diciembre 29, 2015

EL CLUB DE LA IMPROVISACIÓN.COM

EL MUNDO CREATIVO DE LA IMPROVISACIÓN
DESDE LA RETÓRICA Y EL COACHING DEL CAMBIO


Lo que quizá uno no se imaginaba es que ese ingenio y rapidez está al alcance de todos, porque la improvisación no sirve solo para la comedia, ni tampoco es una habilidad reservada solo para actores

.

“Improvisar no es llegar y hacer cualquier cosa”.

‘improvisación’ significa creer en ti y creer en el otro y aceptar, y siempre construir propuestas a partir de lo que tu ofreces o de lo que ofrece el otro”. No cerrarse, ni juzgarte ni juzgar al otro, dejarse llevar a un nuevo mundo.

“Realmente es el deporte en todo el mundo el referente más cercano a la improvisación teatral, porque esa es la gran diferencia que hay entre el teatro convencional y el teatro de improvisación, que el teatro convencional se ensaya; el teatro de improvisación se entrena, igual que en el deporte”

Sorprende saber que la mayoría de los interesados en estudiar esta técnica, no son personas ligadas al área teatral o artística, sino profesionales de otros ámbitos, en su mayoría ingenieros y abogados.

¿El secreto? Nunca decir “no” La más importante es la de nunca decir ‘no’, buscando siempre construir en base a lo que se te ofrece. “Si tú cortas una idea, si tú paras la propuesta de tu compañero, inmediatamente matas la historia. En cambio, uno tiene que aprender a apoyar, a complementar y muchas veces transformar, una idea, pero nunca negarla.”


“Aquí la regla de la improvisación es ‘SÍ Y MÁS’, sí, acepto, lo que se me ocurre, y sumo. Normalmente la gente dice ‘no’, y cuando dice ‘sí’, que son las menos de las veces, solamente dice ‘sí’ y no suma. Aquí enseñamos a decir ‘sí’ y a sumar (…) aprender a construir a partir de lo que ofrece el compañero o a partir de lo que tu propones”.

Empatía, seguridad y humor, son algunos de los valores que se buscan desarrollar, y que benefician a la cultura empresarial, ya que permiten cortar de raíz ese “no” instintivo que no permite visualizar una idea más allá de su nacimiento. El atreverse a opinar, combinado con la habilidad de construir en base a lo que dijo el otro, nos lleva a la misma torre del absurdo que mencionaba en el inicio, pero de cuello y corbata y con grandes beneficios para el trabajador y la empresa

¿Y cómo entrenarse en el día a día? Como hemos aprendido de estos profesionales de la improvisación, cualquiera puede hacer uso de esta técnica, la clave es practicar hasta dominarla ¿Cómo hacerlo cuando no tenemos tiempo? Ángel nos sugiere practicarlo en las instancias donde compartamos con amigos “siempre se cuentan historias, se agrandan las historias. Uno nunca debe de terminar, de abandonar el hábito de contar historias. Y esas historias siempre van a ir transformándose, siempre vamos a agregar algo, siempre vamos a tratar de ser los héroes de nuestros propios cuentos, y eso ayuda mucho a la improvisación, ayuda mucho el no abandonar la imaginación, que eso es importantísimo”.

Tienes una historia maravillosa que contar, agrándola con otro, sirviéndote de la improvisación en todas las facetas de la vida. Que no se cuelgue la red.

La improvisación es como un licor que sale de ti mismo. ¿Pero nunca dirás no a ser comprado por dinero, al sexo libre y a todo lo que se te ofrezca en la vida llevándote a la corrupción y la muerte? No tienes gusto, ni normas, ni evidencia de ridículo impúdico, ni ética en esta técnica teatral. No se esconde un brujo ni un sátiro tras esto. ¿Verdaderamente nada sabe tan mal?

Una pista, un pequeño detalle, nos indica que mejor no seguir con la compañía de un interlocutor del que no soportaremos ciertas cosas que consideramos de mal papel. ¿No existe ni la educación, ni la perfección, ni la paciencia, ni el esfuerzo y hablemos por los codos? Solo son palabras, pero llegan los hechos… la prudencia se quedó en casa. Milongas de palabras y no obras que coronan la felicidad.

Porque a veces hay que echar freno y marcha atrás cuando llega el que te va a poner cadenas y a incendiar tu puesto. De tanta improvisación perdió la órbita y no pudo regresar. Que todos improvisen que yo iré luego recogiendo lo bueno.

Pero disparemos al aire, se trata de divertirse, y se puede tocar la flauta por casualidad. Que nadie se quede mudo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario