enero 13, 2016

ME ACUERDO DE UNA NEGACIÓN EN LA NOCHE DEL JUICIO FINAL

Me acuerdo cuando iba andando de Santa Apolonia a Rossio, cuando no quisimos entrar en la misa con los monjes en el monasterio de Santa María de la Huerta, cuando paseaba solitario por Azca de camino a la oficina de empleo, cuando bailé en Privé con María la canción de Enrique Iglesias, cuando esperaba un milagro de la vista del cristo de la Iglesia de San German en las misas del preamanecer, de los funcionarios que fueron dejando su puesto por defunción/ de los avisos proféticos que me dieron, cuando paseaba bordeando las tapias del cementerio de la Almudena y un demonio por detrás dando patadas a una piña que en silencio sabía lo que iba a acontecer

No hay comentarios:

Publicar un comentario