octubre 31, 2016

QUÉ HACER CUANDO EN UNA TARDE NOS ASALTAN LOS DEMONIOS

QUÉ HACER CUANDO EN UNA TARDE O UN DÍA NOS ASALTAN LOS DEMONIOS HACIÉNDONOS LLORAR ESPIRITUALMENTE COMO ALMAS MUERTAS

Por lo demás también los demonios pronunciaban el nombre de Dios, pero seguían siendo demonios, y así decían a Cristo: "Sabemos quién eres, el Santo de Dios", y sin embargo, Él los increpó y los expulsó.

Por todo ello os exhortó a purificaros de este engaño y a tener como báculo esta palabra; y así como ninguno de vosotros querría bajar a la plaza sin sandalias o sin vestido, así tampoco bajes nunca a la plaza sin esta palabra, antes bien, cuando estés a punto de cruzar el portón del atrio, pronuncia primero esta palabra: "¡Renuncio a ti, Satanás, y a tu propia pompa y a tu culto, y me junto contigo, oh Cristo!". Y nunca salgas sin esta palabra: ella será para ti báculo, armadura y torre inexpugnable.

Y junto con esta palabra, traza también la cruz en tu frente, porque de esa manera, no solo un hombre que te sale al encuentro no podrá dañarte en nada, pero es que ni el mismo diablo siquiera, pues por todas partes te ve aparecer con estas armas.

Y en esto edúcate a ti mismo ya desde ahora, para que, cuando recibas el sello, seas un soldado bien preparado y, después de erigir un trofeo contra el diablo, recibas la corona de la justicia, la que ojalá todos nosotros podamos alcanzar, por la gracia y la bondad de nuestro Señor Jesucristo, con el cual se dé la gloria al Padre, junto con el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amén.



San Juan Crisóstomo

No hay comentarios:

Publicar un comentario