julio 27, 2016

LOS ÁRBOLES CAÍDOS DE LA CRISIS POLÍTICA

A esta sociedad comatosa que ya ha dado caza a todas las comadrejas de la corrupción ya le sobran los comanches de Podemos para seguir el camino de nuestra democracia por una nueva senda, fija y que dé esplendor.

Los de Podemos son todos comisarios políticos o agitators del ejército de Cromwell y delegados de la Convención Revolucionaria Francesa, mientras que los demás partidos se nutren de comisionistas tratando de parar-y tapar-los casos de corrupción-dentro de sus filas, cuando los comiteros de empresa no solucionan los problemas laborales internos, y ésta es la acrobacia de nuestra sociedad española con un mester de commedia dell´arte con acrobacia, mímica y hasta canto como las farsas atelanas del imperio romano y todos zanni de gozzi.

Colón hizo cuatro navegaciones distintas y luego Panamá se secesionó de Colombia pero de la isla Española al Canal Norteamericano nos quedan la partida de Palos de la Frontera, la llegada a Canarias y Cuba, el naufragio de la nao Santa María en el día de Navidad con el retorno por Azores, y nuevos preparativos e impulsos hacia adelante desplazándose internamente el Almirante en pos de la corte castellana, y el Orinoco y los mayas son otras nuevas historias de su periplo como su enfermedad coincidiendo con la muerte de su protectora Isabel la Católica, y ésta es la tenacidad y tozudez que pedimos para todos los españoles en el momento actual.

Es un asunto de que caídos los árboles de la crisis política ahora hay que reponer los tejados y fíjense en los que en forma de urna electoral tiene el monasterio de Santa María la Real en Aguilar de Campoo porque aunque puede el tejado ir a dos aguas como en los templos griegos y romanos me gusta más el peraltado a cuatro partidos y apoyado en un muro de piñones y torre poligonal que son las leyes y la Constitución, dependiendo cómo no de la inclinación de sus faldones nacionalistas y de las zonas climáticas y de la cultura de Iberia, pero que si hubiéramos hecho una pirámide árabe no necesitaríamos de tejados porque las piedras resbalarían a la misma base pero ésta es una misma casa democrática y común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario