enero 16, 2010

CRISIS TERREMOTO

El sistema quiebra, ningún trabajo es seguro, no hay dinero para consumir, todo parece papel mojado, tanto agobio nos hace más malos y nos sale de dentro esa agresividad humana tan peligrosa para nuestra propia especie. La razón es la única arma de que disponemos, ahora es cuando hay que preguntarse por la finalidad de nuestra vida, considerar la frugalidad, las cosas van despacio hasta que suceden, entonces ya no tienen remedio, y llegó la "crisis terremoto".

Pero además, está la bondad: ahora es cuando los buenos sentimientos se valoran más, hacer el bien, no odiar a nadie, ser generoso, procurar la amistad; tenemos la mejor oportunidad para demostrar nuestro amor al prójimo, desmontada ya arquitectónicamente la "doble moral" y la "moral de situación" que denuncia la religión cristiana. De lo contrario, todos nos volveremos locos.

(Carta a YA, junio 1996)

No hay comentarios:

Publicar un comentario