octubre 19, 2016

LA FE EN LOS INVISIBLES DE SAN IGNACIO DE ANTIOQUÍA EN 17/X/174 OCTUBRE

I

2. Te exhorto, en la gracia de la que has sido revestido, a que te apliques a tu carrera y exhortes a todos para que se salven. Defiende tu cargo con toda solicitud carnal y espiritual. Cuida de la unidad, pues no hay nada mejor que ella. Soporta a todos como el Señor también te soporta a ti. Aguanta a todos con amor tal como ya lo haces.

3. Dedícate a la oración sin cesar. Pide más conocimiento del que tienes. Vigila con un espíritu que no duerma. Habla a cada uno al estilo de Dios. Soporta las enfermedades de todos como un atleta perfecto. Donde hay más fatiga, también hay mucha ganancia.


II

2.... Pide que te sea dado a conocer lo invisible para que nada te falte y abundes en toda gracia.

3. El momento presente exige que [ansíes] alcanzar a Dios, como los pilotos anhelan los vientos, y los que están sacudidos por la tempestad ansían el puerto. Sé sobrio como atleta de Dios. La recompensa es la incorruptibilidad y la vida eterna de la que tú también estás persuadido. Por todo nos inmolamos yo y mis cadenas a las que has amado.


III

1.... Lo propio de un gran atleta es dejarse la piel y vencer. Con más razón es necesario que todo lo soportemos por Dios para que Él nos soporte también.

2. Sé más diligente de lo que eres. Observa los tiempos. Aguarda al que está por encima de toda contingencia, al Intemporal, al Invisible, al que se hizo visible por nosotros, al Impalpable, al Impasible, al que se hizo pasible por nosotros, al que por nosotros soportó de todas las maneras.




Cartas a Policarpo
Gobierno de Trajano (98-117) s II

No hay comentarios:

Publicar un comentario