noviembre 30, 2011

NO HAY CAFÉ PARA LOS ROJOS

Me gustaría estar en las nubes y que nadie me bajara con violencia de ellas traspasando con alfileres de lluvia la orinada metafísica de Sartre, porque me gusta estar en las nubes para verlo todo, pero no es compatible mi amor a las nubes con la vida de trabajo real que transcurre ahí abajo.

El no querer creer te dio ese golpetazo en la sienes de la que sin fuerza no se levanta a más fe y se van haciendo débiles mentales hasta la llegada de la angustia y el pánico de la mano del viento del vacío de los demonios particulares que ni el taconear por el pasillo que abres te guiará a la buena plaza.

Ya viejo Ernst Jünger ya no vio al trabajador con la autotrascendencia personal que se pensaba ni que los indignados anarquistas pudieran hacer nada contra el totalitarismo del sistema y en el ensayo El libro del reloj de arena sobre los hombres y el tiempo certificó la muerte de la utopía por la sociedad tecnológica moderna y en este caso de la crisis la sociedad financiera.

La estética de la vida de nuestros abuelos de la guerra civil fue de un manierismo castellano desgarrado y dramático a la manera de Juan de Juní pero la de nuestros padres alcanzó toda la elegancia que les permitió el franquismo y la Iglesia que veló en las escuelas por la culminación de una clase media que dio en la generación de la transición que tiene todos los males de la mala alimentación porque sus padres políticos a cuyas manos desembocó no han estado a lo que hay que estar.

La radiactividad de los Curie tiene mucho que ver con la defensa socialista de los antifascistas pero esta religiosidad familiar y nuclear también podría estudiarse desde el punto de vista del guía iraní Jomeini que provenía de una familia muy religiosa, hizo como Lenin la revolución y echó al sha, y propagó el integrismo islámico y declaró la guerra santa a Iraq y ahora su país nos quiere traer la ruina por lo que la modernidad puede estar muy atrasada, y el socialismo expandir las ideas perniciosas para el individuo como el retardo mental.

El emblemático Jovellanos ha sido ensalzado por los socialistas de Jadraque y por la ideología de la Duquesa de Alba pero queriendo ser un moralista no alcanzó la gracia de Moratín pero enchufado y viviendo de los ministerios quiso reformar la organización eclesiástica y finalmente entre ilustrado y afrancesado un vendaval asturiano que no se olvidó de su drama histórico El Pelayo lo atrapó cosa que le puede suceder a más de un socialista crítico.

La Pasionaria tenía el mismo rostro que Eva así que mal podía empezar la República Española de 1932, también Salomé se refleja en las filigranas de su cabellera almodovoriana pero ya sabemos que se dirigen al pueblo de Volver al poder y los tibios que son unos grupos que no hacen nada y su predicación y sus palabras son unas perlas para los cerdos y a mí qué me importa que tengas cuatro y siete vidas socialistas si en ésta estás de paso.

En las lomas de Guadalajara todavía se atragantan los atardeceres porque allí estuvo la sede comunista de la cheka rusa y por allí se paseó Cela con su chofer negra y su camisa de recién llegado Hemingway de pardillo y Carrillo de topo de obús en las tumbas de los lugareños y aplastaremos al pueblo joven de todas las generaciones en sus esperanzas de amaneceres más claros.

Pieza parlamentaria corta, de tono cómico y festivo del género chico, sainete de Casimiro Mariano, tragedia para reír y comedia para llorar, La Matamorosa y La Malvaloca, Madrid desde el Manzanares y el Interior de una botillería en el Parlamento de Sainz y Saiz y entre el público el conde socialista de Saint-Simon que está de visita.

Qué pasa que para sentirme europeo debo vivir en Europa, para sentirme islámico debo vivir en Medio Oriente, y para ser socialista debo vivir en España, y para pensar como griego debo apoyar a los actuales griegos, pues no porque el ambiente actual es una cosa, las gentes son otra cosa y la circulación mental de las ideas son otra y el futuro de la autoridad de estas señas está destinado a fenecer.

Me tumbé en el asiento modernista del Museo Geominero contemplando tantas piedras como políticos había tenido la nación, algunas habían perdurado siglos y otras daba grima tocarlas y muchas cerebralmente daban poco de sí y algunas olían muy mal.

No hagamos más experimento con los socialistas, ahora estamos unidos en un solo destino, nos sirve de escarmiento en los morros lo que nos hicieron los rojos de la transición, y erradiquemos las raíces de estas malas hierbas, para que no puedan volver a chupar de las soles de España, y hagamos otra política internacional menos demagoga, populista y panislamista.

Que no vuelvan los socialistas, y que los populares nos traen las buenas formas y la seriedad, el sol y el espejo de nuestro cielo brillan de otra manera, y ahora a trabajar y a ser respetables.

Ya nos hemos quitado a estos bolcheviques, pero padecemos el trauma del cambio, los estómagos están flojos de tanta excremento que hemos tragado, y requerimos buenos alimentos, y la mente todavía está en la pájara socialista y la casa llena de pájaros locos de Hitchcock.

Y ahora a vestir bien se acabó el ir desaliñados y volvamos a orar en los templos y a desear el bien al prójimo que lo son todos porque ya no estamos divididos, y hagamos propósito de enmienda porque ya ha pasado la pesadilla socialista y hagámonos verdaderos en no admitir devaluaciones de amores e ideales y valores en todos los sitios que frecuentamos.

Se ha abierto la tumba y podemos salir fuera, alegraos y alucinaos españoles, que era verdad que vendrían los populares, se acabó tanto velo y tanto sufrimiento, a los que jugaron sucio y falsamente ahora los vamos a ver a las claras, sí dejaros los sociaconversos las barbas conformistas a ver si aguantáis el tipo con el nuevo ritmo, y en España son unos ingratos y unos hijos de burra que cuando lo hagais bien os miraran mal los de la etnia sociapolítica del tardofranquismo.

Franco no necesita que le agradezca nada su pueblo, porque Dios lo ve todo, y él hizo lo correcto, y tú te puedes quedar con tu sociedad bolchevique y tu empleo soviético, y tu vacío espiritual y tu nada y tu simpleza de socialista, y la derecha misma estaba más allá del salvador que volvió a engendrar como dientes de serpiente a esta mala ralea de pueblo abotargado y mediocre y pasota y perezoso socialista con su siempre Aurora de Asco como el que lleva una bandera republicana al hombro.

Qué es lo que te hace ver bandera española mía que puedes pasar cuando los otros no pueden pasar y están pasando, qué es lo que ves y por dónde te deslizas, los ojos lo ven todo, los ojos españoles ven muchas cosas, y cómo habéis decidido esto por mí, tener una bandera rusa y una bandera rumana, y una bandera de banda socialista, y una bandera republicana sin personalidad.

noviembre 25, 2011

EL FILÓSOFO ALEMÁN INMANUEL KANT EN KÖNIGSBERG

Permaneció soltero toda su vida.

Vivió hasta los 80 años.

Apenas (o nunca) salió de Königsberg donde nació y estudió desde 1740 y andaba como un hombre-reloj por esta ciudad del Báltico.

Escribió sus grandes obras con más de 50 años de edad.

Luego estuvo 10 años en silencio antes de escribir la Crítica de la RAZÓN PURA.

Los alemanes son kantianos y actúan por imperativo categórico (siempre y cuando no hagan sufrir a otros y los maten por placer o por objetivos de limpieza étnica).

Es tarea de la RAZÓN PRÁCTICA dictar los imperativos, reglas o máximas que guían nuestra conducta y que se dividen en hipotéticos y categóricos.

El IMPERATIVO HIPOTÉTICO es de habilidad ante la opción de un fin tenemos un medio para obtenerlo y así nos orientamos en la vida y tenemos éxito.

Pero el tipo de IMPERATIVO al que Kant llama CATEGÓRICO no depende de ninguna opción, intención ni condición previa, sino que ordena absoluta e incondicionalmente el paso A LA ACCIÓN. Es la LEY MORAL, que nos ordena OBRAR BIEN POR DEBER Y A TODA COSTA, cualquiera que sea, grato o ingrato, el resultado de nuestra acción. Kant formuló este imperativo subrayando que es de carácter formal, independiente de cualquier contenido que lo restringiese a un contexto concreto: "obra de manera que la máxima de tu conducta pueda ser erigida en ley universal", lo cual puede interpretarse como una excelente vacuna contra el egoísmo, pues viene a decirnos. "no hagas para ti nada que no quisieras que otros hicieran para sí" o "no hagas a otro lo que no quisieras para ti". (NO MATARÁS).

Otra contribución de Kant a la ética es la noción de la autonomía de la voluntad respecto del orden causal de la naturaleza y por tanto nuestra voluntad es libre (y tampoco se puede justificar en que se reciben órdenes superiores).

Y es más importante ser bueno que ser el culto Rousseau, prefiere un ciudadano de buena voluntad que a un ilustrado sin capacidad de amar éticamente, y dice que todo ser humano posee dignidad de persona y es un fin en sí mismo y que jamás puede ser utilizado como medio.

Y defiende como presupuesto de la ley moral la inmortalidad y la existencia de Dios como Sumo Bien.

APUNTES

"Frente al cielo estrellado aniquilante sobre mí está la ley moral en mí que eleva mi valor como inteligencia mediante la personalidad..."

Distinguió lo bello en el juego de las formas románticas o Estética Trascendental, más que en la materialidad de las concepciones clásicas de Grecia y Roma".

Dijo que la moral no precisa de la religión revelada, pero ésta ayuda a aquélla, ya que sus parábolas y prácticas piadosas hacen más comprensibles al vulgo el contenido de la ley moral.

Y apunta a una esquizofrenia de la ética entre lo que el hombre debe hacer moralmente y lo que hace en su forma de conocimiento.

Defendió en Sobre la paz perpetua (1795) un pacto internacional para que la sociedad en paz construya mejor y asegure las vidas de todos.

En su Historia general de la naturaleza y teoría del cielo (1755) hace ingeniosas especulaciones sobre posibles habitantes de otros planetas.

TÚ ME DIJISTE QUE NO Y YO TE DIJE SÍ

Los filipinos kalinga de la isla de Luzón se ganaban el prestigio con la caza de cabezas y también haciendo de mediadores en las resoluciones de conflictos pero eran sus mujeres las que hacían de chamanes en los rituales religiosos y curativos de Filipinas, así podríamos hacer que unos buscasen soluciones a los problemas familiares y que otros extendieran el manto de la cálida dulzura, pero en España con la crisis no quedan ganas para más que para la aspereza y uno de los dos no tiene paciencia y se pone a discutir, y por discusión palabrera se rompe la pareja, que lo dicho de insultos y de maldiciones mutuas no hay manera de borrarlo en la mente que se extiende como un chicle doloroso.

No todas tienen la capacidad mimética de las mariposas Kallima para imitar a la hoja seca de su marido, ni todos los hombres podrían con una sesión intensa del Kama-sutra taoísta chino, ni todos tienen tanto viento divino kamikaze para derrochar el semen en blancos fantasmas y abstractos como si quisiéramos chorrear vanamente el cuadro de La confusión de Kadinski, ni todas las negras de Kananga están para recibir a toda la marabunta de hombres mandinga que las quieran penetrar en su cuarto de estar, pero bastaría conque viéramos la santidad teresiana en los pucheros de la cocina, una buena digestión y un dulce sueño en fiestas de Navidad.

noviembre 24, 2011

EL IRREDUCTIBLE ESPÍRITU SANTO

Si decidiéramos reducir dos tallas nuestro cuerpo tal vez entrara el Espíritu Santo en él, si decidiéramos madrugar y acortar las horas de sueño también entraría dentro, pero si durmiéramos más también dulcemente como un algodón nos acariciaría a la luz del sol ya abierta la mañana, el caso es que nuestros desvelos hagan como se hagan para impedirlo o facilitarlo, para suscitarlo o apartarlo, el Espíritu Santo está siempre ahí queriendo entrar y como esté nuestra casa entrará para bien o para mal.

La gente tiene malos espíritus y peores los delincuentes y nosotros no debemos dejar que nos entren dentro, antes debemos sacárselos y sanarlos con nuestra alegría y nuestra caridad para que se salven y gocen de la vida eterna en vida.

Aunque estuviera el mundo temblando el Espíritu Santo no saldrá de ti y permanecerá en tu ser después de muerto, en tu posición moral y en tu recuerdo, y por eso no tener miedo es la mejor manera de que permanezca en nosotros y quiera poner a prueba todas las cosas circundantes hasta la climatología.

47 = DEMONIO / (O EL SANTO)
74 = EL PECADO / (O LA SANTIDAD)
474 = QUIERES QUE PEQUE
(TAMBIÉN COMO TENTACIÓN SUPERADA
SE PUEDE DAR LA VUELTA
A ESTOS NÚMEROS)

Gastemos las pasiones y dejemos de correr de un lado para otro y dejemos esas humedades interiores que cuando entra el fuego del Espíritu Santo asfixian el leño con el humillo y saldremos al paso y podrá Éste arder con todo esplendor dentro de nosotros y por eso hay que evitar las imperfecciones y los pecados veniales pero hacer obras buenas es añadir papel que más arde en el fogaril de este Espíritu Bueno.

DE UN PUEBLO

Conozco un padre judío que señalaba las impurezas de los demás y luego decía: yo soy puro, el Espíritu Santo conmigo, y nigrománticamente se atraía toda la suerte y perjudicaba la de los otros porque había dado en la clave para atraérselo, aunque fuera tentando a tender trampas de impurezas a los otros, y el Espíritu Santo ciego no veía en él sino un colaborador que no cometía pecado, y tiraba a dar donde menos se le precisaba, y se traía consigo al del Maligno.

Pero conozco un judío verdadero que se adelantaba a crear dependencias en las debilidades de los otros y a hermanarse espacialmente al lado, debajo o encima de quien tuviera estrella o estuviera en el nombre principal y lleno de significado para toda una comunidad, un pueblo e incluso una nación.

Conozco también gente que a ciegas se sitúa y mete sin querer la persona en lugares que están en el mejor punto y floreciendo y están allí sin saber qué Dios los guía por el periodo en que se desarrolla ese dadivoso ambiente y que se encuentran al final también a otras personas como ellas cuando no sé qué misterio de conjunción de planetas se da entendiéndose ellos como esas esferas fluctuantes en la ciudad.

Dios se puede hablar o probar como del judío con estrella, del rey, del elegido, y nos conviene tener un judío en el barrio porque es el pilón de que todo tendrá riqueza e irá bien, y en el caso de los españoles nos conviene tener un catalán entre nosotros, y a España le conviene que también tenga la ñ nuestra Catalunya.

Y a veces una cicatriz no querida y llevada con dignidad o una incapacidad oculta es señal de ser la piedra angular, que ese individuo nos va a traer, y si no miremos si desde que llegó él nos empezaron a irnos bien las cosas, porque nos trajo suerte y nuestra lengua y nuestra raza no se extinguirán.

Por eso no debemos maltratar nada ni a nadie ni menos poner el rótulo LATIGUILLOS en la fachada de nuestra empresa porque los espíritus leen las letras y los números, y así también es cierto que ESE DIOS juega con las combinaciones de la lotería y sabe qué número es el más acertado para esa semana.
(PREDICCIONES 2011)

Y que es importante rezar y asistir a misa con un buen párroco y amigo letrado para que todo esto se consiga.

noviembre 22, 2011

ACASO LA ALEGRÍA NO ESTÁ EN EL EVANGELIO

No te metas en sitios oscuros ni en encerronas ni asfixiantes ni dominantes ni opresores.

Todo se centra en el amor que es el que enciende y da la alegría.

La alegría es el sol de cada día no permitas que se nuble.

La alegría es el objetivo de la vida.

Sobre la tierra no hay más que dolores.

Con alegría se vomitan las tragedias. Es lo que te levanta y te hace luchar.

El estado de ánimo alegre es muy poco frecuente porque no jugamos y porque no hay diversión.

No guardes tu luz de la alegría y sé un polo de candil luminoso en el Metro y en la ciudad.

Soy feliz porque vivo, porque me tengo a mí y porque soy especial.

La vida no se hizo para no sonreír. Ésta es mi caridad.

La alegría nos ayuda a vivir mejor.

La alegría se comparte porque la alegría va de la mano de la amistad. La alegría trae amigos.

Los viejos no son alegres.

La alegría se siente cuando estamos en compañía de nuestros seres queridos.

La alegría es lo que todo hombre debe tener.

Dar alegría es el regalo más hermoso que se puede dar a la persona que queremos. Es el regalo más dulce que se puede hacer.

ALEGRÍA CON VALÍA ÉTICA

LA FIEBRE DEL CONSUMO

El desenfreno del desmedido gasto del consumismo del siglo XXI es el que genera el mercado de la felicidad de la democracia pero yo creo que el consumidor español se va a volver más juicioso y prudente y que la tarjeta de crédito la va a usar una vez como manda el banco y luego a sepultarla en un sobre antes de que empiece a echar humo.

El ir de tiendas es una tendencia enfermiza del mundo moderno, comprar cosas de usar y tirar y como un imán implantado en nuestra mente y así hacemos lo mismo con las personas y destruyendo el medio ambiente.

Todo aquel que consuma
más de lo debido sea
enviado como astronauta
a la Luna dos semanas y todos
los corruptos sean recluidos
en un monasterio dos años.

En vez de pensar en cómo ingresar más dinero deberíamos pensar en cómo ahorrar y conservar lo que tenemos y cuando todo crezca volveremos a gastar.

La ideología del sistema
no es otra que el consumismo.
Hagamos que entre en crisis.
Empujémoslo al sucidio.
Solo destruyendo el consumo
podremos destruir el mercado,
solo destruyendo el mercado
podremos destruir el sistema.
Destruyendo el nido de la serpiente ya.
(Portal Libertario Oaca)

Hago voto de pobreza de no consumir más que de lo necesario, de comer sin hincharme, de vestir cuando tenga un roto y un sueño que me muestre la ropa buena, bonita y barata y el lugar y el día donde adquirirla y de tener una vivienda que siempre pueda limpiar con mis propias manos y de no tener coche si no tengo familia ni hijos.

También hago voto de consumir donde estén mis valores y principalmente el mundo de la información y educación participativa a ver si entre todos damos casta, casual y santamente con la Ley del Azar.

noviembre 20, 2011

MAITE Y LOS SANTOS: MAITE DE PABLOS








I

Cuantos cuentos,/ cuantas historias/ se reparte la gente/ la Virgen de Allende

A Maite siempre le ha caracterizado el florete verbal y la risa del pablear.













































ADOLESCENTE


Dulce adolescente
herida por mil espadas,
en su cuarto de niña
tendida está en la cama.

Sus sollozos rompen el aire
y sus quejas lo amargan
las lágrimas se deslizan
por su inocente cara.

Abrazando está un retrato
y besando una carta
que su amado está lejos,
está lejos de su alma.

Los recuerdos se agolpan
en su mente atormentada
su amado está muy lejos
ya no tiene su mirada.




























ESCRIBIR


Para mí es cuestión de honrilla
demostrarte que escribir
es la cosa más sencilla
que se te pueda ocurrir.

Ante todo, materiales
papeles sobre la mesa,
un bolígrafo en la mano
y una idea en la cabeza.

Te detienes un momento
y ¡oh! Maldición
que se acaba de escapar
la llamada inspiración.

Más con lágrimas y sudores
consigues sin desmayar,
unas líneas como estas
que me dispongo a firmar.




























ROSAS


Dos rosas ofrecerte quiero
que una sea roja
como mi corazón ardiente
por tu pasión
y otra que fuera negra
como mis desesperanzas
y mis lúgubres pensamientos
Dos rosas ofrecerte quiero
Y con ellas un beso.






































SALVAJE AMOR


Un salvaje deseo
que encadena dos cuerpos
en una febril lucha
que eleva las almas
al infinito
y las arroja después
al abismo del dolor
que hace susurrar
Mil Te Quiero entremezclados
o gritar con fuerte odio
mil acusaciones doloridas
que implanta un anhelo
del uno por el otro
o hiere a uno tan solo
dejando al otro en helada
indiferencia.
Juego entreverado de pasión
que hace gritar de dolor
o gemir de placer
¿Qué es esto?¿Qué es?
sino lo que siento por ti.
Que es esto sino Amor.

























FELIZ SAN VALENTÍN


Todo comenzó cuando abrí el estuche que la contenía en su interior: estaba ELLA, la pluma soñada, mil historias que pugnaban por salir de su brillante plumear.
En un acero y oro se reflejaban los cuentos que soñé.
¿Por cuál empezar?..., eso era quizás lo más difícil de determinar.
La historia de los niños, de la mujer, de la esposa, las fantasías que adornaron mi infancia y juventud, las esperanzas de mi vejez o el presente de mi edad madura.
Érase una vez...así comenzaban los cuentos en mi infancia...Érase una vez, una pequeña pluma con muchas historias que regalar, pasaba su triste existencia dentro de un gris mostrador, esperando, siempre esperando...a que alguien la comprara y ella despertando le regalara la magia que portaba, pero no llegaba nunca el día, mas la pequeña pluma no desesperaba.
Llegará un día (se decía) en que alguien me necesitará tanto que pasaré a pertenecerle para siempre; mientras tanto, paciencia, sólo paciencia.
Y así dejaba transcurrir sus días en una gris monotonía.
Mas, cuando parecía que así siempre sería, unos ojos la miraron ávidos tras el sucio cristal: eran unos ojos sin edad, jóvenes porque brillaban con ilusión, pero viejos porque sabían que la ilusión daba paso siempre a la realidad, y que los cuentos sólo quedaban en los libros y en los niños; unos ojos tristes porque no podían expresar lo que llevaban dentro, y los ojos se enmarcaban en un rostro melancólico y juvenil..., y la pluma supo que le pertenecía, era él a quien llevaba largo tiempo esperando, él a quien el dolor de mil años parecía perseguirle, él, que llevaba el dolor del mundo en sus hombros.
El escritor, pues eso intentaba, mientras tanto, contemplaba la pluma con doloroso anhelo, quien sabe, quizás esa era la solución, dejar la técnica a un lado, olvidándose del ordenador y recurrir a la vieja fórmula de siempre, escribir a mano y con tan bella pluma, quizás ella me haga autor de historias de donde hay un manantial ya seco.
La pluma todo lo supo de él, supo de su dolor por no poder expresar todo lo que bullía en su interior, no podía encontrar las palabras que tradujesen su fértil imaginación y sufría por todo lo que no había escrito y que el mundo nunca conocería, pues poseía la vanidad innata del escritor de conseguir fama inmortal y reconocimiento mundano.
La pluma se decía:¡quizás se decida!,¡oh sí, y entonces yo le ayudaré!, ¡le contaré historias y susurraré cuentos, que él crea salidos de sí pero que pertenecen de siempre, a mi mundo, a mi magia, y encontrará las palabras y sabrá enternecer a los hombres y encantar a los niños!
Entra, me decía, entra y cómprame y poblaremos el mundo de los hombres de imágenes nunca vistas, te ayudaré a encontrar las palabras, pondré en orden tus ideas y corregiré tus errores, pues mi magia es tan vieja como el mundo y mi belleza, la ilusión que lo envuelve.
Pero el rostro al otro lado del cristal seguía impasible, no entendía el lenguaje de la pluma, escribir como pintar, y no oía más que la voz de su Razón que opinaba que un gasto tan inútil como la pluma y tan caro, a esas alturas del mes, no se lo podía permitir.
Y con un suspiro de resignación y un triste encoger de hombros, desapareció del cristal.
Y la pobre pluma, llorando la tinta de sus historias nunca contadas, le llamaba una y otra vez, con esa voz inaudible de los sueños y las ilusiones. ¡Vuelve, oh Triste!,¡vuelve y volaremos en mil mundos de fantasía, vuelve y sabrás las palabras que buscas, escribiremos tus sueños y tus dolores, las alegrías que escondes y las tristezas que dibujas!
Pero él no se volvió y la pluma volvió a quedarse sola, esperando, siempre esperando, a aquél que sepa reconocer la magia y necesite de su ayuda para encontrar las palabras.
La moraleja de este cuento, sea quizás, tú mismo a quien está dirigido y para quien lo he creado, tú eres la pluma que me hace brotar las palabras, siempre te he afirmado que no sé escribir, que no sé poner en grafía lo que me gusta trovar como los antiguos juglares y trovadoras, pero creo que te debía este pequeño esfuerzo, tú, mi pluma, que me haces brotar las palabras y por la que me esfuerzo para que este pequeño cuento suponga mi regalo, el regalo para mi amor, compañero, marido, amigo, amante y padre de mis hijos.
¡Feliz San Valentín, Jorge!
































(12,15 minutos noche,
12 de abril del 2010)



Siempre me pregunto porque no escribo y nunca doy con la respuesta satisfactoria.
Acabo de darme cuenta de la verdad. No escribo porque cuando traslado mis ideas al papel me parecen cáscaras satisfactorias, sin vida, desprovistas de la luz brillante que tenían en mi mente.
Todo lo que escribo me resulta insulso, insatisfactorio, artificial, desprovisto de calidez, ni de verdad.
Cuando os cuento una historia realmente la vivo y me emociono, me gusta escucharme, creo que soy una brillante trovador, pero cuando intento transcribirlo al papel, me resulta falso, tan desprovisto de significado y sustancia como las plantas de plástico (las odio profundamente).
Antes cuando te he escrito la carta intentando describirte lo que significa para mi bailar, creo que no he podido reflejar bien mis sentimientos, parece como la excusa a que he llegado tarde, pero no es eso, no resulta nada fácil transcribir a un papel lo que piensas, quizás por eso me gusta tanto leer, el esfuerzo lo hace otro, admiro que te guste tanto escribir, a mí me gustaría saber crear con mis palabras un mundo como hizo Tolkien pero soy incapaz.
Ante un papel en blanco me inhibo, no sé qué decir y lo que anoto se me antoja baladí y nimio.
Sabes lo que me gusta, en la oficina cuando estoy inspirada enviarte un correo y que me contestes, ya sé que no siempre podemos hacerlo, pero es divertido, me recuerda cuando me escribía con mis amigos en la adolescencia.
Hoy en día nadie escribe, ¡hasta las Felicitaciones de Navidad las enviamos por SMS! Hoy en día en el buzón solo encuentras facturas, extractos del banco y publicidad y esto no es precisamente la correspondencia de Abelardo y Eloísa.
Para no gustarme escribir, hoy ya he cometido un exceso, no crees...


















VIAJE A LA CATEDRAL DE TOLEDO

Hoy he visto una imagen que quiero plasmar, antes de olvidarla, en el silencio de la catedral, sólo roto por la música que brotaba del órgano.
Una queda campanilla imponía respeto al paso de un sacerdote que transportaba la custodia a la Sacristía. La luz que traspasaba las vidrieras bañaba la nave en un mar de color, sentía paz y congoja, me sentía conmovida y miré arriba, al Cielo.
En el techo los frescos del transparente, con la imagen de la Virgen, pareció mucho más vivo. Miré a los rostros de los visitantes que llenaban el recinto y parecían iluminados por la luz, veía nítidamente sus rostros, pero no me identificaba con ellos, parecían de una raza distinta.
En el altar mayor, un sacerdote se interpuso en mi visión: “Apártense, por favor, voy a cerrar”. Y esas palabras, aún dichas en mi idioma, no significaban nada, solo el gesto me incitó a moverme y a dirigirme a la salida.
Allí me encontré con la tabla de la “Virgen Antigua”.
“Señores, diríjanse a la salida, la Catedral va a cerrar sus puertas”, sonó por el altavoz, profanando mi recogimiento y trasladando un algo frívolo donde hasta ese momento imperaba un sentimiento.































EL PRIMER DIENTE DE LECHE


Si bien es cierto que las madres no olvidan nunca las gracias de sus hijos, en este caso la anécdota es parte del acervo humorístico de nuestra familia, y es que la que con más frecuencia se menciona en nuestras reuniones.

Sucedió el pasado verano. Nos encontrábamos de vacaciones en un pequeño pueblo de la costa gallega; como de costumbre, viajábamos con mis padres, y en esta ocasión nos acompañaba incluso la pequeña tortuga Casilda.

Llevaba ya unos días mi hijo Andrés con un diente que se movía mucho y al que no hacía más que darle con la punta de la lengua, intentando que se cayera lo antes posible: ¡Había escuchado tantas historias del Ratoncito Pérez! En el cole, otros más afortunados que él habían recibido las monedas correspondientes.

Ya le había informado de su existencia; pero le advertí que en nuestro caso, el simpático animalillo, a cambio de la pieza dental, sólo dejaba pequeños juguetes o cuentos, pero no dinero. Andrés estaba encantado con la idea y deseando comprobarlo.

Por fin, tras un día de turismo galopante recorriendo la ciudad de Pontevedra..., ¡el diente cayó!

Todos le felicitamos y mientras encargaba a los hombres el cuidado del pequeño, ahora desdentado, mi madre y yo nos disponíamos a buscar una juguetería, tarea que preveíamos rápida y que no resultó nada fácil; por fin, efectuada la compra, volvimos al parque donde nos esperaban.

Andrés, sin sospechar nada, se entretenía jugando en los columpios.

Durante todo el viaje de vuelta al apartamento no se cansaba de hacer preguntas sobre el Ratoncito. Infatigable como sólo un infante de cinco años puede ser.

- Mamá...¿Cómo es el Ratoncito Pérez?
- No sé, nadie le ha visto.
- ¿Cómo sabe que a un niño se le ha caído un diente?
- Pues...(titubeo, no se me ocurre nada). Pues..., verás, como es mágico..., su magia le debe avisar.
- ¿Y no se le puede hablar?
- No, cariño, porque es invisible.

En el fondo me divierte su nerviosismo. Intento recordar mi infancia, pero de este período mi mente está en blanco, no recuerdo cuando perdí mis dientes de leche, ni si me dejaron algún regalo.

- Mamá...¿Qué me dejará el Ratoncito?

De nuevo comienza el aluvión de preguntas.

Llegamos a nuestro destino bastante anochecido, y a Andrés se le empieza a poner carita de preocupación.

El pobre pequeño aún no se ha acostumbrado a dormir solo; durante mucho tiempo y por distintas circunstancias fue un ocupa en mi cama: le asusta la oscuridad y la habitación extraña a la que no está habituado.

Esta noche recurrí al Ratoncito con el fin de evitar la pelea de todas las noches por dormir con nosotros.

- ¿Ves, Cariño? Si duermes solo en tu habitación vendrá el Ratoncito.
- Pero...¿No puedo dormir contigo?
- No cariño, ya sabes que eres mayor y no puedes dormir en nuestra cama.
- ¿Ni con la abuela? –Intenta.
- No cariño, además si no estás solo no podrá venir el Ratoncito.

Es superior a sus fuerzas y le empiezan a brillar los ojos con lágrimas contenidas.

- Venga, Andrés, tú eres un hombrecito, no se puede llorar, tienes que dormir en tu habitación.

Me voy a la cocina a preparar la cena, dejando a Andrés con mi madre, escucho el sonido de su charla, aunque no entiendo lo que hablan, por lo menos ha dejado de lloriquear y está tranquilo.

Durante la cena, le noto excitado, pensando en la visita nocturna.
Por fin llega la hora de acostarse y frente a mi sorpresa no hace ademán de protesta. ¡Por fin! –pienso– ¡se va convencido! Tendré que inventarme algo similar, por lo menos hasta que se acostumbre con la llegada de mi amor Jorge.

Le leo un cuento, volvemos a contarle la historia del Ratoncito Pérez, jugamos a las cosquillas, nos besamos, y por fin, tras varios ¡Buenas Noches! le arropo bien con un último beso.

Me dirijo a mi dormitorio junto con mi nuevo marido, y dejamos la puerta entreabierta: en cuanto oiga su respiración pausada –señal de que duerme profundamente-, pasaré a dejarle el regalo.

Estoy tan nerviosa como el niño, deseo tanto que le haga ilusión el detalle (es una pequeña nave galáctica de la película que tanto le gusta).

Empiezo a leer, pero los ojos se me cierran, todavía no se ha dormido; sigo leyendo, a mi lado Jorge se ha dormido, y su respiración es pausada. No puedo más, doy cabezadas, pero aún el niño no se ha dormido; le oigo levantarse, voy a su cuarto.

- Andrés...¿Qué haces?¿Por qué no te duermes?

Hablo quedamente, no quiero despertar a los demás.

Andrés, sorprendido, me mira, está de pie, en la oscuridad, al lado de la puerta.

- No hago nada, mamá.
- Pero...¿Por qué no duermes?¿Sabes la hora que es?
Venga, acuéstate, que te arropo.

- No, mamá, quiero hacer pis.
- Bueno, hazlo, pero acuéstate, ¡ya!

Doy a mi voz un tono imperativo; la verdad, es que empiezo a estar enfadada, la ira me invade por momentos, estoy cansada, tengo mucho sueño, y estoy deseando poder dormir.

Hago que Andrés se acueste, le arropo y le doy un beso.

- ¡Venga, duérmete!
- Vale mamá –me contesta muy serio.

Vuelvo a la habitación, Jorge, con voz adormilada, me pregunta:
- ¿Se ha dormido?
- Todavía no –le contesto–, pero ya no creo que tarde.

Miro el reloj, son casi las dos de la madrugada. No puede ser, me digo, Andrés se está pasando y mañana tendré que hablar seriamente con él.

Sigo leyendo, un momento más, oigo ruido de pasos: es el abuelo yendo al cuarto de baño.

Vuelvo a mi lectura, los párpados me pesan cada vez más. No puedo más, le dejaré el regalo y me iré a dormir.

Paso a su habitación, y le veo en la misma postura de antes; a oscuras y de pie al lado de la puerta. Esta vez sí que me enfado de veras, le regaño y Andrés se pone a llorar (muy nervioso y cada vez más alto) y por fin confiesa.

- Mamá, es que la abuela me dijo que podía ir a su cama, cuando os durmierais.
- Pero Andrés, ¿cómo te va a decir eso la abuela? Eso no es verdad, además...¿Qué te he dicho?
- Que tengo que dormir solo...

Llora cada vez más alto. Intento calmarlo, pero los demás se levantan, y vienen al cuarto.
Jorge muy enfadado:
- Se acabó, el Ratoncito Pérez, no va a venir esta noche.
Ya está bien, son las tres de la madrugada. Tienes que dormir, y no hay regalo por hoy (lo coge y se lo lleva al armario).

Andrés, con la cara congestionada (su llanto es cada vez más nervioso y ahogado), me preocupa, no es normal, se empieza a parecer a un ataque de nervios, sólo repite una y otra vez entre sollozos, con voz entrecortada:

- La abuela, mamá, me dijo que podía ir a su habitación...

Esto no deja de repetirlo una y otra vez. La acusada, en bata rosa, entra en el cuarto, intentando consolarlo.

- No cariño, no llores, me entendiste mal. ¿Cómo te iba a decir yo eso?
- Sí, tú me lo dijiste, tú me lo dijiste...

Andrés clama por su inocencia. La incomodidad que noto en mi madre me hace sospechar, pero..., no, ¿cómo le va a decir eso?; ya sabe que llevo un tiempo intentando que duerma solo.

Andrés, desesperado, se abraza a su abuela.
- Me lo prometiste, abuela, es verdad, tú me dijiste que cuando mamá se durmiera (un acceso de llanto y tos apaga sus palabras)

Jorge se ha metido en la cama y pasa del asunto. Ya no dormirá profundamente. Me siento impotente: Andrés abrazado a su abuela, intuyo que ella tiene la culpa, pero es mi madre..., son las cuatro de la madrugada, y no quiero discutir. Me invade la ira:
- ¡¡Está bien!! –exploto–, ¡iros los dos a la cama, a la calle o adonde queráis!, yo me acuesto, no aguanto más, pero desde luego el ratoncito no vendrá esta noche, y no sé si lo hará mañana.

Y volviéndome a mi madre:

- ¡¡Mañana hablamos!!

Me acuesto llena de indignación y bloqueada. ¿Qué puedo hacer? Me siento derrotada por mi propia madre, llena de celos. ¡La prefiere a ella!, estoy dolida en mi sentimiento materno.

Jorge me acusa a su vez:
- Está muy mimado. ¿Te das cuenta? Hace lo que quiere, y nos toma el pelo, hoy desde luego no le vas a dejar el regalo, lo he escondido, y no sé siquiera si dárselo mañana, no me ha dejado dormir, ya no sé si conseguiré dormir...

Sus reproches, es lo único que me faltaba, estoy tan harta que todos tiren de mí, que reciba los golpes, me invade la autocompasión. De mí, ¿quién se ocupa?¿Por qué siempre yo? Mi madre me trata como a una niña y se salta mi autoridad; mi hijo, creo que le he fallado, y me duele que esté durmiendo con su abuela, en cierta manera la ha preferido, y por último, Jorge me hace responsable de la situación. Me invaden las ganas de llorar. ¿Quién se preocupa de mí?..., sí yo debo hacerlo por todos.
Por fin concilio el sueño.

Al día siguiente me despierta la vocecita alegre de mi hijo, hablando con su abuela, como si no hubiera pasado nada. Con el semblante serio acudo a la cocina, todavía muy disgustada. Y con el propósito de aclarar el espectáculo.

Me confiesa, que sí, que le dijo al niño que podía dormir en su habitación, como venía haciéndolo, desde hace varios días, pues no soportaba el oírle llorar.

Andrés, al oírnos, exclamó:
- Ves mamá, la abuela me lo dijo.

El pobre no hacía más que decir la verdad.
- ¡Es el colmo!, ¡abuela y nieto conspirando a mis espaldas!

Me indigno:
- Que sea la última vez, ¿no te das cuenta de que todo lo que estoy intentando lo echas por tierra?¿Dónde dejas mi autoridad?¿Es que no pinto nada?

Ante esto mi madre baja la cabeza.
- Es cierto, no quería disgustarte, es que no soporto oírle llorar todas las noches, y suplicarme cuando viene a mi cama.

Estando reunidos para desayunar entra el abuelo.
- ¡Buenos días!¿A que no sabéis lo mejor?
Ante nuestro gesto de extrañeza, continúa:
- Anoche, cuando me levanté, al pasar por su habitación, le veo de pie, al lado de la puerta, me acerco y le pregunto: ¿Qué haces aquí? Y me contesta: ¡Abuelo, tú cállate, y a lo tuyo! El muy tuno estaba esperando a que apagarais la luz de vuestra habitación para irse corriendo a la de los abuelos.

La carcajada fue general, y sirvió para disipar la oscura noche de malhumor que había invadido nuestra pequeña familia: los celos, el resquemor y el desaliento se disolvieron ante la risa.

Andrés nos miraba sorprendido, debía pensar: ¡Estos mayores están locos!

Prometió que esa noche no se levantaría; estaba muy triste porque el Ratoncito no le había visitado la pasada noche.

- Claro, cariño, te portaste mal y el Ratoncito no vino –le digo.

Y Jorge añade:
- He visto al Embajador del Ratoncito y me ha dicho, que si esta noche duermes solo, vendrá a dejarte el regalo...

A Andrés se le iluminan los ojos:
- ¿Viste al Ratoncito?
- No, al Ratoncito, no, a Su Embajador.
- ¿Cómo era?

Improvisa:
- Pues..., una luz que se movía, no sé..., pequeñito, gracioso...

Conozco a Jorge, Andrés le ha pillado de sorpresa.

Hechas las paces en nuestra diminuta colmena, pasamos el resto del día en la playa.

Durante la noche Andrés se comportó como un ángel y no se despertó en toda la noche. Al poco de acostarle, su pausada y suave respiración, me indicó que se había dormido; le dejé el regalo junto a la almohada, pero al ir a recoger el pequeño diente de leche, la sorpresa fue mayúscula: ¡Había desaparecido!

Las pesquisas del día siguiente fueron infructuosas, el diente había desaparecido; por más que buscamos no logramos encontrarlo.

Todavía tengo una sospecha:

“¿Se lo llevó el Ratoncito Pérez?”




























NANA PARA JAVIER


La luna ya está aquí
la noche ya llegó
el día terminó
tenemos que dormir

La luna ya está aquí
y con su luz tendrás
un sueño muy feliz
palacios de cristal

La noche llegó al fin
no es hora de jugar
Javier se va a dormir
mamá cantando está

La luna ya está aquí
el día se acabó
el sueño ya llegó
Javier durmiendo está




























AL TRABAJO DE CADA DÍA


Papeles sobre la mesa
un barullo en la cabeza
el teléfono sonando
y el jefe siempre mirando.

Una cabeza asomando a la ventanilla
sinónimo de desesperación,
es un proveedor que reclama
¡Señorita una solución!

A todo esto yo pienso
murmurando una maldición,
Señor un poco de tranquilidad
sería una Bendición.

Pero no hay descanso
pues el jefe reclama la atención,
más cartas y talones
¡no se puede hacer el ganso!

Mas cuando en casa
ya tranquila y relajada
pienso en la oficina
esbozo una sonrisa al decir
el trabajo es alegría.






















(NOMBRE DE LA EMPRESA), LOA A LA ESCLAVITUD


Teniendo en cuenta la fauna y el ambiente interno y dado que hay dos puertas de entrada a la oficina, sería bueno dejar grabado en el frontispicio de la principal “DEJAD TODA ESPERANZA LOS QUE AQUÍ ENTRÁIS” parafraseando a Dante Alighieri en su descripción del infierno, es la frase que está grabada en la puerta del mismo. Y en la secundaria y recordando la burda ironía nazi “EL TRABAJO OS HARÁ LIBRES”.
Aunque no sería justo llamarlo cárcel sino convento ya que además de poseer la preceptiva Madre Abadesa, estilo prusiano, se ejercen los votos por tanto podemos considerarnos hermanos de la pobreza se cumple –Dado el mísero salario que recibimos el VOTO DE POBREZA, Con el nivel de exigencia que sufrimos– soportamos el VOTO DE OBEDIENCIA y dado lo anterior y lo que nos jod...el VOTO DE CASTIDAD está por descontado.
Con lo que somos perfectas Hermanitas de la paciencia infinita.


































CON UN OJO NEGRO Y OTRO A MEDIO PINTAR

La luz doraba la verdosa transparencia, el mar en calma absoluta, dejaba transparentar los diversos colores de los arrecifes, rojos y azules se alternaban para crear un caleidoscopio mágico. Sonreí a mi compañero y nos sumergimos en las frescas aguas, más que nadar, sobrevolábamos las olas, gritos alegres de los nativos nos rodeaban y llenaban de música el aire. Me sentí feliz y volviéndome a mi adorado le...
Un ruido discordante, un estrépito horrible inunda mi mundo y me arranca del paraíso. El maldito despertador trayéndome a la realidad. Lo apago, cierro los ojos queriéndome reintegrar a la paz perdida, pero...¡OH NO!, llego tarde, llego tarde. Esta letanía como el conejo blanco de Alicia, me va a acompañar durante los próximos minutos. Como siempre, me juro a mí misma, sabiendo que no lo voy a cumplir, que será la última vez que lo haga.
Rápido, rápido...¡Gracias a Dios!. Dejé la ropa preparada anoche, bragas, sujetador, medias...¿Dónde está el estuche de las lentes?
Miro el reloj: el minutero, como siempre, en mi contra, y el frío de la mañana muerde mi piel, ¿muerde?, más bien devora.
Mientras me ducho empiezo a organizar mi jornada laboral, planificada cada minuto y hasta las conversaciones, esfuerzo inútil, por otra parte, ya sé que no lo llevaré a cabo pero parece que la que me prepara el día...
Una malhumorada vocecita me vuelve a arrancar de otro de mis mundos.
- ¡Mamá! –grita con exigencia.
- ¡Mamaaaa!¡Mamaaa! –empieza a lloriquear.
Preocupada por las buenas relaciones de vecindad acudo rauda al cuarto de mi tirano.
El angelito Andrés con los ojos soñolientos me inquiere:
- ¿Cuándo bajamos a casa de la abuela?
- Dentro de un momento, duerme un poco más.
Le susurro, pensando, ilusa de mí, que me daría tiempo a maquillarme.
- No quiero dormir más...¿Qué haces?
“¡Encaje de bolillos!”, se me viene a la cabeza y un instante después con la paciencia infinita de LA MATERNIDAD:
- Estoy arreglándome para ir a trabajar.
Entonces me dice con una vocecita melosa:
- ¿Puedo ir al cuarto de baño, contigo?¡Anda, déjame, no quiero estar solo!
Una alta sombra se interpone en la luz, Jorge, se despereza:
- Os contratarán los vecinos ¿NO?...porque como despertadores, no tenéis precio...
Intento fruncir el ceño y ponerme en situación “regañona”, pero las risas de ambos me superan. Sintiéndome en desventaja huyo al cuarto de “arreglo”, me miro al espejo y casi me asusto.
- ¡Esas ojeras, esos pelos de punta!¿Eso, eso soy yo?
Respiro hondamente, unas cuantas veces, y comienzo el “alicatado”
Unos toques suaves en la puerta y una voz cariñosa:
- ¿Te preparo el Cola-Cao?
Le doy un beso a Jorge:
- ¡Gracias, gracias mi amor, prepáralo que ahora mismo voy!
Unos rápidos pasitos, un leve ruido que enseguida identifico.
- ¡Andrés, Andrés!¡Ponte enseguida las zapatillas!
Un pequeño cuerpo entra lanzado:
- ¡Mamá, me hago pis!¿Puedo?
- Antes de que me despidan, ¿podría terminar por favor?
Me vuelvo a mirar al espejo, y esta vez sí que pienso en el... Circo, un ojo pintado y otro no, pero claro me crecerían los enanos.
Por fin, tras un apresurado adiós, ponemos rumbo a la casa de los abuelos.
Llevo a remolque a mi pequeño dormido, y en casa de mi madre se volverá a acostar.
Tras esta breve parada, de nuevo en marcha, esta vez a la dura lid. Siempre hay un hijo de puta que se me cruza en la rotonda antes de las siete de la mañana en que empieza mi dura jornada de coordinadora de siete grupos.
Resignación; intento pasar lo mejor posible la condena diaria; siempre hay un momento para el humor, la risa o por qué no el cotilleo con las colegas. Se habla con las compañeras a entregas, interrumpiendo el hilo de la charla. Una y otra vez el sonido del teléfono, oyendo las mismas preguntas y emitiendo automáticamente las mismas frases de respuesta.
Por fin el momento esperado de liberación a las tres, unos alegres “¡Hasta mañana!” y cada mochuela a su olivo.
De nuevo la contrareloj, y debo darme prisa si quiero comer algo antes de recoger al peque del cole y hoy es...Martes, “Día de la Biblioteca”.
Preparo la merienda, iremos andando; la tarde es apacible, otoñal, invita a disfrutar de la última bonanza antes del crudo frío del invierno en que tengo que rascar los cristales del coche con una cinta casete.
De repente me acuerdo del sueño, será el sol que lo evoca. Pienso debo mirar su significado. No es que sea supersticiosa, pero por si acaso, hago el firme propósito, en cuanto regresemos, de buscar en el libro pertinente.
Vamos charlando, Andrés hoy está más silencioso que de costumbre. ¿Qué preocupaciones tendrá mi angelote?
- ¿Qué tal en el cole?
- Andrés, Andrés cariño... ¿Qué tal en el cole?
Me mira con expresión lacónica:
- ¡Bien!
Debe pensar, ¡qué pelmaza!, insisto.
- ¿Qué habéis hecho?
- Matemáticas.
Así las llama aunque solo son suma y resta...
- ¿Habéis leído?
Silencio de nuevo.
- Andrés.
- ¿Qué Mamá?
- ¿No quieres hablar del cole?
- No.
- ¿Por qué?
- ¡Jo, mamá!¿Por qué todos los días me preguntas lo mismo?
Reflexiono, y me doy cuenta, de que sí, que tiene razón, las madres somos todas un auténtico peñazo, con insistir y fiscalizar su vida... pero, ¿de qué manera podríamos saber...cuál es su mundo?
De repente, olvidado ya el tema de las clases, me empieza a preguntar, como de costumbre, por todo lo divino y lo humano.
Y claro yo, ya se sabe, ¡SANTA PACIENCIA!
Llegamos a la biblioteca, ritual de la semana, y como de costumbre, Andrés juega un rato en el ordenador; en casa, dada mi aversión a la informática, está desconectado.
Aprovecho el regalo de ocio y escojo un Mortadelo para leer, aunque no resulte muy intelectual, es mi lectura preferida para estas tardes especiales con Andrés.
El tiempo transcurre rápido, y un beso en mi pelo me sobresalta: Jorge acaba de llegar a la biblioteca.
- ¡Hola cariño!¿Qué tal el día?
Es el suyo un cariño tranquilo, hogareño, seguro, lejos de la pasión turbulenta. Quizás de tanto en tanto haya alguna discusión sin importancia. Le miro satisfecha, es un atractivo ejemplar a sus cuarenta años, alto, moreno y delgado, con unos preciosos y expresivos ojos almendrados, aunque a veces los oculta tras unas gafas. Aparenta una elegante indiferencia en el vestir, pero yo sé lo coqueto que es: le gusta sentirse joven tanto como lo que aparenta, cinco años menos.


































LA NAVIDAD ES DE LOS PEQUES


¡Navidad, mi época favorita del año, luces, bullicio, alegría, hermosos escaparates..!
¡Fiesta del consumismo!¡Sí!¡Pues, bienvenido sea!, ¡si una vez al año, somos felices!
Disfruto más que mi hijo Andrés contemplando juguetes, redactando interminables cartas a los Reyes Magos, tachando juguetes de la lista cuando descubre otros que le gustan más, viendo las luces del Centro de Madrid, más hermosas que nunca, la musiquilla que suena por las calles.
Comparamos juguetes, ¿cuál será mejor? Andrés sabe que no puede pedir mucho, por tanto la elección se presenta ardua.
Buen momento para descubrir el corazón de oro de mi angelote.
- Andrés, en cuanto se aproxime la Navidad, tenemos que hacer un repaso de juguetes en tu habitación.
- ¿Por qué mamá?¿Qué haremos?
Frunce un poco el ceño.
- Andrés, hay demasiados, si te parece elegimos unos cuantos y los llevamos para que puedan repartir a niños que no los tengan.
Piensa, hace un gesto y sonríe.
- ¡Ya lo tengo! Mamá los cogemos, todos, menos mi tren eléctrico. ¡Claro!, y los llevamos al Hospital para los niños que estén enfermitos.
Sin aviso previo, se echa a llorar.
- ¡Mamá!, ¿y cuando yo esté enfermito y me lleves a la Paz podré ver mis juguetes?
Pobre alma inocente, quiere ser generoso, pero le duele desprenderse de sus tesoros.
Le doy un beso y un achuchón.
- ¿Pues claro que los verás, pero lo mejor es que no lo hagas!
- ¿Por qué?
- Cariño, porque yo no quiero que estés enfermo.
Con la rapidez de la infancia, se consuela y de nuevo empezamos con el interminable Por qué de las Cosas.
Si volviera a creer en mis Reyes de la infancia pediría Tiempo. Tiempo para mí y los míos.
Apenas llegas a casa y terminas las tareas más urgentes, me doy cuenta de que no dispongo de ese preciado tesoro.
Reproches que me hago.
No he jugado con Andrés, tenemos ajedrez, Oca y Parchís y semanalmente les quito el polvo.
No he leído la novela que tanto interés tengo en acabar, apenas la cojo y por más interesante que sea caigo dormida al momento.
Ni siquiera tiempo de reflexionar.
Jorge, a veces, llega retraído y triste, le influye la gente, la temperatura y en esos momentos, no sé cómo llegar a él.
Quizás no haga falta llegar, solo acompañar, me iré a leer...


Ajetreo de compras navideñas, ¿cómo pude pensar que me gustaba la Navidad? Codazos, empujones, alerta constante del bolso para evitar problemas. Gente por todas partes, no se puede aparcar el coche, ¡coja el transporte público!, Slogan de estas fechas. Pero, ¡qué transporte!, ¡lleno de gente con paquetes, niños gritando, golpes...
¿Me gusta la Navidad?
Llego a casa, y volteo los paquetes, más que soltarlos los tiró en el sofá, dejándome caer después...
¡Esto es la guerra!


Por fin calma, Andrés está acostado , y Jorge y yo nos sentimos dueños del sofá.
Una vez que el sultán no está presente, leemos en compañía, en silencio y en paz.
Fuera hace frío, dentro el calor del hogar. La luz se refleja en las bolas multicolores del árbol de Navidad.
Como todos los años, viene Santa Cecilia, y cumplimos con el rito de adornar el árbol.
- ¡Mamá, mamá!¿Qué haremos hoy? –me pregunta como de costumbre, Andrés, al recogerle del colegio.
- Hoy, haremos algo muy especial –dije sonrisa gatuna, expectante.
- ¿Especial? Me encantan las cosas especiales. ¿Qué es?
- Algo que te gusta mucho.
- ¿Vamos al Parque de Atracciones? –con carita de iluminado-.
- No, algo totalmente distinto, vamos a despertar al “Amigo”.
Amigo, nuestro viejo árbol, que tiene los mismos años que Andrés, cuando llega la Navidad le despertamos y después de la Epifanía de Reyes le volvemos a acostar.
- ¡Bien! Vamos a poner el árbol.
No quise esperar al regreso de Jorge de la oficina, para darle una pequeña sorpresa.
Movida típica de casa pequeña. El árbol por supuesto está en el trastero, y yo no soy tan alta necesito una escalera.
Bajamos primero la caja de los adornos y después de muchos esfuerzos, ¡y unas cuantas flexiones!, por mi parte, el árbol estuvo en el salón.
- ¡Andrés!, ten cuidado, Andrés, cariño, vas a tirar las bolas, Andrés, las bolas, si se caen se rompen...y ¡Cras!, ¡Andrés!
- Lo siento mamá, de verdad...
Andrés con la carita compungida, y los ojos llenos de lágrimas, me mira.
- Ha sido sin querer, de verdad...









LA CABALGATA DE REYES


Llegó el día tan esperado para Andrés, las fiestas han transcurrido en un suspiro. Dulce ambiente familiar...
Es la víspera de Reyes y no nos podemos perder la Cabalgata.
Miro con pena la carita ilusionada de mi hijo. Quizás sea el último año que cree en ellos.
- ¡Mamá!¿Tirarán cohetes?
Es una de sus obsesiones, no soporta ningún ruido fuerte, y por supuesto, no aguanta los fuegos artificiales, le asustan.
Abre el grandioso desfile la banda municipal, tocando alegres tonadas, después aplaudimos las vistosas carrozas de las distintas asociaciones de Alcobendas, alegres gnomos, hermosas sirenas, tiernos pastorcillos. Gritamos alborozados pidiendo caramelos, y protegiéndonos de la lluvia dulce que nos apedrea...
Mire a mis dos amores viendo ilusionados señalándose el uno al otro lo que más les gusta. Jorge le cuenta cómo eran sus cabalgatas, evoca nostálgico sus años de niño y se mira en los ojos de Andrés recuperando su infancia.
Se hace un silencio expectante, y por fin, entre los gritos de los niños que intentan llamar su atención, hacen una entrada Triunfal Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente.
Andrés les grita una y otra vez:
- ¡He sido bueno!¡He sido bueno!
Y volviéndose a mí:
- ¿Verdad Mamá?¿Me traerán lo que les pedí?
- Bueno ya sabes que de los regalos que pusiste los Reyes eligen varios y el resto lo reparten entre los demás niños del mundo.
- Pero –frunce el ceño, de repente preocupado-...El otro día, cuando fuimos a comprar, vi a muchos padres que llevaban juguetes en el carro. ¿Eso, está mal, no?
Se me encoge el corazón. No puedo decir la verdad, y justo hoy, destrozar una ilusión.
- Verás, cariño –contesto apurada-, como los niños del mundo sois tantos y los Reyes Magos no pueden atender a todas las cartas, eligen ayudantes en todas partes, que se encargan de recoger juguetes en las tiendas...
- Pero, ¿cómo pueden repartir a tantos niños?
Salvada por la campana. De repente el Cielo se ilumina, y alegres palmeras de colores hacen la felicidad de los niños. Bueno, no de todos, porque Andrés tapándose los oídos, echa a correr de repente, dejando en suspenso, al menos de momento, la espinosa cuestión.
A la carrera, volvemos a casa, una vez alejados del Centro, Andrés obedece mis sugerencias, y aparta las manos de la cabeza.
- ¿Lo ves?, desde aquí ya no se oye.
La gente he sentido, miraba sorprendida nuestra alocada carrera.
- Andrés, los fuegos artificiales no son más que pólvora de colores –oigo a Jorge.
- ¿Nada más? –responde, no muy convencido. ¿De verdad? Pólvora que hace dibujos en el cielo...
Jorge le cuenta el origen de los fuegos artificiales.
- Verás, hace muchos, muchos años en China, mezclaron varios productos químicos como el azufre...
Dejo que se pierdan en el mar de la Historia, charlando alegremente, Son capaces de remontarse al final de los tiempos, Un recuerdo acude a mi mente...
Víspera de Reyes de Hace ¿Cuántos? Muchos, Muchos años ya, tendría unos seis años, la misma edad que mi hijo, mi hermano y yo acostumbrábamos a pasar esta Noche en la casa de mis abuelos, siempre les decíamos a mis padres, que aquí los Reyes llegaban antes, ya que para ir a nuestra casa tendrían que coger el autobús, y mis padres sonreían y nos daban el permiso ansiado...
Pero esas Navidades sorprendí a mis abuelos poniendo los regalos en el salón, y tuvieron que explicármelo todo.





































12/10/2010


Querido esposo
Son las 11,30 de la noche, acaba de empezar a llover y hace rato que estáis dormidos, mis muchachos, mis tesoros
Te acuerdas que siempre me pides cartas y que escriba...
Ésta es para darte las gracias por animarme a bailar de nuevo y por ayudarme a que lo haga.
No te imaginas el bien que me hace, cuando bailo soy otra, brillo con luz propia, ensayando la coreografía de la fiesta, no soy yo, soy la misma Liza Minelli, una gran artista que baila para un público, soy una estrella; siempre lo has sabido que el baile me da vida, y sé que sin esos pequeños ratos no soy yo.
Desde que he vuelto a bailar te quiero más porque aprecio y valoro tu comprensión para esta pasión mía.
Sabes que nunca correrás peligro, porque bailo simplemente, para lo demás te tengo a ti.
Sabes que Andrés, Javier y tú, sois para mí lo más preciado y nunca os pondría en peligro.
Otro capítulo aparte es para tus maravillosos masajes, que me relajan y me agradan profundamente, no suelo pedírtelos a menudo porque no quiero que te canses de dármelos, ¡pero ni te imaginas como disfruto de ellos!
Es cierto que cuando una persona se siente realizada es más feliz y se le refleja en el semblante, pues bien, tú dices que cada vez me ves más guapa y es cierto, soy feliz.
No estés inquieto cuando vaya a bailar con mis compañeros de clase, son solo eso compañeros y compañeras y ya sabes que estaría encantada si tú también vinieras a bailar, pero sé que no te gusta y lo respeto.
No te desanimes ni deprimas, estoy segura que saldremos adelante, tú crearás una nueva profesión “Conseguidor” ya que o por suerte o por talento lo consigues todo.
Pronto saldrá algo bien de Infojobs, o del boca a boca, o incluso Más Vida puede que recapacite, pero seguro que tenemos suerte, siempre la hemos tenido.
Estamos en la mitad del camino y todavía tenemos mucho por recorrer y lo que más deseo es hacerlo contigo, ver crecer a nuestros hijos, disfrutar de la pareja, viajar juntos y malcriar a los nietos.
El camino es largo y qué mejor que hacerlo contigo.
Te quiere
Tu esposa Maite

P.D.
Son ya las 12, voy corriendo a abrazarte
Felices Sueños

noviembre 19, 2011

MÁS ALLÁ DEL BIEN Y DEL MAL PERO CON EL BIEN

El día 19 de mayo de 1643 aconteció la batalla de ROCROI, entre el ejército francés al mando del joven Luis II de Borbón-Condé, por entonces duque de Enghien y más tarde príncipe de Condé, y el ejército español a las órdenes de Francisco de Melo, capitán general de los tercios de Flandes. En enfrentamiento duró cerca de seis horas y terminó con la victoria francesa. La batalla fue casi la culminación de la Guerra de los Treinta Años, en la que se dirimía la presencia española en los Países Bajos, el Franco Condado e incluso Cataluña. La presión de Francia sobre el norte de ESpaña hizo que el Rey ordenase invadir el norte de Francia y por ello sitió la Villa de Rocroi. El ejército español tuvo 7.500 bajas.

El rey de Portugal Juan IV de Braganza en 1644 derrotó a los españoles en Montijo.

Un papel fue encontrado en la vieja iglesia de Saint Paul. Baltimore 1693:

"Anda plácidamente entre el ruido y la prisa, y recuerda que paz puede haber en el silencio. Vive en buenos términos con todas las personas, todo los que puedas sin rendirte.
Di tu verdad tranquila y claramente; escucha a los demás, incluso al aburrido y al ignorante, ellos también tienen su historia.
Evita las personas ruidosas y agresivas, sin vejaciones al espíritu.
Si te comparas con otros, puedes volverte vanidoso y amargo, porque siempre habrá personas más grandes y más pequeñas que tú.
Disfruta de tus logros así como de tus planes. Mantén el interés en tu propia carrera, aunque sea humilde; es una verdadera posesión en las cambiantes fortunas del tiempo. Usa la precaución en tus negocios;-porque el mundo está lleno de trampas.
Pero no por eso te ciegues a la virtud que pueda existir; mucha gente lucha por altos ideales; y en todas partes está la vida llena de heroísmo. Sé tu mismo. Especialmente no finjas afectos. Tampoco seas cínico respecto del amor, porque frente a toda aridez y- desencanto es perenne como la hierba.
Recoge mansamente el consejo de los años, renunciando graciosamente a las cosas de juventud. Nutre tu fuerza espiritual para que te proteja en la desgracia repentina. Pero no te angusties con fantasías. Muchos temores hacen de la fatiga y la soledad.
Junto con una sana disciplina, sé amable contigo mismo. Tú eres una criatura del universo, no menos que los árboles y las estrellas; tú tienes derecho a estar aquí. Y si te resulte evidente o no, sin - duda el universo se desenvuelve como debe.
Por lo tanto, mantente en paz con Dios, de cualquier modo que lo concibas y cualesquiera sean tus trabajos y aspiraciones mantén en la ruidosa confusión, paz con tu alma.
Con todas sus farsas, trabajos y sueños rotos, éste sigue siendo un mundo hermoso. Ten cuidado esfuérzate en ser feliz."

noviembre 18, 2011

JUNTARSE PARA CONOCERSE PERO NO ERES INTERESANTE

Los indignados quieren hacer una junta apoyada en la acción de masas, como Rubalcaba ha hecho otra junta provisional de la presidencia de gobierno, como en Alcobendas se ha hecho una junta de vecinos para arreglar los problemas de mi barrio, como se hicieron juntas en la guerra de la independencia que reemplazaron a los consejos reales y luego fueron de nuevo desplazadas por las secretarías y ministerios, como los socialistas han hecho juntas de los ministerios con resultados sin importancia, como los gremios medievales y las corporaciones militares, como el movimiento obrero se organizó en comités y sindicatos, como un partido organiza a sus elementos, como podemos juntarnos entorno a un periódico, pero lo que se perseguirá es que no se disuelva el individuo y que se consiga la política regeneracionista por los sagrados intereses del bien de la patria, y como entorno a un grupo musical y una película se reúnen los fans, y entorno a un grupo deportivo los nacionalistas, y los profesionales que se mantienen comunicados en Linkedin, y los simpatizantes de los judíos entorno a la Casa Sefarad y los católicos en las iglesias, y los marchosos entorno a una discoteca y los niños entorno a un parque donde juegan y montan en bicicleta, también nos motivan unos días señalados para esto pero cuando me junto quiero ver a alguien interesante.

noviembre 17, 2011

JESÚS ES LA PALABRA: EL EVANGELIO DE JUAN

En el principio existía aquel/ que es la Palabra,/ y aquel que es la Palabra/ estaba con Dios y era Dios./ Él estaba en el principio con Dios./ Todo fue hecho por él/ y sin él nada se hizo./ Cuanto ha sido hecho en él es vida,/ y la vida es la luz de los hombres;/ la luz luce en las tinieblas/ y las tinieblas no la sofocaron./ Hubo un hombre enviado por Dios,/ de nombre Juan./ Éste vino como testigo,/ para dar testimonio de la luz,/ a fin de que todos creyeran por él./ No era él la luz,/ sino testigo de la luz./ Existía la luz verdadera,/ que con su venida a este mundo/ ilumina a todo hombre./ Estaba en el mundo;/ el mundo fue hecho por él,/ y el mundo no lo conoció./ Vino a los suyos,/ y los suyos no lo recibieron./ A todos los que lo reciben,/ a los que creen en su nombre,/ les da el ser hijos de Dios;/ él, que no nació ni de sangre ni de carne,/ ni por deseo de hombre/ sino de Dios./ Y aquel que es la Palabra/ se hizo carne,/ y habitó entre nosotros,/ y nosotros vimos su gloria,/ gloria cual de unigénito/ venido del Padre,/ lleno de gracia y de verdad./ Juan daba testimonio de él/ y proclamaba:/ "Éste es del que yo dije:/ El que viene detrás de mí/ ha sido antepuesto a mí,/ porque era antes que yo"./ De su plenitud, en efecto,/ todos nosotros hemos recibido,/ y gracia sobre gracia./ Porque la ley fue dada por Moisés,/ pero la gracia y la fidelidad/ vinieron por Cristo Jesús./ A Dios nadie lo ha visto jamás;/ el Hijo único, que está en el Padre,/ nos lo ha dado a conocer. (con su ejemplo)

Jn 1, 1-18

noviembre 15, 2011

LA CAMPAÑA ELECTORAL

Todos los indignados sigan a Rajoy y vayan a los mítines de este cadí popular que viene como rey mago a traernos el regalo de la seriedad de un cruzado hospitalario y que como un San Bernardo nos llevará a un refugio seguro ante la ventisca que va a caer y corramos que se cierra la puerta y los pies se hunden atrás en la nieve junto al extraterrestre del bloque de hielo de las Montañas de la Locura.

Quédate con lo mejor de tu entorno y no te preocupes donde quiera que estés, admite que el tiempo de jubileo empezó ya desde ayer en que viste la foto de la estampa polaca de Juan Pablo II en la Almudena, sí Madrid resulta una ciudad europea gracias a Gallardón, recorrámosla con nuestros pies y sintamos el pavimento del mejor Cielo.

No me llames Juana la Socialista que soy de armas tomar, fui papisa y madre de reyes, santa de Arco y Loca de Tordesillas, y antes de la cueva de la Beltraneja, y fui adúltera para mejorar las causas del poder, y también fui enamorada Juana de la Cruz que cuenta Tirso de Molina, y si usas en contra zapatos de princesa de punta estrecha y tacón alto te daré juanetes que es lo que le ha pasado a las portavoces socialistas que salieron movidas en la foto de la Moncloa que no sabían que era arduo el camino y que había que anunciar que estuviéramos preparados y nos convirtiéramos.

Y si fuera verdad que Domenico Scarlatti se quedó en Madrid y como un fantasma y maese toca en las vigilias de la iglesia de San Marcos componiendo música electoral para clavecín con un Exercizi popular per gravicembalo para sonatas sociatas y felipistas que van en aumento de número al cabo del tiempo mientras caen sus sucesivas piezas políticas de la ideología de los gafes corruptos y simpatizantes con las bodas sexuales de los lolitos góticos de Chueca y contemporizadores con los asesinos antiespañoles y los enemigos de España que nos la tienen jurada.

La habilidad para perfilar personajes del autor teatral del barroco Diego Jiménez de Enciso bien le valdría resucitar ahora en la mente de un joven de la Plaza de Santa Ana y descubrir dramáticamente la retirada de Zapatero, el tropiezo de Rubalcaba, y la llegada de Rajoy, obra en tres actos que pudiera ser contemplada "en lo que no quieres oír, joven sociata, oirás" por cada Santa Cecilia en el Teatro Español.

Cuántos artistas desnudos tenemos qué sería de España sin Els Joglars de Albert Boadella que éstos sí saben representar el papel de los indignados sin envolverse en la masa y en las sombras de la calle y atentando sin tartas contra la conciencia de los militares, los políticos y los religiosos como en Jocs, Ubú president y Daaalí.

Esta mañana Dios nos ha dado una cojera de Mantecas a todos los madrileños por no haber descubierto antes de tiempo que los socialistas son incultos y blasfemos, pedantes y cursis, siempre cobardes y enchufistas y manipuladores como los republicanos y progresistas de barrio y de salón y como todos los parroquianos hipócritas de Madrid con el agravante de agredir a las almas inocentes e infantiles de las casas y empujar a la caída a los que se les tambalean los ideales cristianos.

Si tú sindicalista de la Estación de Chamartín/ no votas a los populares,/ no te extrañes de que el tren no salga,/ ni de que no haya gente en los andenes,/ ni de que la gente de los pueblos/ no salga de sus casas para ver pasar el tren,/ ni de que tus trabajadores que defiendes/ no vayan con la frente alta/ disfrutando del vuelo por los raíles/ con el pueblo español que llevan detrás/ ni de que el futuro de España vuelva a sonreír/ porque seguro es el último tren.

Si yo me meto en un túnel/ y retrocedo luego/ menudo problema/ hay que solucionar/ las cosas dentro/ a los socialistas los vamos a llamar/ los de la jarca del toisón de oro/ que retroceden para atrás/ y van perdiendo las monedas/ de tanto ratonzuelo en los sacos del tesoro/ que por cierto no era de Moscú/ sino nuestro/ y por ahí lo saquearon.

A qué vamos a jugar de nuevo sino a votar a los diputados que nos van a representar, Dios quiera que sean honestos y honrados los haremos, pero si son extremistas caerán por un lado, y si son zafios demagogos izquierdistas que ya no los queremos, y si hay nuevos y desconocidos corruptos qué haremos, al menos preveremos no haberles votado, y pues ya todos somos de centro derecha, la Izquierda se ha ido al rinconcito del carboncillo, Reyes Magos dádsela a nuestros difamadores y a los países que nos son contrarios y enemigos pero mejor no la repartáis a nadie.

Demasiados juglares hemos tenido entreteniendo a los políticos socialistas, y levantando los ánimos de los indignados de las plazas, tengamos ahora Jueces que originen los cantares de gesta de Rajoy y sus populares, porque el castillo se derrumba y la peste contamina a extramuros, y los germanos ya están aquí junto con los moros del Sur para dar con la daga y con los mandobles a los de Iberia.

La mesa de billar y los diábolos han sido los juguetes preferidos de los socialistas porque todo iba de cajón a su particular agujero negro de sus mentes sociatas, pero los juguetes preferidos de los populares serán el calidoscopio y la linterna mágica y los naipes educativos para darnos esperanzas de paisajes multicolores y lecciones de economía y romper el aislacionismo en la empanada que nos han dado.

Tuve que convencerme de lo que era bueno/ y atacar lo que me hacía daño,/ el cristianismo era verdadero/ y el comunismo era nefasto/ opulenta Ana Belén que vives en La Moraleja/ como el abrazo de la derecha y el de la izquierda/ como el ladrón bueno y el malo,/ como el Jesús de la prueba ante el mensajero diabólico/ y ante el adelantado que le bautizaba/ desde la Noche de los Tiempos.

La verdad solo puede estar en la izquierda, pero qué izquierda la del marxismo o la de Cristo que está en el tronco de la cruz cuando te tumbas a ser crucificado injustamente porque ahora sea otra vez la derecha buena la crucificada.

Las manos de los políticos son los funcionarios, pero cómo hacer que un ministerio funcione como un banco privado, si el personal sufre el carcoma de considerarse de la Estructura del Poder, y por consiguiente ellos hacer nada tienen que hacer porque son del Estado, la clase burócrata les hace puros y gastadores, el terremoto del paro no llega a la altura de sus oficinas, y así pueden controlar al resto de los ciudadanos a veces a escondidas pero se necesita un Nobel de Economía que logre estos objetivos.

Puedo no ver mi imagen en un espejo, y puedo ver sobre un fuego mi imagen deformada de Enano Saltarín Rumpelstilzchen, pero necesariamente tendré que ser un político extravertido, y que sepa deslizarme entre la esquizofrenia de la población que quiere trabajar y que no quiere esto, pero puedo tener el complejo del político que no sale de los parámetros socialcomunistas y antiburgueses y anti la familia privada, y puedo ostentar la máscara borrosa del marketing y la publicidad del poder en la sombra sociata, pero los sondeos me dirán si mi yo político es real y si mis seguidores son mayoría y si están contentos con todo lo que les hago.

Rajoy y sus populares tienen el reto de demostrar que se puede hacer una política económica y del derecho que dé en los morros a la afirmación pura del capital internacional en el interés de nuestra deuda y que no nos haga pasar por el hambre ni por una dictadura populista y de los marxistas del proletariado y esto será de nuevo el éxito de los celtíberos de esta tierra.

Los socialistas nos han visto como renegados de hacer todo lo que ellos creían que debíamos hacer y no se han compadecido de nosotros porque ya hubieran dejado las riendas hace dos años, pero Rajoy nos ve como granos de mostaza con milagrosas posibilidades que se pueden dar de sí, y esto nada tiene que ver con unos cuantos brotes verdes de los pasados tecnócratas, ministros y presidentes porque confiamos en que la viña está sana y solo falta poner a los asaltadores a buen recaudo.

Los chapados socialistas se han dedicado a saltar entre las lomas sobre nosotros y a tumbarnos cuando afirmábamos que es verdad que hay que tener fe en lo que dijo Jesús, pero no saben hacer más que subirse a la chepa y darnos de bruces contra el suelo, y nosotros nos limitamos a sacudirnos y a seguir caminando, pero yo te digo que después de cada genuflexión eucarística apoyo mis brazos sobre el banco para mandarlos al infierno y que literalmente no les escucho porque es caer en saco roto.

Rajoy tendrá que ir al ka dos de uno, subir a la cumbre más alta de la Tierra Española después de la Moncloa, y ese es el Parlamento e ir al ka de uno en el Cielo de Madrid y ha de conseguir tantos devotos como los que adoren a los de la Kaaba como padre de todos los pueblos íberos y ha de hacer que nos retiremos de una vez del chaconado Kabul y su extrañamiento de K. ha de tener un gran realismo para abrir y cerrar puertas en el desolado castillo.

noviembre 14, 2011

EL DISPARADOR TEMÁTICO

I

Mi abuela de Barcelona se sacó un ojo de niña jugando con unas tijeras y solo podía ver la mitad pero le pusieron uno de cristal y quedó bien...

Mi pesimismo es fácil y lo alimento mucho. Pienso que después de resucitar Jesucristo y traernos el Espíritu Santo ya todo es fácil para que todos seamos santos pero tengo un pesimismo de que todos somos inmundicia y además que los demonios no dejan de bailar.

Me detengo a mirar el sitio a ver si capto el espíritu y los espíritus...

Si es la lengua de Dios cuanto más escribas en la lengua del español más oración estás haciendo. La santidad está en la literatura...

Escribe en parábolas porque todavía no puedes con ello y más tarde sí.

Si Dios me diera 30 años más de salud e inteligencia con mis gafas de miopía...


TRABAJA

Dios quiere que mis dedos chorreen tinta y escritura, y no consentirás que tenga un buen bolígrafo que brille y sea más importante que lo que digo: y así digo que los arios son los enemigos de los judíos y digo que los portugueses saben que los españoles pegan a los niños, Y digo que de punto a punto y tiro porque me toca, y me tiró el bolígrafo al río, y escribir en España es sudar sangre.

QUE TE LO ECHA ENCIMA

Si dijera alguna impropiedad Dios arrojará al Diablo como a un perro sobre mí pero ahí me tiene jugando a decir todo lo que tenga que decir y más si llego al costado de los que viven en el Olimpo así que no soy inocente sino un bocazas del pueblo madrileño que sube a meterles ruido en la hora de la siesta y que lo voy a perder todo y muchos inocentes se levantarán para la revolución y como un Hobhe no entenderé qué me va en ello y así digo que hasta que no vengan las elecciones y cambiemos de gobierno no se nos va a quitar la depresión a todos los españoles y de oca a oca y tiro porque me toca.


EL ORÁCULO

Tú eres escritor, lo único que te gusta es escribir, y Dios como a tu ejemplo santa Teresa, eres poeta, te dará libro de vida, debes rezar para rastar y para profetizar y para que se cumpla la palabra de Dios.


LA CALLE DEL MISTERIO

En sueños y en la bendición una cosa tendré, un sesgo de apertura al lector o al espectador que será atraído a ella con afán de interesarse y hasta comprenderla: el misterio reluctante.


EL AGUA DE LA LUNA

En el agua con sus rayos de la luna puedes nadar pero el fuego lo abrasa todo. Yo no tenía la costumbre de mandar nada al fuego sino de mandar cartas de amor al Atlántico y al río Tormes, con papelitos de todo lo que me inquietaba, y que como hijo de Neptuno las olas se encresparan, y los papelitos se disolvieran y mis deseos se vieran cumplidos para bien y para mal si malo era, y los pececitos que eran muy santos jugaban a mordisquitos con los corazoncitos del sobre.


LA EXPRESIÓN PRESO

Me mira
no me mira
me quiere
no me quiere
se olvidó de mí
si lo tengo junto a la puerta
no lo dejaré escapar.


TRABAJA LENGUAS

Me pregunto por qué, por qué me haces escribir y me castigas si no escribo, y aparta de mí este cáliz, que no soy escritor muy picassiano ni de Menorca ni de Manacor, tienes mi muñeca apresada, y mi mente está llena de loca espuma que estampas por España y por todos, en todas sus aristas, y que brilla como joya piramidal de Sefarad hacia todas las costuras de la Tierra.


LAS CLAVES DE LA LUCHA

Tenemos que confundir
a los detentadores de
la administración de la
información como Google
y buscar otros cauces
de comunicación entre nosotros
la prensa digital
el buzoneo y la publicidad
la entrevista y presentación personal
pero vas listo
si te lo crees

debo guardar el secreto de mi covil
debo hablar y mirar
a las personas para
conocerlas en su estilo
se pueden cometer errores
cuál es mi estilo
mi signo y mi realidad
visionario


LA SALVACIÓN DEL APÓSTOL

Yo no necesito la realidad
del televisor me basta mi
realidad diaria y aquella
que quiero conocer viajando.

Yo no debo estar interesado
por la cantidad de los que me
leen y el origen de su
país, puedo sintonizar
con las ondas receptivas del
mundo de la realidad
pensativa y es problema
suyo de ausencia de luz
y anticipación del futuro
si no me conocen.


NO DESESPERAR

Contar lo que
Dios quiera que cuente
y no tener memoria
presente de ello
sino de lo que él
quiera contar conmigo,
y no atribuírmelo a mí
sino a Dios que me lo
ha contado, y no es
mío sino que es verdadero,
y por tanto es de Dios.


NO ME DEJARÁ EN PAZ

No puedo dejar de trabajar,
no puedo apartar ni un instante el cáliz,
Dios quiere que no pare de escribir y escribir,
tiene muchas cosas que quiere contar,
a través de mí.

Señor no me dejas,
a través de mi pluma,
si no lo hago me castigará,
y de lo que escriba quedaré ciego
sin saber de lo que he escrito
porque es suyo y bien guardado
y a los que se endiosan con lo suyo
los encadena en la locura
y no me dejará en paz.


EL DISPARADOR TEMÁTICO

No quería yo hablar que no fuese verdadero y en ello Dios se veía obligado a cumplir mis palabras aun cuando yo no quería porque lo mío era grave ni ofenderlo ni obligarlo pero llegada a tal amistad me obligaba a hablar en público medio y que él iría cumpliendo se realizase y fuera verdad lo dicho por tanto puedo decir que no era mío lo dicho sino Suyo.

noviembre 13, 2011

LA VERDAD EVOLUTIVA: TEILHARD DE CHARDIN

Nos damos una importancia narcisa desmesurada, quien nos hizo creer que nuestra imagen era cuasidivina, pero por qué cielos nos lo creímos todo y nos constituimos en gigantes de la tontería y a ello va Dios a aplastar nuestra soberbia y a apartarse aun más de nosotros para que seamos como débiles velas que van apagándose en su falta de cordura y miras por lo verdaderamente interesante como es la inteligencia evolutiva de Teilhard de Chardin que será próxima a Dios cuanto más activa, personal y ética sin reparos a adormecerse en el dulzor de la autocomplacencia en lo que de por sí nada es salvo cáscara.

noviembre 12, 2011

PORQUE DIOS NOS AMA CUANDO MENOS NOS LO CREEMOS

Dios es el mismo sentido de la oportunidad, su silencio tarda poco en dar muestras de querer dialogar con nosotros, es gracioso y caprichoso y nos traerá la galleta de fino chocolate escondida en su peplo, en sueños nos ordenará que vayamos a unos grandes almacenes y que nos compremos ropa de trabajo bonita y barata, en esas intuiciones en el tiempo de nuestra vida en que nos dirá que ya debemos cortarnos bien el pelo porque vienen los populares, o que siempre nos guarda la última taza de la estantería para nuestro café de la tarde, PORQUE NOS AMA CUANDO MENOS NOS LO CREEMOS QUE SEA ASÍ, por qué de golpe tuvimos esos ingresos de dinero y cuando conocimos a nuestra mujer por qué estuvo tan bien, y hay cosas de las que no nos apercibimos y él es incansable y sigue actuando y velando por la seguridad de nuestra familia y de nuestras carencias, él trae cosas buenas a nuestra manera que son a su manera que es buena y justa y espléndida, unos segundos más de vida para amarnos y entregarnos su corazón y no podemos más que deshacernos EN AMOR A ÉL, cuando damos a cada uno lo suyo cumplimos con lo que Él quiere, no me mueve querer nada de este mundo sino solo estar unido a DIOS QUE ES AMOR, y tú por participación de Él has de dar ese mismo amor tierno y firme a los demás, y seamos hospitalarios con los que visitan nuestra ciudad, y nosotros somos la estampa impresa de la faz de luz abierta de Dios, y apacentemos la mies que es mucha y eso nos hará crecer y no ahogarnos en su celo que nos quita el pálpito y que nos apagamos por no andar en busca de amar, y basta conque el simple principal chino lo haga para contagiar de amor a los demás.

noviembre 10, 2011

LA REFORMA LABORAL VI

Confío en Dios en todas las más difíciles y las más trágicas circunstancias porque ahí está tendiéndome los brazos y si me empuja contra la adversidad es para que disfrutemos de la fidelidad madrileña y de que nada nos pase sino que sigamos resaltando las acrobacias del amor que nos tenemos nosotros y que revolotea limpiamente por el mundo.

Nada hay imposible para un joven que quiera conseguirlo, los pies danzarán hacia el objetivo si se bajó la cabeza ante un adulto, la libertad volará en sus brazos y las palabras salpicarán a empujones de la claridad del mucho futuro clarividente del estar consigo mismo y con Dios.

Debiéramos intentarlo por ellos y conseguirlo. Algún día se descubrió que los que tomaban café estaban grillados y eran mayoría frente a los que no tomaban café y practicaban la mesura y eran comedidos y buena gente. No sería más natural un estado de sufrimiento, sin café ni coca cola, como sufre el mundo y sufre Dios, y no de aceleramiento, con el contentamiento y la presunción alocada que producen los estimulantes y las bebidas innecesarias que solo basta el agua y el vino para que nos inspiren mejores palabras y no hagamos inconscientes trastadas.

Este movimiento no tiene cabeza, no hay nadie, de pie, con voz clara y sin notas, que diga un vibrante discurso durante una hora y media, porque es amorfo y cobarde, y grande y pelona mejor que salga tarde cuando se hayan hecho el pis encima, para que su semen cree la criatura anárquica y nada pero nada, que crezca la masa, patada y putada y nada patatera...

¿Cómo es posible que un pueblo tan primitivo como el de este movimiento pueda alcanzar tales objetivos técnicos en tan poco tiempo sino porque todos los dirigentes de la sociedad son los culpables de la subnormalización y reducción al absurdo del sistema democrático tan poco cargado de razón porque su libre albedrío de la transición ha terminado en el consumo basura del tiempo de sus ciudadanos dados al orgullo de pequeños luciferes sin antenas de futuro en aquellos tesoros llamados terrenales, más les valdría rezar a solas en su cuarto para luego manifestarse para atraer al docto Dios del próximo agosto y apártense que va a hacer presencia?

Se establece un demiurgo del movimiento, honesto a carta cabal, que reconoce los logros de todos sin mencionar al artífice: la elevación del nivel de vida, un mayor número de trabajadores y de bebés en las casas, solamente la revolución de los indignados ha permitido a un país atrasado obtener en menos de veinte años resultados inauditos, la educación se imparte en cinco idiomas de Babel, otro avance es la difusión de un nuevo patriotismo español y cumplimiento con la cruz cristiana, sentimiento muy profundo, sincero y muy dinámico.

La manera de solucionar el problema de la economía española no es con discursos antagónicos sino creando empleo para los que sufren la sangre y el hierro del paro. LLevar la contraria a las políticas laborales existentes puede ser contraproducente. Pero habrá que llevar la propia política y distanciarse del trabajo aparcado basura por nada y de la empresa de trabajo temporal a tuti pleni. Si no hay seguridad en el empleo ni subsidio post despidum indemnizarnos con más primas. Tú no puedes mangonear mi vida ni yo me la puedo jugar al vacío.

Te pagan la nómina con la condición de estar obediente y obligado a callar cuando te maltratan, porque estar esclavizado a fichar una hora de entrada y otra hora de salida sin mirar si en tu vida privada has podido dormir, desayunar y comer porque si no coges el dinero y corres nada de esto podrás hacer.

Esperamos trabajos bien pagados y esperamos más trabajos. Esto exige menos absentismo general y más ilusión por ganar más. Nosotros burlamos el problema del desempleo pero los inmigrantes se montan encima de él y cogen el toro por los cuernos o lo saltan por detrás o por el callejón y salen adelante o colándose o a empujones.

Además de corneados a continuación luego apaleados y luego tirados por la borda. Cómo hacer la jugada al patrón que nos maltrata y colgarle del palo mayor pero entonces la empresa no tendría rumbo y pronto dejaría de moverse y nos moriríamos de hambre si no nos refugiamos en el Estado precario.

"Ejecutivos lobeznos que se regocijaban con la empresa, y se disputaban los jirones de sus trabajadores". Esto sería un mal plagio de la Historia de un caballo de León Tolstoi. De los párrafos finales que dice: "...se oyeron los aullidos de los lobeznos, que se regocijaban con la presa que habían encontrado; cinco de ellos rodeaban... y se disputaban los jirones de su carne".

Es tremendo el enfado de los santos/ cuando al cobrar la nómina/ nos comportamos como miliquicos,/ quién eres tú,/ quién soy yo,/ y quién es él/ y volvemos a tener kikos para comer/ y no me los tires por el suelo/ que el Estado somos todos.

El pueblo español tiene un espíritu de entregado a la tele, a perder el tiempo y al trabajo que no tiene trascendencia, hemos tenido un triste destino sociata nosotros los españoles pero no hemos tenido la voluntad del pueblo alemán, nos hemos entregado a este estúpido destino de los adláteres de la moda y de lo que está bien socialmente o que era progre pero no hemos tenido voluntad y tú parado te entregas porque no puedes hacer nada más y reconoces en tu pasividad que esto es así y has sido un veleta del tiempo del descanso y del estar preparado y para que esto sucediera esta sociedad es del simulacro de la abulia a la anomia.

El clima de la calle en la Castellana es de pánico social porque perdida la sociedad del Estado del bienestar llegamos a la sociedad del riesgo y si tú tienes dinero y si tú tienes salud y ningún accidente podrás unirte al grupo de famosos y afortunados que echarán a los otros del barrio cuando Dios se retire de ellos y caigan en el pozo y el Estado no tenga un duro para evitarlo.

EL VOTANTE SEGURO

Esta persona es excepcional, no es pero, ni se mueve en grupo, ni en batallón de maletas, escucha a todos, hace las cosas con estilo, mantiene el cuerpo en forma a pesar de tantos cebones y cuerpos amorfos en España, medita en el camino, no se pone nervioso ni hormonal, tiene cuidado de hablar bien, come y se limpia con delicadeza, tiene pocas necesidades, se informa todos los días, cuida sus públicos, no se siente estorbado por la masa, trabaja con eficacia y seguridad, no es engreído ni humilla a nadie, siembra la tierra de gozo y amor, se compadece de la cultura progre y sociata, de vez en cuando va a misa, respira alegría y sentido del humor, se escabulle cuando le quieren apedrear y no les tiene miedo, siempre está emprendiendo cosas, quiere tener a Dios presente, está lleno de buenas ideas y de gracia y de bendición, hace muchas cosas, es su conducta lo que le ilumina, da muchas caricias, duerme a gusto, ama con la mirada, tienen fe en él, y va a votar al PP, porque el PSOE ha pecado mucho.

LOS INDIGNADOS DEL DEBATE DE LOS POLÍTICOS

Son más importantes las Nacionalidades de la Nación que los políticos, no se merecen esos figurones que los representan, los políticos no van a encontrar palabras porque las han desgastado todas, ni con entonaciones sabrosas y de mieles ya no les creemos, nos importa la mala leche que tengan eso sí, para que no nos hagan daño a nuestras libertades y creencias en este caso de españoles.

Exponen sus ideas como si nos pasearan por una exposición turística, eso sería deseable pero el Estado no parece fuerte, entonces qué me cuentas por algún lugar habrá una sangría de vidas escondidas a no ser que se manifiesten indignadamente y se pongan a la misma altura de los ahora vacíos escaños de los políticos y háblame de dinero y de cómo yo también voy a hacer finanzas con mis días.

Parece la tómbola del pueblo de los esclavos que a eso nos han reducido, háblame catalán para que todos nos hagamos burgueses solventes y respetables, eso es lo que interesa que seamos ricachones y felices y lo de la política nos da igual si mantienen la seguridad, la salud y la educación.

Los políticos quieren seguir con el chollo de sus puestos, y como la han hecho la temen, y ha que ser muy malos para encima dar pecho a lo hecho, y muy cobardicas para no querer que opine el pueblo que pasa los apuros, y córtenles las lenguas y las orejas, y hagan callos madrileños para los perros flauta de la Puerta del Sol.

Hay que darle a los socialistas franceses y a los socialistas alemanes que a los socialistas españoles ya les hemos dado, ya no creemos tantas mentiras, y cómo mienten mientras no sacan las manos de los bolsillos, y Cataluña quiere actuar como locomotora y envidia cómo no a Madrid a los que viven a todo tren y que va de modelo a todos los puntos de España.

Nos damos cuenta del problema grande que tenemos en España, ¿pero se dan cuenta los políticos?

Me voy aclarando con el agua de Madrid.

A LA MUERTE DE FRANCO: EL DEBATE DEL 20-N

Rubalcaba es el Comisario Interior del atropello y la encerrona y que se le mal atraganta la palabra de España y la de los españoles y que con una chulería del coronel gavacho y con una lengua viperina e hipnótica al descubierto hace falsación de la verdad por lo que el fuelle del demonio que le atormenta no puede más y como un bellaco daría de dentelladas al que se le opusiera y es de la lógica de los finales impositivos.

Que no respetan a las personas ni a las empresas y de la miserable ensañamiento con el despojado y Rajoy es el señor de la confianza y la generosidad que parece un bromista y un tonto pero que es gallego serio y que tiene el espíritu juvenil de los estudiantones aunque al principio se le atolondren los datos de la crisis que es presidente y ya se los organizarán.

No podemos hacer nada, pero ya no les dejaremos a los socialistas hacer más, se acabó el haría de Rubalcaba y de los fontaneros del Kremlin pero ojo son conversaciones de Rajoy con un Demonio del Final y es de temer.

Es una pena que Rajoy no tenga la seguridad del campeador Aznar pero Rubalcaba parece un beodo de una tasca de mala muerte, es una pena la niñería del zig-zag de Rajoy y su reprensión pueril de la mentira y como pataleta de niño bien, y en cambio a Rubalcaba le cruje la carne y los huesos como a los mineros de Asturias, y Rajoy parece un héroe soberbio de tebeo cuya confianza está en quienes tienen los capitales y no en quienes los mal administran y derrochan y Rajoy parece que desbaría con esas neuronas locas de los pijos...

Las partidas de Rubalcaba siempre acabaron mal y a navajazos y con camisas de Guerra desgarradas y cubanas pero a Rajoy le gusta la tarde de los domingos pasarlas jugando al mus con los niños de sus amigos antes del fútbol y con el disfrute de una buena merienda.

noviembre 09, 2011

EL MOZO DE GESTORÍA II

Hoy ha estado en el Infierno del INEM DE SANTAMARCA. Jose Manuel tiene el papelito azul celeste Nº 74, hace puñetas con él en la mano, pero no le rompe las alitas.

- ¿Qué haces?
- Nada, solucionando papeles.
- ¿Por qué número van?
- Por el 68.

El funcionario pregunta por el 66.
- Otra vez.
- Ya se ha quedado en el 66.
- Vamos, por el 68, señorita.

- ...el 69,70...
- Eso es lo que pasa a esta hora, empieza a contar números, y no están.
- el 71,72...73
- Ese mismo soy. No sé si voy o vengo, señorita.
- Toma macho, voy a echar un humo por ahí, que estoy de los nervios de tanto esperar.

Nunca he visto, al atardecer luminoso en el Bernabéu, descender la lluvia tan aposadamente, de esa manera se siente reconfortado. Leía el periódico a día pasado, y escribía con deportividad...

El humo quita el aire respirable, casi huele el paso de cebra blanco, recién pintado, y los coches ni lo ven.

Los seres humanos no nos armonizamos, bien sea por exceso o bien sea por receso; y deberíamos ocultarnos, y no vernos, los días de luna menguante.

Si destruyeran la Luna piensa Jose Manuel, quizás por algún efecto extraño la gravedad alargara nuestras vidas.

Madrid, es que tiene un clima muy raro
que se pasa del frío al calor,
en un pis pas,
y en cada rincón te resfrías.

- ¡Qué horror, qué horror Dios mío, no tenemos Dios!

NOTICIAS DE UN VIAJE A IBERIA

De vacaciones se me ha quitado todo el hinchazón de Madrid, pero mi amigo el francés siguiendo el GPS le metió por un camino de cabras en Sierra Morena y luego le tiró el coche al río y le recogieron unas cordobesas que le metieron sin pagar en una pensión gaditana y lo evacuaron por Gibraltar.

Le sensación de estar en tu casa y en una casa grande de Dios, con el campo alrededor y los caminos polvorientos y los maizales portugueses, y el azul claro del cielo y el viento sobre el mar, y la comida frugal y buena, y la familia sana y hermosa y Él contigo.

Cuando bailo es como si peleara contra los demonios, por eso bailar debe ser santo y no invitar a obscenidades, debe vivirse el reino de las conquistas de la melodía de Dios como si en nuestras cabezas nos invitara a derrotar al enemigo que ha de quedar descompuesto y desconcertado ante lo bien que baila este cristiano en las cosas que deben hacerse cuando toca la hora y los ángeles atacan de lleno y de refilón a los cuerpos distraídos y fofos y espíritus tibios de los pecadores.

Oigo un ruído que no oía yo y es insoportable, ya todos han regresado a Madrid, la paloma tiene que pasar al compartimento de seguridad porque la tiraran pedradas y las carambolas negras de la ciudad son nefastas, las hormigas corren por el Puente Vasco de Gamma y tendrá que emprender el vuelo a un lugar apartado y seguro.

Los demonios jóvenes de la carretera de camino de noche y de vuelta de Toledo, esos camineros negrillos que te rozan la chatarra, que bailan de un lado a otro y que te rebasan tentando al suceso de tanatorio. Dos demonios y tres, uno detrás del otro, provocaban el suceso que llevara al término del madrileño sino fuera porque quedara esparcido en un lado de la carretera.

Tú te imaginas a Jesús con un Kipá para recibir los avisos de Dios, pues no, menudas melenas tenía y no necesitaba su cabecita loca de tocas sionistas de liberación.