abril 26, 2011

EL MUNDO DE LOS GOBERNANTES

La religión es un negocio para el que se contenta con lo necesario. Nada hemos traído a este mundo y nada nos llevaremos de él. Porque el amor al dinero es la raíz de todos los males./ A los ricos de este mundo recomiéndales que no sean orgullosos y que no pongan su esperanza en las riquezas caducas, que hagan el bien, que sean ricos en buenas obras, que sean generosos y que estén dispuestos a repartir con los demás lo que tienen./ No hay autoridad que no venga de Dios y los que hay han sido puestos por Dios. Pero los gobernantes están puestos para amedrentar solo a los que se portan mal./ Los gobernantes están al servicio de Dios y se dedican a recaudar impuestos para ayudar a la comunidad./ Porque si por comer algo haces daño a tu hermano, ya no te guías por el amor. Que tu comida no sea causa de que se pierda tu prójimo./ En efecto, el que obra mal odia la luz y no va a la luz, para que no se descubran sus obras. Pero el que practica la verdad va a la luz, para que se vean sus obras, que están hechas como Dios quiere./ El Espíritu vela por la comunión de todos los cristianos./ Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi derecha hasta que haga a tus enemigos estrado de tus pies./ Entre vosotros no debe ser así, sino que si alguno de vosotros quiere ser grande que sea vuestro servidor, y el que de vosotros quiera ser el primero que sea el servidor de todos, de la misma manera que el hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por todos./ El hombre bueno saca el bien de la bondad que atesora en su corazón, y el malo saca el mal de la maldad que tiene porque de la abundancia del corazón habla la boca./ No tengas favoritismos por los ricos. Dios ha elegido a los pobres para darles su reino. Los ricos nos oprimen y nos arrastran a los tribunales./ El reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz, y gozo en el Espíritu de Verdad./ El que tiene conciencia distingue entre el bien y el mal. El que no obra según conciencia comete pecado./ Que el Dios de la paz esté con todos vosotros./ Dios está satisfecho de su pueblo pero quiere que seamos listos para el bien y simples para el mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario