enero 31, 2015

SVYATOSLAV I (974)

SVYATOSLAV IGOREVICH.

Grand prince of Kiev from 945 and the greatest of the Varangian princes of early Russian history.

He was the son of Grand Prince Igor probably the grandson of Rurik prince of Novgorod and the last non-Christian ruler of the Kievan state.

After coming of age he began a series of bold military expeditions leaving his mother Olga to manage the internal affairs of the Kievan state until her death in 969.

Svyatoslav sent messengers to the other lands announcing his intention to attack them.
Between 963 and 965 he defeated the Khazars on the lower Don and the Ossetes and Circassians in the northern Caucasus.
He also attacked the Volga Bulgars.

In 967 he defeated the Balkan Bulgars at the behest of the Byzantines to whom he then refused to cede his conquest.

He declared his intention of establishing a Russo-Bulgarian empire with its capital at Pereyaslavets (now Pereyaslav-Khmelnitsky) on the Danube.

In 971 his comparatively small army was defeated by a Byzantine force under the emperor John I Tzimisces and Svyatoslav was compelled to abandon his claim to Balkan territory.

In the spring of 972 while Svyatoslav was returning to Russia with a small retinue he was ambushed and killed by the Pechenegs (a Turkic people) near the cataracts of the Dnepr.

STEPHAN STEPHANSSON (1874)

Icelandic poet who wrote virtually all his poems in North America.

The son of an impoverished farmer, brought up on the Bible and the sagas, he emigrated to the U.S. at the age of 20.
He worked as a labourer on farms, in railway construction camps, and finally set up a small farm in Alberta when he was 36.

The Icelandic immigrants in common with other Scandinavians perpetuated their national heritage.
They established Icelandic churches and schools and published Icelandic journals that included both news and literature.
Stephansson was the literary leader. He lived a hard life as a pioneer farmer with a large family and most of his poems were written after a long day´s work.
His major collection Andvökur (1909-38, Sleepless Nights) was appropriately named.

Stephansson was a bitter poet and a fighter.
His enemy was social regimentation, economic or clerical.
He wrote nostalgically about Iceland but with equal fervour about his new country.
He was a Canadian as well as an Icelander, a farmer-poet who loved his land and his people on both sides of the Atlantic.

enero 30, 2015

ACERTIJERO ANTOLÓGICO ESPAÑOL

ATENEA
¿Qué son las cosas?¿y cómo cambian?

EL SUEÑO
¿Quién es el hermano de la muerte?

EL GUANTE
¿Dónde hay cinco agujeros en un agujero?

POR DONDE NO HUBIERA TABERNAS
¿Por dónde iría un borracho más recto a casa?

LA DEL CLAVO
¿Cuál es la cabeza que no tiene sesos?

LOS CLAVOS Y LOS ALFILERES
¿Quiénes andan por la vida con una cabeza y una sola pierna?

A QUIEN NO LE GUSTA TOMARLO EN COMPAÑÍA
¿A quién le gusta tomar el café solo?

EL CALENDARIO
¿Quién, sin estar enfermo, tiene los días contados?

LOS PIES DEL SUELO
¿Qué es lo último que te quitas para ir a la cama?

PARA EL SUELO
¿Para dónde iba el Cirilo cuando el burro le tumbó?

EN LAS LLENAS
¿En qué copas no se puede servir anís?

LA LETRA D
¿Qué hay en el centro de Londres?

El 29 DE FEBRERO
¿En qué día del año nace menos gente?

EL SUEÑO
¿Qué cosa es la que te agarra y no la ves?

ENVEJECER
¿Qué es lo que hacemos todos al mismo tiempo?

LA FECHA
¿Qué es lo que todos los días tienen pero en todos es diferente?

EL HAMBRE
¿Qué es lo que se mata todos los días?

EL QUE NO HA NACIDO
¿Cuál es el hombre que no tiene sombra?

LA CAMPANA
¿Cuál es el instrumento musical que no tiene más que una cuerda?

LA LEY DE LA GRAVEDAD
¿Qué ley existe en el mundo que nadie puede evitar?

DE LUZ
¿De qué se llena una casa más pronto?

EL APELLIDO
¿Qué es lo que tiene tu madre delante que tú lo tienes detrás?

MADRI-LEÑA
Una mujer en la calle con un niño en la mano y un coloño de leña en la cabeza, ¿cómo se llama?

EL NOMBRE
¿Qué es lo que te pertenece y los demás lo usan más que tú?

PONER LOS PIES EN EL SUELO
¿Qué es lo primero que hacemos al levantarnos de la cama?

¿ESTÁS DORMIDO?
¿Cuál es la única pregunta a la que no se puede contestar sí?

EL SILENCIO
¿Qué es aquello que si hablamos lo rompemos?

EL SOL
Cuanto antes se levanta, más tarde se acuesta.
Cuanto más se mira, menos se ve.
Que aumenta a medida que se retira.

LAS TIJERAS
¿Qué es aquella cosa que mientras más larga, más corta?

LA VELA
¿Cuál es la cosa que muere de pie?

EL VIENTO
¿Qué es lo que se oye y no se ve?

UN VIVO
¿Quién fue el primero que murió en la Segunda Guerra Mundial?

EL ZAPATO
¿Qué cosa duerme toda la noche con la boca abierta?
¿Qué es lo que está lleno cuando se usa y vacío cuando se deja?

¿Cuál es el colmo de un Árabe?
Llamarse Mohamé y no tener paraguas.

¿Cuál es el colmo de un Disimulo?
Tirarse un pedo para tapar un eructo.

¿Cuál es el colmo de un Facha?
Tener la sangre roja y el corazón a la izquierda.

¿Cuál es el como de un Fotógrafo Malo?
Hacer una foto a un muerto y que le salga movida.

¿Cuál es el como de un Relojero?
Tener un hijo retrasado.

¿Qué es un castillo?
Un listillo que no va con fulanillas.

Era una calle tan ancha, tan ancha, tan ancha que en vez de pasos de cebra tenía pasos de elefante.

Era un coche tan rápido, tan rápido, tan rápido que se pasaba los pueblos de dos en dos.

Era un hombre tan alto, tan alto que se le cayó el hijo recién nacido y cuando lo cogió ya estaba jubilado. Que tropezó el lunes y se cayó el sábado.

Era un hombre tan delgado, tan delgado, tan delgado que se apoyaba en la pared y parecía una grieta. Que tenía que pasar dos veces para hacer sombra. Que cabía por el ojo de una aguja. Que le contrataron para limpiar los macarrones por dentro.

Era un hombre tan honrado, tan honrado, tan honrado que cuando sumaba no se llevaba ninguna.

Era un hombre tan perezoso, tan perezoso, tan perezoso que cuando daba una bofetada ni siquiera se tomaba el trabajo de abrir la mano.

Era un hombre tan tontín, tan tontín, tan tontín que le llamaban "el campanitas".

Era una mujer tan basta, tan basta, tan basta que se compró un collar de melones. Que se le murió el marido y adornó el ataúd con pegatinas.

Era una mujer tan bruta, tan bruta, tan bruta que planchaba la ropa a martillazos.

Era una mujer tan gorda, tan gorda, tan gorda que cuando se levantaba de la cama, se desparramaba por los dos lados. Que cuando iba por la calle parecía una manifestación. Que para verse entera en el espejo tenía que dar doce vueltas alrededor de sí misma.

Era una mujer tan guapa, tan guapa, tan guapa que no entraba en casa para que todo el mundo la viera.

Era un torero tan malo, tan malo, tan malo que en vez de faenas hacía gamberradas.

¿Qué le dijo un avaro a otro?
Todos queremos más y más y más y mucho más.

¿Qué le dijo la bandeja al camarero?
Disimulando, disimulando, el culo me vas tocando.

¿Qué le dijo un bebedor a la cerveza?
Rubia, por ti pierdo la cabeza.

¿Qué le dijo una bombilla a otra?
Entre nosotras, lo que pasa es corriente.

¿Qué le dijo la bombilla al electricista?
Te gusta hacerme la rosca.

¿Qué le dijo un globo a otro?
¡Cuidado, un cactusss!

¿Cuál es el número mínimo de calcetines que tendrás que sacar a tientas de un cajón donde se encuentran revueltos calcetines verdes y azules, para reunir dos iguales?
Tres calcetines.

VEO, VEO
Es un juego conocidísimo que conecta a los niños con la realidad que les rodea, y se puede llevar a cabo en cualquier lugar donde jueguen dos o más participantes:
Veo, veo...
¿Qué ves?
Una cosita.
¿De qué color es?
De color gris.
¿Por qué letrita empieza?
Por la letra "t".
¿La tele?
Sí.


enero 28, 2015

ADIVINANCERO ANTOLÓGICO ESPAÑOL

Una viejita
que con un diente
llama a su gente.

EL ALACRÁN
Chao, chao
rabito alzao.

LA ARAÑA
Teje con maña,
caza con saña.

LA CULEBRA
Varilla, varilla
por el campo brilla.

LAS HORMIGAS
Mil damas en un camino,
sin polvo ni remolino.

De negro y en procesión,
adivina quiénes son.

EL PICAFLOR
Pica y no es avispa,
flor y no es de planta,
el que no adivina
meollo le falta.

LA RANA
Salta y salta,
pero la cola le falta.

EL RATÓN Y EL GATO
Funiquín estaba funiqueando
y Funiquete le estaba mirando;
si no llega a ser por un hoyo hoyete,
coge a Funiquín Funiquete.

EL SAPO
Yo iba por un camino
y me encontré con Juan Ponte;
cuando lo fui a saludar,
dio un salto y se marchó al monte.

LA BRASA
Soy chica, roja y liviana,
en invierno doy la vida;
y los muy aprovechados
a mí arriman la sardina.

LOS CANALES DEL TEJADO
Cien damas en un corral,
todas lloran a la par.

EL GOTERIAL
Cien monjas en un convento
todas mean para adentro.

LAS CERILLAS
En una estrecha cajita
muchas niñas he contado
que tienen vestido blanco
y sombrero rosado.

EL CLAVO
Yo soy aquel desdichado
que es tan grande mi bajeza,
que después que me has comprado
y tu esclavo me has llamado,
me quebrantas la cabeza.

Soy un hombre con cabeza,
sin manos y con un pie,
dieron sobre mi cabeza
y al mismo Dios sujeté.

EL HUMO
Es tan alto como un pino,
pesa menos que un comino.

Dentro de la chimenea
un fantasma se pasea.

LA PLANCHA
Por dondequiera que fui,
lo rugoso atropellé,
y en todas partes dejé
memoria lisa de mí.

LA PUERTA
Vengo y voy,
voy y vengo,
y en el camino
me entretengo.

EL SOL
Dicen que soy rey,
y no tengo reino;
dicen que soy rubio,
y no tengo pelo;
afirman que ando,
y no me meneo;
arreglo relojes
sin ser relojero.

LA TIERRA
Redonda como una bola,
doy vueltas como un peón,
de noche me ve la luna,
de día me alumbra el sol.

Soy una bola grandota,
que gira constantemente,
y que pronto no sabrá
dónde meter tanta gente.

EL TRUENO
En un monte muy espeso,
brama un toro sin pescuezo.

TRUENO Y RELÁMPAGO
Brama y brama como un toro
y reluce como el oro.

EL VIENTO
Invisible y poderoso
me introduzco sin permiso
donde a mí me da la gana
sin tener miedo al castigo.
Domino la tierra entera,
a algunos presto servicio.
Y en fin, para ser más claro,
por algunos soy odiado
y por otros alabado.

LOS DIENTES
Tengo una caja de huesos
que no la doy por cien pesos.

DIENTES Y BOCA
Entre filas de marfil,
carraca que habla sin fin.

LA HUELLA
Cuando iba,
iba con ella,
y cuando volvía
me encontré con ella.

LOS LABIOS
Dos hermanos sonrosados
juntos en silencio están,
pero siempre necesitan
separarse para hablar.

LAS LÁGRIMAS
Salgo sin pedir permiso,
por tristeza o por contento,
los niños y las mujeres
requieren más mi elemento.

LAS NIÑAS DE LOS OJOS
Dos niñas en un andén
y una a otra no se ven.

EL OJO
Una cajita 
de pimpirimpón,
que se abre y se cierra
y no tiene son.

LA PANTORRILLA
Espinazo, delante;
barriguita, detrás.
Fíjate en las piernas
y adivinarás.

LA PANZA
Adivina, adivinanza,
tiene un solo ojo
y la cara ancha.

LOS PÁRPADOS
Son dos cortinitas
en dos ventanitas
que, al cerrarse, tapan
dos niñas bonitas.

LOS PECHOS FEMENINOS
Dos niñas en un balcón
dándose de topetón.

EL PEDO
Cazador de perdices,
apunta a las corvas
y da en las narices.

Sale, canta y da un silbido,
por eso es mal recibido.

EL PELO
Soy sublime en la mujer,
pero cortito en el hombre,
y sin pudor a mi nombre,
me toman sin yo querer.

EL PIE
Si me tratas con cuidado,
te llevaré a cualquier lado.

LOS PIES
Vestidos de blanco y negro
venían dos caballeros,
y uno al otro se decían,
yo primero, yo primero.

LA PIEL
A veces me mojo,
a veces me erizo,
el tiempo me aja
si no me suavizo.

POSADERAS Y PEDO
Entre dos piedras feroces
sale un hombre dando voces.

LOS PULMONES
¿Quiénes son fuelles hermanos
que refrescan el calor
del que da vida y vigor?
No son sus obras de manos,
que es misterio del Señor.

EL PULSO
¿Qué cosa es
que todos tenemos,
pero no la vemos,
y solo sabemos
porque la cogemos?

LA RESPIRACIÓN
Gracias a ella vivo,
gracias a ella ando,
y si me falta, palmo.

LA RISA
Sale de dentro pa fuera
te jala las comisuras,
y la causan por ventura
gracejos y travesuras.

EL SUEÑO
Vence al tigre y al león,
vence al toro embravecido,
vence a señores y reyes,
y a todos deja vencidos.

Imagen soy de la muerte;
de la vida, la mitad;
cuando a solas vengo a verte,
a todos dices: ¡callad!

LA UÑA
Crezco y crezco,
aunque corten, 
no perezco.

LAS VENAS
Soy un caminito
de circulación
y todo tu cuerpo
me recorro yo.

CAFÉ CON LECHE Y AZÚCAR
Si el negro y la blanca
se van a casar,
un dulce regalo
les tienes que dar.

EL FIDEO
Todos dicen que soy fino,
y eso debe ser muy cierto,
pues en la mesa me ponen
tanto el amo como el siervo.

EL HAMBRE
Una señora 
muy exigente,
cada cuatro horas
quiere hincar el diente.

HORNO CON PANES COCIENDO
Con el redondín,
con el redondón,
con el meteisaca,
con el quitaipón,
sáquelo, señora,
que lo quiero ver,
y, si no me gusta,
lo vuelve a meter.

EL HUEVO
Soy blanco como un papel
y frágil como un cristal,
todos me pueden abrir,
pero ninguno cerrar.

EL PAN
Cuanto más caliente,
más fresco y crujiente.

EL PLATO
Sobre la mesa me ponen
y sobre mí todos comen.

LA ARENA
Para que no se te escape
en la mano la sujetas:
entre los dedos se va
y al final ni rastro queda.

ÁVILA
Tengo fuertes murallas
y soy fría en invierno;
en mí nació una santa
que es la gloria del cielo.

CUENCA
Con mis casas colgadas
y mis dos ríos,
mi ciudad encantada,
¡qué señorío!

EL CARBÓN
Negro es fácil de agarrar,
rojo nadie lo puede aguantar.

Verde en el bosque,
negro en la tienda,
rojo en la casa,
blanco en la tierra.

EL CEMENTERIO
Un edificio o lugar
al fin de este mundo ve,
donde por ajenos pies,
van los que lo han de habitar.
Allí se ven concurrir,
en grupo, diversas gentes,
pero, de esos concurrentes,
siempre falta uno al salir.

A un campo llevas tú flores,
santos padrenuestros rezas;
donde hoy vas con pies de amores
irás tú mañana a cuestas.

EL DESIERTO
Es estéril, vasto y seco,
todo al revés de un vergel;
lo diré en otras palabras:
muchos predican en él.

FUERTEVENTURA
¿Quién fuerte, quién fuerte
termina en ventura,
es decir, en suerte?

EL HOYO
Cuanto más y más me quitas,
más grande me voy haciendo;
cuanto más y más me pones,
más voy empequeñeciendo.

EL HORIZONTE
Esa línea tan lejana
que junta el cielo a la tierra,
mientras más nos la acercamos,
más y más se nos aleja.

LAS OLAS
Haciendo ruido se vienen,
haciendo ruido se van;
y, cuando mañana vuelvan,
de igual manera se irán.

EL POLVO
En la calle me toman, 
en la calle me dejan,
en todas partes entro,
de todas partes me echan.

EL POZO
Un agujero muy hondo
con un espejo en el fondo.

EL RÍO
Nazco y muero sin cesar,
sigo, no obstante, existiendo,
y sin salir de mi lecho,
me encuentro siempre corriendo.

EL TEIDE
¿Qué gigante tiene
en lar tinerfeño
entrañas de fuego
y capas de nieve?

LA TIERRA
¿Qué será, qué será
que tantas vueltas da?
Cada vuelta dura un día
y trae pesar y alegría.

LA CALUMNIA
Cualquiera que me levanta
quiere a otro hacer caer;
no es justo mi proceder,
ni vivo entre gente santa
y hago a muchos padecer.

EL DOLOR
¿Cuál es el ser invisible
que goza dando tormento
y en las personas sensibles
busca siempre alojamiento?

LA FAMA
Soy veloz de tal manera
que mis fuerzas van creciendo
al paso que yo corriendo,
y con ocasión ligera
por muchas partes me extiendo.

LA JUVENTUD
Gallarda soy y lozana
y sana como manzana,
mas tan presto como el viejo,
me marchitaré mañana.

EL LENGUAJE
Juntos dicto el bien y el mal,
yo gobierno cielo y tierra;
conmigo se adora a Dios
y se blasfema y se peca.

EL MATRIMONIO
Es una red bien tejida
cuyos nudos no se ven,
y duran toda la vida.
En esta red de pescar,
unos claman por salir
y otros claman por entrar.

LA MUERTE
Nadie a mi poder escapa
tanto el joven como el viejo;
sea mujer, rey o papa,
sucumben bajo mi capa.

LA PALABRA
¿Sabes lo que has de guardar
después de que lo has dado ya?

LA PAZ
Sin el afán de la guerra
logro feliz la victoria;
tres letras mi nombre encierra,
tengo principio en la tierra
y perfección en la gloria.

EL PENSAMIENTO
Adivíname la cosa
que sobre todo se posa.

ASCENSOR
Mis muchos botones
no son de camisa,
mas si pulsas uno
te subiré aprisa.

EL BARCO
¿Quién es que va caminando,
que no es dueño de sus pies,
que lleva el cuerpo al revés
y el espinazo arrastrando?

EL CALENDARIO
Paso las hojas,
una por día;
paso las hojas,
una por mes.
Dime qué es.

LA ESCRITURA
En un campo blanco
ara un negro arado,
tira cinco bueyes
sin cuernos ni rabo.

EL FUEGO
Frotando nace,
soplando crece,
tapado muere.

LAS GAFAS
Dos gemelas bien cogidas
a caballo juntas van,
y quien de ellas cerca está
la vista mejorará.

LA LOCOMOTORA
Me llaman loco
y no lo soy,
aunque atropello 
por donde voy.

EL METRO
Soy un gusano de acero
de subterráneas virtudes,
y en cada tramo que corro
vomito yo multitudes.

EL SEMÁFORO
Vivo en las calles,
tengo tres ojos;
todos me miran
si me ven rojo.

LA BARAJA
Sobre la mesa se pone,
se corta bien y reparte,
pero nadie se la come.

EL BINGO
Muchos números rulando,
y cien personas mirando.

EL COLUMPIO
Alegría soy de niños
por mi pausado vaivén;
voy y vengo, vengo y voy
y entre los parques me ven.

LA COMBA
Un arco arriba,
paso por debajo.
Un arco abajo,
paso por encima.

LA COMETA
Tengo cola sin ser animal,
y aunque subo muy alto, muy alto,
de las alas del ave estoy falto,
y no puedo a mi antojo volar.

EL GLOBO
Me hicieron de papel,
me llenaron de gas
y por mitad del cielo
subiré más y más.

Soplo a todo soplar,
lo lleno de aire
y lo echo a volar.

EL MUÑECO DE NIEVE
Un hombre muy blanco
en medio del frío;
cuando sale el sol
se convierte en río.

LA PELOTA
Por la tierra voy rodando,
soy de todos el juguete;
cuanto más y más me pegan,
más se ríen y divierten.

Soy redondita y sin pies,
puedo correr y saltar,
y apenas puedo quedarme
quietecita en un lugar.

Subo, bajo, voy y vengo,
salto y corro sin parar;
quien me quiere, pega fuerte,
quien me pega, no hace mal.

Camina con la cabeza
y nunca tiene pereza.

LA PEONZA
Salto, brinco, zumbo,
bailo en pie y me tumbo.

LA E
En las estrellas estoy,
a la Virgen le di el ser,
en mí principia lo eterno,
conmigo acaba la fe.

LA ESCRITURA
Blancos son los campos,
las semillas, negras;
cinco son los bueyes
que el arado llevan.

LA J
Soy la letra más alegre
de todo el abecedario,
y me baila en todas partes,
muy alegre el vecindario.

EL LIBRO
Con lomo y no soy caballo,
con hojas sin ser carballo,
tengo tapa y no soy mesa,
¿qué cosa dirás que es ésa?

LA Ñ
Aunque llevo turbante
mora no soy,
que solo en castellano
de letra estoy.

LA PALABRA
Calumnia a muchas personas,
a muchas otras alaba;
y siendo la misma cosa
edifica o desbarata.

LA PIZARRA
Colgada en pared me tienen
y con la tiza me hieren.

EL SIGNO DE INTERROGACIÓN
Termino cabeza arriba
y empiezo cabeza abajo,
y tan solo en preguntar
se limita mi trabajo.

EL BAILE
Yo a los palacios subí,
yo a las cabañas bajé,
y en todas partes dejé
memoria alegre de mí.

ZEBEDEO
Con tres consonantes
más una vocal,
padre de dos santos
me puedes nombrar.

LA BERENJENA
Una señora
muy señoreada,
con jersey verde
y falda morada.

EL BOSQUE
En verano barbudo,
en invierno desnudo.

LA CEBOLLA
En el campo me crié
atada con verdes lazos,
y aquel que llora por mí,
me está partiendo en pedazos.

Tengo capa sobre capa;
si me las quieres quitar,
no dejarás de llorar.

EL COCOTERO
Linda torre,
bonitos penachos,
flores amarillas,
bolas en cachos.

LOS NARANJOS
Altos castillos,
verdes y amarillos.

LA NUEZ
Cuatro monjitas
en un convento,
donde no entra
aire ni viento.

EL PLÁTANO
Oro parece,
plata no es,
quien no lo acierte
bien tonto es.

LA SANDÍA
A mí me llaman la santa
y traigo conmigo el día.
Soy redonda y encarnada
y tengo la sangre fría.

LA UVA
Una cosa
que pasa
y se pesa,
que se pisa,
se posa,
y se besa.

LA ZARZA
Es larga como una soga
y muerde como una loba.


PADRE E HIJA DE VILLENA (1447)

ENRIQUE DE VILLENA

Nació en Iniesta (Cuenca) 1384.
Murió en Madrid 1434.

Hijo de Juana de Castilla bastarda de Enrique II (primer monarca Trastámara) y de Pedro de Villena hijo de Alfonso de Aragón, condestable de Castilla y marqués de Villena.

Pasó su infancia en la corte señorial de su abuelo en sus posesiones de Valencia.
Contrajo matrimonio con María de Castilla pero no tardaron en separarse debido a las maniobras de su abuelo que acabaron por dejarle sin herencia, mujer ni título (maestre de la orden de Calatrava).

Fue un gran cocinero, estudió matemáticas, astrología, filosofía, alquimia y tuvo gran fama de brujo.
A su muerte Juan II de Castilla ordenó quemar su valiosa biblioteca aunque gracias al censor López de Barrientos, interesado en libros de magia y astrología, se salvaron algunos ejemplares.

Es autor de las obras Los doce trabajos de Hércules (1417), alegoría moralizante cristiana y pagana escrita en catalán y traducida posteriormente al castellano por el autor. De un Tratado de la lepra, del Arte cisoria (1423), un manual de trinchar festivo y bien documentado, del Tratado de consolación, de una Epístola a Suero de Quiñones y de un Arte de trobar, obra de preceptiva poética, basada en modelos provenzales y dedicada al marqués de Santillana. También se le atribuye un Tratado de astrología.

Autodidacta y con un estilo latinizante contribuyó al Renacimiento español con sus traducciones de la Eneida (1428) y de la Divina Comedia (1427) primera al castellano.


SOR ISABEL DE VILLENA

Leonor Manuel de Villena.
Nació y murió en Valencia 1430-1490.

Religiosa clarisa española hija natural de Enrique de Villena.
Fue abadesa de la Santísima Trinidad de Valencia de 1463 a 1490.

Su vida de Jesucristo compuesta en catalán aunque con el título latino de Vita Christi (1497) fue una obra muy celebrada en su día y convierte a su autora en la única escritora del periodo clásico del catalán. Basada en un profundo conocimiento teológico y de las Escrituras es una obra de orientación pedagógica que presenta en un estilo realista y de gran candidez influido por Ramón Llull, reflexiones y meditaciones sobre textos bíblicos.



ANTÓNIO VIEIRA (1674)

Predicador y político portugués.
Nació en Lisboa.

Se trasladó con sus padres a Brasil en 1623 e ingresó en la Compañía de Jesús.
Se significó por su crítica de la esclavitud, su defensa de los judíos convertidos y su postura claramente adversa a la Inquisición.

Fue nombrado por el papa Juan IV embajador en Francia, en las Provincias Unidas y en Italia.

De vuelta a Brasil luchó en defensa de los indios.
Fue encarcelado (1665-1667) por la Inquisición a su regreso a Lisboa.
Una vez rehabilitado fue enviado a Roma donde tuvo influencia sobre Clemente X y ante Cristina de Suecia de quien fue confesor.

Volvió a Brasil en 1681.

Es autor de Historia del futuro y Esperanzas de Portugal.
Su obra más destacada son las Cartas (unas 500) y los Sermones por los que se le considera uno de los grandes prosistas de su siglo.

Uno de sus sermones, contestado en privado por la poeta mexicana Juana Inés de la Cruz, motivó la penosa persecución de ésta, ajena por completo a Vieira.


JUAN DE VALDÉS (1547)

Humanista español.
Nació en Cuenca.

Estudió en Alcalá de Henares y en 1528 inició una correspondencia con Erasmo quien influyó considerablemente en sus ideas.

En 1529 publicó su primera obra Diálogo de doctrina cristiana que propugnaba un cristanismo evangélico interior y atacaba los abusos de la jerarquía eclesial aunque no los sacramentos ni la doctrina.

Denuciada ésta a la Inquisición se vio obligado a trasladarse a Italia donde estuvo al servicio del papa Clemente VII además de desempeñar diversos servicios para Carlos V en Nápoles.

Valdés profesó ideas reformistas teñidas de misticismo y tuvo diversos adeptos entre los intelectuales y el clero que fueron perseguidos tras su muerte.

Entre sus obras destacan el Alfabeto cristiano (1546) y la Ciento y diez consideraciones divinas (1550) que postulan la salvación mediante la iluminación interior y el Diálogo de la lengua publicada por primera vez como obra anónima en Los orígenes de la lengua española (1737) de Mayans y Siscar. En ella discute la evolución y estilo del castellano defendiendo la sencillez y claridad en la expresión y avalando obras como La Celestina y el Amadís frente a las novelas de caballería en boga.

Fue autor además de varios comentarios sobre el Nuevo Testamento.
Murió en Nápoles.


enero 27, 2015

EL ZAGUÁN DE LA BUHARDILLA DE SAN BERNARDO

Se ven españoles vestidos como los norteamericanos que van a pescar a los pantanos.

La condición humana no hay quien la digiera.
Los niños poco a poco van despertando.
Y se les pide que maduren para no hacerse daño.
Madurar en formalidades y falsedades.
Parece que para ser mayor hay que hacerse malo.
Los mayores buscan en la religión escaparse de lo que no pueden escapar.

Los hermanos Wright se escandalizaron de la aparición de aviones de combate y del lanzamiento de la primera bomba atómica sobre los seres humanos.

Catedrales como la de Zacatecas se les impusieron a los indígenas por parte de los colonos porque en el barroco la Iglesia se alió con las clases predominantes de la economía de explotación en América.

Esa monja solo quería un asiento para ella sola en el autobús 61.

Las panderetas se hicieron famosas en las cruzadas.

No quisiera ser novio de Helen Tamiris bailándome una negra canción de protesta.

Un 7,4 por ciento de la población de la India y un tercio de la de Sri Lanka habla Tamil.

Las clases ricas desprecian las rebajas.

Que desequilibradas las dos mozas de Tetuán.





enero 19, 2015

EL CIELO DESPEJADO DE NUBES EN LA TORRE PICASSO

Stradivari tenía la manera de hacer los instrumentos, los irlandeses de mover los pies, los alemanes de sistematizar las cosas afrontando la muerte y ella era de la moda Amichi.

No me gustan los corsets de la calle Montera, después de trabajar 14 horas a la semana teníamos los sábados, haremos una secta Mormón de los Singles y fuimos grandes pero necios.

Desconfía de las personas que te llaman mi niño y niño mío, culebras y serpientes negras en la Torre Picasso blanca, qué caro y desfasado el desayuno en Porteñas, me gusta el bar del Pescadilla, he tenido que arrastrar mi mole de 80 quilos, podemos ser el Ojo de Dios y dar nuestro punto positivo a alguien, Podemos va a romper todas las estrategias publicitarias del sistema, siempre abrimos las puertas del metro y una sociedad de paisajes de chicle en el intercambiador de la Plaza de Castilla.

Algunos franceses son como los argentinos de Europa, en un descuido me dejé los bigotes de Lech Walesa para desafiar a mi jefe, me hice viejo/ se me puso la cara de John Wayne/ y me hice pistolero.

Están toreándonos con la paradoja de la crisis y con la moraleja de su salida y aplicando cierto sadismo hacia los madrileños cuando en la Filmoteca reponen a Billy Wilder y todos desquiciados en el metro no saben que se trata de estar tranquilos siempre con el santa Teresa de pase lo que pase y espante lo que espante solo Dios basta para el que no hay imposibles ni muros finales.

Son mis tiempos del juego al balonmano en sociedad, estoy aquí para que no te pillen a ti, tu joven saltas la valla del metro porque no tienes para pagar el billete, mientras en Alcobendas celebran la Virgen de la Paz en el corrupto Pozuelo celebran el manteo del Pelele, nuestros abuelos envejecieron con Sara Montiel, mi musa era tan muda como Pola Negri y la tia más fea de mi vida era la pelirroja que vi en Chueca.