August 16, 2014

SOSPECHAS GRANDES DEL SINO BLANCO III

Por la noche siempre había una estrella clara y limpia en el cielo que me guiaba en mis andanzas por Madrid, y sabía en cualquier momento dónde estaba      , y acompañándome...
Me dijo alguien creo que era Venus. Incluso me indicaba donde se podía hacer una iglesia y llegué a hace los planos en el callejero y se lo mandé por correo al obispo.

Con ella limpié de piedras el monte de la Catedral de la Almudena para dejar limpio el terreno de mi Virgen, arrojando abajo una piedra grande rodando..y un coche de policía se detuvo.. creo que esto fue en diciembre del 2001 por Santa Cecilia o más avanzado este mes pero sin llegar a Navidad.

Esa noche me quité los zapatos en el Puente de Segovia?, los tiré al Manzanares... y metí los pies en el río (debió de ser antes de que construyeran el bypass y Madrid Río?), y me fui andando a Batán gritando "estáis muertos" (daba terror), ..., ya de madrugada al abrir el metro sobre las seis y media evitando que los guardias de seguridad me vieran (porque iba descalzo y sin calcetines con el frío que hacía) regresé a casa...

Otro día de ese mes de diciembre (en el que me separé cinco meses de Maite y por eso me dio el brote) me desnudé de todas las ropas e impedimentas en el Cercanías a la altura de la estación de Chamartín (la bufanda, las gafas, la dentadura postiza... el reloj lo había tirado desde un puente a la M-30) menos de las decorosas (pero como me había deshecho del cinturón tenía que hacer esfuerzos para no parecer Cantinflas) y todo esto fue a punto del invierno como desnuda y descalzamente se conoce a Dios en la manera que se puede y da la ocasión, y estotro a parte.

Solo si Dios quiere que lo cuente lo contaré

______________


Si tuviéramos la amistad de Dios,
haríamos cosas increíbles y también
bastante dañinas a nuestros enemigos,
yo ya estoy bastante cansado, aunque el
Diablo pusiera a todos contra nosotros
Dios no ha dicho su última palabra,
nos queda esperar en Él, dónde se
ha escrito que deban contaminarnos con
sus cortos juicios.

Dios me conoce mejor a mí que yo a Él,


ESTUDIAR

La cruz de los codos sobre la 
mesa (y la cabeza sobre ellos).

REMAR (REZAR) MAR ADENTRO
Como te dabas de golpe
contra el muro, así debes
rezar, aunque te salgas del tema.

Solo si Dios quiere que lo cuente lo contaré.

______________


LA MEZQUITA DE MADRID

Cuando visité la Mezquita de la M-30 con el párroco Jorge una mañana laboral con un grupo de señoras de la Parroquia de San Jorge en medio del silencio le pregunté al imán: Jesús perdonó a la adúltera, ustedes por qué la apedrean. El imán se justificó diciendo que no era así que hacía falta un hilillo negro que se encontrara divisorio de los dos cuerpos. El párroco Jorge todavía se está riendo.


Si Dios quiere que lo cuente lo contaré.

_______________

Cuando mi perra pointer Greti (le di la vuelta al nombre Tigre de un pastor alemán que mataba gatos de mi amigo zaragozano Ismael) estaba en celo esto coincidía con mis pequeños brotes psicóticos de primavera y otoño, pero me compensaba escuchar la canción de Alaska la de Yo quiero un hombre de verdad. A lo mucho a lo que llegó mi perra fue a despanzurrar una codorniz en el patio adonde se la llevó pateando la jaula desde el salón pero también en el puerto de la Morcuera se golpeó contra los cristales del coche por salir a cazar un buitre. Ni qué decir que no la dejé para que no la saltara los ojos. Como con otro perrito Natacho que tuve muy de niño era a mí a quien más querían y seguían los cachorros que pasaban por casa (mi madre estaba muy sola) y era yo quien los amaestraba de la misma manera que los sacaba de paseo (lo mismo con el yorkshire Chester de Olga Mikhailova).

De la misma manera fui yo quien enseñé a mis hermanos a bucear en las playas de Tarragona (Calafell). Como yo aprendí a nadar solo como hijo de Neptuno que me consideraba al ver que se encrespaban las olas en cuanto que metía el pie en la orilla del mar.
No me gustan las piscinas (me sientan mal) y me gusta el mar aunque le tengo respeto y agradecimiento por la felicidad que me da

Solo si Dios quiere que lo cuente lo contaré.

_________________
.




No comments:

Post a Comment