mayo 06, 2011

EL FINAL DE LOS SOCIALISTAS IV

Ahora llega la primavera y te fijas en los zapatos y están muy mal chaconados o al cabo no alcanzas la zancada que sale del interior o definitivamente no se sostiene la silueta que con pies de barro o flojos la testa no reluce mucho ni los hombros sostienen el porte que se nos abre como conocida figura y además parece que se van a dar el planchazo en el pasillo de entrada por eso lo mejor es no llevar zuecos de zurdas zapietros del zabecedario económico socialista al revés del PueblodeZ porque no aguantan la caminata al cielo./ Después de las vacaciones de Semana Santa en profunda meditación nos hemos dado cuenta de los caponazos que nos han dado los socialistas y que ahora serán chaconazos, y que también nos quiere pisar Bildu con una nueva factura terrorista a los Estados Español y Francés, reafirmémonos con la mucha fe de que nunca el cuerpo civil y el ejecutivo, legislativo y judicial estuvieron más corrupto y de que nos han jodido a todos./ Bienaventurados son los trabajos que los pagan sobradamente. ¿Por qué hay gente regalada y sin trabajar? Dios no quiere mucho a los socialistas porque no los lleva por caminos de trabajos, y si los quisiera más, los daría mayores. La medida de llevar la gran cruz o pequeña del Estado es la del trabajo. Si Dios nos hiciera mercedes al pueblo nos daría trabajos grandes, pero ahí están los socialistas ateos, que quieren un pueblo de vagos y adoctrinados en lo conforme a la carne y la materia./ Nunca me había sorprendido tanto lo que era poner el motor en marcha, avanzar, y salir por patas y caer en la tumba, y esperar a que caigan los pedruscos encima. Cómo digerir la frágil condición humana que podría ser detenida y parada a un lado. No puedo levantar más la cabeza sino bailar al tempo triste de la crisis, y comprar el cupón de los ciegos, nunca ví la verdad correr tan desnuda y tan deprisa: la momia socialista./ Cómo se debió sentir el faraón en su tumba pues como una momia socialista, una momia que sueña y que se mueve, que despierta y se levanta, que coge el transporte público y se va a trabajar, y en la ciudad se mezcla con otras momias, come sopa de momia y cobra salario de momia. Aunque el faraón se vista de moda sociata en un cadáver de pega se queda y en un fantasma se mueve pues no resucitará nunca más. Se acabó la momia socialista./ Los ángeles del Señor con las plagas nos van a perseguir hasta el último rincón, nos van a remover las tripas, y a devorar al espíritu, nos van a marcar el cerebro con la nada y el sinsentir de la vida. Todo por haber seguido el espíritu y el pecado del cuerpo socialista./ La defensa de la República en Madrid todavía se respira en la Casa de Campo. Con delicados dedos se toca su terreno de humus. En el Pardo se llega a la categoría de lanzamiento de la Cruz Gris del Valle de los Caídos. Y en el Puerto de los Leones se llega al límite de la explanada procaz del Guadarrama. El Escorial Imperial, la Moncloa Giratoria, la Complutense era la escuela de los milicianos cenizos, y la Catedral nos asegura el cielo y cierra el diapasón./ Nunca había visto a un pueblo más descalzado y más inclinado, los árboles se erguían a derecha y a izquierda, el hormigueo corría por las venas del centro, habría que volver a trabajar los sábados si es pagando, habría que llevar flores a casa y traer buenas notas, habría que afeitarse y peinarse, habría que limpiar la casa, habría que ir a misa, y escribir todo esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario