julio 27, 2016

LA CATALUNYA DE ARTUR MAS XIII VERSUS PUIGDEMONT

A Puigdemont puede ocurrirle como al emperador romano Cómodo que murió estrangulado por un atleta pagado por su esposa, y el estallido de sublevaciones en varias ciudades de Catalunya le lleven a ser borrado con las gomas de colegio de sus estatuas como más cruel que Domiciano y más impuro que Nerón al cambiar el nombre de Barcelona por Colonia de Demont.

Solo un barcelonés con nombre de Comas i Solá pudo realizar el primer mapa español de Marte a la vez que oponerse frontalmente a la teoría de la relatividad de Albert Einstein como un Non plus plis y un ¡Catacroc! de Els Comediants porque el comensalismo es de catalán divergente como un musgo que ya no encuentra árbol en Castilla, pero que tampoco quiere hacer un comercio ambulante de poco tiempo, y ésta es la sede del juego mental de Cataluña que se resume en la palabra la marcha en comfort.

Los catalanes saben que solo después de sudar lo suyo de las gotas divididas en la chaqueta de Lluís Companys se consiguen las cosas pero que también se las sepultan por lo que su capacidad de resiliencia es inconmensurable como la compañía familiar que se estabiliza y crece cada día más, pero su lucha comparada es contra gente que parece de la Compañía de Jesús con su Ad Miorem Dei Gloriam por eso fácilmente se hacen republicanos e irreligiosos porque su espíritu de tolerancia no es más un huir de todo este maremagnum castellano pero de ese hecho no se puede decir este barcelonés es superior a este madrileño, ni más que o tan como...

Los cada vez más numerosos visitantes de Madrid saben que las propuestas de Barcelona son inasumibles porque sería no asumir la verdadera historia de una España abierta a la unidad con toda la gente porque gente no hay más que una y no vale la que se abre y secesiona porque la mona es bona porque una colostomía de pau, justicia i germanía acaba haciendo otro buraco por el Este que no le corresponde hacer al catalán después del portugués del oeste y esto es un colposcopio natural a las entrañas de la Península Ibérica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario