abril 25, 2011

EL MUNDO DE LOS DEMONIOS I

Como el mundo persiguió a Jesús así también nos perseguirá a nosotros los locos./ Genéticamente estamos con Jesús desde el bautismo cristiano./ Nuestro defensor es el Espíritu de Verdad o sea el Espíritu Santo./ Si solo cuentas contigo y con tus fuerzas como en una neblina poco o insignificante o nada haces./ El pecado consiste en que no creemos en Jesús. Jesús quiere darnos muchas cosas pero todavía no estamos capacitados para comprenderlas. No hemos evolucionado éticamente salvo las generaciones que se educaron en el cristianismo./ Cuando naciste saliste del Padre y viniste al mundo, de nuevo dejas el mundo y vuelves al Padre. Los discípulos creyeron que Jesús había salido de Dios./ Tendremos tribulaciones, pero tranquilos, que Jesús ha vencido al mundo. No demoremos el coger al toro por los cuernos./ Jesús quiere tener amigos. Pero Jesús es un loco solitario que está solo porque nadie le sigue. Y muchos andan ciegos y con las luces cortas toda su vida. El cerebro no se desarrolló plenamente con la fe./ El problema del mundo y el consumo de las cosas./ Salimos de Dios y Dios nos envía a la tierra. Tenemos que aclararnos para saber cuáles son nuestras misiones y dar testimonio verdadero. No podemos dejar pasar las ocasiones para manifestar la gracia de Dios en la tierra y llevar la paz a todo el mundo./ Jesús y la Virgen no piden a Dios que nos saque del mundo sino que nos guarde de todo mal en él./ Jesús no ruega por el mundo, ruega por los que ha escogido para enviar al mundo, que son y provienen del origen de Dios y no deben alejarse de Dios, y deben ser con Dios y Jesús una sola cosa consagrados en esta verdad. El mundo les odia porque no son del mundo como Jesús tampoco era del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario