octubre 30, 2016

LA SUERTE DE LA ESPOSA PROPICIA DE NOVALIS

Rápido gira el hilo de la vida,
no os detengáis, os ruego, mientras os sea posible,
abrazad a las muchachas junto al corazón,
sabéis lo fugaces que son la juventud y las bromas.

Mantened alejados las riñas y lo celos
no profanéis nunca las horas con grilletes.
Tened fe en el espíritu que protege el amor:
cada cual con certeza encontrará a una esposa.

Ponga voz a su dicha
quien ha logrado una mujer propicia.
Yo he tenido esa suerte,
y canto mi alegría. Ella es mía.

No ha latido nunca un corazón así,
no ha latido nunca ni tan bien ni tan alto.
En todos los días de vida que me queden
pondré bajo cobijo mi gran felicidad.

Ceñido está el corazón
con el anillo de la eternidad.
Se quiebran los dolores
en el altar de la conformidad.

Oh, se ha cerrado en el cielo
el dulce pacto de los corazones.
¿Qué palabras mejores han brotado
de la sabia boca del destino?

Es tuyo todo lo que tengo,
lo que pienso, siento y soy,
y tú aceptas lo que yo te entrego
haciendo mi destino, tuyo.

Lo que andabas buscando, lo he encontrado.
Lo que buscaba me ha encontrado a mí mismo.
Y la larga tortura de mis horas,
las dudas y las ligerezas han huido.

Solo alabanzas pronunciará mi boca,
porque mi corazón arde por ti.
En lo hondo de mi pecho
habitará íntimamente mi tesoro.

Si curo un corazón herido
cada hora me hace mejor.
Por la bondad que tienes
quiero que mi alabanza llegue a ti.

Gracias te doy por tu amor,
por tu atención y valor,
nuestro cariño terreno
ya se vuelve celestial.

Sin ti he estado largo tiempo,
sin consuelo y sin destino,
y a lo largo de mi vida
enfermo de tedio y hastío.

Que nuestra madre de nuevo
vuelva libre con nosotros,
y entre todos los hermanos
se alce la enseña de la paz.

Y cuando un amante dulce
a nuestra Lolly la abrace,
oh, entonces mucho más alta
resonará la alegría.

Tantos años de esperanza
han alcanzado su meta.
Será en el altar feliz
donde culmine el deseo.

Y siendo nosotros uno,
los dolores, como nubes,
se irán, y los corazones
ceñirán verdes coronas.



Novalis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario