agosto 24, 2011

LA ENTRADA DE LA JMJ 11








Tú sabes cómo fue físicamente/ tú sabes cómo es el mundo/ tú sabes cómo Él vive en todos nosotros/ tú sabes que nunca morimos del todo/ tú sabes que Él está presente y te acompaña/ tú sabes cómo es el ser inteligible e inteligente/ el que ama y enseña/ tú sabes cómo es Dios.

La humildad es andar en la verdad de nuestras miserias. Dios ama la humildad y a los humildes comunica las verdades oscureciendo la de las otras criaturas. Dios...es la misma verdad y todas las demás cosas son mentira y burla. Los humildes se juntan con la voluntad de Dios en la oración.

Es muy triste pensar que puedo perderme como Pulgarcito sin los pedazos de pan de las diferentes Eucaristías que tuve que hicieron de peldaños para encontrar la salida del construido Paraíso que no nos satisfizo y fue Laberinto, que no podré volver atrás para llevar a más gente a la salvación y a la fuente de donde mana el agua buena, que no podré rescatar a Caperucita de caer en las garras del Demonio, que juntos no podremos alcanzar a la catarata de la plena felicidad en el Nuevo Mundo, porque ya perdimos a unos colaboradores americanos.

Los españoles somos los más informados del planeta, aquí nos enteramos de todo, el que no sabe es porque no se entera, el primer hecho democrático es el cotillear y sus precauciones, a los informadores maquiavélicos se les oye en la radio su voz de flauta y se les ve el plumero, y si las señales no acompañan es que la información era falsa, porque nuestra lengua el español da para todo esto.

Las próximas filosofías necesitarán del discurso del ilusionismo y de la neurociencia donde demos de ver del Globo Terráqueo como un punto del Universo y creyendo en Dios como el centro del Big-Bang veremos a la persona humana como un ángel protector y acaparador de todo ello.

La naturaleza humana es tan pobre que no se la puede juzgar a una jugada, y hay que concederla mucho más tiempo del que dispone para poder considerar si merece ser condenada al Diluvio o al Apocalipsis, solo una duración muy larga de su existencia llevaría a Dios a considerar la posibilidad de su extinción, eso sí siempre y cuando quedara algún Noé, Lázaro y Lot por el que no consideraría extirpar a todos porque cabe la posibilidad de presenciar el espectáculo de la lucha contra Goliath y Leviatán desde el Cielo.

Nosotros mismos somos diablos cuando cegamos nuestra conciencia y queremos imponer nuestras preferencias que no son ajustadas a razón sino a la insania del momento que se deja llevar por la ira de la frustración ante el no poder conseguir nuestros placeres que casi siempre resultan ser de la parte animal.

Me pongo el castigo/ sin cuidado/ a mi desatino/ por haberlo perdido/ lo que he tenido/ mucho tiempo/ en el desespero/ de lo primero/ y ahora finalizado/ y qué lo hará volver/ a nuestro cielo/ la unión con Dios/ sino la oración/ la lucha con el demonio/ el acierto del individuo/ un guiño de la Virgen/ y el Espíritu Santo/ y el tino del sino.

Y fui a la iglesia/ y eché gasolina a mi alma/ y salí despedido por la puerta/ no veas cómo vuela/ por el campanario/ y por la aldea/ y llegué a la ciudad/ y vuela que vuela/ puerta que puerta/ calle que calle/ la marcha no parará/ ni de día/ ni de noche/ que la gracia alcanzará/ desde la Puerta de Alcalá/ al Arco de Triunfo.

Cuando se riega y crece el huerto de flores alrededor de uno se sabe que se está haciendo bien que es otra forma de sentirse bien y de aumentar las almas del futuro Paraíso.

La geometría no atrajo tanto a Pascal como la fe. Se necesita tener una visión muy clara para ver todos los principios y no equivocarse. Y hacer un recordatorio todos los días con el Memorial en el forro de la chaqueta. La fe exige fineza para sentir las verdades del ser con su vida entre el cielo y el infierno. Ante todo exige poseer el instinto caritativo y no mancharlo por el orgullo ni por la pereza. Para ésto habrá que inclinarse y rezar al Dios que todo lo sondea.

Madrid se recorre en un gran trecho andando con la subida y bajada de Alcalá, atravesando Neptuno que conecta con el Retiro, la Plaza Mayor y el Palacio de Oriente y así seguimos hasta el Teleférico. Luego está la columna vertebral de la Castellana, con su epifanía en Recoletos, Plaza de Colón, Nuevos Ministerios, y el Estadio Bernabéu hasta la Plaza de Castilla.

Estamos conformes con nuestro destino y se nos dirá por qué adoctrinamos a nuestros hijos con el cristianismo porque queremos seguir disfrutando viendo las huellas de Dios.

Lo español no es quijotesco ni panzesco es grotesco/ La casta del toro español/ Me odian por tener aspecto y personalidad de judío con estrella/ Contra los planes de los nacionalistas antiespañoles/ Para acabar con los republicanos españoles/ Venimos a Madrid para que acabe Dios y arrodille a los enemigos de España y de lo típicamente español

Debemos creer que estamos predestinados sino fuera porque además Dios perdona y nosotros nos rehacemos cumpliendo con el Evangelio y el reloj de la mano de Jesús se adelanta en horas y días.

No hay comentarios:

Publicar un comentario