agosto 23, 2016

SIEMPRE LA LENGUA Y EL ESPÍRITU FUERON COMPAÑEROS DEL IMPERIO: LA HISPANIDAD UNIVERSAL

En toda Europa se observa una profunda hispanización: el valor caballeresco, la sutileza de ingenio, la agilidad en el trato, la majestuosa gravedad de los españoles encarnaban el arquetipo social del renacimiento, la perfecta cortesanía. España era Europa y Europa era España.

Durante los Siglos de Oro fueron traducidos a varios idiomas europeos, el Amadís, La Celestina, la Cárcel de Amor, el Lazarillo, La Diana, el Quijote y las obras de los más grandes como Fray Luis de Granada, Santa Teresa de Ávila, San Juan de la Cruz, el teatro del siglo XVII. La novela picaresca, la obra de pedagogos como Huarte de San Juan, de políticos como Saavedra Fajardo, de moralistas como Gracián se conoció en toda Europa. El estilo de Fray Antonio de Guevara influía en Inglaterra con la utilización de frases simétricas, de frases contrapuestas, de paralelismos, de enumeraciones, corriente literaria del "euphuisme" que triunfaba en la Inglaterra de finales del siglo XVI. Los dramas y las comedias de Lope de Vega se representaban y se aplaudían en todos los escenarios de Europa. En las imprentas más importantes de Venecia, Milán, Amberes, Bruselas,París se publicaban en español obras de nuestros autores de los Siglos de Oro.

La ansiada perfección que los escritores preconizaban se iba consiguiendo; el castellano abandona su lastre medieval y surge un español nuevo y floreciente en la prosa y en el verso. El castellano o español es considerado, en esta época, como el primer idioma moderno de entre todas las lenguas modernas; al igual que España se había convertido en el primer Estado moderno con la unión de los reinos de Aragón y de Castilla en la corona de los Reyes Católicos en el 1469.

El español es, en España, la primera lengua de cultura aceptada por todos y esto hace que los escritores, ya sean castellanos, andaluces, gallegos o portugueses como Luis de Camoens, o catalano-aragoneses como Boscán, se centren todos ellos en ampliar y mejorar su lengua castellana convirtiéndola en el español, en la lengua mundial del comercio, de la diplomacia y de la cultura. Tanto es así que escribe Bartolomé Ximénez Patón a principios del siglo XVII:

Que parece está la lengua en el estado colmo o cumbre de su perfección, como la latina en los tiempos de Cicerón.







LENGUA ESPAÑOLA
(Para Filología Inglesa)
F. Miguel Martínez Martín
Emilia V. Enríquez Carrasco
Ángeles Estévez Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario