mayo 31, 2011

CRISTIANISMO Y RELIGIÓN XIV

Enséñame tu Dios y yo te enseñaré mi hombre que cree en Dios. ¿Qué es lo que vamos a ver por las calles madrileñas? Dios tiene una existencia plena. Cuanto más nos acercamos a Dios más somos. Lo santo es lo que es. Soy según esté más cerca o más alejado de la santidad y de Dios.

Hay muchas cosas de la religión católica que no comprendo. No se puede amar al que te quita la vida y te arroja el alma al fuego. Amar al enemigo, es que se descojone o mofe de mí, y me saque ventaja, una gran tontería, que no creo que el Vaticano haya seguido en toda su regla. Ámale pero a distancia, que no se acerque mucho, que habrá que pasar a otro tipo de amor o el de los palos. El perdón se puede dar, pero amarle, que lo ame Dios cuando pierda. Perder por perder, que pierda las armas, la fama y el dinero.

La muerte es cosa seria. El muerto no es nada. Yo no puedo aspirar a la inmortalidad que de momento Dios no puede darnos y hay todo un Universo de Vida por descubrir. Ni a ser como Dios. Crees que te vas a un mundo mejor sin cuerpo, con la mente ya apagada de por sí, a Jesús le crucifican pero que resucita, yo pobre hombre no tengo más que una vida que no me la escupan ni me apedreen ni latiguen ni trafiquen, en mi dignidad lucharía hasta morir como con los franceses y los turcos y los comunistas, pero no sería mártir de morir amando al enemigo que me da muerte. Es estar igual de loco que ellos. Por el Cielo no se debe morir a no ser que esté en la tierra.

El estar con Dios no es azar sino que es una apuesta definitiva por estar con el comportamiento verdadero y amoroso con los demás. Aunque el mundo se hiciera por azar Dios estableció un nexo de su sustancia pensante con la semilla del bien del ser humano. La creación fue por amor y cuando más amamos y más buenos somos más inteligentes nos hacemos y más cerca de Dios estamos.

Lo absoluto resulta relativo cuando el ser humano, la oración y Dios entran en acción. Cuesta decir que a alguien no le hayan manchado a lo largo de su vida y que no haya cometido errores. Por eso la dignidad es individual y personal y no se logra de una manera colectiva. El modelo del sacrificio en la comunidad por la no violencia de Jesús a la vez que por una propagación de las verdades del mundo y una ayuda milagrosa de Dios resulta más fiable para seguir por un demócrata justo que por un totalitario opresor ya sea un político, un banquero, un rico o un empresario.

La belleza no la hace el mestizaje sino la conversión al catolicismo: el negro cristiano, el amarillo cristiano y el blanco cristiano son más bellezas porque mantienen el alma sin pecado y se nota en el cuerpo del ser bondadosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario