junio 06, 2011

EL FINAL DE LOS SOCIALISTAS VI

Si quieres estar en compañía de Dios lo estarás, pero no te aseguro cómo actuara ni cómo es, pero la pesada carga del mundo no será tal, y la victoria de la gloria será total. La gloria del sol de nuestra bandera, eso que tanto ansiamos, y la sangre que doblemente derramanos para alcanzar a España.

Da contento ver el de que se quiere bien, que a él se debe la buena suerte de la empresa, se fue el jocker y el juglar del reino socialista, qué mal el reloj tendrás y escacharrado está, el comodín de la izquierda se va, sabe que es él y tiene que ser él, el que no va a volver, ni la guardia civil lo pilló por la frontera al irse, ni se paró en Tarifa, no se pueden modificar los planes sin modificar la vida de los que le acompañaban.

Tienen que buscar un nuevo router para la danza socialista de la muerte desde el Paseo de Rosales, la nueva vida perra del obsoleto partido socialista, la roya socialista que parasita la planta del partido obrero de la reforma laboral y del paro, y escardar las zarzas, matas y malas hierbas del Congreso.

Los controladores políticos han tenido la misma confianza de que no les iban a echar del puesto como la de Barajas y El Prat, al fin y al cabo la nube volcánica se diluyó, se fue la humareda negra y las cenizas en los pensamientos más fatalistas del partido. Ahora toca que el presidente rojo Rubalcaba y Patxi López cojan carrerilla y emprendan el vuelo. El barón azul Rajoy y Espe les estarán esperando en el cielo de Madrid y las baterías en tierra contra los pichones.

Todo político que al elevarse al cuadrado da como resultado él mismo es un elemento idempotente. La relación que mantiene exclusivamente consigo mismo es la de un mutante racional siendo la identidad interdependiente la menos extensa de todas las relaciones reflexivas del partido oponiéndose al principio de no contradicción de Parménides del yo pasado y el yo presente. Pero si continúa y no cambia no es un yo fiable político y notable sino un socialista pasado y neutro. El tiempo del futuro está perdido.

En la mirilla de mis palabras está el cálculo de interés por la destrucción de las ideas conservadoras y una soflama de los pseudovalores marxistas que se arrastran como consecuencia de una vida de molicie socialista unida a la pachanga de todo grupo alocado y anormal que nada tiene que ver con los valores de la familia y la religión y cuyas gentes gregarias se han unido a mi cuello en aliento fétido.

Con la ictericifuria de Rubalcaba se inaugura la iconografía de los socialistas de estética más realista siriaca que idealista griega y empieza el calendario de la cuenta atrás del reino profano. De facto, piensa que el pueblo tendrá empatía y aceptará la convencionalidad de la salida de la crisis. Estáis igual que en tiempos de las Repúblicas antiReyescatólicos, con varios presidentes y España en la ruina. Si los catalanes hablaran solo castellano hace ya tiempo que la capital de España estaría en Barcelona.

No te acuerdas de los demonios de la pintura alemana, de los Iconos Demónicos de la política que aparecen al final del proceso destructor, cuando llega la justicia y los desenmascara sí aparece su rostro y el primer exorcismo lo han hecho los populares pero adónde metes tanto demonio, por qué alcantarilla madrileña de las ratas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario