diciembre 29, 2011

LOS DESEOS DE LA TRANSICIÓN A LA PRESA ALTA

Yo creo que hay suficiente lactasa en las paredes del Parlamento, para que no hagan del hemiciclo los divisionistas, socialistas, nacionalistas y algunos comunistas un juego de yo-yo y de peonza en cada intervención de pared con Mariano Rajoy y que no habrá un juego de bolos derribados con las piezas populares ni siquiera de billar con los opositores porque son de poca relevancia porque qué política social quieren hacer si los presupuestos estaban de capa caída.

Junto al monasterio benedictino de Sahagún se reunieron las Cortes en 1313 y en la abadía de los monjes de San Albano se redactó la Carta Magna Inglesa en 1213 así en el Monasterio de los Jerónimos se podría meter en vereda a los chupópteros del Parlamento.

Hasta que no se levanta la neblina y sale el sol no se van las tinieblas de las almas perdidas de la transición trastamariana que de oscuras quedan en tenues trinchantes del amanecer y esto a veces no es antes del mediodía y a veces bocinando la tarde cuando los rebombori del pan se amotinan por la carestía de la vida en ardiente y populista revolución de intendencia socialista y agora fablemos en ladino del bedel de bachillerato Agapito.

Los socialistas quisieron hacer un parque temático de Españistán que fuera pisoteado por los visitantes aterrizados de otras latitudes y dejados sus mocosos papeluchos por sus esclarecidos caminos y robadas sus frutas y violadas sus hijas y asesinados los hermanos queden encarcelados los padres y en los fogones la historia religiosa y patriótica pero ahora aparecen esos caballeros marianos que confía la Virgen a los españoles ahogándose en la degeneración moral de esas sombras chinescas y republicanas.

Los Pegotes Republicanos puestos por el realismo socialista de carbón en los Nuevos Ministerios para luego retirar la estatua de Franco demuestra hasta qué punto quisieron hacer la historia de la memoria de la Guerra Civil como si la Residencia de Estudiantes no precisara presenciar otros recuerdos más gratos y afines como el de Pedro Laín Entralgo.

Que los populares tengan todo el imaginismo para expresarse coloquialmente como el genio egipcio Imhotep y que no imiten el entorno de los socialistas salientes sino que para adaptarse al medio tengan que arrojar las algas lejos de las caras e inmolarse en las preocupaciones del pueblo y pisar la uva de los años impares para trabajar en los años pares para recoger y sean imparciales con los extremos y que no reciban nunca un impeachment de Rubalcaba.

En lo mejor de la República hubiera llegado a krausismo como si lo mejor del partido popular o del republicano norteamericano hubiera acabado en la cienciología, y los mejores políticos catalanes fueran aficionados de la tauromaquia y los de izquierda unida se reunieran frente al Palacio de Oriente para ir a misa así estaría la acera bien hecha para que nadie se diera la importancia de un delegado organizacional.

Para un comunista la cuestión obrera se explica con el punto de vista de la concepción materialista del mundo y las malas artes del oponente norteamericano por la libertad y reducidos los ciudadanos a átomos espines rotando y trasladándose por el efecto Landé alrededor del gobierno de la estrella roja de las pinzas y antenas devoradoras del quieto y parado ser humano no te muevas y no busques al Dios del amor a la humanidad ni a las gentes transeúntes más allá de las sombras y los chaparrones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario