enero 27, 2010

CRISIS TRAS CRISIS: Texto no incluso XXXXII

En esta época de crisis, los madrileños hacemos más en menos tiempo, y cabreados, que es como pensamos que mejor salen las cosas. Conducimos los coches muy rápido, las aceras se dejan deformes después de levantarse (con las consecuentes caídas y roturas de piernas), las tiendas permanecen en rebajas o en subasta de los últimos artículos y muchos jóvenes biberón no ven otro futuro que el de las drogas, ante un Madrid infierno.

Los funcionarios, que en la capital hay muchos, dejan por la mañana el café o las bolsas de la compra, para no desperdiciar los papeles en mecanización y lanzarse a los expedientes ilocalizables, a los guardia jurados alguna compañía les pone medallas y con la caída de Mario Conde los yupies han dejado de usar gomina en su mayoría. Por último, cada vez hay más vagabundos sin recursos, a diferencia de los otros, los ricos. Y la clase media desaparece.

(Cartas a EL PAÍS, abril 1994)

No hay comentarios:

Publicar un comentario