mayo 01, 2011

LA TORÁ: 1-GÉNESIS

Además vio Dios que era bueno/ Porque polvo eres y a polvo volverás./ Por consiguiente sus días tendrán que llegar a ser ciento veinte años./ Pero Noé halló favor a los ojos de Dios. Noé fue hombre justo. Resultó exento de tacha entre sus contemporáneos. Noé andaba con el Dios verdadero./ Y de veras que establezco mi pacto contigo/ porque la inclinación del corazón del hombre es mala desde su juventud/ también le nació progenie/ ¡Mira! Son un solo pueblo y hay un solo lenguaje para todos ellos, y esto es lo que comienzan a hacer. Pues ahora no hay nada que tengan pensado hacer que no les sea posible lograr./ Vete de tu país y de tus parientes y de la casa de tu padre al país que yo te mostraré; y haré de ti una nación grande y te bendeciré y de veras que haré grande tu nombre; y resulta ser una bendición. Y ciertamente bendeciré a los que te bendigan, y al que invoque mal sobre ti lo maldeciré, y ciertamente se bendecirán por medio de ti todas las familias del suelo./ Entonces edificó allí un altar a Dios y empezó a invocar el nombre de Dios./ Levántate, anda de acá para allá en la tierra por su largo y por su ancho, porque a ti te la voy a dar/ y allí se puso a edificar un altar a Dios./ Mira hacia arriba, por favor, a los cielos y cuenta las estrellas, si de alguna manera puedes contarlas. Y pasó a decirle: Así llegará a ser tu descendencia./ Tú eres un Dios que ve/ Yo soy Dios Todopoderoso. Anda delante de mí y resulta exento de tacha. Y ciertamente daré mi pacto entre mí y ti, para que te multiplique muchísimo/ y tu descendencia tomará posesión de la puerta de sus enemigos/ Dios, delante de quien he andado, enviará a su ángel contigo y ciertamente dará éxito a tu camino/ y que tu descendencia tome posesión de la puerta de los que la odien/ Y resultó que después de la muerte de Abrahán Dios continuó bendiciendo a Isaac su hijo e Isaac moraba cerca de Beer-lahai-roi./ Llega a ser amo sobre tus hermanos e inclínese ante ti los hijos de tu madre. Maldito sea cada uno de los que te maldigan, y bendito cada uno de los que te bendigan./ ¡Bendito también llegará a ser!/ Pero ciertamente ocurrirá que cuando te pongas inquieto verdaderamente romperás su yugo de sobre tu cuello./ Entonces despertó Jacob de su sueño y dijo: Verdaderamente Dios está en este lugar y yo mismo no lo sabía/ y la erigió como columna y derramó aceite sobre la parte superior de ella/ Si continúa Dios conmigo y con certeza me guarda en este camino por el cual estoy yendo y con certeza me da pan que comer y prendas de vestir que ponerme y con certeza vuelvo en paz a la casa de mi padre, entonces Dios habrá resultado ser mi Dios. Y esta piedra que he erigido como columna llegará a ser casa de Dios, y en cuanto a todo lo que me des, sin falta te daré a ti la décima parte de ello./ Estos veinte años he estado contigo. Tus ovejas y tus cabras no sufrieron abortos, y los carneros de tu rebaño nunca me los comí./ Ya no serás llamado por nombre Jacob, sino Israel, porque has contendido con Dios y con hombres de modo que por fin prevaleciste./ He visto a Dios cara a cara y no obstante mi alma fue librada/ he visto tu rostro como si viera el rostro de Dios puesto que me recibiste con placer. Toma, por favor, el regalo que te fue traído que encierra mi bendición, porque Dios me ha favorecido, y porque yo tengo todo./ Así es que hallaron razón nueva para odiarlo por sus sueños y por sus palabras./ Pero Er, primogénito de Judá, resultó malo a los ojos de Dios; por lo tanto Dios le dio muerte./ Ahora bien, lo que hizo era malo a los ojos de Dios; por lo tanto a él también le dio muerte./ Y llegó a ver su amo que Dios estaba con él y que todo lo que él hacía Dios estaba haciendo que tuviera éxito en su mano./ Y resultó que desde el tiempo que lo nombró sobre su casa y a cargo de todo lo suyo Dios siguió bendiciendo la casa del egipcio debido a José, y la bendición de Dios vino a estar sobre todo lo que tenía en la casa y en el campo./ Además José llegó a ser de hermosa figura y de hermosa apariencia./ Sin embargo, Dios continuó con José, y siguió extendiéndole bondad amorosa/ porque Dios estaba con José y lo que él hacía Dios estaba haciendo que tuviese éxito/ Y resultó a la mañana que se le agitó su espíritu/ ¿Podrá hallarse otro hombre como éste en quien está el espíritu de Dios?/ Dios me ha hecho olvidar todas mis desgracias y toda la casa de mi padre. Y al segundo lo llamó por nombre Efraín, porque decía él: Dios me ha hecho fructífero en la tierra de mi miseria./ Mira que estoy haciéndote fructífero, y cietamente haré que seas muchos y de veras te transformaré en congregación/ "El Dios verdadero delante de quien anduvieron mis padres Abrahán e Isaac/ El Dios verdadero que ha estado pastoreándome durante toda mi existencia hasta el día de hoy/ El ángel que ha estado recobrándome de toda calamidad, bendiga a los muchachos."

No hay comentarios:

Publicar un comentario