enero 31, 2010

LA VIRGEN DE LA PAZ DE ALCOBENDAS

Por vuestra grande bondad
Señora, os aparecisteis
y como el iris lucisteis
sobre aquesta vecindad;
y pues desde aquella edad
fuiste de la Paz llamada,
dadnos la paz verdadera
Virgen de la Paz sagrada.

Cuando quisisteis dignaros
de habitar en esta villa,
una humilde pastorcilla
tuvo la dicha de hallaros;
y pues que nadie encontraros
podrá con alma turbada,
dadnos la paz verdadera,
Virgen de la Paz sagrada.

De la higuera trono hiciste
para que el hombre allí escoja,
no como Adán sólo hoja,
sino el fruto que nos diste;
y pues cuando le pariste
La Paz no fue publicada,
dadnos la paz verdadera,
Virgen de la Paz sagrada.

(Anónimo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario