febrero 09, 2016

LA TATTY TANTRUM GASTADA DE TANTO AMOR CON SEX

La arquitectura de la ciudad, no hay otro camino que ser bueno, después de dos décadas de matrimonio con dos hombres, que todo dé vueltas y vueltas y vuelva de nuevo a su sitio, un corazón partido no lo quiero yo,/ cuánto quiero un corazón.

Ya se me ha soltado la lengua, las discusiones de dinero son de las peores, Dios me podría haber aplastado como a una hormiguita por no haber pensado en el dolor que sufren en la gran ciudad, ellas las del pelo violetarosado cuando quieren desplazar a alguien lo desplazan,/ cuando quieren acostarse con él se acuestan,/ y las viejas burguesas están más preocupadas por sus dientes.

Qué buena corriente de aire corre por la estación de metro Atocha que llega a la Filmoteca, mi exmujer Maite decidió romper la baraja del matrimonio, parece que hay que dejarse barba greñosa negra-gris-y blanca para representar algo así como lo marxista, no me extraña que las jóvenes se rapen la cabeza ante la situación actual, donde todas las palabras corren por el aire,/ la ciudad más llena de travesuras, gente que va al Dia ahogándose por la falta de aire,/ he visto más amor en una pareja de un puesto de churrería en la Plaza de Carlos V, qué bien alimentados están los del HogarSocial de General Martínez Campos, cuando pusieron el Dla Piper en la azotea entonces sí que me pareció un edificio de Alemania del Este como el Hotel Cosmopolitan Miguel Angel, no sé qué hacemos con Dios en el Cielo que los rostros quedan (des) contracturados en Madrid, en la taberna de Volapié había fortuna encapsulada a diferencia de en la terraza La Divina,

entre vientos
sofocos
y chupa-tintas
vamos listos

la gente de Alcobendas es muy aseada pero algunos huelen a sudor de harina en el autobús circular amarillo, ahora que vienen las buenas temperaturas os vais a enterar con mi escritura chocarrera, Iz(n)el es la avenida de entrada a Alcobendas, en Rosario Pino con la Castellana hay cinco o seis almendros en flor, el Evo Morao me abrió una cuenta en Capitán Haya, y con este panorama nos veremos la muchedumbre desconcertada en el Tanatorio.

Claro que todos quieren seguir y vivir, y dedicarme a esta filosofía es un cosa muy noble y notoria, 

Es muy importante dónde te comunicas con el móvil. En Cibeles no te comunicarán un malestar o una desgracia. En Colón no lo sé.

La libertad de hacer lo que te dé la real gana es lo que quiere la gente de hoy en día, y la frustración de no conseguirlo después de consumir a tantas personas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario