febrero 27, 2016

SABER DE TODOS

Algo ha muerto en la faz de nuestro querido amigo: su alegría atenuada, ya no gratifica al recién llegado...
-¿Por qué, buen hombre, desconfía ahora?¿Acaso se siente burlado por los que vienen de fuera, por su progreso?...
-¿Progreso? ¡Hijos tuve, que se macharon en dirección por donde van más que vuelven!
-¿Y usted?
-Pastor fui que jamás comarca vecina pisé; mujer santiguada y temor de ofender a Dios si mucho me alejaba...
-¿Habla usted con sus ovejas?¿Qué dicen?
-Pienso yo mucho antes de hablar de lo que le voy a decir... Aunque no tengo cultura hablo de lo que siento..., y usted sabe leer y escribir, lleva su espíritu un tanto desocupado. Hay encinares que echaron sus raíces en tierras fértiles y así crecieron; y otros no pudieron y así murieron... Son éstos, tiempo en que no hay regla y sí muchas excepciones...
-¿Pero no me negará usted que sus hijos viven mejor?
-Yo no afirmo nada que no sé. Aquella niña que correteaba por las paredes de la iglesia, junto a la ancha plaza..., ya no come ni bebe a su hora..., y el aire del campo no la oye respirar. Tantos escándalos, tantas murmuraciones que hay en las ciudades.. Ellos hacían siempre lo que se les decía en sus casas..., ¿a quien obedecerán ahora?


_________________________


¡Oh alegría humilde y afable con que recompensas a estas gentes castellanas! Gente mansa y rigurosa, amenazada por el influjo de la falsa y corrompida sociedad que habita en las ciudades. Aldeanos que dudáis de todo, que buscáis la paz y que por ello tal vez no seáis abastecidos de la suficiente agua y luz que vuestro pueblos necesitan. Alma española, única con tu muerte ya cercana.., vida breve y sin gloria..., tú que deseas ver a Dios..., tú y tu dolor por no gozarle..., ¡en el Cielo os veréis mansos y rigurosos caserones...!



CARTAS A CSA
REVISTA-BOLETÍN COLEGIO SAN AGUSTÍN
Noviembre 1980

No hay comentarios:

Publicar un comentario