junio 15, 2011

LA EUCARISTÍA

Imagine all the people de John Lennon y Wonderful world de Louis Amstrong, son un mundo en paz, sin guerras, sin hambre y a pesar de todo el mundo es maravilloso.

La Eucaristía es una manera de estar a punto para recibir a Dios y para ponerse en marcha en el mundo, y para subir montañas y no patinar y resbalar y ponerse perdido.

Cuando de pequeño acudí a la primera Eucaristía, descubrí que ya lo sabía todo, que eso era todo, y que no había nada más, que había descubierto toda la verdad.

Cuando tengas dudas/ más Eucaristía/ y más fe/ que la sabiduría no la alcanza/ y se queda corta/ ante esta verdad.

No soportamos las mentiras,/ por qué hay que mentir,/ cuando descubres que tus padres se mienten,/ cuando se le enseña a un niño/ que la palabra dicha no tiene valor,/ que la promesa no se cumple/ y que el compromiso es falso,/ que nada tiene valor y todo da igual,/ que la verdad puede ser vencida por la mentira que juega suciamente/ si no se posee el terreno de la verdad.

El acto más importante que llena toda la semana no es hacer el amor sino comulgar. La lujuria es un pensar que toda va a ser locura y algarabía, que con el roce de la piel nos va a hacer sentir un intenso placer, donde lo sucio nuestro va a juntarse con lo maravilloso, y así vamos a alcanzar a Dios. Pero lo que conseguimos no nos deja la conciencia tranquila porque hemos dado todo lo que somos y no hemos conseguido a Dios y esto es un errar.

Cómo sería un niño como Dios quiera, cuando el reino de los cielos viene a nosotros en la Eucaristía, en la transfiguración en el pan de Cristo, lo último que veré será el copón del sacerdote, mientras suba al Cielo. Tengo que hablar a los niños de estas santas cosas para que se familiaricen con ellas y no las vean como apartadas de su mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario