abril 29, 2011

EL MUNDO DE LOS DEMONIOS II

El Espíritu Santo desciende sobre quienes escuchan las palabras del Evangelio./ Dios ha seguido mandando desde el cielo a nuestro paso las lluvias y estaciones fructíferas y saciándonos de comida y llenando nuestros corazones de felicidad./ Los inmigrantes buscan las cosas del mundo. Amar al mundo y ser del mundo. Pero Jesús nos sacó del mundo y por eso el mundo nos odia./ Los solteros se preocupan de las cosas del Señor y de cómo agradarle. El casado se preocupa de las cosas del mundo y de cómo ayudar a la mujer e hijos, luego está dividido./ Los ídolos no son nada en el mundo y que no hay más Dios que uno solo./ Cualquier día una sombra diablesca puede oscurecer tu entendimiento, cerrar tus oídos y cegar tus ojos./ El diablo nos mete cosas malas en la cabeza como la traición de nuestro semejante./ No todos estáis limpios. Vivir y morir con dignidad. Nadie es más que nadie. Ni a nadie desvinculado de los bienes terrenales le importa morir./ Le desgarran la carne a Jesús./ La gente tiene parte del Espíritu Santo, y retiene y condena los pecados de la gente con la que se cruza./ Cuidad de que vuestros corazones no se emboten por el vicio, la borrachera y las preocupaciones de la vida, y caiga de improviso sobre vosotros este día como un lazo, porque así vendrá ese día sobre todos los habitantes de la tierra. Estad alerta y orad en todo momento para que podáis libraros de todo lo que ha de venir y presentaros ante el hijo del hombre./ El diablo es mentiroso y padre de la mentira. Hay hijos pecadores que por sus errores son esclavos de Dios, hay hijos libres que conocen la verdad y son hijos de Dios y hay hijos que se esconden en la mentira que son hijos del diablo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario