septiembre 01, 2012

EL SENTIMIENTO DEL INVIERNO EN SAN JUAN DE LA CRUZ

Donde, por ser esta luz espiritual tan sencilla, pura y general, no afectada ni particularizada a ningún particular inteligible natural ni divino -pues acerca de todas estas aprehensiones tiene las potencias del alma vacías y aniquiladas-, de aquí es que con grande generalidad y facilidad conoce y penetra el alma cualquier cosa de arriba o de abajo que se ofrece. Que por eso dijo el Apóstol que el espiritual "todas las cosas penetra, hasta los profundos de Dios" (1Cor 2,10); porque desta sabiduría general y sencilla se entiende lo que por el Sabio dice el Espíritu Santo, es a saber: "Que toca hasta dondequiera por su pureza" (Sap, 7,24); es a saber, porque no se particulariza a ningún particular inteligible ni afección. Y ésta es la propiedad de el espíritu purgado y aniquilado acerca de todas particulares afecciones e inteligencias, que en este no gustar nada ni entender nada en particular, morando en su vacío y tiniebla, lo abraza todo con grande disposición, para que se verifique en él lo de San Pablo: Nihil habentes, et omnia possidentes (2Cor 6,10); porque tal bienaventuranza se debe a tal pobreza de espíritu.

Noche oscura, San Juan de la Cruz

No hay comentarios:

Publicar un comentario