abril 27, 2011

LA PREDICACIÓN II

Qué clase de apóstol soy yo. En qué voy a destacar./ Di, que algo queda./ El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán./ Se predica el mensaje de Jesús y la predicación es parte de la fe./ Has creído porque has visto. Dichosos los que creen sin haber visto. Desgraciados los que olvidaron lo que vieron./ Que nadie te haga de menos. Vienes de Dios./ ¿Qué es el hombre, para que de él te acuerdes, el ser humano, para que de él te preocupes? Lo hiciste poco inferior a los ángeles, lo coronaste de gloria y dignidad. Todo lo sometiste bajo sus pies./ Entrad en el descanso de Dios. Y Dios descansó de todo su trabajo el séptimo día. Existe un reposo reservado para el pueblo de Dios./ Hombres de cabeza dura e incircuncisos de corazón y de oídos, que no escucháis ni atendéis, vosotros resistís al Espíritu Santo, como fueron vuestros padres, traidores y nefastos, así también vosotros./ Los demás tienen visiones y van abriendo las puertas a los locos apóstoles./ Haciendo el bien te sientes mejor que haciendo el mal./ El Espíritu de Verdad es necesario. Porque sino no podemos proseguir el camino./ Jesús es la vid y nosotros somos sus sarmientos. Dios limpia los sarmientos que dan fruto para que den más. Tenemos que seguir unidos a las palabras de Jesús que predica lo que Dios le ha encomendado. Unidos a Jesús damos mucho fruto y sin él no podemos hacer nada./ Si el justo se salva a duras penas, haciendo el bien y sufriendo, ¿dónde irá a parar el injusto y el pecador?/ Rezad. Descargad en Dios todas vuestras preocupaciones pues él cuida de nosotros./ ¡Estad en guardia! Vuestro enemigo, los demonios, como lobos aulladores, dan vueltas y buscan a quien devorar./ Después de padecer, el Dios de toda la gracia, os perfeccionará, os confirmará, os fortalecerá y os consolidará./ La acción de Dios por medio de Jesús para salvar a la humanidad entera, sometida al pecado. La confesión creyente da el Espíritu de Dios que acaba con el dominio del pecado y permite una vida nueva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario