abril 28, 2011

EL MENSAJE DE JESÚS II

¿No tengo nada que pedir a Jesús?¿Estoy seguro?/ De tanta oración y misa se te pone el rostro como el de un ángel./ Por la fe creemos en Dios y lo buscamos y por eso nos recompensa. Cuando la fe es inmensa y hasta arriesga las obras entonces consigue las promesas que hemos intuido. Dios nos ha preparado una patria celeste./ Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Y amarás a tu prójimo como a ti mismo. Y te amarás a ti mismo. Que nadie te subestime./ Cuando os pongáis a orar, si tenéis algo contra alguien, perdonádselo, para que también vuestro Padre celestial os perdone vuestros pecados. Pues si vosotros no perdonáis tampoco vuestro Padre celestial os perdonará vuestras culpas./ Y que cada uno diga la verdad a su prójimo. Si os indignáis, no lleguéis a pecar. Desterrad la amargura, la ira, los gritos, los insultos y toda clase de maldad. Sed bondadosos y compasivos: perdonaos unos a otros como Dios os ha perdonado con vuestra conversión./ Si tu hermano peca, repréndelo; y si se arrepiente, perdónalo. Y si peca contra ti siete veces al día y otras tantas se acerca a ti diciendo: "Me arrepiento", perdónalo./ Amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen./ El que no ama no ha conocido a Dios, porque Dios es amor./ Si alguno ve a su hermano cometer un pecado que lleve a la muerte, rece por él, y Dios le dará la vida./ El reino de Dios es de los que son como niños y hay que recibirlo como un niño./ Lo que sale del hombre es lo que mancha al hombre, porque del corazón del hombre proceden los malos pensamientos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, avaricia, maldad, engaño, desenfreno, envidia, blasfemia, soberbia y estupidez./ No matarás/ no cometerás adulterio/ no robarás/ no levantarás falso testimonio/ no estafarás/ honra a tu padre y a tu madre/ anda, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres./ Es seguro que todos los que quieren vivir como buenos cristianos sufrirán persecuciones./ Finalmente, vivid todos unidos con armonía. Sed compasivos, fraternales, misericordiosos, humildes, no devolváis mal por mal ni injuria por injuria, sino todo lo contrario: bendecid siempre por vuestro camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario