enero 26, 2017

PARA ENAMORARSE ALTERNATIVAMENTE POR MADRID

Yo quería ser el hombre tranquilo y feliz caminando por Madrid pero si presumía de esto los dioses me castigarían un mes.

Hay gente que no está para la belleza en Madrid ni para al menos enamorarse alternativamente con la mirada.

Porque todas las miradas bajan la cabeza ante la fealdad y la suciedad.

Porque el clima de invierno nos hace ir abrigados y directos en búsqueda de refugio del frío.

El ser bondadoso por el paseo de Recoletos tal vez llegue al Retiro y baje por Neptuno cuando suba la temperatura.

Porque Alcalá y Gran Vía ya son parte del Manifestódromo con la nueva alcaldesa.

El Presidente de los Estados Unidos no quiere inmigrantes y nosotros nos conformamos como ellos ya estaban advertidos. Y yo me conformo con estar en casa.

En las sucursales del Banco Santander te ponen ahora una película de gente guapa y mañana viernes habrá que apretar dicen los de las oficinas.

Ellas las espabiladas con cada polvo que han echado y parece que no les ha quedado nada sino han retenido un hijo y un capital.

Todos nos preparamos para que llueva y se limpie la ciudad. Que se muera alguien en el frío está muy triste.

La clase media alta no quiere muertos de hambre por las calles ni por sus lares.

Quisiera que me erigieran una estatua como la de Don Pelayo o la del Tamborilero del Bruch como de alguien que va a armar un lío.

Como una arisca roca basáltica de las tres a la entrada de la Moraleja con la que las mareas de fantasmas vayan a chocar sin poder envolverla.

El sentido de Hombre-Reloj me permitía disfrutar de los tiempos y en esa creencia Dios coadyuvaba porque era un querer hacer la presencia de su voluntad harta de este mundo en que no tenía ningún resquicio donde meterse.

Fue en esta pasada Navidad del 16 porque Jesús no iba a venir el 4 de abril de este año en que cumplía 55 años por lo que no quise ya más ser hombre reloj y empecé a perder la salud y la piel. Pero si descarto a Jesús ese loco, lúcido y chulo tal vez me vuelva a quedar con lo de hombre-reloj.

Es muy sencillo no tengo que hacer lo que no quiera hacer ni creer lo que en el fondo de mi corazón no crea ni bajar la cabeza ante ninguna autoridad moral de turno ya sea política, religiosa, familiar o del mundo del espectáculo.

Empezamos ya a ver con cuánta gente me encuentro que piense de la misma cuerda.

Cuando te propones a esto y emprendes el camino enseguida como a san Pablo se abren remolinos de suerte en los pasos y pido pasando por marzo que sea hasta mayo.

Si se duerme bien se puede hacer y concederse este explicación. Todos preocupados en el dinero y en el trabajo cuando a mí se me conceden tres años hasta el 23 de abril del 2020.

Como tengo largos tiempos de soledad y silencio y no voy a ninguna parte me he hecho seguro y fuerte con un chasis que no se ha dado al exceso en comida ni en consumo por lo que tengo la mente bien predispuesta a ningún mareo ni engaño para cuando venga la primavera porque repito el frío me tiene estancado el ser que es demonio fuerte de recorte y losa.

Pero qué pasará cuando haga calor que no soportaré en la calle a todas las máscaras salidas de madre y no me hables de amar en silencio porque a todos estos borregos solo se les puede llevar al despellejo.

Sin abrigo, ni gorros ni bufandas veremos las siluetas más tal cual son pero evitaremos las miradas de posesión que nos lanzen.


¡¡FRÍO, VETE YA QUE QUIERO LUCHAR, VENCER Y AMAR!!¡Y QUIERO SALIR EN BUENA HORA DE LA MADRIGUERA!¡BORRÓN, Y CUENTA NUEVA, Y UN RAYO DE LUMINOSIDAD DESDE ALCOBENDAS EN UN JUEVES 26 DE ENERO!





No hay comentarios:

Publicar un comentario