September 27, 2016

2.-EL SOLITARIO JORGE















EL SOLITARIO JORGE
Jorge Santos Miró











I

Les persones puntuals no arriben tard. A la tardor, molts arbres perden les fulles



























LAS CANICAS


TODOS SOMOS RESPONSABLES

De pequeño, me robaron unas canicas, me pegaron,
y busqué un responsable.
No lo encontré.

Luego, con el tiempo,
ya mayor,
me acordé de quienes habían sido.
Ví a uno ausente y al otro presente:
pero les perdoné;
no obstante seguí buscando un responsable.

Ahora ya los conozco a todos,
y sé que todos somos responsables.


TOCARON A FILAS

Tocaron el fin del recreo, estaba muy nervioso, pues me faltaba meter en el guá la canica y empezó a llover, mejor, a diluviar. El barro del lodazal del patio se entremezcló entre mis dedos, y mis compañeros de juego ya corrían para formar, cuando una abeja inoportuna y misteriosa, no sé por qué, incó su tremendo aguijón en la inclinación o entresijo de mi dedo corazón de la mano derecha, perdiendo la canica, que alguien que corría le dio una patada; y llorando, recibí la subida a clase entre los capones laterales en la cabeza del maestro D. Gregorio.


EL DESTINO

Y Adán tuvo que meter la canica dentro del Guá de Eva.

LOS PASEANTES DEL CLUB: "CICLÓPEOS GERUNDIOS"
EL DIORAMA ESTOICO DE LA TESITURA
- "¿DUDAS?, pues te pondremos correas".

Le decían otra vez a Don Luckoide de Theotocópuli, "¿dudas?", los enfermeros balumba del Hospital Psiquiátrico, danzando en rededor de aquel ser sin rumbo que gustando de atiplar música pétrea, "pues te pondremos correas", había caído en la trampa.

- "¿Sonrosados?", ¿qué culpa tenía él, si en el último minuto jaral prendieran sus pensamientos de madera en el paberinto (Pabellón-Paraíso-Laberinto) sin que pudiera Ariadna rescatarle con su musgo de entrepierna?

- "No pienses más/ déjate llevar (por los pensamientos)/ ellos te dirán/ lo que tienes que hacer/ en cada momento". Tal era la almorta, el trébol de cuatro hojas, el recurso de última hora para no caer cuando los atisbos de logogríficos libelos le hacían fracasar a los ojos de los demás, porque quemaba sus naves antes de partir sin temer a las pórfidas batas blancas de las que podría depender, psiquiatras de la última vez.

Al ponerle en pijama le desposeían de su aventura, los guardianes de K., le empezaban a costrar, alentándole tristeza adrede.

Era la noche triste en que a Hernán Cortés le desposeían de su montura sesgándole con la melodía del piano/ bar (los medicamentos), le obligaban a danzar EN CÍRCULO, las alas recortadas, las agujas del reloj enralecidas.

Por eso, Malinche, vente conmigo, una flecha nos parta el trasero, un perro lebrel nos ladre (nos echan del tablero), venga un pato silvestre, piensen que es nube rosa, nos cubra elevémosnos mientras les arrancamos los ojos ¡y la partitura!, cosa que en ocasiones sucede.

Tal era el diorama de la tesitura.

(Hospital Alonso Vega, febrero 1984)


PETER PAN

Todos los niños crecen, excepto uno: Peter Pan. Generalmente, todos los niños están esperando que alguien les diga algo, algo muy importante en su vida: cuando se dan cuenta que nunca se lo van a decir, que nadie les dirá nada, entonces se hacen mayores.

Algunos a veces piden un beso. "Un beso basta -dicen-, ¡y lo que daría yo por un beso!". Pero el tiempo pasa y ese beso nunca llega, ni la persona milagrosa que lo produce.

El País de Nunca Jamás es siempre una isla donde vive Peter Pan y adonde llegan los chiquillos que con sus barquillas nunca quieren dejar de jugar. El nombre de Peter Pan destaca en la imaginación descarada de Wendy, quien en palabras mayores no duda en afirmar que él se mete en el cuarto de los niños por la noche porque los ve seguros y apacibles durmiendo. Y cuando se va les deja unas hojas del bosque. Peter Pan se metió en el cuarto de ellos y, revolviendo en el baúl y los cajones de la infancia, con las dos manos buscaba a su sombra. Wendy se despertó. Él venía a por ella, pues no sabe lo que es el amor. Ella le cosió la sombra.

No tiene madre, ni quisiera tenerla, y hace que ella le cuente un cuento. En el País de Nunca Jamás hay muchos niños que lloran deseando que alguien venga a contarles un cuento.










EL OSO DEL PANDERO

Suena el tercer movimiento de PETROUCHKA de Stravinsky, ves en el espejo de las aguas removerse el remolino, el jefe te atormenta, te insulta, cuando sales del trabajo ves que no puedes andar, y te dejas llevar; pero la esperanza e ilusión te hacen soñar en un futuro y próspero mañana, y paso a paso, paso agigantado, vas subiendo peldaños, y contemplas abajo, les ves suspirando, y arriba un cielo que no existe, y prefieres no pensar y volver al trabajo, que el entusiasmo lo dirija el jefe, y vaya con él delante todo un colectivo; pero el espejo parece moverse, revelar algo: que eres tú el Gran Atormentado, el que te atormentas, el que te atormentas y estás debilitado por el sueño, y que no has cenado, y te apoltronas en la piltra. La lucha de Petrouchka continuará hasta que llegue el ORGASMO ONANISTA.
. ..Duermes y sueñas con un Oso que te abraza y que te invita para bromear, a bailar, y tú corres tras él, y bailáis los dos armoniosamente, y dais unas lentas vueltas, él te pasa la mano para acariciarte la cabeza, y no pasa nada, pero aparecen los platillos ATORMENTADORES, otra vez de tu jefe. El sol no ha salido todavía, te rechazas y te retumban los oídos; y entra la luz pues va a amanecer, pero todavía no ha salido el sol o no ha sonado el despertador, y EL OSO SIGUE AHÍ bailando con un cordel rojo en la cintura, pero el estómago está dolorido porque no has cenado nada, y tienes la cabeza desesperada.
“¡Ahora verás, hoy será el gran día!”, se prepara, acecha. “Ahora verás”...inseguridad y miedo al ir al trabajo.

Casa Huéspedes “Conchita Costa”
CASTAS AL BIS 1993












EL BAILE DEL SIDA
TÓTEM.- Ya no tengo nada más que decir.
TABÚ.- ¿Por qué dices eso?
TÓTEM.- Porque tú ya no tienes nada más que decir y yo no tengo nada más que contar.
TABÚ.- Podrías estarte mil años y cien mil años diciendo lo mismo. No seas egoísta, ¿para qué están los demás?, ¿por qué estamos?




























SUEÑO DE QUIÉN FUE EL HIJO
Una ola llegó de la cama de mi compañero de cuarto, a mí que estaba en la costa con un chico, más como no sé si a él lo rescataba y jugueteaba en brazos en la orilla o en alta mar, venía tal vez de la cama de mi compañero como un niño salvado antes del mar y ahora jugueteando filosóficamente en la arena con mi chico, ¿si sería de ellos dos, el hijo que tuve?





























SUEÑO TENÍA UN HAMBRE VORAZ
Veía a Cristo nadando sobre la sopa y en el cuchillo su posible suicidio (dentro del armario otros desamparados le esperaban); en la pieza del melocotón, su cáscara, vírgenes y otras soledades se restregaban retozando con Satanás.

En la calzada del templo tezca (la mesa) un mendrugo de pan ignoraba su pasado, a punto de devorar, acerando la estopa del tiempo que transcurría, teniendo por bandera una servilleta. Frente a él, la cuna del niño párvulo y archicubano, al cual se le aparecían en sueños seres celestes -arcángeles y extraterrestres- tocando castañuelas, y Dios el Eterno en forma de verruga flotante arreciando en el espacio a la velocidad de la luz.

- Mas, reyezuelos, ¿dónde está el tenedor? -se preguntaba.
- "Crucificado, lo tenemos" -le contestaban.
(y la criatura cerraba los párpados)

Un diminuto becerro de oro reflejábase en el grande, sumergido biberón y el hombre de las manos pringadas de limón, siguió devorando (parecía Cronos entre sus engendros) en el tiempo, en el templo marumba (la cama) recogíase la alta cumbre (la almohada) sesteándola de babas y otros humores en la madrugada, soñando y fincando, veía a su hijo subido en un triciclo (de espaldas al holocausto), ascendiendo por la calzada del templo, tras la curva veloz, para comprobar desde lo alto, cómo arrojaban su maceta al vacío (su futuro genio, frustrado) y contemplar al estrellarse en el suelo, que tan sólo pisaba pedales.










LUCHA DE GÉNERO Y ABORTO

Eso es amor. All you need is love!
Los hombres sólo servirán de adorno "e due bolas e una pirindola".
Me siento sexy, y sentirme sexy me pone. El origen de todo el orbe es vulvovaginal, son las entrañas de una mujer. De ese adentro procedo yo y antes bien es mi gozo.
"En la Evolución el órgano sexual quedó muy grande, y cada órgano reclama las necesidades que tiene" (respuesta de Luis de Gopegui a un grupo de mujeres que se quejaba de que los hombres solo piensan con el pito).
¡Observad lo bellas que son las mujeres, sus formas escultóricas, verlas por la calle, deseando sobarlas, pasar a su lado admirándolas, y mejor, tener un tentempié con ellas!¡Sacan unas tetas en la tele, perdón, unas tías, más buenas!
Es cuento de nunca acabar, y no muy cierto: la castidad santifica el día. Sin castidad, celeridad magnífica. Con castidad, reflexión demostrada. Si no eres casto, no te das cuenta de nada. Sin castidad no tienes seguridad, y te las da la gente todas en la cara. El pecado de Onán agota, como la castidad embota.
La castidad es para ganar. Con la castidad no se teme a nada. Si fuera casto sería un Gigante Tritón. La castidad es para amar de verdad. Mi padre quiere que después del agua caliente nos duchemos con agua fría. "Mejor casarse antes que quemarse" (San Pablo).
En el aborto la mujer es la única protagonista. El que pudiera ser futuro padre o no interviene o no le dejan. ¿El joven no las denuncia por no ser maduro o por no tener dinero?, ¿no haberse acostado con él se plantea?, ¿la chispa masculina también quiere el hijo?, ¿a las cariátides les gusta puntear?
Entre dos mujeres no hay amistad en cuanto se pone un pantalón en media del hermano, hijo...y los modistos gays las quieren con esos corpiños andróginos. La Naturaleza está en veta y ahí encontrarás tu matiz y tu matizadora, ten cuidado no te tapicen en pasarela.
Estaba lloviendo esta noche en Madrid, tuve un sueño, me levanté diciendo Dios mío, yo te bendigo y agradezco las mujeres que nos has dado, tu última creación más perfecta, que cuidando de ellas mismas, cuidan de nosotros, niños trastosos, desobedientes y soberbios...qué cariñosas sois, qué atención nos tomáis, lo sabéis o no lo sabéis, habéis apostado por ello.































LA CREACIÓN
http://4.bp.blogspot.com/_XDq-LBgNsNc/TAIvK3tknxI/AAAAAAAAACQ/lpyi0qN9dzs/s400/Creaci%C3%B3n+Caos.jpg
Sobre el 474 a. de C. Anaxágoras "de Lampsaco" escribió:

"En la masa originaria nada era perceptible debido a la mezcla total y amorfa. A continuación, y como consecuencia del movimiento de torbelino, se separan las semillas de cada cosa, las cuales se reúnen a su vez en partes discretas de cada cualidad determinada, de acuerdo con su naturaleza definida, y éstas finalmente se mezclan entre sí en diversas proporciones para dar lugar al mundo corpóreo.

Nada era menor ni mayor (pues no es posible que exista más que el conjunto) sino que todo permanece siempre igual.

No habrá, pues, creación "ex nihilo" sino simple modificación y ordenación de elementos preexistentes. La masa originaria indiferenciada encierra en sí todo lo necesario para que pueda formarse el universo visible.

Primero la separación de las semillas (spérmata) agrupándose entre sí las de la misma especie para constituir las diversas partes (moirai); luego la reunión de éstas para dar lugar a la materia cuando en los conglomerados producidos entraba una parte de cada una de las cosas (chrémata) de la masa primordial amorfa existente.

Finalmente la alteración e incluso la transmutación de los objetos materiales por la absorción de nuevas partes que, al unirse a las partes correspondientes ya representadas en el objeto, variaban el tamaño de las mismas, imprimiendo así su sello característico y originando la naturaleza propia de cada objeto."

Y en el amor del Espíritu yo me pregunto: ¿y si el primer movimiento no hubiera sido un torbelino? Y cuando me masturbo, ¿se produce este movimiento originario?
Proyección de egoísmo, Yo pobrecito, ¿podré ser un Creador como Dios?

















LA BALLENA FILOSÓFICA

Voy a ver si cazo a una Gran Ballena Filosófica.
¿Pero qué esconde mi mente, un Acantilado oscuro?

Lo que me cumplió a librarme de la locura fue obedecer...luego consideré que los pensamientos eran míos, pero de no haber creído al principio que eran de Dios, no hubiera arrancado a la salvación. Tardé unos años y medio en superarlo, cuando pensé que eran míos, mi musa ya no estaba a mi lado, ¡oh Palas Atenea!

Yo no quería morir, quería leer mucho, haber leído todo, Dios me proporcionaba al paso buenos libros.

"Pues pienso que tenemos las ideas en nuestras mentes mediante la voluntad y el poder de Dios, aunque en un modo que no podemos concebir", decía Malebranche.

Y porque tenía crisis de razón y fe, y porque no tenía mente. Y porque se me exigía el alto precio de demostrar que era un genio, y porque siempre me consideré un ser inferior a los demás, dejé en manos de Dios la lucha con los dictados de la Razón.

Ese salto al vacío que es acogerse a la razón innata, despreciando todo idealismo de la religión, ¿que finaliza en la impotencia atea? En mis sueños sólo pido que mis personajes me admitan.

Cuando rezo veo la intranquilidad y la náusea, que me provoca este mundo, ¿O DEL INEXISTENTE HOMÚNCULO?

En la materia viva, si queremos conocer su composición, empezamos por dividirla y matarla. ¿Existe eso que llaman el PROTOPLASMA?

Hay un señorito o duendecillo negro metido dentro de mí, en el tercer ojo, al final de la glándula pineal cartesiana, que me hace mirar fijamente lo mismo que tengo que mirar todos los días, y piensa el muy ilustradillo, y me avisa, que lo que él quiere, que me perdona si no le hago caso, siempre fiel, a no ser que mis pecados sean muchos; entonces se me va, y se me vuelve a inspirar, y a acompañar...

Es un ángel diminuto y tinazón, "chip extraterrestre", que vela por mí. Esto es. ¿Es igual en cada uno de nosotros en nuestro inconsciente de metapsicología freudiana?, ¿y que aplaude si cumplimos lo que nos ordena? Es limitadillo, el muy pobre se enfada, y se pone a descansar en su Torre de Control si...¡ojalá, no nos lo maten los Nageli mendelianos! Sigo buscando la Ley del Azar en el noticiario de los periódicos y en vocabulario de los diccionaros.

Y la caridad con el inconsciente es la locura, me dirán. Y el duendecillo, quien jura también por el consciente, me dice: "Si pidieras más, arrancándoselo como prenda al Supremo, que lo tiene, lo obtendrías a tu favor". Y así. "Te pido Señor, que sea fuerte en mis convicciones, que sean bien fundadas, y bien fundamentadas".

Como niño que fui, lo quería todo en orden y claridad. ¿Tengo concatenación de frases, de corrimiento tangencial de ideas a lo dominó? Me estoy pasando con lo que estoy diciendo, ¿o en mi conciencia hay un duendecillo muy físico de Dios?

"A las 10 noche, sábado 14 nov. 1716, moría el propio Leibniz, que como luterano, no creía en la transustanciación (formuló su teoría metafísica de las mónadas, tales como el dualismo entre mente y materia, el origen del mal y la responsabilidad del ser humano en un mundo de determinismo físico), lo que buscaba era nada menos que la realización entre una mecánica y una metafísica espiritual en la que tuvieran cabida la libertad de Dios y la libertad humana".

Esta enfermedad de lo inservible (muy de moda en el posmodernismo), hay que tirar bien del cubo de la fregona hacia abajo, a ver si oímos pasar a la Gran Ballena Filosófica, al Snark de Lewiss Carroll, y esquivar, y sacudirlo de los insectos y ramitas de polvo que están en la superficie, y demás esturpicios (neologismo que quiere decir = estorbos estúpidos y estropicios religiosos) que flotan en el agua.

Hölderlin se impone la tarea de expresar lo desconocido, de decir lo impensado. Para hacer esto, el sujeto se descentra, abandona su egoidad limitada, y se precipita al abismo. El límite extremo no es, en su caso, la afasia, sino la locura y la muerte. Advocatus diaboli: que cada uno busque lo divino dentro de sí.

En el fondo creo en lo sobrenatural, y lo he visto, y creído con mis propios ojos alguna vez, que además se encuentra dentro de lo natural solo que no lo conocemos, pero fueron tiempos de euforia, y ya lejos. ¡Yo no quiero enterarme qué miedo es Dios!, ¿por qué llega su Voz desde tan lejos, debilitada en el trayecto por el Espacio de las Galaxias?, ¿es la razón mineral de carbón que él intenta rebajar, como si hubiera unos enanos depuradores en el interior de nuestros intelectos?¿Dios nos someterá a su orden al final de los tiempos?

Dime, me diré, ¿qué es lo que pierdes, qué te abruma, en qué piensas, o quién eres, y qué intenciones tienes? Es hacia dentro de la conciencia, no hacia un conato de fuera de sí misma. Quien como al despertarse interpreta los sueños tiene buena memoria, como los saurios que quieren reptar y volar.

Si al cuerpo le pides más, no te lo va a dar, y si lo hace, va a ser a costa del tiempo que dedicas a ser un mentalista. Tú mismo, estás dentro de la red con la que intentas cazar en el Océano Divino. Conoce el mar, y conócete a ti mismo decía Sócrates. En la Naturaleza hay redes de destino. ¡Dios es tan natural! "Mi subjetividad y un creador son demasiado para un cerebro", decía el romántico Lautréamont.

Es terrorífico el Modelo Divino. UN DIOS MUY GOYESCO, somos una estirpe maldita acojonada por la enfermedad de Moby Dick, y no podemos salir de la Trampa Humana. Un cascote en la cabeza es lo que nos espera en el Espacio Interestelar cuando busquemos a Dios, que estará cojo e inválido y escondido en algún Escondrijo, y si no está muerto, quizá esté creando otros mundos, desinteresado en nosotros.

El Gran Dios no tiene un Centro en el Universo, es flotante como una lamprea, y se lo recorre todo a su vez. ¿Quiero creer que Dios no abandona a los suyos? Si el duendecillo negro divino se enfada por esta segunda repetitiva, me dejará inoperativo. Y yo quiero llevarme bien con él, lo respeto tanto en su viveza como a la razón pura de Kant. El duendecillo me deja elaborar este tema, porque es él quien lo ha escogido. Hay que tener un cierto respeto por este farmacéutico de bigotito negro.

El Medio Divino es el amor: "Ama y quedarás untado de Él" como decía Teilhard de Chardin. Y cuidemos la Naturaleza de los pucheros que decía la casera Santa Teresa de Ávila. Hemos convertido la Tierra en un Basurero. ¡Preludio a la Evolución de la semillita de la razón, ese diminuto ratón de luz que nos estringe (neologismo que quiere decir = nos exige encarecidamente y nos limita asfixiándonos).

¿Ahí está Dios, su duendecillo y nosotros? Somos una raza de malditos mortales, ni nos entendemos con nuestras almas con cuerpos, ni con nuestros cuerpos con espíritus, ni unos con otros.

Hay más infiernos en la Tierra. ¡Dios manifiéstate!, me digo. ¿Estamos en una pecera esperando a que el Espíritu Divino se prepare para comérnoslo fervorosamente?¡Terrible es la condición del entendimiento de los seres humanos! Los demás están durmiendo, reticentes, los perplejos mosaicos, y observando en qué va a parar eso, no sea, que nos salpique pronto el ineludible THANATOS.

Al duendecillo divino, como es la caja negra del avión que quiere volar altos vuelos, que perdura, le gusta jugar con la Hostia Consagrada, en el paladar la secreción con saliva, y la escupe al suelo y al aire, pisando entre los aracnoides cerebrales. Este duendecillo, la adora y la besa, porque le da mucha vida para adormecerse a sí mismo en la eternidad de su entendimiento. De momento tenemos 46 cromosomas.

¿Divinamente corretea el juicio crítico y se difuminará EN EL ESPACIO Y EN EL UNIVERSO? Cuando un cuerpo se convierte en carbono, ¿se puede dar la transmigración de las almas? Entonces es LA SABIDURÍA, el tesoro incorrupto en el que debemos perseverar mientras vivamos, para que en lo comunicativo de lo colectivo aumente nuestra felicidad y paz. Si se producen las carambolas de Dios y todos leyeramos se producirían los milagros metafísicos. Así que, en la Caza de la Gran Ballena Filosófica se reduce a eso, ¿y por eso se me ha prestado dócilmente a flagelarme este heutontimoráumeni, duendecillo, "verdugo de sí mismo", en estas disquisiciones filosóficas? Sin cabeza uno no es hombre.

Los libros aumentan la elasticidad de la mente como si fuera un chicle. ¡Ser correcto y lúcido como un místico para poder vivir bien! Y si en uno, me pierdo, el duendecillo centellea, enciende una velita inextinguible en la frente cuyo hilacho que conduce a ella nunca se pierde. ¡Ah, por cierto, el duendecillo me dijo, ayer!: "Para cuando se haga Vd. serio, ya estará calvo como la cabeza de la ballena". Y ahora, me canturrea por casa, cuando no encuentro algo, lo siguiente: "Duendecillo, duendecillo/ juega y devuélvemelo".
















NUMEROLOGÍA

Pocos misterios abruman más que la interminable sucesión de números en nuestras vidas y de los minutos en nuestro reloj.

Pitágoras fue un hombre de genio, de un genio formidable, tremendo, porque es el primer filósofo griego a quien se le ocurre la idea de que el principio de donde todo lo demás se deriva, lo que existe de verdad, el verdadero ser, el ser en sí, no es ninguna cosa; o mejor dicho, es una cosa, pero accesible a los sentidos. Esa cosa es el número. Para Pitágoras, la esencia última de todo ser, de lo que percibimos, es el número. Las cosas son números, esconden dentro de sí números. Las cosas son distintas unas de otras por la diferencia cuantitativa y numérica.

Freud tenía su predilección por el número 62; 95 fueron las tesis antipapales que clavó Lutero en la iglesia de Wittenberg, 135 las máximas de La Rochefoucauld...todo se condensa en el número, incluso la letra, pues sabido es que los israelitas escribieron la Biblia cabalísticamente (31 veces aparece el nombre divino de Sadday en el Libro de Job). Pessoa y Kafka, y Carpentier y Cortazar, también eran dados al numeralismo, como queriendo dar una interpretación a esa cifración de cosas que nos acontecen a lo largo de la existencia, día tras día, como una fuerte marea espiritual.

El hombre se queda mudo, no alcanza la esencia del número y del tiempo, a pesar de tener aparatos atómicos de medición exactísimos. En la excitación del amor las horas pasan rápidas, y en el aburrimiento del estudio estudiantil éstas se hacen lentas; impresiones propias del individuo más allá de la finitud o infinitud del espacio, en el Universo no eterno, finito y en constante movimiento. Y aunque no todos los calendarios continentales coinciden, esto no complica la diversidad cultural de la Humanidad.

Por otra parte, el Dios-criatura humano no puede ser un simple número, con un determinado valor, delante y detrás, en manos de la estadística de la crisis financiera, no es una máquina, y los alquimistas alemanes del siglo XVI no lo encontraron en su trazado demiúrgico. El poeta no maquina a base de renglones.
DEL DUENDECILLO INTERNO
Recito, medito y rezo con poesía en la cama.
Se pueden hacer muchas cosas, y la religión ayuda mucho.

Ayúdate tú, que tu duendecillo interno,
que también se comunica con el Dios Exterior,
te quiere ayudar,
que donde abunde el pecado abunde también la gracia.

Dios ha sido muy generoso conmigo,
y si no tengo más,
es porque yo no he hecho más.

Creer es ser, según tu crees, así eres tú.















EL SEXO


Y sentirme sexy me pone.
Una vez probado el sexo ya es una carrera que no se detiene.
Al meter la nariz/ entre las piernas de ella,/ se me alargó,/ y se me quedó así.
Y tendrá que dar el paso de desnudarse para que el macho haga un simple Waterloo y un Normandía de la velada.

Lo que tú ves guapa es precioso,
y lo que tú explicas es maravilloso.

Nuestra mente es igual en todos y está limitada por el cuerpo, y no podemos dar más de sí que el cuerpo que tengamos.
Mejor, que te perdone, Jorge Estrella, puede producirse una emisión involuntaria de semen, la polución, totalmente fisiológica en los hombres continentes. Suele suceder por la noche, se acompaña de orgasmo y, casi siempre, de sueños eróticos.

Hasta mi casa no subirán las sandalias de las mujeres.
Una mujer limpia, aseada y con un buen corte de pelo.

En la Castellana las damitas madrileñas llevan alpargatas con chincheta dorada clavada.
Las chicas jóvenes ya saben que se van a casar tres veces.
Los vasos sagrados del semen debieran cuidarse y no repartirse sin reparo entre el sexo ajeno porque así no reparamos las afrentas de la pasada generación.
El problema está cuando las mujeres exigían que las penetraran y que les dieran hijos.
Hay una influyente idea moderna de que la feminización de la vida es una manera de civilización. El hombre que se rodea de mujeres parece que está civilizado. Por eso está en todas partes.
Lo que más me seduce es una mujer leyendo un libro. Me gustaría que lo dejara para hacer el amor. Y que luego la lectura de nuevo la sorprendiera.
Acaso no se ve toda una Galaxia en una Ecografía. ¡Galáxiate nena, galáxiate! El astronauta don Quixote de la Mancha excita y trabaja un único clítoris.
Sedimenta mujer que algo queda,/ llena mi mente de tus polvos,/ y déjame convertido en una figura de Pompeya.
¡Las mujeres se hacen la cesárea, qué valientes son!¡Las mujeres se tragan los anticonceptivos!¡Y abortan!¡Y se hacen la cirugía estética!¡Cómo asumen la realidad de la Naturaleza!
¡Si no tienes hijo/ no llegues a vieja Carúncula!
la edad de la regla
es edad madura
se puede ser madre
se desea ser ego
no tener un hijo
para cuerpo jovencito
primero el placer
luego el engendro
hacer lo que se quiere
y sin precaución
es nuestra inteligencia
tremendo debacle
que apacienta amor
que mata amor
que sufre soledad
que calcula el remedio
tener tiempo
tener dinero
tener carrera
tener hijo
fácil la solución
que deja huella
cuál es mi misión
hacer el amor
viva la diversión
viva la creación

Nuestras mismas madres nos hacen repulsonar a las mujeres.
 Mujeres para qué os quiero,/ para que me deis un hijo/... y si no mujeres/ apartaros de mí.
Le dije a ese armatoste de mujer con lo que pesas tú y yo nos hundimos en la cama.
Lo que más te llena en la vida es encontrar una mujer que sea un tesoro.
Tanto las mujeres que son un tesoro como las que son malas redomadas se dan en pocos ejemplares mientras que muchísimas mujeres son intermedias.
Los hombres parece que van buscando conflictos y las mujeres que van resolviendo dependencias.
Leo en un libro en el metro a Gerard de Nerval: “Encorbado por el trabajo o el destino, el hombre a su voz se eleva y su frente se aclara, para todos los trajines impaciente en una carrera obtusa, una sonrisa lo doma y su corazón se ablanda”.
Los días de invierno me acuerdo de ella/ porque quiero envolverme en su abrigo.
Entre todas las chicas escoge a una. Puesto que la has escogido tienes ya que conocerla. Así que vete a hablar con ella.

Hay mujeres
que nos corresponden
pero que no nos convienen,
la fijación en ellas
nos dará dolores crecientes de cabeza.

El hombre no debe enamorarse de una mujer si sintiera vergüenza de casarse con ella. Es más no te enamores de quien te daría vergüenza hasta pasear con ella.
Mi mujer lo tiene bien probado que cuando tu cabeza está rondando algo hay que agarrarle al hombre de los huevos hasta lo más profundo del loft.
No es aconsejable hablar de amor a una mujer desde el primer instante: un sistema tan directo sólo tiene éxito con las concubinas.
Aquellos que se lo miran como muy delicado poco valen para el amor.
La amo mucho/ porque tal vez la descubrí tarde/ que si no la vi/ que si la intuí/ ella no es hermosa como la madrileña/ la amo mucho/ podéis tomar una mujer, dos, tres/ y hasta cuatro gritaba Voltaire/ mujer de una noche/ y mujer para toda la vida.
A ver si bajan las temperaturas y vuelvo a pensar, pero esos que se han buscado de novia un cardo borriquero y una marimandona, esos sí que la han pringado.
Intuyes lo que puede ser una mujer divertida que tú puedes moldear con tus manos y con tus palabras.
No a una expresión de amor tal y como la conciben los comerciantes. No hablar de matrimonio a la primera vez que os conocéis.
Tú sabes que no quise hacerlo,/ que lo hice por ella./ Tú sabes que intenté no sentir/ y temí lo peor.

Si no tienes claro lo de las mujeres.
Dios te liquida.

Dos manos tengo
y una cabeza bien asentada,
querer ver y ser vista,
no hay hombre que me lo prohíba,
de Bizancio vengo,
de Corinto escapé,
en Esparta milité,
en Francia me dio su corazón
y yo le entregué mi flor
y soy fiel porque supo conquistarme
tan noble caballero
y seducirme con halagos y delicadezas,
ni velos ni jaimas ni chozas,
porque supo estar a la altura
de mi camino

Solo pido una mujer que me quiera entendiendo por mujer todo lo mejor que puede existir.
Pero también quiero mis ratos a solas con Dios.
La Mona Lisa francesa está mediotriste,/ mediocontenta y medioenfadada.
Cuando supliques a tu dama pide una promesa de "recompensa tangible".
Entre dos mujeres no hay amistad en cuanto se pone una media en pantalón del novio, compañero, hijo...y los modistos gays las quieren con esos corpiños andróginos. Los hombres sólo servirán de adorno “e due bolas e una pirindola
Y los celos matan sin besar por razón de san Narciso.
Me gusta la mirada lánguida de las mujeres.
La fascinación que sigue produciendo que una masa informe de carne adquiera, gracias a unas manos expertas y femeninas y correlativas, la condición de obra de arte, con el nacimiento de una criatura humana.
Las mujeres no miran si la tienes grande, miran si tienes un posible ketubba para casarse contigo, y tú miras que no estén en conservas de lata como los pepinillos sino que sean como el pertrecho de lomo para el viaje.
Vi imposible el ligue por las revienta pomos de la calle Orense que implicaban un matrimonio desabrido de acostumbrados apaños de mercería y huevos fritos caldosos a la hora de la cena y mi mística por las paredes del patio.
Cuantas veces te barría tu marido para fuera tú le volvías a visitar en otro momento porque eres la mujer amada y lapa del hombre que el tener de burgués no le sienta bien y tú quieres estar cómoda a fuera de ser dentro de casa.
Como quiero a las mujeres y como las amo, la imaginación del hombre es tan simple y prolífica que traspasa el velo de la mujer, y donde hay tomate con aceite hace el hombre gazpacho, el feminismo ya no tiene sentido en España ahora vayamos a otra cosa, y en estos equilibrios difíciles de pareja de quitas de benito perojo.
El perfume u los olores producidos por la secreción de glándulas distribuidas por el cuerpo, por la orina y las heces.
Cada vez que haces el amor te unes con eso que llaman divino.

Las mujeres encuentran
su placer ahí abajo y
el hombre también
hasta que pierde el tambor
prepotente, mujer ma-la-he
ma-la he
tengo la picha floja,
y la cuerda larga del mástil
rondando sobre nuestras cabezas,
uno tras otro van muriendo,
en una hilera de serpiente,
pero menos mal
que la mar está en calma

La atmósfera de Madrid es garajera y si no coincidiera en la misma noche el momento angular del sexo de los madrileños no se podría resistir la estancia en este infierno, así se requiere el miércoles para este placer.

Tú regala miradas a las mujeres.
Y si te miran,
resístete.

Ellas quieren amor y sexo,
dinero y mucho tiempo.
No puedes faltar en esto.

El revoque granítico de una mujer ocultará la dureza de un hombre deforme y desnudo, mujer de cemento y mujer de yeso, para la calle y para la arena, para sostener y dar fortaleza, para consolar y hacer confortable la vida, quién la tuviera con todo su poder erótico que las envuelve, en nuestro caso la mujer cuya vasija de cristal hacemos saltar en pedazos.
Los tios son muy tontos y pierden la cabeza ante la presencia de unas faldas.
Pero no hay que acudir a las cuervas del porno, basta pasear por las calles de Madrid con los ojos abiertos.
Las mujeres son como las cebollas y tú estás en medio, y las nanas de la cebolla son para ti camarada, que las dijiste que ná de ná, y las diste un corte por medio.
No lo ves donde me llega,/ mi mano larga de mujer,/ mis dedos de pinza en tu nariz para que no me huelas,/ con los volantes de mi falda/ te haré besar a los demonios y apartarte del Señor.

Las pudorosas las envuelven con el paño,

y las putas entran a matar el macho.

Tengo lepra en el pito por eso subo por esta escalera del metro.
La literalidad de los cuerpos sin atenerse a las verdades de género produce el placer del amor al bello sexo que son los dos por el que la vida fluye frente a la muerte pero para que se dé por entendido, no ha de darse por sabido.
Perdida la niñez de la primera juventud que seduce el cuerpo de una mujer y alcanza la tristeza de la impureza y con el placer se perdió la frescura del alma buena porque el amor nace de ilusiones que no pueden alimentarse con la unión de los cuerpos sin el sacrificio de los corazones del yo con ella.
Los que están mucho tiempo al lado de mujeres pierden la rueca de la cabeza.

La mujer es un ángel.
Pero un ángel con espada.
Si se la haces desenvainar y luchas con ella,
la vencerás.
Pero la matarás el ángel.
¡Pobre la mujer sin ángel!
Por eso, si vas a hacer eso,
déjala pasar, que se la lleve otro.

La mujer buena es lo mejor que Dios nos ha dado.
Las mujeres son mucha mujer para el hombre.
El reto sería encontrar a una mujer que amara más que a Dios.
Las mujeres ahora se entregan a otras cosas.
En un Tributo a Dios el hombre rinde homenaje a las mujeres.
Todas las cosas nos salen bien cuando la voz de la amada pasa su manto por ellas.
Un hombre ha de ser valeroso doncel que demuestre que es algo más que dos bolas a menudo infladas y una pirindola enorme si es que con eso puede considerarse bien adornado para rodar en los días del mundo.
¡Tendremos que ganarlas en educación y modales!¡Aquí ya me caigo pues estamos en esto muy por debajo de ellas!¡Pobres mujeres ante tanto hombre que no vale nada solo las queda hacer de malas!¡Tienen mucho de niño y de tontería estos hombres pero a las mujeres les gustan!
Estimularlas, quererlas, darles buenos consejos, mimos, piropos, buenas ocurrencias e ideas propias imaginativas y sicológicas sobre ellas que las ayuden a ser más creativas y felices a tu lado.
Al oleaje de mi mente. En el Metro de Madrid cuando bajo dos escaleras con una mujer que va por delante de mí, bajo la primera tan deprisa como ella pero cediéndola el paso y la prisa, y en la segunda escalera la bajo más lentamente dejándola distanciarse y que sea ella quien llegue la primera a la salida.
Las mujeres están hechas para comerciar con nuestras debilidades y con nuestra locura, pero no con nuestra razón aunque son muy mimosas y ambos sexos tenemos buen corazón. La incompatibilidad de clase social, de espíritu, alma y carácter conducen al abismo a la pareja.
Todos sabemos que con el emparejamiento se prospera de una u otra manera.

El emparejamiento es asfixiante.
Un querer estar solo dos.
Como si de ahí pudiera salir algo.

Cuando la mujer se relaja se convierte en madre.
La inseminación es la introducción del semen en la vagina de la mujer tras la cópula sexual o artificialmente pero eso tan liviano y tan desnudo que parece cosa baladí y engendro de la genética por lo que se llamaría persona cerrada a quien lo impidiera fluir pero que algunos se creen que es lo más importante y verdaderamente nos rebaja a lo animal y a la pérdida de la conciencia durante y pasado el momento y entonces la psique freudiana se hace dominante sobre la voluntad cristiana hasta que regresa la recarga de la castidad.
A mí me gustan las mamás que son una monada. No entiendo otro cuerpo de mujer. Y tengo muy claro que tu destino se decide en la cama. Más que de cuernos se trata de satisfacer sexualmente a tu cónyuge, si no lo haces bien su personalidad será dominante sobre ti y si lo haces bien será al revés. ¡Córcholis qué descubrimiento!
Otra distracción a la que da lugar el imperio del relativismo es al sexo libre.

Uno se queda desgañitado cuando comete el Pecado de Onán.
Hay tanto sudor de teta en la ciudad que los hombres no podemos ni movernos.
Una mujer es como una sacerdotisa. Una sacerdotisa es feroz sobre todo en la cama. Por eso busca a hombres y no a chiquillos. Por eso perdí muchas novias en Europa.
La falta de trabajo produce la denegación de la familia.
Los médicos no pueden ser unos depravados mentales.
La santificación de la mujer viene por la maternidad, donde se acrisola el tesoro que encontró el varón. De nada me vale que se pinten las uñas y se hagan tatuajes y luego todavía quieran llevar los aparejos de pesca si la ley del aborto libre lleva la muerte por delante.
Los hijos no serán la resultante de un revolcón de reviernes, ni llevarán la pareja a la reyerta, no serán matrimonios resultado de la triste estrategia de las familias políticas, sino fruto de una palabra juglaresca, un beso, una rosa, de la literatura y los libros, no de leyes y mandatos del aparato político.

El respeto que le tengo a la carne de ella es que el roce será con cariño. A mi carne será turbulento.
Ellas los agarran del pescuezo por la Puerta del Sol para que no cometan adulterio.
La ancha acera caliente de Alcalá que sube a Sol.
Si los hombres nos quedásemos embarazados no haríamos el amor pero qué gran placer encuentra la mujer en ello.
Las mujeres amando a los niños allanaron el camino de los hombres al amor a las mujeres.
Si yo no me hubiera acostado con tu madre, y no la hubiera hecho el amor, y no la hubiera follado, tú no habrías nacido.
Estas Navidades han puesto paños rojos de bebes del Niño Jesús en los balcones que parece que los tiraban encima de los brazos de los que pasaban por la calle.
Me parece muy bien que la Cofradía de la Virgen del Silencio se coloque con un Belén enfrente del Sexshop de Atocha porque todas esas guarrerías de la noche nos alteran luego el sueño.
Porque en mi almohada del Barrio de Salamanca tenías las manos tan bonitas como las piernas eres la ménades, clodones y mimallones y así el semen salía bourrée y en minuet como las burbujas del champán y manchabas las ventanas ahora que deja de llover y tú que como hembra en gigue llenabas de regalos en casa que no eran el niño.
Por el olor la madre sabe que se ha quedado embarazada y el nacimiento de un gran alma es precedido por ciertos sueños vistos por la madre y todo esto nos quieren quitar a nosotras.
Lo he parido porque es mío,/ y si no he querido no es de nadie,/ pero porque es mi querido es alguien/ y amando a él y a mi marido,/ los haré más fuertes.

La pasión se tiene que reconcentrar para volver a salir.
La condición para tener hijos es ser buenos.
Eso deberían procurar las mujeres en la relación.

Si las mujeres no tuvieran
culo y grasas algunos las
daríamos en los huesos
de nuestra imaginación
como a los viejos impertinentes
de vida putera
que les alcanza
su propio bastón
y les desgajan
los mofletes
de sus perros.

Y si un papá en el "xilosofar" de la noche le dice a su niño que estuvo nueve meses en la barriguita de mamá antes de salir y que tuvo que salir por un agujero, pero que él tiene colita y que de mayor le darán semillitas y las pondrá en la barriguita de una niña mayor, y tendrán un bebé y serán padres como papá y mamá, y harán una familia como hay en casa...y el niño lo cuenta en el recreo.
Una bendición de Dios que no es constante no es una bendición. En realidad es posible que Dios nos haya enviado a alguien para que aprendamos a discernir, para evitarnos algo y para enseñarnos de lo que debemos alejarnos. Ella es enviada por Él.
Los hombres no tendríamos ni conocimiento del sexo si no fuera porque ellas nos buscan y nuestros amigos exageran. Y aunque ahí abajo no quede huella, el rostro es el espejo del alma.
Están las adolescentes locas de la cabeza educadas en ética, no si no han ido a un colegio de monjas y además están más monas con la falda o minifalda que se suben.

Lo primero en lo que se fija una mujer es si llevas anillo.
Y te lo quieren poner.

Tu destino se decide en la cama.
De quien metes en ella.
Yo soy como una sombra para ella.

Todos los pecados se cometen cuando te juntas con una mujer para hacer no sé qué.
¿Y qué hacemos con la sobreexcitación sexual no satisfecha, el estar eternamente excitados, no llega el placer y esa excitación continua y descontrolada, que no satisface el deseo y que llega a maltratar al otro sexo que nos corresponde y deriva en enconamiento y consumismo y frustración y altera el estado natural de las cosas?
No quiere casa aburrida y con herrero, quiere viajes con su amante centauro, no quiere ser hija de guardían, ni sargenta de niños y administradora de recursos, si es necesario su alma femenina la reclamará a lo divino, quiere ser luz de hada, el hombre que no lo entienda no podrá casarse con ella, sin caer en una trampa.
Se volverá muda y hará la guerra, y a ratos, rayos y centellas serán sus palabras.

Cuando puse cara chupada
y la dije que tenía que adelgazar,
ella adelgazó.
Cuando la dije que estaba envejecida
y que tenía que dormir más,
ella durmió.
Cuando la dije que ahora iba a cocinar yo
ella cocinó más.

El hombre es un niño maleducado y narciso, un diletante parsimonioso en espera de su muerte y gloria, ella quiere calle y no vivir enclaustrada con un clérigo de piedra, el hombre va perdiendo su espíritu coraginoso, y no quiere hacer feliz, si el matrimonio no es místico no durará toda la vida, y si se conserva en lata...
La mujer que baila bien/ debe llevar vestido bonito.
Deja las botas de lluvia en ese rincón, tómate un polvorón en esa buhardilla del Palace y escribe algo y luego vete a pasear por el Retiro.
Es una pena/ siendo mujer/ no llevar ropita bonita/ toda la vida./ Esta mañana/ iba por la Plaza de España/ y se me metió una abejita/ dentro de la blusa/ y la tuve que sacar/ por la barriguita/ porque espero niño.

Adoro a Dios.

Y paso mi mano por ellas.

Echaré mis redes.

Ella me mirará
y la pescaré.
Luego iré a la iglesia
a ver a mi Dios.
Nada que venga de mujer puede ser Dios, las mujeres se sacarían a Dios de su sexo y en él ponen sus desvelos.
Cómo me gusta ver danzar a la doncella por los pasillos exteriores del centro comercial Carrefour, cómo me gusta verla discurrir limpia y fresca con su gracilidad a flor de piel, cómo me gusta ver que se me va a echar en los brazos en el carromato de Sanchinarro a la hora de la siesta para darme de besos sin parar.
Me dirás por qué hice eso con la mano/ porque quise quitármela de la cabeza sin cometer pecado,/ la cabeza sin pensar en ella,/ que en esto el Pecado de Onán es sano,/ si el cuerpo está preso de la imagen de la que te ama,/ sin respetar a la esposa y amante que ahora está alejada,/ llámame pequeño saltamontes que no rodríguez.
En qué punto de España conocí a la amada, qué comida y bebida estaba bebiendo, adónde me dirigía, quién como Eliezer me acompañaba y cuánto tiempo me dio Dios para conocerla y estar con ella y cuántas campanadas dieron las iglesias y cuántas olas tuvieron que llegar a la orilla de Cullera y cuántas se quedaron en el camino.
Espero que este día no se acabe nunca porque he quedado con Dios y con ella en los bajos de la calle Orense y nos tomaremos una hamburgesa Whopper con un refresco y luego entraremos en el pub Relé a bailar.
Probado el sexo ya es una carrera que no se detiene.
Yo no tengo ningún derecho a negar sexualmente a las mujeres.
Que una llegue a ser tu esposa/ es toda una conquista de Dios para ti/ y si te quedas estéril/ mala cosa es/ porque se deben tener hijos/ que educar y ver crecer/ en alabanzas a la vida y el amor de la humanidad/ para contigo en tu casa/ que lo disfrutes/ siempre haciendo el bien/ en todo momento.
Se puso en jarras/ y parecía decirme/ lo que no puede la cabeza/ lo puede el sexo/ también luego se agachó/ y me indicó/ también se puede hacer por detrás/ pero la treta/ es estar a su lado/ para siempre/ y me enseñó/ la dulzura de la boca/ el martilleo de las ideas/ y el camino de los hijos/ y te durará lo que te dure la nómina.
No puedo poner ni un póster en mi casa, ni hacerte el amor disfrazado de dama oriental, pero tengo una canoa en la terraza para cenar, danzaremos con los cubiertos de pato a la naranja, cubriré tus tobillos y tus finos brazos de anillos de oro y meteré mi posterior pituitaria en tu sexo.
Yo cuando era joven disfrutaba de mirar en las terrazas a las churris, ellas se vestían demasiado exageradas, pero la que se fue a Sevilla perdió su silla, ahora me convertí en viejo, se me cayeron los huesos y me llevaron en carretilla, después de la muerte, ya no soy el que tiene las riendas de mi alma.
Pensar que podía haber acabado machacando de joven la danza de la muerte en la disco pero que tuve buen corazón y buen sentimiento y Dios nunca me fue a abandonar y me encontró mi lugar seguro y mi salvación junto a una mujer y por qué ahora siempre que me acuesto con mi mujer, yo que me he hecho un bruto con la edad pero que no he aceptado condiciones indignas de trabajo, de relaciones y de vida, y que he sabido esperar y mantenerme firme, le digo estas mozas que me traen no están muy preparadas.
He llamado a todos los lugares y he buscado a la mujer más hermosa y me he ido a bailar y a quitar las penas con ella y ahora me siento más hecho y con ganas de verla pasar la crisis pero no puedo olvidar sus morritos ni sus pechos, ni sus piernas ni sus ojos, ni su cabecita sonriente y su vestido negro de desayuno en Tiffany´s.
Ella me llamó,/ sí ella me llamó,/ la preferida me llamó,/ yo estaba allá lejos,/ ella me llamó,/ quién retrocedió una,/ avanzó dos,/ a dos medias da la hora,/ la larga de media en media da la una,/ la corta de una la da,/ la piel estirada,/ sí ella me llamó;/ y corrí a por ella.
Mi novia se puso un perfume de mostaza y así me comí su cachorris.
Pido ayuda al cielo para no equivocarme pero yo creo que el sexo de una mujer es lo más masculino que hay cuando se pone en alto y nos empala con una negativa de portazgo en el morro del varón.

Cuando veas a una mujer peinarse,
acaríciate tú.
Lo que más me duele es no tener mil vidas para vivir con mil mujeres.

A ver si me voy a
comer tu boca.
Tienes el alma
rellenita.

Nosotros miramos a las mujeres donde poder descargar nuestro flujo seminal.
Esas dos mujeres de Barcelona y Valencia son las dos tortilleras del Ebro que se dan la paliza larga y lentamente en Tortosa, luego tienen dos moratones en las Bárdenas y en los Monegros, y se lo siguen pasando bien en Logroño y en la Rioja.
Entre todas las chicas escoge a una, puesto que la has escogido tienes ya que conocerla, así que vete a hablar con ella.
Vale si te la levanta.
El hombre no debe enamorarse de una mujer si sintiera vergüenza de casarse con ella.
La mujer del cielo te la mandan.
A mí me gustan mucho las mujeres.
Me hubiera gustado vivir mil vidas para vivir con mil mujeres (D).
Ya no se ven parejas besarse por la calle.
La mujer debe vestirse para ir a la cama, la mujer debe demostrar su personalidad dominante en la cama.

Me gusta ponerlas en pelotas.
Les doy el placer a las mujeres si lo desean.
Se trata del mayor placer que van a experimentar jamás.

Un beso tuyo me dejó los labios del coño impresos en la boca/ tú que venías de Australasia/ cuyos gemidos eran los himnos del sexo/ en la taberna de Ángela te encontré/ y como bruja aceitosa me diste de comer morcilla,/ tú eras la hipertensión de los viejos/ cuyas piernas eran la hipersensibilidad de mi escalera,/ me hiciste caer en la tentación del ji-ji y así todo lo que se incrementa sea en base a las gónadas.
Yo cuando voy por la calle/ miro a la mujer/ y me gusta compararme con ella/ y es
gratificante encontrar/ a alguna que es alguien/ y que es superior a ti,/ llena de energías
y de cariño,/ que intuyes que se puede ser muy feliz con ella,/ que nunca la olvidarás/
porque su sello de amor y ejemplo/ quedará impreso dentro de ti.
Vamos despacio disfrutando de la primavera/ y cruzando por cualquier lado/ las mujeres andan ligeras de ropa/ por fin ha llegado la primavera/ y que se dejen de tonterías.
Algunas hablan como un tintineo de una caja de monedas y desean ser sobadas y cobrar por las dos cosas.
Qué cuerpo más lindo tiene esa madrileña que no ha llegado al rango de la diosa Cibeles porque fue en El Jardín del Edén que estaba en Mesopotomia donde se creían como dioses, y esto no aconteció para ella en Madrid ni a Dios se le enristraron por eso las Cejas del Cielo.
Cómo se abría la entrepierna de la chica estudiante del Colegio Mayor/ mientras se pintaba los labios con crema de cacao/ como si cuantas más hojas de los libros pasase/ más ganas de amor sincero quisiera/ y cómo aquellos vestidos contenían/ una pasión venida del campo a la ciudad universitaria.
Cómo me gustan las mujeres/ en su forma campaniforme/ qué no ha podido pasar con ellas/ con esos culitos de fresa/ y esos cuellos de nata,/ esos pechos de meseta,/ y esas piernas de gacela.
Lo guapas que son las mujeres españolas y la accesibilidad sexual con la que se te encaran.
Algunas mujeres parecen chocolate derretido en verano.
La musculosa mujer éstas son las ricuras que a mí me gustan.
La envidia murmuradora, gustosa del mal y repugnante, acompañará a todas las mujeres miserables.
Como mi suegra nunca quitaba la vista del suelo por si se encontraba cosas que los otros perdían yo la ponía un céntimo reluciente en la escalera cuando venía a comer a casa.

Era una chica tan guapa que hubiera corrido a coger el autobús con ella pero esperé porque no era el mío ni ella por tanto la mía.

La tiparraca no puede ni andar con esas plataformas que se ha puesto de camino al Shopping Centre de la Torre Europa y más le valdría que los indios de Azca se las aserraran un poco.

Cuando salen del Banco

Ellas se dan la vuelta
para mirar al que lleva dinero.
Las mujeres donde más están es en las visitas a los bancos.

Siempre les digo lo mismo que no quiero Filosofías en la cama.

El amor es si se puede repetir.
Unos amores que exigen al amado interminables pruebas de su amor para poder estar tranquilos.
Yo confiero a una mujer el poder de que me fascine irremediablemente.

Yo no soy homosexual sino semental o del seminario.

Bajo la acusación de gay o de fray me libraré de ellas.

Se va muy inconsciente al matrimonio hechizado por la locura de amor.

Del comercio con la mujer conseguirás hijos pero por lo demás lo tendrás crudo.
¡Locos los que se dejan llevar por la pasión carnal!¡Para ese momento primero han nacido y luego para amargarnos todos los días!¡Guarda silencio de todo esto!













LOS LIBROS

Los libros no deben moverse de sitio. Yo cada vez que limpio y ordeno mi biblioteca se producen accidentes y muertes entre mis conocidos y amigos.
Llorar sobre un libro es una petición que siempre escucha Dios.
La luz del sol es luz lectora. Y hasta las moscas gordas y verdes leen posadas en una planta de la Torre Picasso.
Los libros han llegado a mí por prístino azar, son ellos los que se me insinúan y me cortan el paso en mi camino. Pero previamente los he concebido, necesitado y soñado despierto con ellos.
Cuando lees tienes un compromiso con el libro de acabarlo, terminar de devorarlo y a ser posible digerirlo, y asimilarlo lo máximo posible.
Ningún libro me es ajeno. Me está diciendo: "mírame, estoy aquí, cógeme y léeme". A mi mujer sigo regalándola una rosa de rojo pasión.
De joven compraba los libros por el título. Luego los que estaban mal escritos, los leía a vista de pájaro. Lectores al fin y al cabo somos con mil ojos de mariposa.
Arrancaba las hojas de la Metafísica de Aristóteles cuando iba por el paseo de la Habana. Un amigo del colegio me denunció por eso a mis compañeros. Y me hice famoso. Era muy profundo y me era muy difícil pasar página. Y quería acabar de leerlo alguna vez en mi vida. Y eso que era joven.
Iba en el metro parapetado con la Guerra del Peloponeso de Tucídices. Un libro que me servía de escudo repantingado en mi asiento. He abandonado libros en los autobuses de la Castellana para prestarlos a otra conciencia desconocida.
Benito Cereno de Melville, la verdad es un libro muy racista, me parece, por eso todavía no lo han llevado al cine, en película en blanco y negro si se quiere. Otras obras suyas sí se han llevado al cine, como El marinero Billy Bud y Moby Dick, la obscura y única naturaleza de maldad que los seres humanos llevamos dentro.
Mientras leo y medito Benito Cereno de Melville, no veo por la calle más que negros senegaleses o haitianos parecidos a los del libro que pasean por Madrid, incluso un coche conducido por un negro, aunque el copiloto era blanco, casi me atropella en la esquina de la calle Prieto Ureña. El coche hizo un giro de sentido y se subió a la acera peatonal donde yo estaba para cruzar. Por cierto, "preto" en portugués es negro.
Con la castidad no se puede leer los poemas de Keats.
Cuando veo a una mujer lectora, me digo, deja el libro, hagamos el amor, y luego vuelves a leer, y me lo cuentas. Creo que estas mujeres son las más dionisíacas.
¡Había encontrado en la Biblioteca Pablo Iglesias de Alcobendas tres libros más buenos, tres autoras, tres mujeres, tres libros buenísimos y no los pude coger!¡Seguro que ya no los vuelvo a ver!




















LA TELEVISIÓN


Leo todos los meses Historia y Vida y Clío, la política culmina en un Maquiavelo Económico, como la pintura en Picasso.
¿Qué el español no tiene razón, ni sentido común y de la libertad? Es normal que los españoles pasemos cada día por decenas de miles de horas de la verdad...
He estado en un sitio muy alto de vacaciones, lo veía todo, y ahora estoy en un sitio muy bajo, y estrechito, y los españoles de ciudad echan miradas como puñales, incivilizados, envidia, de cuerpos groseros, maleducados, te estrellan contra la pared, no quiero pasar por el aro.
El caballo de Troya, la tele es la ruidosa de la casa, la niñera electrónica, regocijándonos en las bajas pasiones y con esta cultura de masas sociata que necesito de más vacaciones para desintoxicarme fuera de España.
Los tiempos que vivimos, la tele, el cine y el protagonismo de los ordenadores han desvirtuado la conciencia que ya no distingue entre el bien y el mal. Ni por todo el dinero te implantan una. El inteligente educa y el que ama perdiendo no educa. No es lo mismo saber que no, enseñar que no.
El hombre y la verdad, zurriagazo a la verborragia, nos dice este hacia es justamente el orto de la razón; el orto de la razón está en la inteligencia sentiente y por consiguiente el sujeto reflexivo es constitutivamente esencial a todo acto de razón.
Y no morir con la pata estirada en la cama o en el sofá viendo la tele y con la boca abierta sin hacer nada, hay que salir a la calle, la sociedad del riesgo a la que nos encaminamos nos espera, dejando de lado toda impedimenta que estorba la labor y meritorio y loable es morir en un alto grado de servicialidad a los demás y sacar beneficio todos de esta empresa.
Los luminarios y cascabeles de la tele estatal me distraen del hambre del mundo con el fútbol para ciudadanos despistados, la ridícula eurovisión, el alarmismo noticiero, el monotemático Tenis, las motos, la tormentosa publicidad, las películas insulsas y ensoñadoras, las series que inducen al pecado, y la cabeza a pájaros...
Yo sofá, yo barriga, yo vagancia, yo hijo en desidia, yo loco norteamericano, yo vulgar, todas las palabras del diccionario con esta acepción es la inspiración de estos dibujos animados en Ingladiand... ingle de cerveza, yo vago en los estudios y en las tareas de casa, por qué me enfrasqué a ver estos dibus con los que mis padres hispánicos alucinaban.
Las cosas no se hacen solas y no se hacen porque sí, se hacen para hacerlas bien, aunque esto implique sacrificio, penosidad, esfuerzo y esmero que no dolor, hay que desear morir en acto de servicio, es decir trabajando para el Estado.





















FILOSOFÍA Y SENTIDO DE LA VIDA

Cualquiera puede ser un pequeño filósofo: basta meditar un libro que se lee, con papel y lápiz al lado, para descubrir tu propio juicio y si estás o no de acuerdo con el autor. De ahí lo conveniente de llevar un diario, de esas notas se ve que de la mente sale un sistema. Escribir un libro y también para conocerte a ti mismo. De ahí nace la semilla del filosofar.

El debate entre razón y Fe está zanjado: la filosofía es la plaste(i)lina de la teología; total, es una teodicea. Para los filósofos, la ética es la base de todas las ciencias (el físico-filósofo es el heredero directo de los antiguos griegos) y la teología es una rama más del saber. En la evolución hemos pasado de lo cosmológico a lo químico, luego a lo biológico y, finalmente, a lo cultural: el bien. Hoy más que nunca el que hace el mal es un ignorante en el decir socrático o es un enfermo.

Desde hace más de 15.000 millones de años en que se produjo el Big-bang (independientemente de que estuviera la mano de Dios en ese instante o no) los seres humanos llevamos en nuestros genes la memoria del Universo. Estamos todavía esperando que surja entre nosotros otro genio como Einstein, cuyas principales leyes siguen vigentes. Está bien que giremos en torno al sol, pero las cosas -en el sentido de Husserl- deben girar en torno a la Tierra, a nuestro cerebro no caótico, independientemente a ese Gran Dios. Y es un milagro, tras otro milagro, tras otro... el que exista la Tierra.

¿Tiene sentido la vida, tiene sentido el amor a la Sabiduría -que nunca se alcanza- pero hay que estar en el camino?¿Es la novela su actual refugio?¿Existe la profesión del consejero ético en la empresa norteamericana o tiene razón de ser un comité de sabios en el Parlamento Europeo?¿Será la informática el campo de cultivo de la nueva filosofía? Unamuno ensalzaba el Quijote como el cristo español y consideraba a la mística como la filosofía netamente española.


Carta a Voz Pública 8 junio 2001

EL BESO DE FACUNDO GÓMEZ

¡Beso, besar el beso!...
Si al besar tu boca
tu propio besar beso.

Copa de guinda y fresa
es tu boca ardiente
que dulcemente me besa.

No hay corto ni largo beso
que deje de ser besado
si el amor han sentido
si las bocas se han juntado.

¡Dulce besar que tanto inquietas!
¿Qué es el beso si no es llama
ni dolor hallo si me aprietas
y le siento en la paz del alma?












A ESAS DESCONOCIDAS

LAS RUSAS
son muy sosegadas.
Bien educadas,
de belleza misteriosa y excelente.
Son muy inteligentes,
tú eres sensible a ellas.
No soportarías su ausencia.
El sexo con ellas es sencillo.
Dos rusas en una sala magnetizan.
Saben que el Estado y otros elementos te pueden sacrificar.

Eslava aunque esclava,
ya me libraré,
y me libro en otro lugar
de donde me quisiste fijar.
Como musa en la telaraña.
Me enseñaste humildad
no me abroncaste mi soberbia
ni valoraste mi ímpetu.

LA BRITÁNICA,
no te apiadas
se te iluminan los ojos,
si puedo cumplir tus deseos,
no abres espacio a la aproximación.

LA ESPAÑOLA,
tienes mucho de tontería.
Fácilmente se pierde.

LA GALLEGA
se quiere sentir importante,
quiere un hombre que se lo haga ser
porque sabe lo que ella vale.
LA CUBANA,
está llena de vida y azúcar,
te topan, te dan cancha, te atrapan.

LA MEXICANA,
huele bien a crema untosa de Monterrey.

LA VENEZOLANA,
la más guapa.

LA RUMANA
Muy sexual, cariñosa y casera,
conveniente para el español.

LA COLOMBIANA
Interesada y libremente desapegada,
unida y yendo por delante al hombre.

LA ARGENTINA
Le gusta tontear y te enseña profundamente.

LAS CHECAS,
egoístas.
LAS POLACAS,
como una mole.

A TODAS ELLAS,
les gustaría dar golpes de pulsera,
no sé con qué parte de la mano nos abofetean cuando no llegamos a un acuerdo,
o si algunas huyen para que no se la retuerzas.

DOY GRACIAS A DIOS
Faltó el sacramento.
Y yo no estuve a la altura.

LA CONDUCTA DEL FILÓSOFO

El filósofo hace dieta porque los alimentos son un medio para la salud.

Si no tiene familia no ve necesario tener un coche que es un lujo e ir derrochando la mala gasolina al ambiente.

No se contenta con lo ya sabido y conocido siempre busca nuevas explicaciones pero no se pierde en hacer disquisiciones porque su meta es el cambio social.

Es humilde hasta donde le permite su posición de chinchar y tirar piedras.

Los filósofos no logran verse en el espejo.

Saben que las mujeres entrañan un buen peligro.

Nunca practicara de burgués de salón si esto es encerrar su libertad.

Tendrá muchos encuentros con la gente para filosofar.

Un diálogo no puede conducir a una pelea sin que el contrincante de la falsedad haya quedado derribado.

Todos aquellos que tienen miedo a la filosofía y miedo a la religión pero aquélla es muy natural.

La filosofía es el amor a la sabiduría que nunca se alcanza pero que hay que estar en el camino.

La verdad se establece suavemente aunque el no seguirla sea trágico.

La acción y el cambio es lo que persigue toda filosofía.

Todo político ha de ser antes filósofo.

Tiene que haber una evolución creativa sin mengua de realidad en el pensamiento.

El filósofo no lleva amuletos sino libros.

Nuestra diosa es la Sabiduría y a ella rendimos culto y dedicación.

Ella o Dios nos va acercando a los libros en el momento propicio y a las fuentes del conocimiento.

El estilo del filosofar es muy cabalístico.


















CONSEJO DE LAS VULPES

No hables tanto de ti y deja que ella hable de sí. Puede ser muy interesante, y no te empeñarás en falsas promesas y halagos. Tampoco huyas, aguanta la arremetida de ella, e intenta prestar atención y memoria a su nombre. Ten paciencia tres veces, reflexiona en tu interior lo que te dice, y dale sentencia final, a si puede ser tu pareja estable. Vela por la belleza, que es fruto divino dado por los dioses a las semillas humanas.

Entre todas las chicas escoge a una. Puesto que la has escogido tienes ya que conocerla. Así que vete a hablar con ella. Y conoce al momento su tono de voz, su temperamento, su espíritu, sus ideas, sus risas y su contoneo.

El hombre no debe enamorarse de una mujer si sintiera vergüenza de casarse con ella. Es más, no te enamores de quien te daría vergüenza hasta pasear con ella.

No es aconsejable hablar de amor a una mujer desde el primer instante: un sistema tan directo sólo tiene éxito con las concubinas.

No a una expresión de amor tal y como la conciben los comerciantes. No hablar de matrimonio a la primera vez que os conocéis.

Cuando supliques a tu dama pide una promesa de "recompensa tangible".

El verdadero objeto del amor consiste en alcanzar los consuelos dispensados por la parte inferior, en la cual radica el cumplimiento de toda acción amorosa. Por ello, es preferible aquel que elige la parte donde sus afanes encuentran fruto, y no aquel que se contenta con la mitad donde sólo puede hallar placeres preliminares.

Vale si te la levanta.

Estimularlas, quererlas, darles buenos consejos, mimos, piropos, buenas ocurrencias e ideas propias imaginativas y sicológicas sobre ellas que las ayuden a ser más creativas y felices a tu lado. Que se valoren y ser cariñosos con ellas.


LA EXPERIENCIA DE LA PUTA

Si existe el preservativo, pues bien, siempre que no se quede dentro. Si una mujer es bella y quiere vender su cuerpo un rato o un rato más largo...

"Seré prostituta hasta que mi cuerpo aguante porque, vamos a ser realistas, con ningún otro trabajo se consigue este nivel de ingresos."

...eso es también contribuir con un disfrute a la sociedad, cumple una función estética pública siempre que no sea por la fuerza ni obligada...

"SERÉ PROSTITUTA HASTA QUE MI CUERPO AGUANTE PORQUE, VAMOS A SER REALISTAS, CON NINGÚN OTRO TRABAJO SE CONSIGUE ESTE NIVEL DE INGRESOS".

...así la prostitución regulada y saludable sería una manera de sacar rendimiento sexual sin hijos de un cuerpo hermoso.

Como siempre se tratará de dinero y no de amor en sacrificio.








MIEDO AL CASAMIENTO: KAFKA, PESSOA Y TANTOS OTROS
(“No con quien naces, sino con quien paces”, La lozana andaluza, Francisco Delicado)

El amor, ¿miedo al amor?, ¿miedo al casamiento? (Agujero negro que parece devorar o realizar, según la suerte, a los varones. El primer amor de Samuel Beckett:

- Déjate devorar, yo te amo –te dice la compañera.
- ¿Quieres que me arriesgue, enteramente? –Le contestas que eso es “La Metamorfosis” (Dalí también se creía lo de un insecto con una “Mantis” antes de conocer a Gala y sus cerezas).
Te dejaré salir –te dice-, sin esfuerzo te dejaré perderte en tu soledad (la de Kafka, la de Proust...,) después de sementar, sembrar hijos, difundirte y propagarte en mí.
- Sí, si eres un monstruo, te advierto; yo solo lucho contra Dragones –contesté-. Eres como una perla que se enhuesó en mi concha. No temo la perla, sino que en la noche, en burla, burlando, se convierta en cacerola.
¿Patinamos? –me dijiste Vera en la DDR, seamos felices, pan y cebolla en la adversidad, y más oro en la senda favorable del patinaje y que nunca se convierta en patíbulo. Yo lo creí, pero no di ni un paso.

“Lo que tengo que hacer, no puedo hacerlo más que solo. Poner en claro los fines últimos”, confiesa Kafka a su buen amigo Max Brod. Loco o genio, desordenado por no tener mujer, Kierkegaard se apunta. El “te temo” (no porque me persigas/ sino porque me cercas) de Pessoa y por tanto, “su bofetada” antes de que sea demasiado tarde e irreversible: el niño. Papandreu se ha vuelto a casar. Goethe amaba a las mujeres. Schiller, su amigo inseparable, amaba a los niños y a las mujeres. Ambos se casaron. Como sean los objetos decorativos de sus respectivas casas, así entenderemos la psicología de Amor. Cervantes se casó; al Quijote no le dejó.

Si a los treinta años no te has casado, tu apedreada abuela de Cataluña te dirá que no eres romántico ni maduro. ¡Ahora que yo empezaba a disfrutar de la vida!

Pero, dime, ¿qué te rodea?,¿qué te cerca?

Niñas, imberbes, pijas, hipnotizadas por el aire, las novelas y el “show” del más payaso infante o aquellas secretarias albayaldadas de televisor, que teclean y fotocopian tus pensamientos y sentimientos, de infames dinerarias ideas. ¿Viste pasar a la cometa Venus griega, diosa y estrella?, ¿o se eclipsó?. Y no volvió.

¿Pero no vale la pena un juego de estos, Vera, en que te arriesgas a no encontrarlo? –te pregunto.
Al tropezar una mañana en la piscina de Jumbo con una mujercita que iba en buena dirección, me dije, ¿hay pretextos que justifiquen que cortes el hilo, te pongas a flotar y nunca más vuelvas a aterrizar?
“ALEJATE, APARTATE, SEPARATE”, son palabras que no te atreves a decirle a ella, por eso eres tú el que se aleja, el que se aparta, el que se separa, el que huye “victorioso” con las orejas gachas pero con dientes de lobo. “Nadie sabe que tu secreto es huir de ellas”. La soledad y el ahogo harán nacer en ti, un Kafka, con sentimientos de culpabilidad, que fue la clave de su obra y vida –como indaga Ch. Moeller en “Literatura del siglo XX y Cristianismo”-.

“Encastillamiento” místico de K.: Ella es inocente, yo soy culpable. No debo ser bueno, no debo adulterarla, ¿complejo Edipo? Le diré adiós a Vera, en la puerta de entrada, en el compromiso matrimonial, como Pessoa, Marcel Proust o García Lorca (las torres de Córdoba y el novio, jinete herido de muerte allá va). ¿Para qué huir? Apetéceme dejar que las cosas sigan su camino y no trabar en observaciones inútiles. Hay que adentrarse en la sociedad y la familia es la célula primaria –te dice <<>>-. “Este peligro no es imaginario, antes por lo contrario es más real que las cosas reales” –le contesto kafkianamente.

Desde septiembre a finales de noviembre de 1912, Kafka en éxtasis, pasa sus noches escribiendo, “América”, “Metamorfosis”..., en vez de estar en la cama, junto a mí, la señorita F.B., ¿cuáles son sus fines últimos? –escribe airada, pero complaciente la que pudo ser su primera esposa-. Kafka se sitúa y se hunde en sus temas (como F. Pessoa en su covil cervigudo), como un animal se hunde en “La Madriguera” que ha fabricado:

“Arreglé la madriguera y parece que salió bien. Del exterior apenas se ve un grandioso agujero, ese agujero no conduce a ninguna parte [...]. Sin embargo, a unos pasos del orificio, se abre la verdadera entrada, cubierta por una capa de musgo, que yo puedo levantar: si hay en este mundo alguna cosa segura es este lugar”.

Los fines últimos de los que hablaba fueron la tuberculosis y el sanatorio. En Praga en 1920 cara a cara con su enfermedad y la mano de Milena Jesenska..., ésta, el último cuchillo que hurgó en su llaga...”Sin ascendiente, sin matrimonio, sin descendientes, con un vehemente deseo de ascendientes, de matrimonio, de descendientes. Me buscan, pero no me encuentran” –llora Kafka- La literatura maldita o mágico realista, que vislumbró, la religión hebrea, su enfermedad, la ruina económica..., desmoronaron su casamiento. Después de muerto le seguimos su pista por pura casualidad, pues mandó quemar todos sus escritos, pero alguien no le obedeció; de haberse casado (historia que no pudo escribir), tal vez hubiese actuado como el profesor Kien en la novela premio nobel “Auto de fe” de Elías Canetti, en el que a los cuarenta años se casa con la sirvienta que contrató para limpiar la biblioteca; no tiene cultura y él, fiel a la verdad, la maltrata. Ella le envenena y flirtea con otros. La casa no tiene muebles. Ella logra comprarlos...











JUVENTUD Y EGOLATRÍA

Alguno de los que han celebrado la fiesta de nochevieja en el cementerio de La Almudena seguro que no ha regresado a casa. Han despertado a los ángeles guardianes del domingo de Resurrección y no comprenden lo que ven. ¡Los han cabreado y los demonios y los muertos y los perros fieros van a ser sus okupas durante este año!¡Mal presagio ganarse a esta hora de la noche del nuevo año la maldición!¡La marcha de las llamas de los locos va durando!/ Todo se va perdiendo por la dejadez y la corrupción. Si los maestros no enseñan los alumnos no se espabilan. Si en la ciudad hubiera semáforos estropeados menudo problemón. Si en el gobierno no hay políticos eficaces no se despejan balones. Si los operarios no trabajan no hay luz ni gas. Si las parejas no perdonan y se aman se pierde la relación. Si los amigos no se ven se pierde la ayuda. Si no se hacen los deberes se pierde el tiempo. Si no se limpian el coche y la casa no se disfrutan de ellos. Sin una disciplina diaria el cuerpo se abandona y enferma. Si la función pública es un comadreo.../ Entiendo por conducta buena respetar a la policía, sortear las impertinencias de los papás cuando vas al colegio y aparcar correctamente el coche y dejar la basura en el cubo apropiado. Lo que es propiamente bueno es ceder el paso siempre que se pueda, no malgastar el dinero y no decir palabras malsonantes, insidiosas e inoportunas. Se debe tener aseo personal y cuidar la vestimenta y en todo fomentar la fuerza corporal y la belleza. Se debe trabajar y ser útil y así dormir recompensado./ Si se prohibe el veneno del tabaco, deberían de prohibir hablar, la maledicencia en las conversaciones, el placer de rajar, de herir y la pasión de los que dicen memeces. Deberían obligar a pensar para hablar con amor y gracia, y no un enquistado marujil proceder que debería pasar por el Quirófano Estatal al deslenguado que hace boquilla sin filtro de razón./ Tu espíritu vivifica a todos, un paso de imitación y contagio, como estés tú estará la comunidad, una brisa distendida que pasa y alegra a todos, un ejemplo de una manera ejemplar de ser feliz que se aspira a imitar, porque atenta y desentendidamente haces feliz a todos los que te rodean que no es poco, nadie te hiere y a nadie les pides, te dedicas a vivir alegre y desenvuelto haciendo favores a todos los que contigo quieren departir, ésta es tu misión./ La gente está muy mal físicamente, está fatal, no sé qué vida llevan, todos los días son raros y raros, está la gente muy preocupada, os están destrozando el panorama, no sé qué os va a quedar sano.
LA DAMA SIN CORBATA

Encendió una vela para jugar y los demás a ocultas, la imitaron con fuegos verdaderos. El edificio prendió por todas partes mientras cantaban: “¡TÚ TUVISTE LA IDEA!”. Rosa corría para escaparse, mas entre escalones se dio cuenta de que nadie la seguía: que era ella sola la que se salvaba y, por tanto, la culpable ante el juez o la ley al explicarse. Si regresaba a buscar un testigo podía fallecer en el intento. Ahora sabía, ¡que ella tuvo la idea!


Dices que ya no soy buena, justa, ni verdadera. Todo porque me he tapado los oídos sin que te dieras cuenta cuando antes, alterado, arsénico..., me insultaste. Dices todo eso porque no me ves hecha un estipendio de alfeñique, sino crecida. “Te duele no verme dolida, porque no sé cuáles fueron tus palabras”. Y me odias más, pero ahora lo dices atemperadamente, hasta incluso amorosamente. Fueron grandes voces las tuyas, retazos pútridos de arremeter, y la multiplicada real agresión verbal. Pero ya ves, ¿qué queda?, buena, justa y verdadera (mas debiera haberte escuchado para saber qué es lo que quieres decirme ahora).


Muriel Sitz acariaciaba un pasaporte y un “perster” (perrito-hamster) que tenía entre sus manos; la acompañaba un “novio aferrado” que empeñó su juventud en pagar las letras por un coche rojo. Lo regaló ñoñamente, a la que se despedía del aeropuerto de Barajas, para no volver a la ciudad “grande-ruidosa-sucia”, como calificaba a Madrid, pues era de otra y de alrededores mejores. A galope habían metido al abrocatelado choricero español en la sopa de fideos eslava, y ahora le decían que se saliese del cueto, una vez cocido, cosa injusta para un pionero. Acariciaba ella más, en conclusión, el pasaporte que a la odorífera salsa formada por sus pensamientos, mas un recaudado libro de citas que no ocultaba al mozo, como nueva moral romántica, pues le habían educado a no suicidarse cuando acudiera el cerco de los no europeos.


El mismo profesor de japonés puede darte la gimnasia. Cuando te enamoras de un asiático en un mundo revuelto no faltan las arqueras contrarias. Si ellos persiguen lo que se les escapa, la revolución cuadrada de la mujer cuesta arriba, en tiempo bamboleante, es despensa del suicidio. Cuatro climas tiene la afrenta de la china metida en el ojo de la médium tríptica y cristiana. ¿Qué culpa tiene ella de estar desnuda y él tan simple? Si el azar escogiese entre uno de los dos enamorados, ¿los separaría regentándolos con el casamiento, en vereda cristalina? Ya están dichas las dos afrentas; las restantes te las traerá el alba. Taciturna, ¿quién te va a amarrar o hacer llorar si encontrándome con la profesora de nipón me abstuve de sus servicios perniles y me enseñó el prestigio necesario de aquella isla en el Océano ulular? Porque es tu entierro, te digo, rápido, que ya ha amanecido, las otras dos afrentas: “que ella es Océano y tú, hombre, isla”. Si en el almiar se reduce la yesca, ¿qué queda? Y si por decir esto no llego a decirlo todo, perdona Ana, que entonces yo tenga que llorar por no saber explicarme.


Habían raptado a su novio. Si acertaba el número de teléfono del lugar donde se encontraba y sonaba su llamada, lo pondrían en libertad. Pero eran tantos números, tantas combinaciones...Marcó y marcó cifras en el móvil sin dar resultado. Ya le estaban quitando las constantes vitales, contoneantes. Como jugar al baloncesto con las manos en los bolsillos.


Entró en el autoservicio; se le adelantaron tres germanas, pidiendo poco. Al llegar a pagar, obligaron a Petra a comerse todo lo que no quisieron en el menú las restantes, que le precedieron (para cerciorarse del cumplimiento llamaron al guardián de la caja). La barriga se agrandó, el mondongo arrastrándose por el suelo, y la cabeza buscando un sitio donde sentarse: el mundo se ridiculizó a sí mismo.

¿Qué era un pequeño error?, se preguntaba Freda. Estar segura de algo y convencida de ganar una carrera de caballos, pero optar por el camino más fácil o adelantarse con trampa. Cuando las mejores pierden. Como sentarse en el trono del Rey Arturo sin dejarle partir para la batalla, donde pudiera perder la vida (y tenerle ahora postrado junto al asiento). Se comete el pequeño error, le dice Merlín, por aburrimiento, por no querer seguir la corriente u obligación, por querer ser diferente a los demás en la forma de conquistar el poder, por diversión y llamada de atención (por lo que se lleva puesto o lo que se va a acabar). Y por ello se castiga. Se pierde.

Una ola llegó de la cama de su compañero de cuarto, a ella que estaba en la costa con un chico, mas como no sabía si a él lo rescataba y jugueteaba en brazos en la orilla o en alta mar, venía tal vez de la cama de su compañero como un niño salvado antes del mar y ahora jugueteaba filosóficamente en la arena con su chico, ¿si sería de ellos dos, el hijo que tuvo?

Viste a unos niños correr al viento, pero estabas acostumbrada a cosas grandes, acurrucando todo al son del huracán, y cosa tan simple quedó en vórtice, pasando por debajo. Transportaban un trofeo que les arrebataste; pero si hubieras mordido la copa dulce con la que te adjudicabas el rapto resultaría mancillada, la habrías escupido y ofuscado al ribazo, desde la tribuna de tu cadalso, al haberles quitado la ilusión.

Era una tarde gris, sin colores, en el redondel de la plaza de las Ventas: entró el torero a lomos de un hipopótamo (que no era rinoceronte) aplaudido por todos los que estaban en los tendidos; el toro que ya le esperaba, arremetió contra el paquidermo, que a fuerza de desangrar y por los desgarros esparcidos por la arena, hincó sus piernas en el suelo; el torero saltó tartamudo, pedagogizante y fue cogido, rodeado por el ambiente.
Empezó a llover, la plaza que resultó ser de barro, empezó a desmoronarse; la gente salía por la Puerta Grande. El toro revoloteó en tierra contra Luis, que yacía inconsciente, pues le habían tomado por felpudo los que huían despavoridos. Lucía arrancó un “poster” mojado de una peña taurina, y con un juego mágico de muñeca se lanzó a capotear, engañar y salvar a su novio del fiero, sofocado y trágico animal; duró poco la lidia, no tuvo premio por ser su actuación en la calle, donde tener razón es imprevisible, y el toro desenmarañó su pedazo de cartón, que alzaba; con los ojos bien abiertos fue cogida. No habría vuelta al ruedo.

Si era alumna y los profesores (aliados) la había coronado en maestra, qué culpa tenía ahora la Gran Hermana, si suspendía a todas sus camaradas (Myriam recogía basura para tirársela a la cara, cuando ella deseaba que se restableciera su título). Alguien se dirigió a su pupitre (Olga, María y Sonia). Y le dijeron: “Va a haber una fiesta de fin de año; no faltes es tu última oportunidad. Podrías arrugar tu diploma y sacarlo a patadas desde la puerta del local a tu casa. ¡Estaremos detrás! Nos mofaremos de todos esos profesores demócratas y gregorianos”. La niña (que ya era mujer) daría las clases con chupete. Tal era la laureola final.

Eran muchas las de la promoción; las perseguían los indios “xious” mezclados con “apaches”; las rodearon en una explanada del bosque (iban a llover sus flechas). Pero no atacaron. Construyeron ellas rápidamente unas altas barricadas de leña y no viendo a los pintarrajeados se dedicaron a pasear. Purita, viendo que esa no era la solución final, alertó gritando: “Hay que construir el techo de la cabaña”. Pero no la hicieron caso; seguía habiendo tiempo, pues los indios estaban entretenidos en no sé qué. Y llovieron, por fin, las flechas, muriendo todas atravesadas y sin defensa (la intención de Purita había rebotado, como se juega a la pelota vasca). Pero alguna dijo, que habían sido flechas de cupido.

Sonaban más de las cuatro en el obelisco de Torrelaguna (Madrid), cuando entraron a yantar. Tenían dentro todos el mismo rostro: uno era director de ordenadores (comida y siesta) y los otros eran obreros sumergidos (patatas con carne o siesta). El que llevaran barba no quería decir nada (el Catedrático de Guernica pudiera ser que nunca haya visto la sombra del cerdo); el que la llevaran, tampoco (ven el símbolo del dólar en el filamento de la bombilla, y no se da). Ya estaba otra vez Patricia meneándose ante el espejo, entonada por el vino; prefería tocar todos los instrumentos a ser directora de orquesta, en lo que se resumía el nombre de aquel pueblo: “hacia la torre eléctrica está el cementerio, laguna donde no conviene adentrarse”. O el antiguo refrán: “En Torrelaguna, ni mujer, ni burra”.

Maria Paz estaba pescando en la Bahía Leitâo (en Sao Martinho do Porto) cuando toda el agua la arrastró hacia un agujero en el centro de la concha, (un pozo absorbente importunado por el anzuelo), mientras la playa se iba desnudando, quedando las arenas al descubierto. Mientras su novio Juan sujetaba la cuerda, bajó hacia el fondo en busca de la supuesta recompensa prendada por el hilo. Creció el mar de nuevo, revolviéndose en terremoto, inundando la bahía, y el novio desapareció presuroso hacia la costa. Maria Paz luchaba por sobrevivir, buceando abismalmente contra la catarata ensordecedora de un posible lavado de buzos. No alcanzó el fondo, ahora tampoco la superficie. El espectáculo era de color gris: un cuerpo flotando a la deriva.

A Elena le pusieron una música, una sincronización de luces y bailando disfrutó de lo lindo. Mientras bailaba con el ritmo fue perdiendo la memoria, y ya no sabía quién era. Cambiaron de disco y siguió buscando el estilo musical anterior, que le parecía raro pudiera haberse extinguido. ¿Quién era el responsable? Ya no sabía, ni siquiera, en qué plataforma o discoteca se encontraba. El pasado ya no regresaría (si lo hiciera habría otra canción rodando) y el futuro lo emprendía sin memoria.

Gloria, la solterona, cruzaba el porche de la casa de los comentos donde todos estaban muertos, pero glosaban. Subió la escalinata sin que la siguieran las pelotitas ni nadie, y al contacto con el nuevo espacio, se rompieron dos ventanas por su presencia. El histerismo, abajo, fue tremendo, y la instaron a arrojarse por el hastial de la fachada; pues estaba muerta, no se haría daño, y regresaría a la sala de espera, cruzando otra vez el jardín. Pero pensó que, tal vez, la estaban envidando, pues podía ahora volar a otro paraje o lugar que no fuera una simple casa de juego. La decisión fue lanzarse al aire.

Todos aquellos bárbaros alanos tenían un mensaje cifrado, que la oficiala romana, Julia, protegida de un peto de crónicas, intentaba descifrar a solas, antes de que amaneciese y tuviera lugar la batalla. Escapó de la tienda y refugióse con los soldados, pues esclavos suevos no dejaban de importunarla y distraerla con vesania y sexo para que no vaticinara el asunto. Tal vez descubriera la estrategia que iban a emplear los enemigos a la mañana siguiente, cosa que aumentaría el número de esclavos y disminuiría el de muertos; pero amaneció, y sin desayunar supo que el éxito o no, de su opaco propósito, dependía de la tortura de uno o dos de aquellos seres con los que el Imperio se extendía, a lo que se negó, pues ella tan sólo era una cronista.



LA ACCIÓN DEL MOZO DE GESTORÍA
acto
hecho
obra
labor
gestión
trabajo
tarea
movimiento

EL MOZO DE GESTORÍA I
CÍRCULO DE CALIDAD
- Mírate al espejo de la nómina.
- Veras con qué mala cara sales.
- El director general tiene firma de loco.
- El gerente dice que “va más allá todavía”.
- El nivel de Tolerancia de la Dirección ahora va a ser cero.
- Esperamos sinceramente que recapacite y vuelva a ser la trabajadora respetuosa, eficiente y diligente que era hasta que la hicimos fija.
- Hoy me pongo el traje de que me resbala todo.
Más de una vez mi jefa me ha revisado los cajones en mi ausencia. No sé cómo proteger mi intimidad. Tasa tu valor, pone motes y disminutivos. Y no respeta a nadie en su sala.
Quiere que me vaya a la calle, tierra de todos y de nadie. Ayer me amordazó frente a todos los de enfrente. Es inteligentemente absurda. No le gusta mi manera de ser perfecta en la ejecución de las tareas.
Me han puesto como modelo a un hombre máquina. Qué ademanes. Es corto. Algún día tendrá su resbalón yendo a coger el cercanías.
El jefe me pide que seamos simples. Los jefes están enfermos. Están en su locura. Esta empresa parece una Casa de Locos. Y es la vorágine de la locura. Determinaciones mortíferas:
- Toses luego finges.
LA CALAVERA
Una jovencita se sentó a su lado
- ¿Pasa por aquí el 43, que lleva a Estrecho?
- Sí.
- ¿...y tarda mucho?
- Antes solía tardar unos 20 minutos. Ahora va más deprisa.
- ¿Y cuánto llevas esperando?
Suben al autobús. Ya se lo había indicado, que el barrio de Estrecho estaba en lo alto de la cuesta de enfrente, dirección al barrio de los proletarios. –“¡¿Qué pasa guapa, que llegas tarde?!” Pero nunca se le ocurrió, decírselo.
Dentro dos señoras chismorrean:
- Yo no pierdo el culo por un asiento del 45. Antes me voy a remo.
- Mal presagio..., y al abrirse la puerta, le di un empujón.
- Cuentan que un toro esperó en el ruedo, y al salir se fijó en la uña del obispo, y lo que parecía un movimiento, luego los embistió por dentro.
El conductor del autobús le dio con la mano unos tijeretazos al ticket, unas palmaditas en el hombro de aquel joven, porque le quitaba la visibilidad, en aquella mañana la gente se presentaba de muy mal café.
- Fumaralla, me llamo, y llevo cuarenta años dando tumbazos con la gente, sobre las cuatro ruedas de Madrid.
- ¡Que no leño, que a Vd. Firme, que le secuestramos, y le llevamos a Pedro Chopera 2!
- Misma, tú no has picado, ¿estás mal de la olla? Yo tengo una obligación.
- ...¿Subes o te quedas?
(ANULADO-Siguiendo, le alborotaron la gente de en medio, esperando para desplazarse, o bajar, y mi adjunto se dio cuenta que era diestro del valor, que la mierda y la morralla de la gran ciudad de inmigrantes, a la hora en que el sol se tumba.// - Entornó la mirada por los retrovisores a la tienda de frutos secos..., llevaba un humo húmedo, dos gafas untadas negras, y en los lados, dos lazos de luto por la muerte de un compañero, que voló su autobús la Eta.// - Es horroroso que alguien fume un puro, cuando entra un soleñol señor y la ventana se va corriendo a interpares en el aire...¿por qué se casó mi cuñada” ¿por qué no han jodido tantos años?// - Va por la ventana, pasa de los adelantamientos, sus zapatos pedalean en blanco, las mangas son testigos de lo castizo y lo íncubo.)
Levanta la cabeza, que va recostada bajo el volante, mira al agente que se había metamorfoseado en minotauro de Picasso.
- ¡Ohy, una calavera!¡Yo soy una calavera!¡Cla-cla-cla-cla...!¡en el tortuoso bus de los baches!¡Cla-cla ta cla, y estoy ahí, para divertir a la gente!
- Que no te mire un tuerto...
- Anda a esconderte, ciego del once, que te voy a dar un tirón a la solapa, y luego un frenazón que te vas a ir al cinco..¡Achús..., y todos al suelo!
- ¡escondete ya mudo, que viene el viento!¡Coño, el redoble del bote!
Pues mira, como eres calavera, y yo estoy alienado, en tanto tú y yo, estamos aquí, ¡estamos y no estamos!, que a ti te da igual, tú sabes que el que aquí sube, a diferencia de lo que sucede en Barnacelón, nos enteramos de que es mucha la eczema de los testiculares.


EL MOZO DE GESTORÍA II

Hoy ha estado en el Infierno del INEM DE SANTAMARCA. Jose Manuel tiene el papelito azul celeste Nº 74, hace puñetas con él en la mano, pero no le rompe las alitas.

- ¿Qué haces?
- Nada, solucionando papeles.
- ¿Por qué número van?
- Por el 68.

El funcionario pregunta por el 66.
- Otra vez.
- Ya se ha quedado en el 66.
- Vamos, por el 68, señorita.

- ...el 69,70...
- Eso es lo que pasa a esta hora, empieza a contar números, y no están.
- el 71,72...73
- Ese mismo soy. No sé si voy o vengo, señorita.
- Toma macho, voy a echar un humo por ahí, que estoy de los nervios de tanto esperar.

Nunca he visto, al atardecer luminoso en el Bernabéu, descender la lluvia tan aposadamente, de esa manera se siente reconfortado. Leía el periódico a día pasado, y escribía con deportividad...

El humo quita el aire respirable, casi huele el paso de cebra blanco, recién pintado, y los coches ni lo ven.

Los seres humanos no nos armonizamos, bien sea por exceso o bien sea por receso; y deberíamos ocultarnos, y no vernos, los días de luna menguante.

Si destruyeran la Luna piensa Jose Manuel, quizás por algún efecto extraño la gravedad alargara nuestras vidas.

Madrid, es que tiene un clima muy raro
que se pasa del frío al calor,
en un pis pas,
y en cada rincón te resfrías.

- ¡Qué horror, qué horror Dios mío, no tenemos Dios!













MEMORIAS DE UN LECTOR DE LIBROS

No es lo mismo saber que no saber.
Enseñar que no enseñar.
Hablar que no hablar.
Escribir que no escribir.


Cuando lees tienes un compromiso con el libro de acabarlo, terminar de devorarlo y a ser posible digerirlo, y asimilarlo lo máximo posible. Por eso más que literatura superficial me gusta el ensayo veraz y lúcido. Necesito ideas para funcionar y fundamentar mi realidad. A veces me las aportan familiares y amigos y las anoto. Pero me gusta siempre emprender algo nuevo.

Los libros han llegado a mí por prístino azar, son ellos los que se me insinúan y me cortan el paso en mi camino. Pero previamente los he concebido, necesitado y soñado despierto con ellos. Ha sido un encuentro mutuo. Y muy fructífero porque han constituido mi ser. De lo bueno de los libros y de su lectura.

La vida valía la pena si se coronaba en un libro.

Diego de Torres Villarroel era un joven salmantino tan soplado como yo.

Muchos libros serán escritos y pocos valdrán. El tiempo asienta lo que es una obra de arte, aquélla que de generación en generación seguirá siendo comentada y rescrita. Y la hará eterna. Por eso es una obra de arte.

Uno debe hacerse su propia tradición. Por eso debe leer mucho. Tiene toda la tradición anterior por leer.

Se lee bien entre los veinte y los treinta años. ¡Se pueden leer, resumir y memorizar en ese tramo de edad al menos unos cien libros al año!

Cuando se lee se desempolva el espíritu de un libro. Se resucita al autor. Con los libros me he comunicado con el Cielo.

La luz del sol es luz lectora. Y hasta las moscas gordas y negras leen posadas en la hoja de una planta de la Torre Picasso. Los ríos, como el río Tormes, leen cartas de amor tiradas desde un puente romano.

Cuando un libro se moja resucita el alma con que fue hecho.

Llorar sobre un libro es una petición que siempre escucha Dios.

Iba en el metro parapetado con La Guerra del Peloponeso de Tucídices. Un libro que me servía de escudo repantingado en mi asiento. He abandonado libros en los autobuses de la Castellana para prestarlos a otra conciencia desconocida.

Arrancaba las hojas de la Metafísica de Aristóteles cuando iba por el Paseo de la Habana. Un amigo del colegio me denunció por eso a mis compañeros. Y me hice famoso. Era muy profundo y me era muy difícil pasar página. Y quería acabar de leerlo alguna vez en mi vida. Y eso que era joven.

Pensé que a Kafka le hubiera ido bien respirar el aire de Guadarrama.

De joven compraba los libros por el título. Luego los que estaban mal escritos, los leía a vista de aeroplano. Ahora ni los leo si están mal escritos. Lectores al fin y al cabo somos con mil ojos de mariposas.

Escribí Pequeñas Excogitaciones como Pascal y tuve una esquizofrenia religiosa, de razón y fe, con San Agustín, Santo Tomás de Aquino y Unamuno.

Mi maestro el filósofo y humanista sevillano y ambulante Juan Blanco de Sedas decía que el libro de Moby Dick le cogió como un toro, y que los libros que adquieres van construyendo tu biblioteca.

Compraba dos, tres y cuatro libros a la semana en la librería de barrio “El Buscón”. Ahora visito varias bibliotecas, veo sus fondos y cojo de las Novedades. Y si el libro es muy bueno y quiero poseerlo entonces lo compro. Y si es muy caro me espero a Navidades.

Leyendo a Spinoza en los autobuses de Madrid me sucedieron muchas casualidades con la gente y con los lugares o puntos mágicos parapsicológicos del Universo que conocemos en “triacs y tiristors” de los campos eléctricomagnéticos.

Mi libro preferido sigue siendo las OBRAS de Santa Teresa de Jesús. Cuando cumplí la mayoría de edad me levantaba al amanecer del verano para leerlo por las cuatro calzadas romanas que están entre Martinamor y Alba de Tormes y luego entraba en la casa de un pastor a sosegar mi espíritu. Tuve una vivencia mística entre encinas, olivares y polvo de oro salmantino con aquel castellano simple, claro, ático y circular de la Santa de Ávila. Si estuviera en la cárcel es el libro que me acompañaría junto con los Salmos y el Nuevo Testamento.

Gracias a las OBRAS de San Juan de la Cruz alcancé la Beatitud en la Iglesia de San Marcos mientras descansaba del trabajo de mozo de Gestoría media hora leyéndolo por las mañanas alternas.

Cuando leo se produce en la arena de la mente, la lucha ética entre lo que es bueno y lo que es malo en nuestro interior.

Un libro es un alma moribunda que te acompaña. Haz el favor de leerlo. Y si es malo, perdónalo. Pero algo te habrá hecho pensar y sugerido. Si no, abandónalo en el purgatorio a merced de lluvias y vientos.

En mi bolsillo de la chaqueta o del pantalón siempre llevaba un libro cuando era joven y había quedado con mis amigos. Luego un boli y un papel cual pirata al encuentro de una aventura. Iba a tirar a dar.

Con la castidad no se puede leer los poemas de Keats.

Nunca he plantado un libro debajo de un árbol. Quizás si lo tuviere en mi jardín ese árbol daría frutos de Erasmo.

Siempre frente a la tele con un libro en las manos. Así me he reeducado frente a la caja tonta.

Ningún libro me es ajeno. Me está diciendo. “mírame, estoy aquí, cógeme y léeme”. A mi mujer sigo regalándola una rosa de rojo pasión.

Me gustaría escribir como los trenecitos negros que escribió Augusto Roa Bastos en Yo, El Supremo.

Como Joyce me llovieron en mi mente las lluvias de ideas y me crecieron los neologismos. Y como Beckett también me vinieron monólogos brillantes. Pero en la adolescencia, fue Hamlet, con quien realmente me identifiqué.

Gracias a los libros vivo cien mil vidas.

El vino de Fausto abre las puertas del infierno si se derrama al suelo en Navidad. Mi padre Anselmo era muy parecido físicamente a Goethe y espiritualmente a la nada de Mefistófeles.

Aprendía de una biografía que Napoleón era Hijo de Fortuna.

Si me hubiera quedado a vivir en Irlanda creo que escribiría diaria y poéticamente en inglés con un estilo como el de Yeats y Ezra Pound.

De Kafka, salté a Alejo Carpentier y de ahí a Cortazar, como de piedrecita en piedrecita, así fue pasando mi juventud y mi drama interior de alma enferma.

El Tesoro de la Lengua de Covarrubias es otra de mis Biblias o mazacotes que tengo en casa para por si acaso, pierdo el espíritu de buen cristiano y el ingenio de Gracián, o la Real Academia saca un Diccionario inflacionista.

Y una profesora de ética de Hamburgo dice que los alemanes tienen toda la literatura europea para levantar la cabeza. Y un Papa.

¿Se leía en las diligencias españolas? Montaigne seguro que sí en sus viajes por las tabernas suizas y tantos otros escritores que viajan en tren, en coche o en avión para no pensar en lo fatal. En la Enfermedad y en la Muerte. Para no sufrir esperando y pensando en cosas negativas, para contagiarnos levemente con el paisaje del viaje o porque el trayecto nos obliga a pensar o para distraernos espiritualmente por eso leemos. Y Aristóteles era peripatético.

Los buenos libros,
cuando los lanzas al aire,
mueven sus alas
como las palomas del Espíritu Santo
con más o menos catálogo o Índice.

Cada mañana de sábado en el VIPS de Bilbao me ventilaba cuarenta páginas del Ulises dublinés con una botella de agua con gas tomada a traguitos. Y luego me leí el madrileño Luces de Bohemia de Valle Inclán.

La primera vez que hice el amor lo hice acompañándome de la recitación de un libro de Pablo Neruda "20 Canciones de amor y una canción desesperada". Mi amada, no paraba de reírse, y yo no acababa.

Mucha escritura de empresa es de Maquiavelo. Di una conferencia sobre él que dejó extasiados a los bermejos de El Buscón.
Del archivo de la oficina saqué cuarenta quilos de textos narrativos.

Me gustó más la Eneida de Virgilio. Y la Ilíada me pareció una guerra de quincalleros. Y el Ulises me recordó a Las Argonáuticas de Apolonio de Rodas.

Cioran me pareció como el cianuro y Dalí un genio pintor de cerezas. Di una conferencia sobre él pero la del rumano no tuve oportunidad. Estimé a la personita lisboeta en Pessoa y di una conferencia sobre su caso clínico y otra conferencia sobre el sefardita Elías Canetti.

Para las conferencias me tenía que leer todas su obras y ensayar la dicción en casa.

Me gustaría escribir como si pintara. Es algo divino.

De Rembrandt me gustó que pintara como si escribiera con una tiza.

Al leer se levanta el espíritu del libro.
El Aire como Espíritu.
Los espíritus quieren formar parte de algo de la Naturaleza.
Los sueños son mensajes de la Absoluta Naturaleza.

Me gustaría hacer de la numerología, literatura. Que los números hablasen. Pero son un cálculo moderno mezquino, orden, análisis, porcentajes, ciencias exactas y no son notas musicales. Pero acompañados de palabras sanan, se produce la química, y nos llevan a la Luna.

Mi biblioteca llegó a trescientos setenta y cinco libros de los clásicos cuando me hice un cuarentón y me casé. Pero mi mujer tenía más de tres mil novelas tan anchas como zócalos.

En mí la costumbre de leer es buena y de escribir es una imperante necesidad. Y los papelitos son mis alas. Constantemente estoy a la caza de ácaros.

Un niño en su cuarto leyendo no corre ningún peligro. A no ser que le incite al suicidio como el sociólogo Durkheim causante de la muerte de un compañero en primero de Políticas cuya universidad estaba pegada a La Moncloa.

Lamento que se suicidara el autor de Ignatius de La Conjura de los Necios porque no le publicaban su libro.

Cuando de joven ordenaba mi biblioteca cada dos años y clasificaba los libros, sucedían cosas extrañas, mis amigos y allegados o morían o sufrían espantosos accidentes.

La religión se sustenta en dos libros sagrados: la Biblia y el Corán. ¿Qué le pasa a la casa que no tiene libros? Que no perdura.

Stefan Zweig me hizo creer que me hubiera gustado ser el conde Fersen y enamorarme de María Antonieta y salvarla.

Antonio Nebrija dio una Gramática en 1492 a los Reyes Católicos para su andadura universal.

No me gustó que Mr. Hyde diera un empellón a una niña. Y con ese libro de Stevenson aprendí esa palabreja. Pero me pareció magnífico que pudiera encerrar al diablo en una botella. Y de Werther aprendí la palabra vehemente. Y de santa Teresa la palabra ruin.

Me da pena que Borges saliera ciego de La Alhambra sin poder contemplar Granada.

Casanova me enseñó mucho en sus Breviarios sobre las mujeres. Al final fue un pequeño filósofo como tal vez el Marqués de Sade.

Cuando veo a una mujer lectora, me digo, deja el libro, hagamos el amor, y luego vuelve a leer, y me lo cuentas. Creo que estas mujeres son las más eróticas y dionisíacas.

Azaña era más un literato que un político. Escribió sobre la fragmentación del mosaico español si ganan las izquierdas. Y en su República fue providencial para las derechas.

Yo quiero la República de las Letras. Con un Rey, mi Dios.

En la depresión leer a Job. Cantad y recitad poesías como aconseja Ray Bradbury. Y Jesús curaba el espíritu con metáforas.

Todo lo del Quijote, como lo del primer mono, empezó por la lectura simbólica. Todos mis problemas de insomnio empezaron por querer leer mucho sin cortar y descansar. Me ahogaba en un Océano de la Humanidad tan grande.

Después de leer libros pasé a leer Enciclopedias. La entelequia del alma de Kant sigue su camino pidiendo cada vez más de lo que acostumbra y ha gustado. Ahora voy por el segundo tomo de la Británnica.

En Sobre la lectura de Marcel Proust habla de "que ciertos casos patológicos, de depresión espiritual, que la lectura puede convertirse en una especie de disciplina terapéutica (como al escribir a máquina, ver las letras ordenadas, en mi caso me cura, y uniforma el pensamiento). Pero la lectura puede introducirnos en ella, pero no la constituye". Leer es conocer pensando, adquirir la experiencia de mil ojos, "una amistad sincera, y el hecho de que se profese a un muerto, a un ausente, le da algo de desinteresado, algo casi conmovedor". A mí me gusta describir y analizar la realidad, me siento un analista de insectos y plantas, me siento muy a gusto como cuando Proust dice "se hace patente su buen estado de salud, tanto física como intelectual, en la brillantez de colorido de su pensamiento".



















LA GENTE DE MADRID

Los policías fueron unos 300 de la Anábasis, blancos y oscuros pero redondos para esa chusma que se quiso hacer con el Aerópago y con la Acrópolis y llevar a Roma a los diputados atados a sus carros y crucificados en la Castellana.

Van al colegio para aprender a enriquecerse intelectualmente, no para que los padres y los profesores estén contentos, pero cuando crezcan verán que en esta ciudad te pueden molestar y matar con una silla y con un coche, pero que si quieren ver a Dios por Madrid no deben tener miedo a que la gente les crucifique aunque vayan por Vinateros.

Los sindicatos que no están impregnados del socialismo cristiano tienen mal sus miras, la medida de alcance, y hasta la palanca del movimiento, por lo que debían mirárselo la revisión de los frenos y de la caja de cambios no sea que se vayan a dar el tortazo en Diego de León.

En este código esclavista del cocido madrileño parece que los inmigrantes tienen el baile del Ma-ka-tai-me-she-kiak en que ponen el acento en no rendirse nunca y la cara de calabaza con una sonrisa antes los trabajos bastos e insoportables.

Desde el punto de vista de que todos estamos comunicados por los móviles también podrían utilizarlos para llevar a la boca los alimentos por el ahorro energético de la crisis mundial.

Además del tiempo que llevamos encima no sé por qué aquí en el metro todo el mundo se cree que puede chingar y que eso es lo que más pueden dar de sí y va para largo.

Para eso hemos comunicado a todos con el metro y el autobús, para que crezca la democracia pasota, para que crezca la estupidez, en la nación donde la calle puede con la internet, la moda puede con el sofá de la tele, donde las tertulias son razonadas para la siguiente votación, si somos gigantes de la vida, si tenemos imagen de leales y fieles como árboles buenos, cómo podemos perder tanto tiempo en intenciones mundanas, y cómo hay cosas que hacer y nadie puede retroceder en la fila, porque los auténticos cristianos tenemos en nuestra forma de ser la victoria, desde tiempos de la decadencia de Roma que te digo que no tenía nada de esplendorosa y estaba muy corrompida en la virtud como ahora.

Yo tenía un profesor de alemán que se quitaba y se ponía el jersey según por qué calle de Madrid por donde paseara ya que de esta ciudad no te puedes fiar porque la temperatura es según la rinconilla y lo que esté sucediendo y sucedió.

Los inmigrantes que vienen de vecinos a mi comunidad ya han vivido con los Escuadrones de la Muerte y con los Frentes Guerrilleros de Liberación Nacional y vienen con una fuerza magnemotona de la esencia americana y solo cuando lleven un tiempo acá y se relajen comprobarán que ya no hacen falta las palabras, que el mismo castellanear es silencioso y en oración, y que no tienen que volver a agitar más el barrio como si fueran de la comparsa de Dario Fo, y que tal vez mi fobia se atenúe ante la contemplación de una hermosa venezolana y su amiga colombiana.

No hay gente en Madrid, no hay gente en la carretera, dónde está la gente, la gente está con la derecha, la gente se ha ido, quién se va a manifestar con la fuga de la gente, la gente dejó de manifestar su desencanto, la gente se fue de las manos de los agentes de la izquierda, la gente dejó esas políticas de ese lado, la gente por fin tuvo que hacer caso de su afinado criterio propio.

Los cementerios de coches están llenos de bólidos rojos que quisieron hacer en media hora el trayecto a Aranjuez, y así los coches oficiales negros y privados por muy rico surtido hacen las carambolas de lo que se estila cuando se está en el pedestal a tren lento en los trasuntos económicos a la hora del almuerzo.



SALVAR A LOS CONDICIONALES

"El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido. Me ha enviado a llevar la buena nueva a los pobres, a anunciar la libertad a los presos, a dar la vista a los ciegos, a liberar a los oprimidos y a proclamar un año de gracia del Señor" (Lc 4,18-20).


Salvemos a los condicionales, a los que se debaten entre enfermo y sano, calvo y con pelo, con canas y sin canas, santo y pecador, cisne negro y cisne blanco, verdadero y mentiroso, joven y viejo... ha llegado la hora del poder de la verdad, del presente oclusivo y afirmativo, que si es pasado es para determinar un presente y un futuro, que cuando decimos que ESE es Camino, Verdad y Vida es ESTE Y YO SOY ESTO y no nos vamos a irnos al otro extremo dubitativo, desiderativo y subjuntivo, que la vida no es un sueño de Calderón de la Barca y que no podemos perder el tiempo así en no echarnos a hacer la cruz.


Los que trabajan como esclavos,/ trabajan y se mueren,/ y son sustituidos por otros,/ y los demás que no tengan trabajo.


Nunca entenderán los negros por qué los ingleses los hicieron esclavos,/ porque querían casas más grandes,/ palacios y distinciones,/ querían premiar su alma blanca y asesina.


Los hombres piensan muy mal y piensan que Jesús no puede perdonar los pecados y curar a los enfermos mentales y que nadie puede hacerlo pero si nos levantáramos y le siguiéramos estas cosas no sucederían y si hubiéramos oído a alguien hablar de lo que él hablaba tampoco como el caballo de Benlliure cansados pero no vencidos nos desplazaríamos por esta sociedad enferma, coja y bizqueante de Cuba.


Aquí va a salir una cruz,/ de mi cuerpo va a salir una cruz,/ una cruz en lo alto que siempre se verá,/ que ninguna tormenta del Guadarrama la apagará,/ una cruz de piedra de niebla,/ una cruz que no permitirá tibieza,/ una cruz que nadie tocará ni sacará del cielo.


A Dios no le vemos,/ o lo vemos poco,/ pero verán tu rostro santo,/ aunque tú estés ciego por no pecar,/ y desde las torres te tiren piedras a los ojos,/ porque tú te entregas desnudo/ al que quieres ver.


No tengo nada mejor que hacer en casa para no asistir a misa así me despejo y recuerdo lo más importante en los momentos cruciales de mi vida que son Dios, Jesús, María y los familiares, y los Apóstoles y los Santos, hasta el fiel Quijote cuyos pasos marco, al menos los recuerdo y los tengo en cuenta a todos, además de los efectos benefactores del sacramento de la Eucaristía, para empezar un lunes más de la crisis con buen pie a ver si ganando ahora el Real Madrid empujan el carro Rajoy y Rey y la derecha de los populares un centenar de metros más.


No vamos a dejar a la Tercera Vía socialista y a los movimientos políticos progresistas el resurgimiento de la clase media sino a las clases religiosas católicas de nuestros colegios privados y Dios quiera estén subvencionados porque estos rojos y rosados no lo admiten porque se trata de hacer un oficio de luz en un travesaño reducido y eso cambiaría la faz de nuestra patria hispana por los siglos.


El mundo tiene cuerda, cuerda, cuerda y Popeye el marino, Pitoño, Pumuky, Pocoyo, el payaso Coco y la pizpireta Betty Boop van a poner la xt en la casilla de la renta para la financiación de la Iglesia porque hay que dar de espinacas espirituales y hasta materiales al pueblo hispano y misionero, y la cantidad de flemas de la sociedad no pueden atragantar a los necesitados, y el Fleming de las antibacterias sociales es mi párroco de San Fernando, y la violencia que genera un sábado noche en ese extremo del barrio es de no solo se vive dos veces.
Lo que penetraste hizo su daño,/ y aunque fuera sanado por Dios,/ puede volver a su curso en un momento,/ cuando suba la marea,/ y decrezca la luna,/ y el Diablo vuelva a por más,/ a hacer daño de sádico,/ para tirarte a la tumba,/ porque cree que el alma es suya.


Los lugares impuros no traen más que la muerte, el derrumbe de sus edificios, y la locura de sus vecinos, y es al individuo impuro al que hay que expulsar de ellos para que venga el santo y se tueste el hornazo.


La regla de la oración no siempre se hace como se debe hacer, porque no se hace tiempo para dar la cara a Dios, y para contemplar la belleza de su presencia en nuestra alma, así como no limpiamos y levantamos las moradas, así la bujía divina no se adentra desde nosotros porque no salivamos del pablear y del comer pan toreador en los días del amanecer de la trashumancia europea.


La Biblia enseña cómo ir al Cielo, y no cómo se mueven los cielos, y los ateos y modernos europeos al final de este mundo aparecen como los beatos comunistas y descreídos, como si en un minuto los cubanos del Caribe y los alemanes del Muro de Berlín abjuraran de la conciencia evangélica occidental de la resurrección de los muertos y el Apocalipsis.


La muerte como una araña blanca se presentó varias veces en tu vida de niño, / y nada pudo hacer,/ pues la Virgen Rosa María le tiraba un pedrusco en la telaraña,/ y aunque se escondía mientras engordaba,/ no veía otro mejor instrumento con el que aparecer,/ sino el del crecido Diablo.


El clero mantiene los pilares de la Iglesia donde el pueblo ve satisfechos sus anhelos del espíritu carismático de Jesús y que la cruz se mantenga en lo alto del templo como símbolo de nuestros penares y en otro rincón la frescura de la Virgen que enjuaga nuestras lágrimas y en los doseles corredores los doctos de la sabiduría divina y evangélica frente a lo que el mundo vano considera por inteligencia.


Uno hace la jugada perfecta y el sudoku mental completo y con todo el puzle sentimental y racional dentro de la caja y por encima de la cabeza que tenga el poder de hacerlo realidad y entonces todos nuestros pasos quedan conducidos por esas doctrinas hasta que las vamos limando y haciéndolas más perfectas si la vida nos alcanza a allanarlo y la memoria no se oscurece ni nos asalta la locura y la acción fácil del crimen.

















PARA AMAR MUCHO POR MADRID


I

Si fuera por la calle diciéndome me merezco todos los besos/ si fuera por la calle como queriendo tocar a todos para amarles/ pero no aislado y reservado a distancia/ y sin tierno contacto,/ donde la forma mental de la edad


2012/ DÍA 1 SAN VALENTÍN

Había tomado una decisión. Salir a la calle a Amar. No me podía hacer tanto daño la gente ni yo podía estar tan pendiente de mí mismo.

Me interrumpió la idea el que tenía antes de salir que hacer la cama y recoger los platos de la cocina.

Eran constantes las llamadas de atención para que terminara mis tareas pero por otra parte yo ya no me tenía que dedicar a nada que no fuera amar.

La idea me vino ahora. Pero reconozco que había empezado tarde y que mi cuerpo le restaban de las fuerzas.

Mi padre estaba viejo. Te regalaba bombones para los niños y parecía que esto era lo importante durante dos y tres días. Su puntilla seguía afilada porque preocuparse de ellos para nada: ni una visita, ni una caricia, ni un beso en todo el año y en toda la vida y en vida de dos generaciones.

Uno tenía que enseñar a los demás el camino de Ascensión a Dios y cómo había logrado unirse a Él. Pero en el cesto había poco amor.

Y luego la gente decía que si amabas mucho y se te notaba, que pasabas por loco, y había que disimular la cantidad de amor que querías dar.

Yo mismo si amaba para escribir esto pues era una falsificación. Primer resbalón en la telaraña del rascacielos de la Castellana.

Ninguna música me daría la esencia del amor pues qué melodía no se haría cansina y marchitaría el amor, qué dolor me impediría amar, qué desfallecimiento físico, qué climatología haría que cerrara las persianas de mis sienes y cabizbajo optara por seguir andando sin considerar esta idea de amar a todos y en el reloj de todas las horas.

Presiento que de este relato no salga nada, que el buque insignia que salió de Barcelona no llegue a América y Filipinas después de darse una vuelta por el globo.

Me preocupa que otros estén trabajando y no tengan tanto tiempo para estas tonterías. Pero mis ratos libres son para trabajar, y mis ratos de trabajo para amar, porque si no trabajo pensando en amar no se pasan los domingos en paz.

Cuenta en mis faltas el no poner una lavadora por lo que quizás mañana no tenga mudas si no regreso a casa antes de las diez de la noche y acostándome tarde. Pero mi mujer quiere ver tiendas por Malasaña porque quiere probar la moda vintage.

Quizás los sacerdotes tengan más tiempo para librarse de estas tareas y para amar. No me lo puedo imaginar ni saber a medias.

Si la crisis continuaba todos recapacitaríamos. No teníamos más remedio. Ninguna de nuestras presunciones y pretensiones se mantenían sobre nuestros huesos a punto de envejecer, la peste y la cólera de la vejez, el volvernos viejos y vacíos por dentro llenos de grasa y de aire, y sin piel ni cabellos.

La normalidad era calcular en qué empleaban su tiempo los demás y sospechar hasta del párroco de San Lesmes.

El mundo es muy feo para ser amado. Y tus ojos no pueden estar sobre todo el mundo. Las virtudes no requieren que veas medallas.

El problema es tan sencillo como que la gente tiene estrés y los estresores deben apaciguarse. El personal de limpieza hospitalario y los médicos deben ser amorosos por vocación incluso con la gente mayor de las residencias que no valen para nada y enfermos terminales que apenas les queda tiempo.

Mi amor no se ha concretado en nadie. Querer escuchar y consolar a veces es desvalorado y rechazado cuando la gente sigue en sus trece.


2012/ DÍA 2

Hoy me reprochan el no bajar la basura aunque apenas hemos comido en casa.

No podía entender que mi mujer se pasara tanto tiempo probándose ropa en el espejo y que tuviera que darle mi parecer.

Amar, Amar, amar en Madrid. Habrá una sola posibilidad de amar me pregunto mientras subo las escaleras del metro de la Plaza de España mirando a la gente encantadora en la que adivino tendencias desviadas.

El Ángel que había estado revoloteando entre sombras chinescas se decidió a amar. Subía la temperatura y en Madrid eramos muchos y se estaba a gusto.

Los que empujaban con bigotitos del café pronto se cansarían y aburridos se retirarían a su catre y las que ponían lazos en los Ministerios deseaba se ahorcaran con ellos.

Había un pelo pegado en la base de la barra del vagón del metro y así pensé había sido esta mañana mi consecución del amor.

La Naturaleza era propicia y se quedaba hueca y se oían nuestras pisadas, se oía a los pajaritos y a los niños en el Parque de Cataluña y las risas de las jovencitas bajo mi portal.


2012/ DÍA 3

Somos iguales ante Dios por el amor,
porque mucho has amado mucho se te ha perdonado

Ahora lo que queremos es que nos dejen tranquilos. Amar a todos es una labor Gigantesca.

Me he dado un atracón de galletas y le he dejado al hijo mayor sin desayuno. Tampoco le he preparado café.

Hace frío y tengo pereza en levantarme. No sé si tendré fuerzas para hacer la compra después de comer.

Estoy un poco acatarrado y me duele la garganta y tengo mocos y los ojos llorosos. Me he tomado un ibuprofeno. Tengo miedo a pasar frío por las calles del Bernabéu en el trabajo.

Cuando el lobo está a punto de saltar sobre uno hay que andar despacito. Afortunadamente Dios regala el tiempo y compensa nuestro desfallecimiento.

Las señales son que hoy está el Diablo rondando más cerca de mí. Cuando me he percatado y dado cuenta de su presencia esto me hace más fuerte.

Voy a llegar tarde y yo nunca llego tarde. La puntualidad y el no perder nunca las cosas son mis características. Estar siempre en el tiempo justo como la estrella.

El tiempo se dilata y no pasa y la gente va muy deprisa. Hoy no quedaré con nadie y me recluiré en mí mismo.

Me he encontrado con un amigo de mi hijo mayor y esto me ha reconfortado. Me he dado cuenta de mi valía y del bien que he hecho.

Ahora me enfrascaré en la lectura de un libro y me olvidaré de esta preocupación. Quizás tenga que decirles que no a las chicas del trabajo y ver si puedo dejar para mañana el discurrir del batallar de las gestiones.

El autobús interurbano verde pasa frente a la iglesia de los Padres Dominicos y el sol calienta de verdad.

Me estoy ahogando por dentro pero continúo adelante. Hace muchísimo que no llueve en Madrid. Limpié los cristales de las ventanas y aparecieron las nubes pero un solo pájaro no hace la primavera.

A veces pienso que la muerte está cerca pero de ello no voy a hablar. Se van preparando las zanjas y vallas en las aceras y van cortándote el paso.

No sabía que cuando uno se decide a amar corre graves peligros. Se podría amar y dar caricias a las majas madrileñas. Pero mi amor ya se ha concretado en una mujer.

He llegado a mi punto de destino y todo está bien. Hay tiempo y eso es lo único importante.

Con el sentido de amar es fácil andar por el metro. Y hacerse abierto a las debilidades de los pasajeros. Voy amando sin acritud. Todos los que no aman se quedan atrás y se lo están perdiendo todo. El tren va como una bala. En la estación choco con la mirada de una tierna mujer. Hace un rato hablé por el móvil con mi amada y aún recuerdo su voz.

La paz que me das
el haberte encontrado
la calma densa
oír caer la lluvia
en silencio
leyendo el periódico
sentado en el salón
frente al espejo
frente al ventanón
pom-pom-pom
el agua del goterón
yo en invierno
la seguridad
de un pueblo tranquilo

yo en invierno
me hubiera enamorado
de tu pecho
niña preciosa
luz del sol
perfume candoroso
pierna bonita
labios carnosos
ojos comilones
oreja de caricias
cuello de abrigo

apareciste desnuda
leche blanca
te recogiste
en soñar fría
en la cama
un perverso hombre
se hizo con tu cuerpo

carne con carne
los dos enfrentados
con olor a polvo
con el roce herido

la carne es hermosa
el culo de pandero
el muslo en alto
el churro arrugado
el pecho blando
los labios hinchados
las orejas en bolsa
los mofletes saltando

cubrir a la dama
es lo que más deseo
un amor de cama
un amor bien amado
bien atemperado
con un arco de cupido
en la cabaña irlandesa.

Pero he puesto caras de asco ante una anciana venerable que me pedía limosna. Los guardianes de los Ministerios maltratan nuestras carpetas. Mi jornada ha acabado heroicamente bien.

Siempre he pensado que el esparcimiento de agua podría salvar una situación pero cuando llegue la noche del dormir necesitaré del paracaídas.

Es muy fácil caerse a las escaleras del Metro y a las vías del tren. Pero mis piernas de centauro están resistentes.

Este es el sol de la lupa del Infierno y del Diablo. La vista puede ser larga si se quiere abarcar todo y puede ser corta si se quiere concretar pero lo importante es no perder nada.

Te temes la emboscada en los pasillos del Metro. Y quieres salir de Madrid al Cielo rápidamente. Solo queda esperar a que salga el autobús del Intercambiador de la Plaza de Castilla a las dos del mediodía en punto.

Del Hospital de La Paz salen los enfermos bien perfumados y los familiares que han estado acompañándolos esta noche. Pienso que algún día me tocará a mí volver a pasar por esas duras circunstancias como en la infancia y en la maternidad de mi esposa.

Amando a los demás siempre sales por delante. Como la ola que no es un leño y llega a la orilla. Al llegar a la playa con mi barca Dios podía tener misericordia de mí. Si yo no era monstruoso y repugnante podría seguir amando.

He cogido un tono en el trabajo y de la vida y nadie me va a desmarcar de él. Ahora que he agarrado a Dios por un hilillo tiraré y tiraré hasta ver si me hago con la trenza del Espíritu Santo y lo puedo comunicar a los demás.


2012/ DÍA 4

La ausencia de la Muela/ sería la ausencia de Dios/ pero el nerviocillo de la muela/ me dice que Él sigue ahí

Lo más bonito de esta vida es la voz dulce de mi mujer con la que me levanto todas las mañanitas de sanjuán. Es como la de mi madre.

Los niños se maravillan con los vocablos del lenguaje y los juegos de la vida.

Doy un beso a toda mi familia antes de que salgan por la puerta y se vayan al colegio. Sé que esto les da una seguridad.

Por las mañanas antes de salir corro cinco minutos sobre una tabla rezando por los míos como un samurai. Es en el dormitorio y frente al calendario.

Puedo recorrerme toda una línea de metro rezando avemarías. La gente echa a correr. El ángel de luz ama y el ángel de tiniebla odia.

Mi sagrado corazón se ha enternecido pensando en las duras condiciones que pasan los inmigrantes iberoamericanos. He visto a dos mozos indios salir de madrugada del centro comercial Carrefour en la carretera de Fuencarral.

Veo en una escalera mecánica a una maruja y abuela que están ya viejas y necesitas de cuidados. Siempre se debería cuidar a una. Me he hecho el cojo disimulado para subir al mismo tiempo con un cojo de verdad las escaleras.

Ceder el paso en los quioscos y sostener las puertas en los registros debiera de ser una de las constantes en la vida moderna cavilo mientras paseo por el museo al aire libre de Rubén Darío. En el fondo estamos tan desnudos aunque lleguemos a alimentarnos tanto tiempo sin parar.

Por una escalera intentó el Diablo hacerme la zancadilla. Luego una mujer con buena preparación física me pisó por detrás para coger un sitio y esto me ha enfadado. A continuación se dedicó a sonreírme en el vagón.

He visto a dos hombres serviciales llevando flores por el aledaño par de la Castellana. Para alguna dama y no me explico qué día tan significativo les impone este servicio.

No son precisamente las mujeres que llevan el pelo ondulado a lo Grease por Madrid las más calmadas amorosamente sino que con la crisis están a un paso de hacerse sindicalistas y llevarse a todo el mundo por montera. Y a la contra hay mujeres que van de monas y pijas que tienen la misma carne que los conejos escurridizos.

Un autobús completamente negro con la seña Beat Life Street como un ataúd de muerte ha doblado la plaza de Cuzco. Unos minutos antes había visto al autobús blanco del Real Madrid escoltado por los picoletos enfilando la Castellana dirección Sur.

A una funcionaria que me ha trabajado bien el expediente la he piropeado con guapa, encantadora y estupenda.

Es un crimen que con la nueva ley de reforma laboral despidan a las madres trabajadoras que tanto ha luchado por sus hijos. Merecen nuestros besos.

La mujer
se acerca al niño
a ver si respira
si sube la sábana
si sube la manta
si duerme bien
si duerme tranquilo
con dulces sueños
con los angelitos
si los fantasmas huyen

pesa su mente
pesa su cuerpo
pesa el dolor
pesa la angustia

no hay manera de explicarlo
no hay palabra
ya no se descansa
la vida continúa
el dormir incierto

pronto fuerte
pronto nervioso
pronto enfermo
es un niño todavía.

Le he dado una buena propina y una bolsa de viandas al inmigrante ayudante que me ha subido la compra. Y es mi amor por él.


2012/ DÍA 5

Todos quienes murieron pensando que la muerte es puerta de la vida que nunca se acaba/ aunque la capa del Diablo barra el suelo de la entrada/ si pensáramos que la gente se muere con un gran dolor,/ nos daría pena cuando se mueren/ si pensáramos que es doloroso estar siempre sirviendo a los demás/ no nos daría pena morir,/ porque amar es vivir

El principio de humildad debe inundar todos los amaneceres del sol en el paseo de Recoletos.

Lo más bonito de esta vida es la voz de mi mujer. Me vuelvo a levantar.

Tengo ganas de llorar por todas las familias que están pasando desgracias por la crisis.

Siento pena por los estudiantes que se saltan las clases y se van de pellas. Amar a todos aunque no guarden el tipo.

en uno solo
es un mundo
no cometer pecado
como celestial música
mantenerse puro
la alegría de pecar
de creerme libre
de creerme joven

Entiendo cómo se siente uno cuando las cosas van terriblemente mal y entiendo lo mucho que cuesta superarlo. Los cristianos de fuego están en contacto con el trasiego de la gente de la calle. No se pueden permitir el lujo gracioso de ser seres aparte sin familear y sin trabajar.

La rectitud de la conducción en la carretera se percibe con la vista y de que ves a lo lejos los obstáculos que te puedes encontrar de cerca y que tendrás tiempo para reaccionar y esquivarlos.

Cuando las cosas funcionan bien todos respiramos mejor. No se dejan los papeles en el suelo.

No sé si hago mal en nombrar como señoritas a las que se indefinen como señoras. Pero lo agradecen mucho.

Piso la Agencia de Protección de Datos como si fuera a traer una bendición. En toda gestión que efectuamos hay que dar siempre las gracias y muy a menudo y quedar muy bien.

La gente tiene la cara con los ojos despavorecidos y la locura de la crisis llega muy honda y el cuello se siente asfixiado en el recorrer de la plaza de Colón.

A veces huele tan mal dentro de un autobús que te tienes que mirar la suela de los zapatos a ver si has pisado una caca de perro.

Si conduces un coche por la gran ciudad te faltará poco para faltar a la educación. Los minusválidos en sillas de ruedas se mueven por Madrid que se las pelan con la ayuda de los autobuses de la EMT.

Me sumerjo en la masa
de los ciudadanos
de las ciudades

somos muchos
vamos acompasados
nos entremezclamos
nos damos la espalda
nos escupimos silenciosos
con odio y herimos
con los coches por doquier
sentados cagando
la gente huele mal
gente pobre pero limpia

pasar por delante
yo primero
no detengas mi paso
no te puedes caer
el suelo está sucio
no todos están bien
tendrás que volver
procura comer
no te me cruces
no me arrolles
voy a casa
me persigue el fiero Cancerbero

mientras se pueda andar
mientras no se patine
mientras el coche
pueda pasar

de calma continua
de espera prolongada.

Antes de cada gestión que se demora rezo tres y más avemarías. Y quiero creer que ésta es la clave de todo el día.

A una funcionaria diligente que le gustaría viajar a Italia como un desplazado que tramita la he piropeado con que tenía los mismos ojos bellos de Sofía Loren. Amando mucho a los que despachan contigo te llevas bien con ellos. Y no llegas al desconfiado director del mal talante hasta odiarlo.

Hacer feliz a la gente
es no distraerse
es oír al pájaro
del arco iris
de la melodía
del favor
del corazón

si el amor
está solo
no ama
no quiere
amar

me he distraído
no escucho

porque te quiero
porque te siento
porque te deseo
porque te amo
solo considero
hacerte feliz.

A veces pienso que un ángel y una estrella van conmigo y quien me tiene ojeriza y habla mal de mí acaba pagándolo a corto a medio y a largo plazo. A veces por culpa de los chismes de sus allegados.

Has luchado contra él
contra el Mal
contra el reloj del mal
mi misma existencia
para el reloj del bien
para el que hace mal
para el que da bien por mal
para el retorcido
para el frustrado
para el iracundo
para el veneno
para la Muerte
para la vida
para la alegría
para la razón
para Mefistófeles
por el bien.

Se puede coger el segundo barco que se nos aparece si el primero se va a llenar de gente. La prudencia te dicta que hagas esto con los vagones y los autobuses, y con las paradas y con los asientos.

En el clima de Madrid que también nos ama Dios se está amoldando a las actividades y necesidades de ocio de los madrileños. Con este clima pueden hasta madurar los cerebros de nuestros niños siempre que nos obedezcan.

Se me parte el corazón
de ver a tanto niño
sin centros de educación
sin futuro
sin alimentos
sin papás sanos

callados
solitarios
con la carga del mundo
que se les echa encima

irresponsables adultos
que no cuidan la infancia
que no creen en los niños
como el futuro que son
en sus pasitos.

Siempre que llego pronto a casa y veo la tertulia de los viejos en la cruceta miro mi reloj de pulsera.


2012/ DÍA 6

Por la calle
cuesta abajo
por el trasiego
junto a la laguna
junto a la iglesia
la calle de la muerte
adiós, adiós, adiós.

A veces pienso que si llevara un brazo escayolado tendría mejores sentimientos.

Es fácil contagiarse de neciofobia con el percal del chancorro y de las almas bubas de los espíritus demonio en el metro. Si te sales de lo común se vuelven a morder sobre ti. A no ser que tengas alguna deficiencia y te den por imposible.

Para entrar a caminar por Madrid hay que tener un buen calzado. Y no se debe llevar chilaba aunque se vaya por los túneles del metro de Bravo Murillo.

A las embarazadas y a los niños hay que cederles siempre el sitio. No podemos permitir que el mundo los estrese.

A pesar de que no llueve Madrid está limpia y los edificios y las casas debieran estar más limpios y brillar si queremos tomar nuestra vida en consideración.


2012/ DÍA 7

Dales de comer
lo único que piden
es amor

y tú no tienes amor
dales de comer

no te preocupes
solo tienes que amar
ámalos
que te roben amor
dales amor

tú solo tienes amor
un gran Amor
para todos ellos
que queden saciados
dales amor

amor, amor
mucho amor
más amor
para mí
para todos
ten el amor
para todos nosotros.

Unas prostitutas oliendo a whisky se han metido en el autobús y apenas respiraban en los asientos de atrás. Parece mentira que huelan al semen que llevan en el refajo y que también huelan a orina y a golosina.

Los viejos son muy desagradables y muy difíciles de amar. Han visto caer a los otros en su espera a su lado. No esperan más vida ni se quieren a sí mismos. A nosotros nos horroriza la deformidad a la que han llegado. Sonrientes nos señalan que se apiadan de nosotros.

En el territorio de todos y el territorio de nadie no saltaría ni daría la nota en la calle pero esto es lo común cuando te desplazas y experimentas el rozamiento de los opositores.

Soy un ser de la calle. Necesito moverme como el aire porque no aguanto la claustrofobia ni los lugares quietos con gente fija porque no creo en las falsedades. Soy como una peonza que va a explotar con el efecto retardado.

Si no son de la familia me canso de la gente de verla a menudo. Un tic nervioso me obliga a saltar afuera si no quiero morir en el intento de querer comprenderlos. Pero si estoy mucho tiempo en un sitio mi bendición se queda ahí.

Las mujeres están sin arreglarse el pelo en la peluquería. Y los hombres apenas tienen pelo.

Decirle a alguien que sea bueno es decirle que le amas. En el metro te sientas al lado del que te cae bien.

PRIMERA ESTACIÓN

Dos ángeles de la inmobiliaria me dieron el mejor apartamento de la comunidad.

Hay muchas personas nihilistas en Madrid. De la misma manera que nunca me ha gustado ver y oír a alguien que lleva las llaves en la mano, que se entretiene jugando y haciéndolas sonar, te diré que se me han clavado muchas espinitas del desamor.

La espinita de la maldad y crueldad de mi pasada esposa Maite, la espinita de la incapacidad sentimental y afectiva de mi padre Anselmo, la espinita de la depresión y tristeza de mi nueva pareja Carmencita, la espinita de la náusea de los políticos... para qué seguir con toda una coronita de espinitas.

Como se es
se ama.

Yo he amado mis paseares, la naturaleza de los árboles y los pájaros, la mirada encantadora de las mujeres, he amado mucho...

No sé si empecé a no soportar este mundo cuando mi mirada solo focalizó su atención en los mensajes del móvil, en esa imagen digital y vacía de mis conocidos, y cuando empecé a no soportarme a mí mismo. La gente del mundo digital es siniestra.

Cuando las mujeres ya no querían llegar a las tablas con los hombres, sino a la guerra final hasta la aniquilación y la extenuación.

Escribíamos palabras en los móviles como tiros, clavábamos miradas de odio por la calle y en el metro.

A mí me gustaba bajar de mi casa, e ir desde Alcobendas hasta la estación de Príncipe Pío a ver la cantidad de tontos con que se llenaba el vagón, pero preocupado en protegerme de tanta maldad y locura, no podía apenas concretar mi amor en nadie.

Me dedicaba a observar a la persona como un insecto que con aspavientos no se mantenía tranquila y con paz en el asiento, dispuesta a la agresión por su desesperanza y desconsuelo, cuanto más educado fuera yo más paladas les daba para quitármelos de encima.

Algunas estaban cansadas y echas polvo por los trabajos precarios intentando dormir en esos miniasientos del metro.


SEGUNDA ESTACIÓN

Se trata de ser buenas personas y de no tener la boca llena de maledicencias. Todos los sitios tienen un ave siniestra que vuela sobre ellos. Un socorrista de los pantanos y yo éramos lo más decente que había en el vagón al anochecer.


TERCERA ESTACIÓN

Cuando la luz del amanecer daba en el alto de los edificios de Azca, veía lo absurdo que era meter a la gente en los rascacielos, subiendo encajonados en los ascensores y en esas mínimas mesas de metro cuadrado caro donde no cabía ni el teclado.

Con la paciencia china me dediqué a recoger cincuenta veces la pelotita que tiraba al suelo por toda la casa para fortalecer los abdominales, el día de Fátima traería grandes cosas al cielo de Madrid, me iría a la biblioteca/ tendría el móvil desconectado, otras cincuenta veces recogiendo la pelotita santita, el propagandista con porte enhiesto repartía publicidad en la puerta del metro, el Diablo sabía que estaba tirando a dar a sus demonios, todo esto no se podía hacer sin la inteligencia auxiliar de una buena e inteligente mujer a tu lado,/ Maite y Carmencita lo eran como también eran mujeres que se podían revolver contra ti, otras ciento cincuenta veces recogiendo de la pelotita,/ podría amar a todos los adolescentes como el dublinés David escuchando en un cuarto oscuro Wish you were here de Pink Floid,/ podría amar a Gerry visitando el convento de monjas al lado de la cervecería Guinness de la carretera de Firhouse

Las palabras de las mujeres, más livianas que las hojas caídas, el aire y el agua se las llevan por donde les parece, sin que se hayan cumplido (Ovidio).

Lo bien oculto que se esconde bajo la ropa ligera
ha de agradarme
(Ovidio)

Quedamos esclavos de las mujeres,
las mujeres nos ponen leyes
cuál es la disparatada para romperlas,
después de caricias y besos dulces,
después de tanta paz
alta y hermosa efigie
de ojos chispeantes

Ovidio obsesionado porque intimemos con las mujeres/ déjalas estar,/ ahora son ellas las que se abalanzan y nos cercan,/ no tenemos más que huir/ dejarlas en su locura y sinrazón/ en su enrebesado y odioso estar/ junto a su nuevo Adán.

Oh Dios porque no te encontré
entonces tuve a ella que hacerla diosa.
Oh dios qué dolor y perdición.

No puedo sentarme en mi lugar favorito pensando en las cosas malas que voy a conseguir, que la naturaleza del aire no acompaña mis días, que mi silueta no deleita mi vida, que en lo decadente no hay nada más en qué ilusionarse, POR QUÉ...

Si me arrastrase con las olas ellos los asaetadores quedarían detrás/ ahogándose

Identifiqué a los Vampiros del Tiempo y a los Vampiros Psíquicos/ ahora tengo todo el tiempo y todo yo/ las olas de lo que quiero conseguir y de lo que quiero evitar,/ la guerra civil destruye a los divorciados, volver con los griegos para cultivar el cuerpo y la mente, tenemos a un ganador pero hay veces en que es mejor que ganen los otros, es mejor no estar en el mismo barco que los demás, comunicarse es más que hablar, quiero ser un solucionador de problemas construyendo así mi imagen, los dioses deconstruyeron la realidad que me habían otorgado con el nuevo milenio, ahora veremos los méritos de mi personaje como piedra de tropiezo para otra realidad, la de los singles y la del barrio El Carmen-La Elipa esa me es festiva y negativa al unísono

sin tener ningún brote fui arrojado como chivo expiatorio de la calle Cádiz,/ después de educar y dar seguridad a una mamá separada y su hijo de cinco años/ después de tener un hijo con ella contando ocho años,/ después de quince años de convivencia,/ dime Dios qué quieres de mí tengo más de cincuenta y dos años/ oh Dios por qué no aguantaba más a mi suegra que vivía en el portal de al lado ni a la una que eran dos.

Caminaré integrado en mis pasos que todavía alzan el semblante, la mente es un molinillo de aguas, se me puso la piel de serpiente de tanto sexo,/ de tanto desnudo y coño en otoño,/ mi padre como una sombra siempre volando sobre mi cabeza, mira San Isidro que yo siempre me pongo tu gorra de chulapo en tu festividad/ que con ella saldremos en tu noche a colgar a los rojos y ateos,

ella me dijo
te atraparé y te encerraré
correré y me escaparé
la dije yo

la calibré a la lesbiana Cruz
en que me llevó a su lugar
y me dejó tirado no sé dónde
resulta más barato odiar
que regalar

No sé si quiero estar solo,
si quiero casarme,
si solo tener una amante,
nada más impune que un poeta malo,
si se me escurren los sesos por la cara,
cómo haré las cosas con porte noble,
mi ángel es el de las fotos Ángel Chamorro.

Ya te extiendo el brazo
sácame toda la sangre
los ríos de sangre
de las calles de los Madriles.


CUARTA ESTACIÓN DEL EVANGELIO

Aprended de mí, que soy manso y humilde (Jesús).

Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El que ama no hace mal al prójimo; así que la plenitud de la ley es el amor.

El amor es paciente, es servicial; el amor no tiene envidia, no es presumido ni orgulloso; no es grosero ni egoísta, no se irrita, no toma en cuenta el mal; el amor no se alegra de la injusticia; se alegra de la verdad. Todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo tolera.

No mancha al hombre lo que entra por la boca, sino lo que sale de la boca; eso es lo que mancha al hombre...Pero lo que sale de la boca procede del corazón, y eso es lo que mancha al hombre. Porque del corazón provienen los malos pensamientos, homicidios, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios, blasfemias.

Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el principal y primer mandamiento. El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. En estos dos mandamientos se resume toda la ley y los profetas.

Perseverad en el amor fraterno. No olvidéis la hospitalidad, ya que, gracias a ella, algunos, sin saberlo, hospedaron a ángeles.

Lo repito: alegraos.

Vivid alegres; buscad la perfección, animaos unos a otros, vivid en armonía y en paz, y el Dios del amor y de la paz estará con vosotros.

Sed humildes, amables y pacientes. Soportaos unos a otros con amor.
Sed bondadosos y compasivos; perdonaos unos a otros.

Desterrad la amargura, la ira, los gritos, los insultos y toda clase de maldad. No entristezcáis al Espíritu Santo de Dios.

No digáis palabras groseras; que vuestro lenguaje sea bueno, edificante y oportuno, para que hagáis bien a los que os escuchan.

Por esto, desterrad la mentira, y que cada uno diga la verdad a su prójimo, pues somos miembros los unos de los otros. Si os indignáis, no lleguéis a pecar, y que vuestra indignación cese antes de que se ponga el sol; no deis ninguna oportunidad al diablo.


QUINTA ESTACIÓN DE LA LOCURA Y DEL DOLOR

La reivindicación del derecho a la homosexualidad es nihilista,/ cuántos contrafuertes de psicólogos tendremos que hacer en esas familias, se destruirá más que se creará,

Por qué no te callaste la puta boca en la discusión con tu hombre, queda justificada la agresión, pero él por qué no te mandó a paseo, porque teníais una casa en común reflejo de lo que ahora te sale del coño y de lo que te da la gana, menos mal que estáis en la calle veraniega y no metidos dentro de un coche, pero ésta vuestra otra noche dejadme dormir

PEQUEÑAS EXCOGITACIONES

Dos contrarios se unen para la perfección,
mientras que dos semejantes se unen para su propia pasión.

El respirar es la mínima dignidad: que no te asfixien los demás. El pensar necesita de la obra digna.

Apelar a la amistad es apelar a la virtud o a los dictados de la razón que deben crecer en ella.

Hay una lucha universal entre los principales y los secundarios. Los principales arrastran a los secundarios.

Las cosas buenas están hechas para la gente importante. Los importantes hacen cosas buenas. Éstas, son la medida de la importancia de estos seres importantes. Éstos, son escasos.

Los conceptos de las cosas o criaturas son muchas imágenes globales que se entrecruzan mientras piensas en un lapso momentáneo. Las repeticiones mentales no son iguales.

La Naturaleza es muy particular.
La causa no es lo importante sino el efecto.
Pero sin causa no hay efecto.
La vida es sagrada.

Tengo siempre un enemigo en cualquier parte por mi forma de ser. El hombre no es libre, y aunque quiera, los demás no le dejarán.

La razón necesita de costumbres y hábitos bien firmes. El único bien del hombre es vivir en paz y armonía, en felicidad y equilibrio.

En el bien, o en el mal del colectivo, siempre hay algo de la propia cosecha de uno.


23-Abr-97

Hay un apriori antes de conversar.
El apriori relampaguea eternamente.
Enjuicia apriori dominante.
La forma tiene su apriori.
La Naturaleza: Dios rige por su mundo.
Después de morir sólo queda la Nada.

La revelación es intrínseca al entendimiento del ser.

Hay un “fuego interior” del deber, una zarza quemándose cuyo pequeñito bombardeo de llamas son las ideas de nuestro entendimiento a cumplir. No dejes que se apague. Adminístralo bien, dándole lo que te pide: la acción racional.

Si dominas tu impaciencia o inseguridad, el objeto o fin se prolonga y obtienes otra cosa. Tal vez diferente y oculta no vista. Más engrosada en frutos.

En la vida se cambia a base de sacudidas. Cuando la opresión espiritual no es coactiva, entonces no es tal opresión.

Son las circunstancias las que hacen la psique. La psique es superior en una razón no madurada.

Cuando el hombre reflexiona, quiere perfeccionarse.

Cambios bruscos definen el destino, pero del constante perfeccionamiento del hombre depende el esquivamiento o soportamiento ético de estos cambios cuando se presentan negativamente, o el ir en volandas cuando se presentan de una manera óptima.

Todos morimos y nada queda, más que en el ente de los demás que están vivos.

Si no te riges por la razón y te dejas llevar por la ilusión, los interesados te tomarán el pelo y cuando te des cuenta, sufrirás por no haber sido racional; además de molestar a algún bueno con el que te encontraste de frente, y encima dejar que ganen la partida los malos-impulsivos-y-no-racionales. Cuando muere un malvado hay que alegrarse porque deja un espacio donde otros, los buenos, pueden entrar y respirar.

No es el acontecimiento sino una decisión del deber lo que pone todo en orden. Sé bueno; sé justo. Esto es, ten razón.

Tener una voluntad crepusco-estético-centrada en el alba. Refrentar lo indigno de la persona y piropear lo digno de la persona.

La razón otorga al hombre su dignidad.

Esta mañana las premisas del pensamiento son buenas.

Los escépticos que no creen en el bien y en el mal de las cosas, adoptan no obstante posturas pesimistas en su vida como de que “a la cuarta va la vencida”.

El pensamiento y la idea son de color blanco y el concepto abstracto de la mente es de color gris. Ver lo particular, y luego lo semejante a los otros.

La mente va succionando para la glándula pineal el remolino de información, abstracta o dormida, sin sentido de la realidad circunstancial y determina de nuevo la realidad verdadera. Moralmente no hay conveniencias con la realidad, salvo que el egoísmo, injusticia o falsedad, puedan destruirla. Entonces a todos convendrá el bien, resultado del bien común. Nuestra perfección necesita del pensar, y si cabe del dialogar socrático.

El ser humano es muy sensible e impresionable, sobre todo, si no busca la razón de la existencia de las cosas que le rodean, su necesidad y objetividad de ser.

Si uno tiene miedo a la paciencia de esperar la expectativa de un presente futuro probablemente negativo es que no ha descansado todavía bien.

Hay una despensa en la mente para las ideas y pensamientos.
Todo lo que pensamos está a reserva de nuevos pensamientos.

El lenguaje es emocional-instante-práctico.

Cuando Él no está en nuestra mente, o no estamos, o no somos o morimos.

El hombre no es la Nada, tiene razón. La perfección del ser está dentro de su razón. La única finalidad del ser es ser para sí, siendo fuera en la acción de su ser.

El esfuerzo ayuda a la superación del ser.

El Yo está muy debilitado si no puede cambiar sus circunstancias negativas.

Lo puro tiene por vecino lo que va a impuro diferente.

La conciencia se extraña de conocer. Es una absoluta hierática.

Pensar es un orden claro y limpio. Pero no siempre se es libre para ello. Hay que decidirse a ello y mantenerse en actos de dignidad. La tonalidad de la mente está separada, pero yo trato de darle unidad. Las ideas son parte de una lógica humana terrestre. La conciencia no sólo es experiencia sino adelanto de la experiencia. El yo tiembla cuando se le aparece el objeto fuera fijado.

La vieja y la nueva memoria, se agracian o desgracian con el uso o el no uso de la razón a ellas intrínsecas, y la dignidad es el buen o mal uso de la voluntad inmediata al recuerdo de un cuerpo en estado perpetuo de atención para la areté o virtud heroica.


8 noviembre 1997

Dos contrarios se unen para la perfección,
mientras que dos semejantes se unen para su propia pasión.

El respirar es la mínima dignidad: que no te asfixien los demás. El pensar necesita de la obra digna.

Apelar a la amistad es apelar a la virtud o a los dictados de la razón que deben crecer en ella.

Hay una lucha universal entre los principales y los secundarios. Los principales arrastran a los secundarios.

Las cosas buenas están hechas para la gente importante. Los importantes hacen cosas buenas. Éstas, son la medida de la importancia de estos seres importantes. Éstos, son escasos.

Los conceptos de las cosas o criaturas son muchas imágenes globales que se entrecruzan mientras piensas en un lapso momentáneo. Las repeticiones mentales no son iguales.

La Naturaleza es muy particular.
La causa no es lo importante sino el efecto.
Pero sin causa no hay efecto.
La vida es sagrada.

Tengo siempre un enemigo en cualquier parte por mi forma de ser. El hombre no es libre, y aunque quiera, los demás no le dejarán.

La razón necesita de costumbres y hábitos bien firmes. El único bien del hombre es vivir en paz y armonía, en felicidad y equilibrio.

En el bien, o en el mal del colectivo, siempre hay algo de la propia cosecha de uno.




21 DIC. 97

Que el cuerpo haga una reverencia a su origen, la materia, es mucho pedir ya. Pero tampoco lo hace a la causa, que parte es ya de su propiedad.

Cuando viajas conoces, porque tu entendimiento se asemeja a ello, al paisaje y a sus gentes.

Lo sobrenatural existe como algo relativo a lo humano. Cada uno tiene la monotonía que busca.

Sentires diferentes con diferentes valores, rompen y se interfieren después de la pasión.

El deber-ser moral siempre tiene un  pero-retardatorio.

Nuestro espíritu de mónada es muy simple, es la salud. Es un auge de inseguridad interior. El espíritu no se esconde, está ahí, con la Naturaleza en expansiva.
Por otra parte, una Naturaleza que terminará.

La Ecología es la mejor manera de comunicarse con el Absoluto.
Dios ayuda en lo necesario.

Recorrer los cabos de la Naturaleza Mínima, para extenderse aún más para las ocasiones de la Naturaleza Máxima.

Dios como agradecimiento y condena por nuestra naturaleza.

Los dioses de la Naturaleza unen a los hombres por colores, formas y espectros.

Dios, como ley natural, puede también hacer daño.

Yo sí me disminuyo en humildad ante Dios.



8 abril 1998

Alcanzar el Absoluto es alcanzar un oásis en una noche en el desierto.
Lo infinito no es la Nada.

La suspensión del juicio de los escépticos no es lo mismo que la relajación de la conciencia que ha encontrado una segura reflexión, completa y abarcadora de todos los silogismos finitos, y posibles de un caso extremadamente pensado.

Lo que memorizamos se convierte en un satélite-energético-y repensable.

El agua fresca de la razón, que la moldea a sí misma, y la hace multiplicarse, es la gustosa brisa de lo que nos ilusiona recorrer en el camino de la Vida. Esto es el beneficio propio. De todas maneras lo Racional lo recorre también y es la verdadera libertad. Tente, esta es la felicidad del día a día: el escudo del cumplir y no la alegría vulnerable.

El pensar determina la actuación, y el pensar no deja nunca de pensar mientras haya existencia. Después Dios dirá. Hay que amar a las palabras.

La locura es la ventana abierta a aires. Así vendrá el fin del mundo. Y la justicia esperada de los que se agarraron a fuertes principios, éstos se salvarán.

Rezar con el pensar. Cuando rezo me dirijo al Origen y siembro en el Espacio. El Universo es inteligible y el ser sigue expandiéndose. Nos podemos comprimir en un punto para atravesar este Agujero Negro.


13-02-02

Se es profeta a ratos, y se es Crístico si lo confirman señales o signos particulares en la realidad.

3.- El ser humano cree ciegamente que adorar es la suma perfección del amor. Es por eso que el amor no tiene límites, se aparta del equilibrio saludable y lleva a la desgracia. Más que amar, el ser humano debe razonar la malicia que está ahí fuera.

4/ La fidelidad de Dios es natural.

/5/ No hay que ponerse de acuerdo en una falsedad. El conseguimiento de la verdad es siempre un conflicto entre los humanos, para quienes estar todos de acuerdo en ella sería la paz.

/6/ "Cristos" y el Espíritu Santo hacen la Institución Eclesiástica, guiados por el Viejo Padre.

/7/ La sabiduría e inteligencia no es para medalla sino para vivir en la virtud o gracia especial de Dios, a la que se llega tras la firmeza interior o schock deÉl (el shock de la Eucaristía).








SEPTIEMBRE 06, 2010
EL SACERDOTE

...hijo querido, heredero de los bienes del Padre, compañero de Jesús, portador de la cruz, muerto al mundo, resucitado para Dios, revestido de Cristo, hombre del Espíritu, ángel de carne, conocedor de los misterios de Cristo, sabio de Dios.

Filoxeno de Mabburg lo expresaba como renunciante, libre, abstinente, asceta, venerable, crucificado para el mundo, paciente, longánime, espiritual, imitador de Cristo, hombre perfecto, hombre de Dios...

"Humilitas" y "monacato" son prácticamente sinónimos. El monje no era solamente el "célibe", el "separado", el "solitario", era también el "filósofo" por antonomasia, el "atleta", el "soldado de Cristo", el "nuevo mártir", el émulo y compañero de los ángeles.


PROBLEMA MATEMÁTICO DEL SACERDOTE

TU AUTOBÚS LLEGARÁ MÁS TARDE

En mi misma parada llegan el autobús 157 y cinco minutos más tarde el C10 circular amarillo de Alcobendas con el que voy al colegio a recoger a mi niño.

Antes de que lleguen una señora y yo coincidimos todos los días en la parada durante diez minutos.

Como el 157 no llegaba y ya se aproximaba el mío circular la señora enfada se fue al metro. Y ella mientras se iba encima desde la otra acera vio que llegaba después el 157 y lo perdía.

Yo pensé: como no me has devuelto el saludo hoy la Virgen de Fátima hará que el tuyo llegue más tarde.

Pero la verdad es que una chica cogió el 157 anterior a esta señora y estuvo hora y media parada en los Dominicos por un espectacular accidente de tráfico.

Y esa señora solo llegó 10 minutos tarde al trabajo con el metro.

Pero de seguro esa señora cotilla española hubiera preferido coger el autobús antes que el mío porque al día siguiente no se atenía a razones de esta joven.

Así que todavía no me he enterado de cómo van el tiempo y las emociones de las vírgenes y los santos.

Pero lo que es seguro es que esa señora a partir de ahora va a ir en metro. Y ya me la he quitado de encima.

Ahora me queda otra que no se atiene a formas ni educación. Ésta se irá con el vuelo.



LA PREMONICIÓN DEL CRISTAL ROTO

Una joven iba con un amigo y aparcó el coche en Cuzco cuando en el Bernabéu se celebraba un partido.

Tuvo una premonición y le dijo a su amigo: "Espero que no me rompan el cristal del coche".

Al regresar al coche se lo habían partido. Y se dijo: Si no hubiera tenido la premonición y no la hubiera dicho, no hubiera sucedido esto porque mi coche es el único que han tocado los vándalos.


EL VIENTO RESPONDE A LOS DOS

Si un padre grita al viento el nombre de su hijo y éste no le oyó ni le ve ni le responde y se va de vacío... Al rato un compañero de su hijo grita al viento el nombre del padre y éste sabe que por ello está unido a su hijo por el aire porque ésta es su contestación aunque este nombre del padre ahora se refiera al mismo del hermano del colega del patio del colegio que le llama.


LA MENTE CREA

Algo fallaba en el coche. No sé qué pero algo fallaba. Sabía que en el parabrisas de los coches de mi calle ponían papelitos de anuncios de prostitutas. Encima descubrí en la guantera un folleto de la Renault: "Déjalo y vete con otro".

No se debe traer publicidad negativa a casa. Aunque se refiera a coches.


SAL EN EL HILO BUENO

Si iba a mi parada un coche estaba averiado en ella. Si salía de un portal un camión naranja en doble fila arrancaba después de mí. Si llegaba a un poste una moto iniciaba desde allí su recorrido. O un coche desaparcaba delante mío al aparcar yo.


LOS MILAGROS EXISTEN

"Los milagros existen", pero se requiere "una oración valiente, que lucha por llegar a aquel milagro", no simplemente oraciones de circunstancia "y, después, me olvido", dijo el Papa Francisco en la residencia de Santa Marta. El ejemplo de un padre argentino que cuando a su hija de siete años le dieron unas pocas horas de vida, acudió al santuario de Luján :"Y rezaba, y rezaba, y lloraba, y rezaba... y así permaneció toda la noche. Pero este hombre luchaba con Dios, luchaba junto a Dios por la sanación de su hija (Nota Jorge: contra el Diablo). Luego después de las 6.00 de la mañana fue al terminal, tomó el bus y llegó al hospital a las 9.00. Su esposa le dijo: Han venido los doctores y me han dicho que la fiebre ha pasado, que respira bien, ¡que no tiene nada! La dejarán en reposo por dos días más, pero no entienden qué ha pasado. ¡Esto todavía sucede, ¿eh?, los milagros existen! -concluyó el Papa-, pero es necesario orar con el corazón.
(Alfa y Omega, semanario religioso jueves ABC)


ENFOQUE DE 53 O NINGUNO

Cincuenta y tres hombres y mujeres más o menos famosos han prestado su rostro en un vídeo que exige la implantación inmediata del aborto libre y gratuito en España.
En él, el nuevo coro del progreso -ya conocido como la zeja (de Zapatero) del aborto- no hace ni una sola referencia a los derechos (ninguno) del no nacido (los 53 lo fueron en su día) que están recogidos en la doctrina constitucional.
La razón es sencilla: para ellos hablar del que va a nacer siempre resulta una lata, un estorbo argumental.

Conviene a la nueva troupe, por tanto centrar todo en la preservación de los derechos de la mujer y dejar descansar en ella toda la posibilidad de que una vida se abra paso.
Ni el niño, ni el padre (que algún derecho tendrá) ni gaitas... solo el derecho de la mujer.
Y así lo hace esta peliculita propagandística de los 53, en una nueva versión del clásico grito feminista, a medio camino entre el "nosotras parimos, nosotras decidimos" y el "derecho a decidir" tan de moda en estos tiempos.
(Álvaro Martínez, periódico ABC)


EL BROTE DEL ROSARIO

Todo lo que lleva la naturaleza si brota/ qué de sorpresas agradables/ todo lo que lleva el ser si brota/ con qué fuerza daremos los pasos/ se nos verá hechos una rosa con espinas/ y quien pudiera tener un cuerpo como el de Jesús para ser crucificado.



LA TORMENTA PROPICIA

Llegas a casa, cierras la puerta y entonces cae la tormenta. Solo dos gotas te rozaron en la puerta principal.

La lluvia es muy bonita de ver a resguardo. Y en Irlanda de esto saben mucho.

Y entonces viste a tu enemigo salir a pasear sin paraguas. Tampoco te contestaron a tu saludo de vecindad.


LA ELECCIÓN DEL INDIVIDUO

Si cuando estás en un gran supermercado todos se acercan al mostrador y al estante adonde te has apoyado porque saben que ahí se cuece algo y vienen a moverte.

Si un macarra y un demonio se empiezan a poner nerviosos cuando te sientas a su lado.

Si cuando llevas en el metro la carpeta de hacer gestiones se molesta la gente que no tiene tareas.

Si un niño empieza a cantar cuando le ponen el carro a tu lado.


EL PODER DE LA IMITACIÓN

Los portugueses eran muy imitativos. Cuando en la playa me metía en el mar luego se metían todos.



EL DÍA PARA OPERARSE

El día elegido para operarse es importante. Así lo afirma un estudio publicado por el British Medical Journal en el que asegura que los pacientes que programan sus operaciones para el fin de semana tienen un 82 por ciento más de posibilidades de morir en los siguientes 30 días que los que eligen operarse en lunes.
Para los autores del estudio, queda comprobado por primera vez que existe un efecto «día de la semana»: según avanzan los días, mayor es el riesgo de muerte en los siguientes 30, aseguran. Así, comparando el viernes con el lunes, las probabilidades de morir son un 44 por ciento mayores. Por ello, el mejor día para operarse sería el lunes, según el estudio.
Para obtener estas conclusiones, los investigadores se basaron en los datos facilitados por los hospitales públicos de Inglaterra entre 2008 y 2011. Así, analizaron estadísticamente 4.133.346 cirugías programadas de varios tipos, así como 27.582 muertes ocurridas en el mes siguiente a la cirugía electiva.
Además, observaron que las probabilidades de muerte dentro de los dos primeros días de la intervención fueron similares para los viernes, explica el informe, aunque aumentó significativamente (un 2.67 por ciento) para los procedimientos llevados a cabo en el fin de semana.
Una de las explicaciones posibles, afirman los expertos en el informe, está en la dotación más baja de personal en los fines de semana, sobre todo porque las primeras 48 horas del postoperatorio son cruciales en la mayoría de los casos.
Sin embargo, también reconocen que aún faltan más datos e investigación para poder determinar que los riesgos de mortalidad estimados se puedan atribuir enteramente a diferencias en la calidad de la atención.

(NOTA de Jorge: Pero como el lunes es cuando hay más accidentes porque uno se reincorpora y todavía no ha cogido el tono de la rutina laboral después del descanso recomiendo que la operación sea en martes sin 13 (ni te cases, ni te embarques) y con festividad de santo o virgen.

Nota del 15 de diciembre: Al párroco Mariano de San Lesmes le operaron del tobillo el martes 3 de diciembre SAN JAVIER).


LA MATRÍCULA DEL COCHE


Nos gustará que nos toque la matrícula con las letras JFK de Kennedy pero no las de HPJ de jodido hijo de puta (?)...



OIGA USTED


La sombra puede ponerse en la raya del borde del escalón del colegio y por tanto ocultarlo a las 16.42 de la tarde y ocurrir la caída cuando el viento más aturde los cabellos de la señora y más se oye a Los Sauces llorones.



LA INDICACIÓN DEL ÁNGEL


La tarde anterior casualmente te fijas en la maniobra que tuvo que hacer alguien para salvar un peligro (un coche o la defensa de una fortaleza...). No sabes por qué te has tenido que fijar en eso y en ese determinado tiempo.


A la mañana siguiente resulta que tú vas a parar o te encuentras con el mismo peligro o dificultad, pero ya sabes lo que tienes que hacer para superarla porque lo viste el mismo ejemplo justo ayer.



Y EN PRESENTE


Y hasta qué punto pueden estar los ángeles pensando en lo que te va a tocar a realizar para ir preparando tu estado de ánimo y comportamiento.


Si admitimos que Dios nos prepara el destino.


Y un avemaría y un padrenuestro resulta que también pueden abrir el paso y vas con ello con más afianzamiento a que al final todo sale bien.



EVITAR EL SUICIDIO


Y llorar descosidamente como Pessoa sin saber por qué y resulta que es porque tu mejor amigo aunque tú no lo sepas en otro punto del globo se acaba de morir (y te lo está transmitiendo).


Y por eso debemos evitar el intento de suicidio de alguien.



ELOGIO DE LA LOCURA


La locura de Erasmo/ de la que tengo gran poder/ da placer/ pero me alejo de Dios/ a no ser que al Diablo le guste la locura/ y a continuación a Dios remediarla,/ por tanto mi locura es la que los hace comparecer a los dos,/ y la que me alimenta y divierte todas las mañanas/ sin miedo de contradecir a los acompañantes,/ y hasta la naturaleza se pone de acuerdo con esto.



EL TAPÓN Y LA LIBRE CIRCULACIÓN,/

DESPUÉS DEL SILBATO NO ENTRAR NI SALIR/
PROHIBIDO USAR EL DESBLOQUEO DE PUERTAS

Si tardan en llegar los metros la gente correrá por los pasillos y las miradas serán más incisivas y desafortunadas y peor será el aguante dentro del vagón y la lucha por los asientos y encima aguantando el canturreo de la zíngara y que alguien te mire con cajas destempladas.



EN EL TIEMPO DEL O´CLOCK


Cuando un viernes se remata por fin la semana después de escurrirse en el viento de la Gran Vía se hace con todo el arte de la conclusión del tiempo y es acertado pensar que uno esté en O´Clock y no en el cierre del SMAC y del Juzgado Social.



EL RESPETO A LA TRADICIÓN


Si tu mamá te dejó

crecer el pelo bonito
tú ahora lo dejas
crecer y si en tu
colegio tenían esa
costumbre entre clases
tú ahora la veneras.


AYUDAR Y NO HUNDIR


Ser positivo con la gente y en decir que la ayuda está en camino en vez de que se marchó y hacerla posible para que también nuestra ayuda llegue pronto (en la parada esperando dos autobuses).



ENTRE LAS PIERNAS Y EL PASADIZO


Si un perro se cruza entre las piernas de un fiel que sale de misa de comulgar pues ese perro estará alegre todo el día. Si un camión de Coca-Cola se pone dentro de la acera de la calle Princesa y la gente se dedica a pasar por el pasadizo que hace con el edificio pues todos tendrán la chispa de la vida aunque vayan al Juzgado de lo Social.
SI LOS CIELOS SE MOVIERAN
Si los cielos se cubrieran a menudo como algo natural vería yo que no estamos desatendidos en el moverse por la ciudad antes de que se nos fijen los horarios de las obligaciones.

EN TRAJE DE BAÑO

La gente que no quiere ponerse en traje de baño, luego es a la que mejor le sienta y tiene el cuerpo más bonito (por eso lo intuía/ y se lo tapaba).

A CRUZAR POR EL PASO DE CEBRA

Si haces las cosas bien/ nadie te podrá llamar la atención/ en la hora en que a todos se la llaman/ porque hay más vigilantes/ y errores más graves/ en la ciudadanía de la ciencia.

EL CAMBIO DE LA REPRENDIDILLA Y PASADIZO

Si al devolverte el cambio/ te lo dan muy cambiado/ se equivocarán/ tendrán que contar la calderilla/ y les reprenderás.

EN EL MINISTERIO PÚBLICO

El que a la entrada pisa una mierda de perro justo en el momento en que va a entrar en el Ministerio y la restriega por la entrada y los pasillos del edificio.

LOCUCIONES Y GIROS IDIOMÁTICOS DE PÉREZ GALDÓS

En un texto que se escribe debemos de tratar de intercalar estos términos de don Benito para darle toda la gracia y chispa española y (castiza)madrileña.

BEAUT

La mejor manera de atraer la belleza es llevar una bolsa con estas letras o Bella.

SI HUBIERAS ESTADO AQUÍ JESÚS, ESTO NO HUBIERA PASADO

El tiempo lo lleva uno.


LA FRECUENCIA DEL MÓVIL

Si tú te sientas detrás en el autobús y empiezas a rascarte la cabeza los de adelante que no te están viendo empiezan a rascársela.

LA LOTERÍA PRIMITIVA

A mi suegra casi le tocan todos los números de la lotería primitiva del sábado.
Tuvo cinco aciertos y le faltaba uno. Había puesto las fechas de nacimiento de sus seres más queridos. Pero no quiso poner en el boleto el día de nacimiento de su nuera y por eso no lo completó. Hay que dejar algo al enemigo.

HOUDINI, HOBHE.../ Y JESÚS

¿Estos nombres atraen poderes sobrenaturales?¿En qué paredes hay que escribir su bendición?

PASA EL TESTIGO

No considero a los humanos
mi belleza es para Dios
alguien me dio el testigo
aleccionándome a tener un hijo
al tercer mes del biberón
se lo pasé a mi pareja de vecinos
porque la necesidad
va en acueducto con la bendición.

EL GAFE DE MI PADRE

Mi padre tiene un gran poder mental.
Pero el reloj de mi padre descompensa el mío.
Cuando se le estropeaba la persiana llamaba a su vecino el persianista.
El persianista le decía que vendría dentro de dos o tres días en la semana a repararla.
Pero él se moría al día siguiente. Mi padre no faltaba nunca a ningún funeral.

Si el vino de Navidad que regalaba mi padre caía de la mesa al suelo salían las llamas del infierno. Porque traía muy mala suerte.



LOS SOMBREROS DE LA NORMALIDAD

Si decidiera ser normal porque serlo es lo menos común de lo humano, ser un ciudadano normal y un pasajero normal de los transportes públicos, ser un normal visitante de la ciudad y un normal vecino de la comunidad así los políticos sabrían a qué atenerse pero porque normales somos pocos así esto sería la sociedad de los Anormales Dependientes Europeos.

Qué es un comportamiento normal, mantener al desconocido una mirada normal, no hacer aspavientos cuando te sientas al lado de alguien, no mostrar inquietud por lo que agobia, aumenta el número de solitarios que quieren de amor y de enfermos que quieren tranquilidad, qué son ruidos y rumores normales en las noticias, y qué tareas productivas se realizan en casa.

No es normal que alguien silbe en el vagón del Metro, ni que unas marujas conversen que ya no quedan hombres caballerosos, no es normal tirar una mirada al suelo como si todos te fueran a hacer daño, es normal ir abrigado en invierno y esperar verlas pasar, no es normal guardar la castidad más de una semana porque eso disminuye la creatividad, y es normal querer a las mujeres y admirar su belleza y su proximidad, y no es normal tener mucha gente que nos tenga animadversión.

No es normal ser un presumido como si no fueras más allá, y cuando se tiene una buena racha no seguir jugando y cambiar el estado de ánimo tomando algo que nos sienta mal, porque si nuestros pasos por no sé qué motivo van encarrilados en buena hilera de los buenos sucesos por qué dar indicaciones al cronómetro para que cambie las señales horarias y es normal salir cuando ha salido el Sol y hay más luz y calor en la parada.

Era fácil llegar a viejo sin fuerzas y convertirse en un pasivo ineficaz y payaso pero no es normal que una mujer lleve un reloj de señor, ni que uno vaya con la camiseta del Barça por el barrio del Bernabéu, y sí es normal que los jóvenes de Madrid se reúnan en las fiestas navideñas para salir por la Plaza Mayor y la Puerta del Sol, pero no es normal que uno vaya con tantos bártulos y las señoras con tantos bolsos, y que lo que adquirimos no nos satisface plenamente.

Uno que raspa el pulgar en la pared del Ministerio, la gente haciendo colas interminables para comprar lotería, verás normal ver en el centro a un negro mendigando con La Farola, que un loco coloque señales de piedrecitas en los arbolitos de mierdas, normal es la buena voluntad de los controladores de parquímetros, no es normal que una india cochiche lleve coleta y te espere y te cierre el paso, y luego se siente bailando con los pies en el asiento del metro, y es normal que los locos apóstoles tuvieran poderes mentales contra los magos y adormedores que se encontraban.

Es normal que yo meta las narices donde no me llaman y sin habérmelo propuesto, porque lo inverosímil también me parece normal, y solo en contadas ocasiones no he podido explicármelo, por lo que también tengo un cajón de lo no normal a esperar de una mayor información para aclararlo, contado el día en que mi vida sea larga para poder dar con la verificación susodicha, si bien el vacilar de ese sujeto es lo que me importa y el no cambiar de parecer por una mejor nobleza, aunque quizás pertenezca a una variedad zodiacal que desconozca de una gran voluntad justa y reflexiva.

Todo empezó cuando el individuo dejó de alimentarse bien y pretendía estar con toda placidez y comodidad posible en todos los ambientes, como si un judío no fuera a esforzarse en bajar la montaña de Toledo si la había subido, y es anormal pretender que la lengua sevillana y andaluza y no las manos y las piernas van a conseguir por la real gana lo que se le niega por méritos del saber hacer y estar, y así de tanto chorreo de aceite patinamos sin equilibrio.

Cuando el que te hablaba de la normalidad de la gente se vuelve anormal, qué hacer cuando todos como delfines desorientados se quedan varados en una playa de Asturias, el detective Sherlock Holmes iba con su maletín por la avenida de la Chopera de Alcobendas intentando dilucidar quien no actuaba correctamente y si se podía llegar al extremo de delinquir si se retiraran los controles y la policía, si llegaría a subir las escaleras de tu casa y a entrar en tu habitación porque sí, y porque todos había perdido sus cabales y no se respetaba lo normal que ya era caso clínico en los hijos de los conocidos.

Y como toca el tambor un niño con las baquetas, así voy viendo que los míos a sus pasos van ganando en dignidad, y el Metro de Madrid está lleno de casos patológicos, y mañana seguiré hablando de la normalidad en nuestra ciudad esa rara especie.

Y es normal que a uno a su cuarto le
vaya a visitar el Diablo, y que se lo
advierta primero el espejo de si la sombra
se acerca, pero es normal no tenerle miedo
y desear llegar a las manos, porque el
verdadero miedo se debe tener a perder
la normalidad de uno, esa que hemos
podido poner a prueba durante tantos años,
y si nos dejan y dejaron resultó salir
airada de la emboscada del momento
con la amada y con la buena fortuna.












JULIO 23, 2013
LA INTERIORIDAD DEL MONJE

Un monje es un solitario y un separado, que vive, sin embargo, una experiencia de unidad con el universo y con la humanidad como pocos seres humanos tienen oportunidad de experimentar en su agitada y despistada vida. Un monje es un ser aparentemente impasible ante los graves problemas de la humanidad y ante las "moscas" que puedan molestar con su zumbido en la tarde soleada, pero pocos seres conocerás que extremen más su sensibilidad ante los sufrimientos de la humanidad, que asume como propios y trata de ablandarlos y purificarlos en unas entrañas iluminadas por la oración.

El monje aparece, ante nuestros ojos sometidos a los estallidos estridentes del consumo y de la vanidad reinante en occidente, como un ser divinizado, elevado, salido de las redes negativas en las que nosotros hemos de deshojar y deshacer nuestros días. Pero el monje se sabe un desecho del mundo, un pobre inútil, un trasto que para nada cuenta salvo para el trato a solas con el Misterio.

Un monje es un hombre feliz, no posee nada, ni tiene nada, ni compra nada, ni vende nada, ni puede nada, ni pide nada. Divinamente feliz. Querría que tuvieras presente la aventura que vas a emprender, ella dirige tus pasos por caminos extremosos, desconocidos del todo para el consumista, el estresado, el ansioso o el activista. Tú también entras en la noche oscura de fray Juan de la Cruz, en la que buscarás el Amor y el Encuentro.

"Apártame de todo y de todos, en un monasterio perdido, en soledad completa; dejarlo todo, con total radicalidad, para demostrarle al Señor que le amo por encima de todo". Tanta urgencia me entró, que, después de las oportunas consultas, decidí entrar en el Monasterio benedictino de Santa María del Paular, en el exuberante valle del Lozoya.

"Permanecer siempre en camino. Día tras día. Durante toda la vida, sin renunciar a ello jamás. A cada caída, levantarse y volver a empezar.

El Dios Amor es el fin y no debe haber otro.
Abierto a todo y seleccionando lo positivo y lo saludable.
Aprende a descubrir lo bueno, lo que te hace bien y trabájalo con apertura de corazón, sin cejar en el empeño.



14 aprendizajes vitales
Carlos Alemany (Ed.) y Antonio García Rubio




















LA TEORÍA DE LA REALIDAD DEL SUJETO Y EL OBJETO

O ERES SUJETO DE TI MISMO O ACABAS SIENDO OBJETO DE OTRO SUJETO/ O DE OTRO OBJETO QUE SE POSTULA Y HACE LAS FUNCIONES DE SUJETO.

¿PUEDE EL AMOR CRISTIANO COMPLEMENTAR Y CORRESPONDER ESTA RELACIÓN SUJETO/OBJETO? (NOTA Jorge)

En conclusión, la interacción sujeto/objeto es conflictiva, tiende a su resolución mediante una respuesta/propuesta que devenga en éxito y finalmente apuesta por categorizar como éxito lo que de ninguna manera puede ser contrastado como tal en su totalidad. Lo mismo pero a la inversa, ocurre en la relación sujeto/objeto cuyo conflicto deviene en fracaso.

"La sensación de ridículo que hice fue tanto mayor cuanto que en ningún momento pensé en el fracaso. Yo había dispuesto todo para que V me correspondiera, había hecho lo que se dice méritos, y la verdad es que pensé que ya la tenía en mis manos, y hasta me confié demasiado. Es cierto que siempre fue V quien tuvo lo que se dice la sartén por el mango, me tenía a mí en sus manos, pero yo creía que la había lo que se dice conquistado. Por eso al final ha sido para mi trágico, y la verdad es que no me he repuesto todavía. De manera que cuando yo imaginaba que tenía a V metida en el bote resultó que no, que había hecho todo de la peor manera posible". (Nota Jorge: Puede el principio de la castidad católica y del amor a Dios por encima de todas las cosas superar este lance).

Respecto de nosotros mismos, sabemos hasta cierto punto cuáles son los tipos de sentimientos que se nos disparan en las relaciones con los varios objetos de la realidad, definimos los géneros de sentimientos y hasta hablamos de su intensidad y cuantía. Con toda suerte de imprecisiones y discrepancias, describimos la arquitectura sentimental de aquellos con quienes nos relacionamos. Los retratos literarios ofrecen ejemplos preciosos e ilustrativos, que aluden a los sentimientos del personaje, a expresiones corporales consolidadas, esto es, todo lo inherente a una arquitectura sentimental precisa.

Podemos abordar este problema desde varios ángulos:
a) Por los tipos de interacciones más relevantes en cada cual (eróticas, morales, intelectuales...)
b) Por los tipos de conflictos que se generan en nuestras relaciones con la realidad.
c) Por los tipos de conflicto que el sujeto tiene consigo mismo (eróticos, éticos, intelectuales, de la corporeidad...) inherentes a la inaceptación de una determinada faceta de su identidad.

PROBLEMAS

La pedantería, la cursilería, el tono chulesco, el recato, la mesura.... constituyen yoes públicos que el sujeto juzga idóneos para el éxito en la interacción. Para la escena pública la imagen ha de maquillarse a tenor de lo impresentable de la imagen íntima. Ése es el dinamismo de la impostura.

EL YO SUJETO

A) El módulo erótico.
Un tono de voz, determinadas locuciones, la manera de andar, de mirar, determinados gustos... se interpretan como señales de diferenciación sexual.

B) El módulo actitudinal.
Tres grupos de actitudes (submódulos) que corresponden a los parámetros del contacto inmediato que tienen lugar en LA INTERACCIÓN:
A) El pático, referido a la cualidad mayor o menor para la provocación de recepción o rechazo (simpatía/antipatía).
b) el ético, concerniente a la mayor o menor fiabilidad que inspira.
c) el estético, tocante al gusto (bueno/malo, delicado o tosco, elegante o rudo, distinción/indistinción) que transparenta.

C) El módulo de la corporeidad.
Casi como ocurre con el sexo al que se pertenece el cuerpo es el vehículo desde donde los demás han de configurar nuestra identidad.
(comprende también tres submódulos)
a) el fisiológico, referido a los bipolos saludable/enfermizo
b) el energético (fuerte/débil;  Nota Jg: voluntad/abulia)
c) el estético (bello/feo; Nota Jg: la belleza es expresividad)

D) El módulo intelectual, que gira en torno a los bipolos inteligente/torpe.

(NOTA jorge: E) El módulo religioso, caridad/ egoísmo, sanar/enfermar, santidad-milagros/siniestro)

El sujeto ha de saberse capaz o incapaz a la hora de construir yoes que resuelvan el conflicto surgido en una específica interacción.

Para la comprensión de la dinámica interna del sujeto hay que contar con el reajuste de la arquitectura del self/ (nota Jg: ser propio) a tenor de los éxitos o fracasos habidos en las interacciones.

Muchos de los desarrollos afortunados del sujeto en un área, pongamos por caso la intelectual, derivan de deficiencias en otra, por ejemplo, la erótica (nota Jg: o del desarrollo de la erótica deriva en desenvolvimiento de la creatividad y perjuicio de la conductual religiosa/anomia para las obras donde la sabiduría y el ornato artístico en su pereza y contemplación cómoda y pasiva y estática no tienen que ver con la afectividad de la santidad).
(EL TALENTO O LA MONEDA QUE LLEVAMOS DENTRO: sabiduría artística por manía y placer o científica por esfuerzo de mejorar el destino de los demás)

Puesto que los seres humanos se mueven en una doble vida, la íntima y la pública, es lógico que para esta última se trate de construir yoes públicamente aceptables y a ser posible reconocidamente valiosos.

Éstas son las estrategias del sujeto en la construcción del Yo adecuado a las reglas del contexto. En un funeral mostramos el Yo grave que se requiere; en un salón, el tono de voz, unos temas de conversación y unas formas de habla ad hoc. la mentira social -en tanto que consensuada deja de ser mentira- es una estrategia destinada a no ir más allá de adonde se debe llegar: cada cual adopta en el contexto las formas que se requieren para el éxito. La educación no es solo identificable con la cortesía, sino con la adecuación (ambos términos pertenecen a la misma familia semántica y etimológica). Una torpeza e inhabilidad, un fracaso del Yo inadecuadamente propuesto, comporta una auténtica catástrofe en el sujeto.

Distinta a la estrategia de adecuación es el maquillaje del Yo, la sobreactuación. El maquillaje, en el amplio sentido del término, es una sobreactuación en la estrategia para la consecución del éxito en la que se trasgreden las reglas de la cooperación mediante el recurso a la mendacidad. La coquetería, la oficiosidad, la adulación son yoes maquillados con miras a la obtención de un éxito que el sujeto no cree posible lograr de otra forma. Así por ejemplo, los maquillajes de yoes eróticos, como la coquetería o el donjuanismo, persiguen la seducción y la conquista del objeto eróticamente deseado. No hay seducción sin engaño, y en este sentido todo maquillaje erótico (en general, todo maquillaje) es mendaz. Los de actitudes páticas son, por ejemplo, la oficiosidad, la zalamería; los de la ética, la proclamación de la decencia, de la autoveracidad, de la rectitud moral; los de la estética, la sensibilidad, la cursilería. Los maquillajes de la corporeidad que afectan a la faceta energética adoptan o bien el incremento del vigor (vigorexia), muy frecuente en el sexo masculino, o la fragilidad y delicadeza, más propia del sexo femenino.

En la PSICOSIS ESQUIZOFRÉNICA AVANZADA, con notorios síntomas negativos de deterioro, el paciente, ajeno a los objetos del mundo exterior, y consagrado, en su retirada autista, a las relaciones con objetos de solo su mundo interno, se refiere a los objetos del entorno sin la menor vinculación afectiva. ¿En qué consiste su discurso? En la pura descripción. Así, en los test proyectivos del tipo del TAT, el paciente carece de la capacidad de proyectarse y se limita a la simple enumeración de los objetos que la componen. No sugiere un posible nexo afectivo entre ellos, ni siquiera el de la simple relación de unos con otros. El discurso esquizofrénico es un discurso a expensas de juicios fácticos, de datos, no de situaciones.

Lo que al ESQUIZOFRÉNICO le falta es justamente lo que representa la vinculación afectiva: la capacidad del sujeto para identificarse, cuando menos en algún aspecto, con el objeto, hacerlo suyo empírica o virtualmente. En la vinculación afectiva el sujeto atrae hacia sí al objeto, forma con él una unidad, una estructura. Esta vinculación es tanto más ostensible cuanto más intenso es el deseo.

La conjución que ahora nos importa es del tipo de las que calificamos de interesada, desiderativa, pues el deseo del objeto está en la base de hacerlo propio o de rechazarlo, aunque sea de manera virtual, ilusoria, imaginaria.

Nos interesamos por el objeto, nos sentimos afectados por él, tanto para su aceptación como para su rechazo, pero en cualquier caso el objeto por el que el sujeto siente algo deja de ser indiferente.

Freud hablaba de la catectización del objeto cuando el sujeto lo impregnaba de sus afectos y emociones.

La vinculación afectiva no se establece directamente con los objetos sino con las imágenes de los mismos construidas por el sujeto. El objeto parece ser condición necesaria para dotar de significado, y en casos patológicos esta tesis parece confirmarse.

Pese a todos los esfuerzos por considerarlo no-mío, el objeto odiado forma parte de mí. El problema del odio estriba precisamente en esto: el sujeto se encuentra poseído por el objeto odiado. Mientras la vinculación con el objeto amado depara un placer duradero, con el objeto odiado es una pesadilla: está dentro del sujeto, y como la destrucción no es posible, el deseo de la misma persiste y el odio se hace eterno.

El sujeto requiere adaptar su organismo al agente que lo desequilibra y requiere del objeto que le satisfaga su demanda. Estos síntomas, expresivos del sentimiento de que se está afectado, son percibidos, a veces subliminalmente, por los demás. A alguien se le nota que le pasa algo sin que podamos precisar a qué tipo de sentimiento remite su expresión.

Los síntomas son también objetos para el sujeto; por eso podemos conocerlos, describirlos y actuar sobre ellos. La literatura ha sido una fuente inagotable de descripciones de estados sentimentales, agudos o persistentes, y de individuos que dominaban sus sentimientos de forma que no se constituyeran en obstáculos para sus proyectos en la vida social. No tiene nada de excepcional que la expresión mímica de las emociones, componentes del yo ejecutor, pueda ser controlada desde el sujeto. Más difícil parece el control de las manifestaciones vegetativas, viscerales, aunque algunos puedan lograrlo mediante ejercicios y entrenamiento.

Pueden describirse sentimientos que no se tienen, pero es difícil -se requiere tanto la habilidad del actor como la torpeza o la buena voluntad del receptor- mostrar un sentimiento inexistente. Estas sofisticadas manipulaciones sobre los diferentes momentos del proceso emocional no parecen posibles en otras especies animales distintas a las del Homo sapiens. En la especie humana se puede representar un sentimiento que no se tiene y controlar el que se experimenta, algo inverosímil en las restantes especies animales, que expresan lo que sienten y les es imposible mentir.

El conflicto de la relación sujeto/objeto se soluciona si la doble vinculación se logra. Esto obliga a una estrategia eficaz: P no puede aspirar a que B le corresponda si A no sabe, no puede o inhibe la expresión del sentimiento. El fracaso de la función bivinculativa provoca toda una serie de metasentimientos, bien sobre uno mismo (depreciación, depresión), bien sobre el objeto con el cual se fracasó (resentimiento, incluso odio). Casi siempre, la vinculación que se pretende lograr del objeto es la misma que la que le ofrecemos a él: ser amado por aquel a quien se ama.

Además, las relaciones sujeto/objeto que verdaderamente importan tratan de hacerse duraderas (Nota Jorge: el cristiano servir a todos los demás y perdonar); o lo son a fortiori por la sencilla razón de que el contacto es obligado, como ocurre con el jefe o con colegas del lugar de trabajo.


ANÁLISIS de:
Teoría de los sentimientos
Carlos Castilla del Pino



LO REAL Y LO VIRTUAL

Y si Dios quiere que la muerte exista y los Guadaño también a ti qué, y si quiere corazones sufrientes porque sí y que vaciemos nuestros dineros por la crisis, y nos volveremos éticos por aburrimiento a no ser que llevemos una vida tan mala y estemos tan maleados que no seamos demócratas como los cansados millonarios que apoyan a Obama.

Como has caído y vivido en el vacío tienes miedo a los absolutos que son verdades y que son de lento paladar sí pero ya sé que tú naciste con la campanilla partida y el paladar hendido y qué se le va a hacer y te daré el pan con mantequilla y miel de Joaquín Navarro-Valls.

Por qué tiene que haber dolor/ por qué tienen que llorar/ por qué el llanto/ por qué el juego/ por qué la educación/ por qué la clase/ por qué el futuro/ de qué reflejos a esquemas conscientes estarán pasando esos niños/ por qué no tienen que alejarse de los padres maltratadores/ por qué la sociedad comunicativa/ por qué no representan su propio mundo de color.

cuando cierras los ojos,/ ojos penosos que se sienten nada,/ que estamos y podemos no estar,/ y que para todos es lo mismo,/ siento pena cada noche cuando veo a toda la estirpe humana acostarse,/ todavía no estamos rendidos,/ ojos cansados y sin explicación,/ pero si has triunfado de día,/ cuyo azar no se sabe si está en tus manos,/ entonces dormir solo es un respiro,/ y que pase otro invierno

Si uno se separa de Dios y si se separa del Papa parece que cae en un lugar mucho más angustioso y fatal que en los 144 infiernos calientes y fríos del budismo si bien las indulgencias que dan las colectas sean tan poderosas como la misma infalibilidad de los Pontífices Máximos.

En 1747 Lamettrie estableció que el hombre cartesiano es como una máquina, esto nos exige estar vigilantes porque no todo lo que entra en el organismo nos hace buenos engranajes ni todo en lo que derrochamos nuestras energías hasta perder el sentido del control de las tareas nos reporta mayor afinación del esqueleto con nervios, así hay cosas evidentes cuya sola presencia e ilusión nos reportan el funcionamiento óptimo de nuestro cuerpo y es el egoísmo y la maldad lo que lo estropean todo y el no creer en Dios lo que deja emborronada nuestra alma pero qué queremos decir conque Él viene a vernos.

El proceso del entendimiento es muy lento,/ no es difícil saber quién uno es,/ depende de su virtud y su alimentación,/ y su sueño y sus actividades,/ y su amor,/ pero es fácil estar a gusto estando donde uno esté,/ siempre que no se esté en Aranjuez ni se venga de Chinchón.

Lo virtual no tiene cualidad física,/ el aire es real porque lo puedes sentir, medir y pesar,/ la presión atmosférica es real,/ pero la red es real por las consecuencias que de ellas se derivan,/ como el mensaje de Jesús es la palabra de Dios,/ por los efectos que se producen al seguirlo.

Nadie le iba a decir nada cuando dejó el pelo blanco al hombre gallardo, cuando se dedicó a gastar en la suma de publicidad lo que éramos todos, cuando no nos queda recuerdo de nada de lo que ha hecho salvo ponerse camisetas de mujer colona, cuando fue votada a presidenta de la Comunidad por las mujeres que no trabajan y en sus ratos se las dan da armas tomar, y cuando se empeña en hacerle la cama a los suyos con las campañas en contra de los profesores y del copago sanitario para impedir que Rajoy obtenga mayoría por qué a esta ratita presumida no se la pone con los pies en la calle.

Tú crees que es real mi vida,/ que el gobierno no hará insumisión del deber y pedirá el rescate,/ que el Real Madrid es real,/ porque al final de un exceso de realidad llega la felicidad,/ que las normas del gobierno son reales,/ que el destino de España no ha dicho su última palabra,/ ni si su último número acaba en 92 y en 98,/ del azar y de Iberia,/ del mal y de Dios,/ de la tierra española y del mar,/ y de nuestras naves a las estrellas del infinito.

A la crisis económica que es como la bruja Lagarde la harán ordalías y la tirarán al agua con piedras y si se ahogaba era inocente y si se salva Europa la quemará pero que deje de competir con las ilusiones y los rezos y los planes de todo un pueblo.

Si yo pudiera rezar,/ si yo pudiera rezar los sábados por la mañana en una iglesia,/ qué pasa cuando rezas,/ que te metes en el enjambre,/ en el lío,/ en lo real,/ a surcar los mares,/ a sacar provecho,/ con peligro,/ en el cerco de la caridad del día 25,/ iba andando solo y me dije,/ pues no lo sé,/ no llego a fin de mes,/ algo Dios hará.























EL COMERCIO CON LA MUJER

lo mejor del hombre
es el comercio con la mujer
te ofrece sus pechos
en el tálamo del amor
y quiere ponerte un candado
a tu libertad
te envuelve con una cortina nebulosa
y era como repercusión la muerte
quisiera herirte de muerte
porque no accedes a lo que te pide
te teme
te respeta
te ahorca como una serpiente
por el camino de sus palabras
te odia porque eres superior
como el hombre corto
como el hombre envidioso
te odia
quisiera aplastarte
quisiera encadenarte
quisiera esclavizarte
como una sultana enrevesada
liándote la manta a la cabeza
con triquiñuelas
con sisbeos y maldecires
que estés a su servicio
a sus fáciles caprichos
envenenándote los oídos
para que no tengas más luz
que su faro y sus arrecifes
hará de bruja
será el mismo diablo
para ganar orgullosa
para salirse con la suya
enamorada de Adán
ya no quiere traicionarle
le sigue la corriente
pero la suya es muy diferente
el baile del mundo
el creerse diosa
que la adoren
que caigan a su lado
que mueran por ella



















LAS DAMAS DE LA CASTELLANA

con las alforjas llenas
damas de la Castellana
no tenéis respeto
por la necesidad
por la debilidad
por la pobreza
ricas alhajas
en las manos
rico vestuario
opulento bestiario
a quién vais a engañar
al necio, al rico
al pijo soltero
al duende del botijo














EL IDEAL DEL ARTE CLÁSICO

Este sentido del verdadero carácter plástico, de la unión de lo humano y de lo divino, fue principalmente propio de Grecia. Ya se le considere en sus poetas o en sus oradores, ya se estudie en sus historiadores o en sus filósofos, no se la ha percibido todavía en su punto central, si no se aporta, como clave que dé la explicación, el punto de vista de la escultura.


Desde este punto de vista de la plástica es desde el que hay que considerar, no digo solamente a los héroes épicos y dramáticos, sino también a los estadistas y filósofos que pertenecen a la historia. Hasta los hombres de acción, lo mismo que los poetas y los pensadores, tienen en los buenos días de Grecia este mismo carácter plástico, general a la vez e individual, y esto en el interior como en el exterior.


Se elevan grandes y libres sobre la sólida base de su enérgica y substancial individualidad, creándose por sí propios, haciéndose lo que fueron y quisieron ser.


El siglo de Pericles fue particularmente rico en caracteres semejantes: Pericles mismo, Fidias, Platón, y sobre todo, Sófocles; de igual modo también Tucídices, Jenofonte, Sócrates, cada uno en su género, sin que uno valiera menos en comparación de los otros.


Todos en sí son esas grandes naturalezas de artistas, artistas ideales ellos mismos, individualidades de una vez, obras de arte que están ahí como imágenes de los dioses inmortales, en los cuales nada hay de pasajero y sujeto a la muerte.


El mismo carácter plástico se encuentra en las obras de arte que representan la fuerza o la belleza del cuerpo, en los vencedores de los juegos olímpicos, hasta en la aparición de Friné, que como la más bella de las mujeres, salía desnuda de las aguas delante de la Grecia entera.




Estética, Hegel




















CRISTO LO LLENA TODO: MIGUEL SERVET

Cristo todo lo llena. Por Él hizo Dios el mundo y por Él está lleno el mundo. Desciende a las más bajas profundidades y sube a las más sublimes alturas, y llena todas las cosas. Él camina en alas del viento, cabalga sobre los aires y mora donde habitan los ángeles. Está sentado en el centro de la tierra y mide los cielos con su palmo y las aguas con el hoyuelo de sus manos... Habita sobre todos los cielos y dentro de nosotros... Cristo es un cuerpo espiritual en el nuevo cielo que está dentro de nosotros. Sólo en Cristo está Dios, y sólo en Él está el origen de la Deidad. En ninguna parte inspira Dios sino por el espíritu de Cristo. En ninguna parte habla sino por la voz de Cristo. A nadie le ilumina sino por la luz de Cristo. El cuerpo de Cristo es comunicable a muchos en la cena eucarística por un lazo misterioso que nos unifica a todos de modo que somos miembros de su cuerpo por su carne y por sus huesos. El cuerpo de Cristo y el cuerpo de la Iglesia son una misma carne, como lo es la carne del hombre y de su esposa...

Christianismi Restitutio, 1553













JUNIO 14, 2011
LA MIRADA

El problema no está en que te miren sino en cómo mires tú, la mirada inteligente y la mirada tonta, la mirada interesada y la mirada despreocupada, la mirada depredadora del que busca tu punto débil para ponerte cadenas, la mirada comprensiva y cariñosa del rumano, la mirada gitana del español, la mirada carnicera y matemática del alemán, la mirada del dinero del norteamericano, la mirada de la madre naturaleza del sudamericano, la mirada sufriente del japonés y la no mirada del chino y la mirada de miedo y poder del Papa.

De que no haces ni caso cuando eres mal mirado y así vas predicando, pero que no dejarás pasar a la injusticia, que a nadie condenas ni juzgas si se ha dado cuenta de su error, y nadie te va a superar en justicia y caridad, y que son los ángeles que con sus miradas nos maldicen, los que miran a la tierra y los que miran al cielo, y te apartas de lo sucio y desordenado pero si fuera de tu familia cambiarás.

No te atrapa la maniobra envolvente de los demás, no tienes dependencias humanas ni negocias con nadie ni con ninguna mirada, no eres una carga para nadie y trabajas para demostrar tu utilidad, no tienes púas ni puntas ni marcas tu mirada, no tienes una mirada exigente e intolerante, sino acogedora y extensible como la sagrada forma de la Eucaristía, nunca vas con la cabeza baja, tu fuerza está en no tener miedo de nada ni de nadie, y no te pesan las culpas de otros, y tu gozo no está más que en ser libre y avanzar que todo esto tu mirada lo conforta.

Que esto no se acaba, nunca se acabará, que tu mirada es de razoncita y sana, siempre seguiremos disfrutando de las aves del cielo y de la mirada, el acabóse es del diablo, del que no tiene mirada porque está muerto, porque no quiere que miremos más, porque quiere el morir al que miró, y que no avance el mundo al Cielo, que no vuele el que está enterado de todo lo que pasa por el mundo, que no le importa perder una oportunidad porque se recuperará otra ya que el tiempo es de Dios.

No consintamos ninguna mirada dolorosa en el Tercer Mundo, según como estemos de ánimos y pecados veremos mirar al Buda de casa y a la Virgen de la Iglesia, la mirada mecánica y humana del conductor de autobuses que para en cada parada, la Primera Evangelización fue la evangelización de la mirada, una nueva mirada sobre el mundo, otra vez te lo digo no consientas una mirada dolorosa y no mires si vas a mirar mal, pensar en alguien que te ha mirado mal, y que piensa mal en ti, es tomarle mucha consideración, con qué mirada activa, inteligente e imparcial, miramos por la ventana del ordenador siempre que nos da la información fidedigna.



















SEPTIEMBRE 09, 2012
LAS VOCES QUE ME LLAMAN

No cojo el teléfono en mi casa, tengo apagado el móvil, desconecto todo lo que puedo la radio, apenas me detengo a escuchar a los otros porque no hay nada nuevo bajo el sol, nadie puede darme lecciones de ética y moral aunque me gustan las que vienen del Vaticano que son como frutos secos que luego son dulces, me encandila el tono melodioso y claro de mi niño de seis años aunque no esté para jugar con él, no quiero escuchar a mis cansinos suegros ni a las impertinentes cuñadas ni a mis hermanos y lo de mi padre me rebota en un saco sin fondo, y si mi mujer me agobia con sus feminidades la mando callar y no estoy para nadie solo para Dios.

Necesito escuchar unas voces determinadas para sentirme a gusto, las de la radio y las de la tele, la de algún político como Aznar y Aguirre para establecer la contraverdad, la de algún deportista como Mourinho y Ronaldo para divertirme con sus locuras, la de algún dictador iberoamericano y presidente norteamericano para ver en qué andan distraídos los del otro continente o las de algún exaltado islámico para saber a qué atenerme pero no me gusta los que hablan con la boquita chica de los centroeuropeos ni los que guardan silencio y dan un empellón como los vascos ni los que dicen memeces presuntuosas como los catalanes así que buenas voces y no solo ruidos quiero escuchar.

A lo largo de mi vida ha ido disminuyendo el sonido de los patios de colegio cosa de lo que me alegro, aunque con el trasiego de los argentinos deberíamos de llevar tapones de cera, me desconcierta la risa de una bruja y el taconeo de una pirata por la pasarela del metro, el eco del coño de una secretaria es silencioso pero está lleno de sonido, el sonido tensionado de las salas de espera que no me recuerdan el carrete de mi caña de pescar de Canencia, como si las voces del velatorio de la iglesia no fueran páginas de un libro que se pasa, el sonido de la corriente de la puerta principal de la oficina, Chesterton no me hacía gracia si me pillaba en la época del torno del dentista en los jueves y no se oyen a las belugas sino a las molestas barracudas en las profundidades de los túneles.

LA ESTRELLA DEL NIÑO ARLEQUÍN

Debemos recordar cómo éramos en nuestra infancia en que niños con un grave defecto físico solo teníamos a un amigo del colegio Jesús y otros tantos extraordinarios amigos para ir probando, y nuestra madre velaba por nosotros, y con esos cimientos de cruz y caridad con nosotros ... ahora nos hemos convertido en unos fatuos e insolentes presumidos que han olvidado cuán justo apretando estuvo el estigma en que no nos veíamos en el espejo pero seguíamos danzando pero no la debilidad de un Dios junto a nosotros tras mucho esperar en el doloroso caminar de la salvación, y esas tormentas de suerte..., y encima lo mucho errados y poco acertados hemos estado después por una gloria sobrevenida que trastocó todo el estado de cosas y que ahora decae por su peso, si Él ya no va a estar más a nuestro lado como en Irlanda, y por eso debemos pues volver a los sentimientos puros de niños para que él vuelva a nosotros en la paz de Alcobendas... y arrepentirnos cuantas veces nuestra vanidad y presunción nos apartó de este hilo infantil si por pasar todas las pruebas nos vemos perdidos de nuevo, y debemos ver a las personas en cuanto niños que fueron tocados por la introspección, el dolor y la soledad y apagar cuantos ruidos tenemos ahora y tantos demonios azuzándonos.


EN EL PATIO SE ABRE UNA PUERTA

Me fui retirando adonde me fueron dejando,
arrinconado en ese rincón,
tú abrías la puerta del Mar Rojo,
y allí sin saber lo que iba a descubrir,
a solas a esperar por el pasillo del silencio y la tenue luz
encontré la salida,
pero tú te vas.




LA PÉRDIDA DE LA MADUREZ Y EL ALZHEIMER

"¡Qué noble su razón!¡Qué infinitas sus facultades!¡Qué expresivo y maravilloso en su forma y sus movimientos!¡Qué semejante a un ángel en sus acciones! Y en su espíritu, ¡qué semejante a Dios! Él es sin duda lo más hermoso de la tierra, el más perfecto de todos los animales."
(Hamlet, Shakespeare)


A LOS 50

Las PÉRDIDAS FÍSICAS de la madurez -la vista, los dientes, la energía, el color del pelo- no son más que el símbolo de otras pérdidas más dolorosas, los amigos de la juventud, los hijos que se van, parte de la familia que desaparece y muchas convicciones que creíamos inamovibles. Lo realmente molesto es darte cuenta de que el tiempo se escapa y te acercas cada vez más al final, que has pasado ya la mitad de la vida.


A LOS 70

Esta enfermedad se convierte muy pronto en un problema para el entorno más próximo. Aislado, el enfermo pronto preocupa a los vecinos, a los visitantes y a los servicios sociales de asistencia por su incuria y su inadaptación creciente.

La enfermedad del Alzheimer de los viudos o de los solteros es diagnosticada por las porteras y acaba rápidamente en el asilo.

Para los que viven en familia, el calvario del que o de los que se ocupan del enfermo no hace más que empezar.

Al principio es de orden afectivo: la persona enferma se siente disminuida, ansiosa, a menudo deprimida y, si el diagnóstico se hace en este estadio, no es un alivio para nadie.

Luego viene el estadio de la PÉRDIDA DE AUTONOMÍA: primero hay que ayudar, luego vigilar, luego asistir permanentemente a este enfermo que no sufre problemas físicos.

Las cosas se agravan cuando empiezan los trastornos de la personalidad, del comportamiento y de la relación. Apatía o agitación, depresión o agresividad, repliegue en sí mismo o desinhibición se convierten en una dificultad tal que, a menudo el cuidador se derrumba y cae en la depresión o el rechazo.

En este estadio, o si desaparece el cuidador, la mayoría de los pacientes son ingresados en una institución.

Cuando los familiares ya no son reconocidos y la conciencia de sí ya no es perceptible, la persona a la que conocíamos, a la que queríamos, ya no está. Al revés, se convierte en un fantasma, queda el cuerpo, pero ha desaparecido el espíritu.


(NOTA DE PRENSA:
Si no se descubre un tratamiento curativo en el 2040 habrán 81 millones de casos(?).
Esta enfermedad creará cada vez más problemas humanos, societarios y económicos sin precedentes. O los jóvenes se someten a los viejos o se aniquila a los viejos que duran tanto y se promete como la liberación y Guerra de las Edades(?). O se educa a los viejos para comportarse como jóvenes o a desaparecer de la vista del joven que es incapaz de respetarlos.)








MORAL, FINANZAS Y DISCIPLINA

Voy a moverme por la calle como una lombriz que se retuerce. Cuando voy a la Oficina de Empleo de Estrecho me encuentro con "el Vispas", el portero jubilado y con muletas, algo tocado, y con el funcionario con bigote y calvo Cronopio, que sella las papeletas de desempleo. Pero mi visita no sé a donde va a ir a parar.

El director Bhus tiene un lema en la mesa de su despacho: "MORAL, FINANZAS Y DISCIPLINA".

Contabilizo las bajas de las empleadas como sigue:

- Ausentismo.
- Salidas sin permiso dentro de la jornada laboral.
- Desobediencia sin tener razón.
- Falta de armonía con los compañeros.
- Falta de control de emoción.
- Falta de capacidad necesaria sobre todo del inglés.
- No tener sentido de responsabilidad.

Y de los consultores:

- Salidas frecuentes sin permiso dentro de la jornada laboral.
- Llamadas personales frecuentes.
- Falta de capacidad para cumplir sus deberes.
- Falta de sentido de responsabilidad.
- Frecuentes conflictos con los compañeros.

Todos ellos han sido amonestados de nuevo y por fin despedidos o expulsados por faltas al puesto, a su persona y al público. Las tres hijas de P.

El director adjunto ha venido de la otra oficina. Se lamenta de que no haya secretaria.

El jefe administrativo me llama Joselito como si fuera un inferior a él, de una manera que chirría.

El presidente ha puesto una nota en el tablón, y ha hecho unas últimas adquisiciones para la oficina. De momento han entrado unos muebles negros para los recelos de las administrativas. La mesa de Manuel la han puesto de cara a la pared y ya no comparte el teléfono.

- "Así que no llames", le comenta.
- "¡Cuando empiecen a despedirnos va a quedar el Vacío!", le contesta uno.

El jefe carraspea el escritorio de Manuel, cosa que hacen todos los empleados confiadamente al pasar y mi mesa la han esquinado con el pasillo.

















EL LABRIEGO Y LA ESTRELLA: VUELA SOLEDAD

El LABRIEGO Y LA ESTRELLA I:

Censaba, observaba, buscaba desesperadamente a su compañera; no odiaba a las mujeres porque no quería llegar a ser un homosexual. No las tenía confianza porque tenían tres o cuatro novios cada una a la vez. Buscaba desesperadamente a una compañera, pero las conversaciones terminaban siempre en un adiós que cercenaba su mente en las horas de trabajo, durante el día. Y por la noche, ¿quién le esperaba? su amistad tenía necesidad de excursión, mas ¿por qué no le ofrecían una ayuda antes de que cambiase de carácter y se endureciese?

- Mas, ¿dónde estaba “tu ella”?, le preguntaba un amigo.

Y se la imaginaba como a una estrella; tú un labriego, y ella una estrella de blancas colinas, muslos blancos, cuerpo de mujer, lejana y superior.

Grandiosa, fecunda y magnética estrella; el labriego no sabe nada a no ser que se le muestre en lo alto del cielo. Son así las cosas: el labriego efectúa acciones de Parsifal para poder sobrevivir juntos; lento juego de luces (ahora te veo, ahora no te veo) manifiesta la supervivencia de los dos. Y esta prueba ha de ser de noche.

Tiene un hálito de niebla, brazos de piedra, besos transparentes que ni se saben, pues es muda. Y se miran estando cerca las palabras del labriego; la estrella está apagada como una enredadera a los miembros valerosos del labriego a costa del sudor y sangre caída del cielo.

Si la estrella ausenta su tacto y sus ojos, el labriego mal nacido empieza a lloriquear, oleando el mar a la orilla de un faro. Se desquicia el labriego cuando no la ve cerca: “¿dónde estás?, ¿entre qué estrellas?, ¿acaso hablas con otro?”. Cree que el cuerpo de la estrella es de nácar soleado e inclusive que es la dueña del universo después de la luna. Es única, del labriego, mil veces suya. En la red de su música está preso el hombre; redes tan anchas como el cielo.

Esta estrella, ¿es centro del Universo?, ¿es mortal, muda o tiene otras formas de alimentarse, de reciclar?¿Desaparece, se extingue cuando el labriego se interesa por otra mujer, o por una mujer? El sol que la ilumina ha cambiado, es otro sol; no abrasa, no quema, no absorbe el agua ni nuestras vidas; el labriego luchó contra el otro sol anterior, que ya no es fuego; todo por ella.

Pero tranquilo, no estés a gusto más que cuando ella sea un encanto y se muestre contenta de ti, cuando ella te diga: “¡yo quiero un encanto y ese eres tú!”

Dejarás de ser un labriego: serás un hombre.
Dejará de ser una estrella: será una mujer.


EL LABRIEGO Y LA ESTRELLA II:

He acabado de leer el libro de Calderón de la Barca titulado La vida es sueño. De tal modo que me considero Segismundo preso buscando a una Rosaura de espada honorífica y viviente, pero me pierdo, cortesanamente, por una Estrella de Venus, beldad soberana, diosa humana, a cuyos divinos pies se postra el cielo, su arrebol, mujer bella, Estrella prima de Segismundo, ELLA, que lo estorba para que no se case con Rosaura, su futura esposa. Rosaura es una infeliz dama de Estrella. En la escena VII, jornada 2ª, Segismundo le dice a Rosaura lo siguiente:

“¿Pues cómo si entre flores, entre estrellas
piedras, signos, planetas, las más bellas
prefieren, tú has servido
la de menos beldad, habiendo sido
por más bella y hermosa
sol, lucero, diamante, estrella y rosa?”

¿Qué clase de labriego tenemos? Segismundo, digamos, es un gobernador al estilo de Hernán Cortés, ora valiente, ora grosero. O peor aún, un Atila, ora inhumano, ora bárbaro, lo que hace que Rosaura se busque a un Clotaldo o un Astolfo, apartándose del labriego.

En la escena XII, jornada 2ª, Estrella llama a Rosaura por el nombre de Astrea. Estrella tiene que casarse con Astolfo, pero le gusta y persigue a Segismundo, por lo que obliga a Astrea a que se enamore, sin quererlo, de Astolfo. Propósito que consigue al fin. En esta disertación de Ave Fénix me quedo ciego, por ser tan íntimo a mí esta situación ya vivida anteriormente. Tal vez, ni siquiera pueda considerarme yo Segismundo preso, sino Clarín altanero (y acompañante preso también) o Nerón que de nada se duele.

ROSAURA es LA DAMA SIN CORBATA, LA AURORA y tiene tres facetas (escena X):

a) Varón de rigurosa prisión.
b) Mujer fantasma, sombra.
c) Entre galas de mujer y armas de varón, la adornan.

Digamos que Estrella es la contrafigura de la Celestina. Y digamos que al final de la obra toma Segismundo a Estrella por esposa. ¿Cuál es el error? Simplemente que Rosa no dejó rastro.


EL SENTIMIENTO DEL ROSTRO DE LA GENTE EN SAN JUAN DE LA CRUZ

Y dice que "pasó", porque las criaturas son como un rastro de el paso de Dios, por el cual se rastrea su grandeza, potencia y sabiduría y otras virtudes divinas. Y dice que este paso fue "con presura", porque las criaturas son las obras menores de Dios, que las hizo como de paso; porque las mayores, en que más se mostró y en que más él reparaba, eran las de la Encarnación de el Verbo y misterios de la fe cristiana, en cuya comparación todas las demás eran hechas como de paso, con apresuramiento.

Mil gracias derramando... San Juan de la Cruz

NOTAS DEL ESCRITOR:
en progresión
Lucha entre el intelectual y el loco

No comments:

Post a Comment