abril 07, 2011

EL FINAL DE LOS SOCIALISTAS II

Como socialista de La Internacional tenía que empezar por derrocar el cristianismo porque sabía que la revolución tenía que comenzar llevando al pueblo por el ateísmo. Rechazaban radicalmente la familia, la propiedad y la responsabilidad moral del individuo y el modelo de libertad de Jesús para poder instaurar el Estado de los camaradas./ En estos días de la cuesta de febrero se producirá la plaga de la morriña entre la masa sociata con fiebre alta repentina, mucosa nasal, y úlceras en la boca, y diarrea maloliente con pus y sangre y almorranas. La afección durará una semana y causará una mortalidad elevada de las ideas patosas y conformistas con la crisis y apesebradas con los preclaros barones./ Este rojerío cutre deluxe y chequista, gafe y pésimo, fariseo y hipócrita, que valora más el matrimonio homosexual de papá y papi, que el tradicional de mamá y papá, pues no, yo voto, y prefiero un carca honrado de siempre y con la verdad por delante, incluso con ideas pseudofranquistas y católico rancio, pero que se ennorgullece de su bandera. Las dos Españas siguen perpetuándose al horizonte de la Tauromaquia./ No han hecho nada,/ todo lo han hecho al revés,/ han perdido el tiempo,/ han aprobado los absurdos,/ han revuelto a los muertos,/ en vez de aumentar la fe cristiana de su pueblo/ los muchos consejeros socialistas no aciertan nada/ y andan ciegos con las luces cortas./ Estoy alegre/ es magnífico/ se va la basura/ de los sociatas/ me siento feliz/ un nuevo espíritu/ me afeitaré/ me cortaré el pelo/ me vestiré/ saldré a la calle/ a respirar el aire nuevo/ del día lluvioso./ Como un alma en pena por las escaleras y los pasillos del subterráneo. Cuando un músico te levanta la moral en el Metro le echas una moneda en el cesto. Entre El Carmen y Quintana el pueblo nuevo era comunista y eran cristianos en sus hogares, y se hicieron socialistas y lo olvidaron todo. Los prosoviéticos iban a Canillejas a la marcha a Torrejón y luego llegó el dinero y les pusieron el Registro de la Propiedad, el Banco de España y El Capricho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario