diciembre 25, 2011

LA REFORMA LABORAL VII

Imagínate que mañana no tienes trabajo, que tu jefe te argumenta que no puede pagar tu nómina, pero tú te imaginas que este año dos mil doce que entra no va a haber recesión y por tanto vas a tener más trabajo, pero también te imaginas yendo más allá con los gastos y sin subida de sueldo, y no te quieres privar de nada y seguir consumiendo lo mismo y con los imprevistos, pero imagínate más que del euro pasamos a la peseta a quien tú conoces mejor que aquel desconocido, no creería que pagaras doscientas pesetas por un café y entonces sí que empezarías a ahorrar pero despedirían a todos los trabajos inflacionados y sería ya el cataclismo.

En este nuevo periodo que entramos en que lo público va a ser ninguneado vilmente no creo que nos den derecho a mayor realización personal y social, sino a menos libertad y menos derechos humanos, y menos igualdad ante la ley y menos separación entre los tres poderes de Montesquieu, y pido que los políticos populares sepan estar a la altura de las murallas porque los orcos como Rosell vienen a asaltar el Estado y a poner a todos anillos en los nasales.

Todas las exenciones fiscales para los empresarios terratenientes depositarios por todas las generaciones de la herencia de los puestos clave del Estado pero cómo un burgués va a pasar a mi lado si no tengo más que seiscientos euros al mes para comer y toda una mayoría humillada y hambrienta de bienes no creo que se hinque en el cuello de sus semejantes sino el de sus patronos a no ser que la sociedad se convierta en un campo de concentración con sus gentes serviles y compradas por la pequeña paga.

El espacio de una imagen "tengo uñas y dientes afilados para comerte mejor", y la luz de una parte "quién ha visto al lobo feroz" y la voz de alarma "que viene el lobo con piel de cordero" se concentra en una reproducción exacta de todos los ex miembros de la CEOE salvo los ideales de los trabajadores sociales y de las asociaciones de polos sindicales en ningún punto está dicho que detrás del mismo lobo está la piel del gobierno.

Los trabajadores no pretenden escoger el trabajo, quizás Marcuse pudo independizarse y librarse del marco del poder económico y político pero ahora sí que no hay posibilidades al ejercicio de la libertad porque primero el dinero, segundo el tiempo, tercero la vida son de ellos los que son empresarios crueles, pero esto no significa que saque a nadie de quicio sino que el gobierno que ahora hemos votado nos saque del atolladero, sin dar al fuerte el bastón de mando y opresión del pueblo.

El burgués puede tener sus debilidades, pero se asegurará las fuentes de ingresos a vida y muerte para no verse idiota ni aminorado en su importancia, atropellando a la más bella flor de la juventud a la que le alquila los pisos o la que trabaja para él, y él se considera sobre todo más que nadie y solo será alguien el que tenga dinero y se lo entregue a él por lo que dejará de ser vituperable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario