agosto 26, 2014

YO SOY EL NUEVO ADÁN IV

I

Qué tiene que ver la historia del Politburó del Partido Comunista Chino con la historia de la política afectiva universalista de Panecio de Rodas y con la historia de Penélope, su fidelidad y que Ulises acabó tensando el arco y acabando con los pretendientes que habían arruinado su palacio.


II

Un viejo como Pétain se sentó con su libro en el parque en medio de donde los niños jugaban con la pelota y los regañó, el viejo no quiso irse lejos porque quería ejercer sus métodos autoritarios ahora que su familia le había abandonado pero para qué leía y de qué versaba el libro, ah sí era una novela de verano de la casa del Escorial, que su hija leyó cuando era una jovenzuela romántica y también la tomó prestada su esposa, pero él que leía libros políticos éstos se le atragantaban porque él sabía que la política era hacer lo que a mí me da la gana, y por eso estaba hojeando la novela rosa y en medio del juego de los niños, y nomás amenazó a los niños con llamar a la policía si no dejaban de jugar, así que mira para qué quieren los viejos la política y la policía, para qué quieren las mujeres los libros y para qué quieren los niños jugar con la pelota (nota de Jorge: ...estilo en recuerdo de Julio Cortázar).


III

Los Asirios y los griegos resaltaban los desnudos, luego le dieron un tipo muy personal al desnudo femenino y le dieron movimiento a sus esculturas, porque el cuerpo siempre es movible para las notas sensuales y eso se espera que todos seamos sexies y objetos sexuales a cualquier edad incluso cuando arrastramos los huesos de cansancio hasta que llegan la diabetes, la diarrea y vómitos y el co-to-croc, pero en esto también el porno y hasta Picasso están engañados cuando no lleva al embarazo y la desorientación va a Despeñaperros si es eso lo que en su animalidad entienden que esto son los muchos fetos que se levantan en su memoria en los Holocausto Halloween.



Cuántas mujeres como diosas te han dado la espalda, somos hombres que entendemos a las mujeres y que como a Fausto el diablo se nos puede aparecer en el cuarto con todos los pactos que puedan acontecer sabiendo que la apuesta desde la centroeuropea Praga la ganará Dios, contemplo los cuadros renacentistas Desposorios de la Virgen de el Perugino y El rapto de las Sabinas de Baldassare Peruzzi que está en el Prado, veo las delicadas posturas de las mujeres acordes con las circunstancias, hay mucha perversión diarreica y sexual cuando en un periódico de veinte minutos hablan de pedos vaginales, las mujeres son nuestro brazo y pescante para la cizalladura y la flexión de los días, la peseta fue en honor de nuestras mujeres y el euro de nuestros bribones maduritos yupies que venían del pelotazo socialista y todos se conchabaron a sacar provecho de Europa.

Me casé con una negociante hindú de Peshawar que me sacaba las monedas de los sobacos y de entre las piernas, yo no creo que toda cultura esté destinada a perecer sino a repetirse, el anzuelo de Sidón pondré en mis pescas, el Nilo dio pescas a Egipto, recuerdo aquellos veranos con lámparas de pesca nocturna de anchoas y sardinas en Cambrils, como Pessoa pescaba poemas en la Praça do Comercio y la policía se entretenía a hacer pesquisas de drogas en el parque de mi barrio.

Ponga una mujer en su vida de zapatos blancos, los argentinos llaman chinerío al conjunto de mujeres, no sé de dónde saldrá la que me quiere tumbar, resistiré a las insinuaciones de las múltiples gays y mujeres como un ángel o como un santo que en el pasado febrerillo loco ha encerrado a Satanás en el Escorial y ha retrasado en mil años el fin del mundo, de qué robledal salen estos mastuerzos/ y espantajos de ciudadanos de esta ciudad que me da la buena acogida desde la catedral, mi exmujer y yo siempre fuimos muy prudentitos hasta que todo estalló, estoy harto de mujeres y amigos cargantes que no se pueden llevar ni siquiera a Lisboa a resultas de que sus moradas están infestadas de malos espíritus, todo el percal de la sociedad está corrompido como si la ciudad fuera un psiquiátrico general por culpa de los medios audiovisuales y la falta de aislamiento de la mente en todo este tumulto social y no creas que vas a poder salvar a ni uno solo.

A la Plaza Mayor hay que entrar a tono con el alcohol,/ escuchando el sonido de la jungla y de la marisma/ a las 13.47 suena el reloj del Relojero de la calle de la Sal Casa fundada en 1880,/ luego está el Bar Andalú de la Torre del Oro con esa cabeza de toro que se ríe y deshace a todas las estatuas de arte libre,/ la de bocatas de calamares que me he tomado de joven y de noche en la coadjunta bocalle a la plaza de Ciudad Rodrigo,/ y ahora un perro negro me echa las pulgas,/ el mercado de San Miguel parece ovetense,/ el perro que es conducido por un niño se sienta al inicio de la calle de Puñonrostro,/ y de la Plaza de España a la Estación del Norte se respiran los árboles de la sierra del Campo del Moro/ pero ten cuidado no te entre una arañita del Palacio de Oriente.

No tengo calificativos hoy para las mujeres que corren y se sitúan que se las pelan, como la que toca el cláxon para desplazar al varón/ va deprisa si él va despacio/ y va despacio si él va deprisa detrás,/ todas corren hoy como locas cuando el hombre estaba meditabundo frente a la estatua de Calvo Sotelo sobre las 8.20 de la mañana,/ vendrán en grupo a cruzarse por en medio, tan feas son que ya no vale la pena mirarlas aunque el autobús 27 de la Castellana dé un frenazo, y a ella le dio una alerta en el móvil y a él un soplo en el corazón.

Sacaron al varón a pasear como al santo de la parroquia,/ ellas llevaban los aires por detrás/ se ven ancianas en la plaza de Gregorio Marañón con Emilio Castellar que van como metrosexuales,/ te quiero llevar por el camino de los buenos,/ das el look argentino de flipado,/ llevaba buendía en la puerta derecha de la furgoneta blanca y maldía en la puerta izquierda,/ acercándonos al día 28 las mujeres mueven los abanicos con sofoco a los pies de las torres inclinadas Kio de la Plaza de Castilla que parece dar paso a la puerta de Persia por el norte burgalés/ y el Papa es un tanguero de los tingales de la crítica social.

Los semitas este verano tienen la libertad de disparar cuando quieran y adonde quieran, el 27 de agosto en que murió Peret fue mi peor día de verano en que me quedé postrado en la cama como si toda la tarde fuera la canícula, el sexo no huele a lombrices de río, se puede tener belleza exterior pero si no se tiene belleza interior está la moza perdida, a veces unas pocas palabras dulces encajadas en su momento y la posibilidad de que se desarrolle mi alto instinto caritativo me lleva al noviazgo, porque para casarse hay que ser un gran hombre dispuesto a aguantar carretas y para eso no valen todos y aún así la moza te puede descarrilar el carruaje.

Debiera alegrarme porque todos envejecemos y sale a flote la bondad que tuvimos,
y la enfermedad que lleva a la muerte es ineluctable,
y eso en las cuestiones en que más cuidadosamente hay que evitar un mal paso,
y para al menos hacernos iguales a la hora de morir.


(continuará)

No hay comentarios:

Publicar un comentario