diciembre 16, 2015

LA EVOLUCIÓN DE LA POLÍTICA MONETARIA Y DE LOS MERCADOS FINANCIEROS EN 2016

En poco más de dos meses inversionistas extranjeros retiraron recursos por 91 mil 640 millones de pesos que tenían en bonos emitidos por el gobierno mexicano en el mercado local, en lo que constituye el primer movimiento de reversión de capitales en instrumentos especulativos desde 2002, el cual coincide con la cercanía de un previsto incremento en las tasas de interés en Estados Unidos.
El dato marca la salida de capital especulativo por primera vez desde 2002, señalaron especialistas de Scotiabank, en un reporte publicado el jueves pasado.
El 31 de diciembre de 2014 el monto de valores gubernamentales en manos de extranjeros se ubicó en 2 billones 119 mil 166 millones de pesos. Para febrero la cifra alcanzó su punto más alto en este año, al llegar a 2 billones 180 mil millones de pesos.
Hasta el 29 de septiembre la tenencia de dichos valores en manos extranjeras fue de 2 billones 150 mil millones de pesos pero al 2 de diciembre pasado la cifra cerró en 2 billones 58 mil 820 millones de pesos, 91 mil 180 millones menos que a finales de septiembre.
Según los datos del Banco de México, en el último año la participación de los extranjeros en la tenencia de valores gubernamentales, títulos de crédito emitidos por el gobierno federal en el mercado de dinero con la finalidad de allegarse recursos, disminuyó de 37 a 34 por ciento del total de valores en circulación.
La disminución de la participación extranjera en valores del gobierno mexicano se da en un contexto en el que el peso se depreció el jueves a su nivel más bajo en 11 semanas, debido a las preocupaciones en torno al exceso global de oferta de petróleo, que provocó que los precios de la mezcla mexicana alcanzaran un mínimo desde 2009.
Por otro lado, el peso también sigue presionado por el muy probable incremento de tasas de interés que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunciaría el próximo miércoles
De acuerdo con analistas de Banorte-Ixe el esperado inicio de la normalización de tasas en Estados Unidos muy probablemente definirá la evolución de la política monetaria y de los mercados financieros globales en 2016.
Gabriel Casillas y Delia Paredes, analistas económicos de Banorte, consideraron que luego del movimiento de la Fed el Banco de México también subirá tasas.
La junta de gobierno del Banco de México llevará a cabo la semana que entra su última reunión regular y se espera que el anuncio sobre la decisión de política monetaria se dé el jueves 17 de diciembre a las 13 horas.
Analistas de Banorte prevén que los miembros de la junta de gobierno decidan aumentar en un cuarto de punto porcentual la tasa de interés de referencia, con lo cual se situaría en 3.25 por ciento.
La última vez que la autoridad monetaria mexicana subió la tasa de referencia fue en agosto de 2008, pero el movimiento más reciente ocurrió en junio de 2014, con lo que la pausa en la política monetaria acumula 18 meses.
Los especialistas comentaron que además del diferencial de tasas, empieza a haber preocupación respecto del nivel de las reservas internacionales, puesto que en lo que va de la semana, el tipo de cambio se ha depreciado alrededor de 9.5 por ciento, ante la renovada caída en los precios del petróleo, las preocupaciones sobre la economía china y la expectativa de alzas por parte del Fed.
Esto ha implicado la activación del mecanismo de subastas establecido por la Comisión de Cambios en tres ocasiones durante la semana, por un monto de mil millones de dólares. Con esta cifra, el monto total de reservas utilizadas en operaciones en el mercado cambiario acumula 24 mil 600 millones de dólares, desde que se establecieron dichos mecanismos”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario