septiembre 17, 2013

EL ESTADO MULTINACIONAL DE ENRIC PRAT DE LA RIBA

Político español. Primer abanderado del federalismo conservador en Cataluña (Castelltersol, 1870-íd., 1917).

Miembro de una modesta familia de procedencia rural, estudió derecho en la Universidad de Barcelona y se doctoró por la universidad de Madrid con su tesis La ley jurídica de la industria (1894).

En 1887 ingresó en el Centre Escolar Catalanista, institución que dirigió entre 1890 y 1891, y planteó su teoría modernizadora y nacionalista del catalanismo. 

Prat de la Riva era partidario de la integración catalana dentro del Estado español, pero con la supremacía de la España periférica, industrial y capitalista, sobre la España interior, burocrática y empobrecida.

Elegido secretario de la Unió Catalanista (1891) intervino en la redacción de las Bases de Manresa (1892).

Publicó numerosos artículos en Lo Catalanista, La Renaixença y Revista Jurídica de Catalunya, y dirigió el diario La Veu de Catalunya (1899-1917), a través del cual expuso los planteamientos centrales de su pensamiento.

Secretario del Ateneo de Barcelona (1896-1897) y agitador catalanista durante el desastre colinial español, defendió la intervención de la Unió Catalanista en las elecciones de 1897, hecho que quebró la precaria unidad que mantenía el grupo Reinaxença.

Prat ingresó entonces en el Centre Nacional Català que con la Unió Regionalista se fundió en la Lliga Regionalista que él mismo lideró (1901).

Una grave enfermedad le mantuvo temporalmente alejado de la política, a la que retornó en 1904 para respaldar la entrevista entre Alfonso XIII y Cambó que originó la ruptura de la Lliga.

Fue elegido miembro de la Diputación de Barcelona, donde se opuso a la Ley de Jurisdicciones (1905), y presidente de la Diputación de Barcelona (1907-1914).

En 1914 creó la Mancomunitat catalana de la que fue elegido primer presidente (1914-1917).

Favoreció el desarrollo de las infraestructuras, potenció el ferrocarril y la extensión de la red de teléfonos y telégrafos. Su esfuerzo fue especialmente reseñable en los campos educativo, científico y artístico, en los que favoreció la creación de la Sociedad de Biología (1913), el Servicio Geológico y Geográfico (1915), así como el Institut d´Estudis Catalans (responsable de la normalización lingüística catalana) y la Biblioteca Nacional de Catalunya.

Publicó diversas obras en las que expuso su pensamiento catalanista, como Compendi de doctrina catalanista (1895) escrita en colaboración con Pere Muntanyola, en la que defiende el modelo autonómico para Cataluña y que recibió el Premio del Centre Català de Sabadell; Compendi de la Història de Catalunya (1898) que ganó los Juegos Florales de ese año, La nacionalitat catalana (1906), considerada obra cumbre del catalanismo y en la que defiende la creación de un Estado multinacional, Les Mancomunitats (1912), Normes ortogràfiques (1913) y Per Catalunya i l´Espanya gran (1916).



No hay comentarios:

Publicar un comentario