septiembre 18, 2016

LAS SEMILLAS DE LA EUCARISTÍA

El sacerdote o sacerdotisa es elegido por Dios. Se experimenta en toda una vida.

A imagen del sacrificio de la Eucaristía con el debido respeto se hace uso de un cuenco y una copa (dos si sois pareja) que se puede alzar al cielo de la ventana de vez en cuando si se tercia.

Se pone un clip en el cuenco. Cuando se entra en la cocina o en el salón donde está la mesa o altar del cuenco y la copa se pone la cucharilla boca abajo. Y cuando se sale boca arriba.

Cuando han pasado unas horas o días nos llevamos el clip al bolsillo saliendo de casa.
Si estamos en un sitio infectado de demonios, o una parada atestada de angustia, o un lugar donde queramos salga bien la fiesta dejamos caer el clip al suelo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario