noviembre 20, 2009

JORNADA DE 35 HORAS

"la insoportable levedad del ser", de Milan Kundera, exige también este "salto al vacío", reducir la jornada semanal de trabajo. ¿Para qué? Para dedicarse a la pesca, a la alegría, a la vida, o a lo que a uno le guste; para ser feliz quitando la ignorancia de encima, al tener más tiempo para leer, y buscar mejor así nuestro destino que tan bruscamente a veces se había decidido.

(Cartas a EL INDEPENDIENTE, septiembre 1990)

No hay comentarios:

Publicar un comentario