diciembre 26, 2011

LA GUERRA DEL 36

Debajo del sayo de la Virgen
cabemos todos
cuando muramos
cabemos todos
y desde allí escondidos entre el visillo
veremos al mundo
y a los que tienen que venir.

Virgen de Allende y Virgen de Nazaré
sé que no resistes a los soberbios
que no resistes a los que llevan pecado
no me eches al monte de los lobos
no me eches al mar tempestuoso
perdóname y hazme bueno
protégeme y ampárame.

Sigue queriéndome
sé que en tu virginidad
yo no soy varón perfecto
sé que no quieres que te manche
varón que varón es
y no hace virtud de varón
varón puro en intenciones
firme en el caminar.

Pero que si me alejo
velas por mi vida
y cuando saltes a mi lado
amor que no se contiene
me llevarás a tu seno
con un amor feliz
de muerte digna al fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario