agosto 01, 2017

CÓMO REALIZAR LAS FINALIDADES DEL SOCIALISMO EN LIBERTAD

Cuál es la sociedad futura a la que aspiramos, la ONU como la Liga de Naciones puede hacer algo, la posibilidad de una tercera guerra mundial, las lecciones políticas de los millonarios de las naciones, existe el régimen burocrático, qué son los socialistas occidentales con las políticas liberales, las críticas anarquista y antisistema de Podemos y el silencio sindicalista.

Han pasado treinta años desde la caída del muro de los Países del Este, los sistemas totalitarios de donde salen las crisis migratorias y la democracia de Europa, estamos en un mundo mejor al anterior a 1914, sigue siendo de primera importancia el evitar la guerra, lo mismo ocurre con el combinar la libertad y la igualdad, la socialdemocracia es más urgente hoy con la desaparición de la clase media, y los hombres buenos hacia la realización a que les inspira su visión creadora.

Los actuales sufrimientos de los hombres, solo unos cuantos hombres superiores y raros tienen amor por esta Humanidad, y se interesan con entusiasmo por conseguir la felicidad para los otros que disfrutan ellos, los ignorantes y apáticos a causa del cansancio por el exceso de trabajo, temerosos del constante peligro de ser castigados, y los que sustentan el poder, indignos moralmente por su degradación, no se han interesado por esto (LOS CAMINOS DE LA LIBERTAD, Bertrand Russell).

El incremento de la educación y la elevación del nivel de bienestar harían que todos fuéramos socialistas. El socialismo y el anarquismo lucharon toda la vida el uno contra el otro, culminando su antagonismo, en la división operada en el seno de la Primera Internacional. El anarquismo puro solo podría sobrevivir más de uno o dos años. El socialismo marxista daría demasiado poder al Estado. El mejor sistema practicable sería el socialismo liberal sin poderse realizar el cooperativismo debido a la idiosincrasia de las individualidades. 

Dentro de la ideología socialista de secta está el odio a la religión y a los valores espirituales aunque no así sus miembros de esta doctrina de la izquierda y el alto grado intelectual al que quería llegar ha sido rebasado por los tiempos.

Los comunistas libertarios con la propiedad en común por la libre sociedad de hombres y mujeres sin la intervención de los poderes gubernamentales que son necesarios para constituir un Estado mediante una revolución catastrófica viendo desmoronarse lentamente la propiedad privada a condición de que ésta no quedase dividida en grandes partes.

Pero cuál es el grado de democracia al que aspiran sino la abolición del capitalismo y la supresión de todo género de privilegios y de desigualdad dineraria siendo defensores de los subempleados de hoy.

Marx no sabía la que lió con otro sistema de opresión para eso mejor haber sido un gladiador cristiano. Tenía una mayor fe en la revolución que en la evolución evangélica tutelada por los santos de la Iglesia.

Los fenómenos de la sociedad tienen su origen en las condiciones materiales que están incorporadas a los sistemas económico. La Iglesia del papa Francisco ya no es expresión del régimen económico y de las plataformas financieras digo yo si es antisistémica. Menguada la clase burguesa, qué ha de venir, la de los famélicos y pobres de solemnidad.

El jornalero que no posee nada (proletariado) está explotado por los capitalistas que lo poseen todo. A medida que el sistema capitalista se desarrolla y se revela más claro su carácter, la oposición entre la burguesía y el proletariado se agudiza cada día más. Las dos clases, ya que tienen intereses antagónicos, se ven obligadas a luchar dentro del régimen capitalista vigilados por las fuerzas armadas, los jueces y el parlamento legislativo.

Todas las clases que en el pasado se apoderaron del poder ensayaron consolidar su adquirida situación sometiendo la sociedad a su propio modo de apropiación. Los proletarios no pueden apoderarse de las fuerzas productivas sino aboliendo el modo de apropiación que les atañe particularmente y, por consiguiente, todo modo de apropiación en vigor hasta nuestros días.

Los proletarios no tienen nada que salvaguardar que les pertenezca; tienen que destruir toda garantía privada, toda seguridad privada existente. Todos los movimientos históricos han sido hasta ahora realizados por minorías en provecho de minorías. El movimiento proletario es el movimiento espontáneo de la inmensa mayoría en provecho de la inmensa mayoría. El proletariado, capa inferior de la sociedad actual, no puede sublevarse, enderezarse, sin hacer saltar todas las capas superpuestas que constituyen la sociedad oficial.

Los comunistas, dice Marx, representan el proletariado en su totalidad. Son internacionales.

De otro lado, se acusa a los comunistas de querer abolir la patria, la nacionalidad... Los obreros no tienen patria. No se les puede arrebatar lo que no poseen.

El fin inmediato de los comunistas es la conquista del poder político por el proletariado. "Los comunistas pueden resumir su teoría en esta fórmula única: abolición de la propiedad privada"-dice Marx.

El poder ejecutivo del Estado moderno no debe ser un comité para dirigir los asuntos comunes de toda la burguesía. Por otra parte Engels dice en otra coletilla, que cuando el proletariado se apodera del poder del Estado..."pone fin a todas las diferencias y antagonismos de clase, y, como consecuencia, también termina con el Estado como Estado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario