junio 06, 2011

LA PROMESA EN SAN JUAN DE LA CRUZ

[...] aCABA, sEÑOR,
al que has de enviar envía; [...]

[...] ¡oH dichoso
el que en tal tiempo sería,
que merezca ver a DIOS
con los ojos que tenía,
y tratarle con sus manos,
y andar en su compañía,
y gozar de los misterios
que entonces ordenaría!

[...]-qUE le daba su palabra
que la muerte no vería
hasta que la vida viese
que de arriba descendía,
y que él en sus mismas manos
al mismo DIOS tomaría, [...]

No hay comentarios:

Publicar un comentario