visión mágica sobre la plaza que ascendía en suave pendiente. Estaba cansado y me marché. Mi reloj dejaba oír su tictac. Era lo único que sabía hacer. ¡Y yo que había confiado en él! (...).

Me senté en un rincón vacío y pedí cerveza y jamón de Praga. Quería partir al día siguiente... ¿Y marcharme de Praga sin haber conocido el jamón? No. Pero no conseguí hacerme entender por la camarera. El vendedor de juguetes, que durante todo el tiempo me había seguido con sus ojos desiguales, de un gris acerado, acudió en mi ayuda. Habló conmigo en un alemán no demasiado puro, pero fluido. Había jamón, crudo, ahumado, caliente o frío, con rábanos picantes, cocido en vino, cortado en trozos pequeños y asado al horno con pasta fina en un molde, metido como relleno en una tortilla, frito con huevos en la sartén, con guarnición de macarrones, o con pepinillos..., ¿qué sé yo? Pedí algo sin tener verdadera hambre y con gusto habría invitado al vendedor de juguetes a una cerveza. La había de tres clases. En primer lugar la clara, trigueña, luego la de color tostado, y finalmente una cerveza pesada y compacta, casi negra. Recordé que, en mi niñez, a las amas de cría se les daba de beber esta negra poción para que tuvieran más leche. ¿Era dulce o tenía el sabor amargo de la Stout inglesa?¿A quién habría podido preguntárselo?

Salimos a la plaza, casi desierta a esa hora tan avanzada de la noche. Llovía, pero muy ligeramente. Los enormes caballos de acero que rodeaban la estatua de San Wenceslao brillaban de un modo espléndido bajo la lluvia y a la luz de una lámpara de arco se reflejaba el bruñido cuello de uno de los corceles y la grupa del otro, lo mismo que por la tarde, una tarde que ahora me parecía ya desvanecida en la lejanía... Pasaban automóviles. Iba a llamar a uno, pero desistí ante la mirada centelleante, ávida, sedienta y sin embargo suplicante del vendedor. La taberna se cerró detrás de nosotros. Fuimos bajando por la plaza.