junio 15, 2011

EL PUEBLO DE DIOS

Me dijiste por qué ese va con esa claridad por la vida es que debe de ser de derechas. Y te contesté porque ha recibido el bautismo y haga lo que haga y cuando quiera no necesitará ayuda para salir del hoyo porque lleva esa simiente sana en la mente que le ha correspondido con el agua de la fuente viva.

Estaríamos insatisfechos si pensáramos que este mundo nos procurará la felicidad, pero no estamos contentos con este mundo, y lo mejor es la compañía y el amor de un tesoro de mujer, un trabajo honrado, una buena alimentación y una buena salud y que el tiempo acompañe. Porque Dios no nos dejó solos y nos acompaña en todo momento. Y la mujer que es sabia quiere tener hijos.

Querríamos decir que nosotros somos Dios, que nos hacemos Dios en un momento, pero que por si acaso dejamos de serlo, porque somos humanos y nos morimos, y Dios puede castigar nuestra soberbia, porque Dios son las verdades que comunica a los humildes y las lecciones que da a los que intentan erigirse como dioses, como en tantos momentos históricos.

Cuando el cielo está oscuro es que va a caer un buen chaparrón. La gente que ya se conoce las cosas puede prevenirse de lo que va a suceder. La gente con prisa avasalla a los demás. La gente sucia tira las cosas por la ventana. Nunca más se deberían probar las drogas blandas de los socialistas y así no se llegaría a las duras.

Durante el día le obligamos al cerebro a pensar y por la noche el cerebro nos paga con la misma moneda pensando por nosotros. Cuando soñamos despiertos es el cerebro que ha venido a visitarnos. Cuando tenemos pesadillas es que lo hemos echado de casa. El cerebro te ordena el caos. Si no lo bloqueas te dará la mejor solución y tus sueños se harán realidad y tendrás dulces sueños.

La inmensa mayoría se acuesta desperazada como si fuera a tener una noche de pesadillas con el temor de que los males propios no cambian ni hay solución para los múltiples pensamientos de angustia que nos asaltan. Saber disfrutar de la vida no exige tener que pensar que se acaba porque somos flores de muchos días. Pero es muy triste acabar oliendo tan mal.

Un pueblo que lucha por llegar a Dios, que se acuesta y amanece con la certeza de que Él está aquí, un pueblo hortelano que ha cardado la tierra, que reparte la fruta con justicia, y el que ha comido de ella y se ha hecho fuerte, se le pide que luche para una nueva transición en la que los polos dialécticos ya no se den.

Almas apagadas que no créeis en Dios, arrastráis vuestra tristeza infectándonos, sufrís y lloráis lo indecible, por favor alegraos que algún día nacisteis y algún día disteis vida, y algún día Dios quiso estar a vuestro lado disfrutando de vuestra bondad y por cierto vuestra inteligencia que no era poca.

Los torcidos no entienden que todo el daño que viene al mundo es de no conocer las verdades que la Escritura muestra con clara verdad. Queda el alma tan enseñada de unas tan grandes verdades del Evangelio que no ha menester otro maestro. Quienes de veras aman a Dios...no aman sino verdades. Bienaventurado aquel a quien Dios hace entender verdades. El demonio que es padre de la mentira no se juntará con quien anda en verdad.

Nunca había visto un pueblo más descalzado y más inclinado, a todos los individuos mejores dotados del darwinismo y el agnosticismo de Huxley les diría que la luz se va a apagar, y que va a ser el primer apagón del humanismo ateo y tendremos que volver a las fuentes verdaderas de los padres de la iglesia.

Si leyéramos muchos libros se producirían los milagros metafísicos, Dios viene a nosotros inspirando a los seres humanos buenos pensamientos, el sonido de la lluvia está para que notemos su presencia, tenemos que vivir y hacer el bien, estás ahí y te barren los pies, a la ropa se le pegan las malas andaduras, por eso tenemos que cambiar para no estancarnos y con los socialistas el cambio no es a mejor.

Las cosas humanas son cortas porque se refieren a las cosas humanas, qué comer, cómo comer, cómo guardar, cómo vender, y así no dejamos el recurso de que Dios provea y nos satisfacemos en conseguir solo el sustento de cada día y nuestro mundo sin la esperanza en Dios no tiene seguridad ni afianzamiento porque Dios va más allá con sus milagros de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario