January 11, 2016

FIN DEL SUEÑO DE LA NOCHE DEL VARIOAMOR

En la explanada soleada de la estación de Chamartín/ qué sentía yo cuando mi amante se iba con su otro amante a Aranda,

tanto monta/ monta tanto Inés como Alejandro.

Te dije con una vieja no se puede hacer el amor/ ni con una loca tampoco.

Cuando me encuentre viejo/ y se apague el glamour,/ entonces qué,/ desde las Ventas me llevarás al Cementerio de la Almudena.

Cuando una mujer nos deja procura clavar bien la estaca del desprecio, para que ni en meneándonos coleemos. Conozco hombres perdidos, ese poder y hechizo sobre nosotros que tienen las mujeres cuando nos dan el portazo, saben bien cuándo inocular el veneno fatal de la despedida.

Se pudo cabalgar como el Cid contra toda la morería, pero ensartemos bien la lanza astillada, porque nos tocará replegarnos cabizbajos como el caballo de Benlliure.

Porque en un Naturaleza tamizada encontraste tu matiz, y tu matizadora.

No comments:

Post a Comment