abril 01, 2011

EL PUEBLO II

Da gusto saber que en un país algo se mueve y aparece una fuente innovadora de trabajo gracias a los recursos de sus gentes que saben ofrecer nuevas cosas en cantidad ingente y a todos agradables. No se puede repetir y copiar lo que ya ha saturado el siglo y no aporta una mejora sustancial de la forma de vida de la humanidad. Tiene que quedar raso sobre raso en las profesiones y en la longeva población que no se renueva para que se abra paso el progreso sin perder lo óptimo conseguido./ No podemos estarnos quietos en casa sin consumir a todas horas todo aquello que lleve cartón, envoltorio y código de barras. Menudo matadero de aves y carnes tenemos que preparar todos los días para dar de comer a toda la muchedumbre que se mueve en coche desde La Castellana a Arganda. Y luego las autovías radiales resultan ser un tubo de gasolina y un tubo abierto de humo para los madrileños./ Cómo logran después nuestros pulmones oxigenarse, los ojos lacrimosos y la gran ciudad llena de semáforos y aceras flanqueadas de coches. Pero cómo la máquina continúa desde las doce en el reloj de la fulgurante Puerta del Sol. Tantos somos que yo no puedo ni debo importar nada. La noche pasa por encima, las noches lastimeras en el catre y el cerebro se queja y se molesta grandemente. Se duerme muy mal en Madrid. Y al bajar la basura me doy cuenta de lo poquito que soy y casi ahí me dejo lo peor de mi yo en una ventana imaginativa./ En el fondo todos nos creamos nuestro estado de bienestar. El cansancio y la enfermedad es pretexto para paralizar la riqueza. Los mayores llegan a un nivel de incompetencia que ya no quieren hacer más y se limitan a subsistir con los recursos mínimos que les lleguen de cualquier parte ya sean herencias o prestaciones del Estado. Así todos conformes solo queda criticar a los que trabajan y tienen un modo de vivir que parece esforzado y molesto. Qué condenados de la Tierra./ Y no hay manera de ingresar más dinero. Y cuando llegan las vacaciones todos quieren disfrutarlas también y algunos por lo que han sufrido con su situación y esto indica que se han puesto al día. Y así vuelta a empezar porque no hay oportunidades que no mermen la dignidad. Aquí nadie quiere ser sumiso y lo entiendo porque no somos iguales y porque no dejan jugar en la empresa. Creo que lo importante es sentirse satisfecho con lo que se hace y que no te azuzen. No se debería trabajar por dinero ni por carbón./ Qués que sé los españoles, algarrobos, zurullos, cigarrones, calasparros, chunguillos, marrulleros, muflones cagarrutos, de la peor calaña, mediocres, murcianos, vulgares, morunos, manos en el palmito, sucios, mulos, mal olientes, moratallos y mazarrones, incultos, cabreros rumiantes, cabrones retorcebrazos, carnales, pringaos, choriceros abrocalados, abderramanos, encalados falsos, poyastres de la barraca, mursiyos como Torrente modelo de los hijos cutres de esas princesas chones, toñetos cantonales, al sur de la plebe francesa y al norte de la canalla africana, paturros, pata palo monclovitas, no nos educan y nos ponen a la fila de las gachas y los callos madrileños, pícaros y bufones y groseros del ERE y del desempleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario