abril 13, 2017

ELLEGADODEEGERIA.BLOGSPOT.COM

EL QUE Y EL QUIEN

Resulta en cierto modo llamativo e incluso cómico sino fuera porque nos va la libertad y la vida en ello, la atracción que ejerce el islam sobre las feministas en general y sobre las más radicales en particular, y por el contrario el odio visceral que experimentan hacia el cristianismo.

La ignorancia es atrevida”, se le atribuye esta frase a Domingo Faustino Sarmiento, y en efecto, sólo desde la ignorancia, el fanatismo y la estupidez más primitiva se puede entender tal actitud.
Feministas que hablan constantemente de “heteropatriarcado” saboreando la palabra como un caramelo y repitiéndola hasta la saciedad. 
Feministas que ignoran por completo a las mujeres que durante siglos se han dejado la libertad y la vida luchando por la igualdad y los derechos de las mujeres.
Feministas que asaltan iglesias  insultando, agrediendo y ofendiendo a los católicos.
Feministas que se vuelven locas de emoción ante una mezquita a la que ni siquiera tienen permiso para entrar por la misma puerta que los hombres.
Feministas que justifican en  muchas ocasiones las enseñanzas y preceptos del islam, que entre otras lindezas afirma que “La mayor parte de los habitantes del infierno son mujeres
                                               (1,181-182,6.8.301)

La mujer en el derecho islámico  no tiene ningún derecho a opinar y permite en consecuencia concertar matrimonios con niñas muy pequeñas.
El propio Mahoma se casó con Aisha de seis años de edad y para “suavizar” el relato  a los oídos occidentales, los musulmanes se justifican diciendo que no consumó el matrimonio hasta los nueve años.
                                               (7,50,62.39.64)

¡NUEVE AÑOS!, como si cambiara en algo tal monstruosidad que la niña tenga seis o nueve años.

Por supuesto el divorcio y el castigo físico queda en manos del varón y legitimado también por el coran que establece que el marido puede golpear a la esposa si no le complace o le desobedece.
<<…aquellas cuya rebeldía temáis, no os acostéis con ellas, pegadles >>
                                               (sura 4, aleya 34)

Y frente a todo esto encontramos a Jesucristo, que durante los tres años de predicación se rodea de hombres y mujeres sin distinción, que da un lugar predominante a María su madre, que es ungido por María Magdalena, una prostituta, que cuando es crucificado le acompañan mujeres y que cuando resucita al primer ser humano al que se aparece es una mujer, a María Magdalena.

Vemos que frente a las lapidaciones a mujeres que en la actualidad se suceden a diario  en países islámicos, Cristo hace más de dos mil años dijo “El que esté libre de pecado que tire la primera piedra” impidiendo que se lapidara a una mujer y perdonándole sus pecados.

José María Aznar ha dicho que no es la alianza de civilizaciones sino la alianza de civilizados lo que tenemos que buscar, yo opino lo mismo.

Como mujer que se considera con los mismos derechos y obligaciones que un hombre.
Como mujer que tiene la libertad para hacer lo que desee y que no está obligada por ningún estado o religión a ser tutelada ni tratada como un ser inferior.

Como mujer, como católica, como occidental y como española, no puedo ignorar el peligro que el islam  supone para la libertad del mundo civilizado y no alcanzo a comprender como se puede ser tan ignorante y estúpida como para declararse feminista  y preferir a los que te lapidan por serlo, pero eso sí, a todas ellas les sugiero que vayan a pasar una temporada a Irán, Arabia Saudí o ¿ porqué no? Con los del Isis  a  ver que tal se lo pasan porque desde la charla pajera de un café en una ciudad occidental y libre es muy fácil ser idiota.
 Os recomiendo este bloquillo de Ana Isabel Bárcenas Madrid (13-4-2017)

No hay comentarios:

Publicar un comentario