enero 15, 2010

CRISIS PARA TODOS

Las fines de semana, los conductores en mobilette de Telepizza arrollan Madrid y los restaurantes de comida rápida se extienden.
Los ejecutivos descansan en la sierra sufriendo un mal pensamiento de si se han llevado trabajo a casa; de que cuanto más alto es su nivel más cuesta obtener otro trabajo o mantener la seguridad en el mismo.
La pizza trae consigo una accidentada carrera de ruido y velocidad, avasallamiento de aceras y un trabajo por menos de lo necesario para vivir si no fuera por las propinas. Unos no saben lo que va a ser de su papel social y otros jamás saldrán de la esclavitud.
Éste es el fondo cenagoso del resolvedor Pedro Solbes, ministro de Economía y Hacienda.

(Cartas a EL PAÍS, abril 1994)

No hay comentarios:

Publicar un comentario