noviembre 19, 2009

CHINA DUERME

Una neblina lechosa envuelve a China. "El día que China despierte", advirtió Napoleón. Tiananmen ha sido una pesadilla, un malogrado caballo de Troya, una masacre al estilo de Chiang Kaisheck.

Puedes hacer lo que quieras, estudiante, no te faltará tu bol de arroz diario, ni te obligaremos a llevar la coleta bianzi. Los estudiantes, en vez de trabajar, conspiraban; en vez de repetir, pensaban. La plaza, de fuego en fuego. De ser la garganta del dragón pasaron a ser la pezuña excitada, y Deng Xiaoping pudo cortar la mala hierba; que posibilitó. China duerme, ¿no estará enferma?

(Cartas a EL INDEPENDIENTE, junio 1990)

No hay comentarios:

Publicar un comentario